Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-05-2013

Cronopiando
Violencia machista

Koldo Campos Sagaseta
Rebelin


Por hablar o callarse, por denunciarlo o exculparlo, por soar o resignarse, nunca ha de faltar hasta que lo impidamos, el insulto, la amenaza, el golpe de un macho despechado y violento.

Por salir o quedarse, por obediente o insumisa, por fuerte o vulnerable, nunca ha de faltar mientras lo consintamos, la discriminacin, la violacin, la violencia machista.

Por no hacerse preguntas, por develar respuestas, por amasar memorias, por acunar amnesias, es por ser mujer que se la margina, que se la excluye y que se la asesina.

El autor del crimen, de conocidas seas, es una funesta ideologa que, unos ms y otras menos, an sigue siendo parte de nuestra convivencia, an seguimos cargando.

Y todo ello ocurre con la indolencia de una justicia que, frecuentemente, descarga de culpa al acusado so pretexto de que ha sido provocado o en el entendido de que las consecuencias hasta se lo merecan; con la complicidad de unos medios de comunicacin que siguen amparando en crnicas y titulares los llamados delitos pasionales, y que logran en infames querellas domsticas sus mayores xitos de audiencia; con la indolencia de una Iglesia que no tiene ms sensata propuesta, entre unos cuantos infalibles desvaros, que rezar y arrepentirse y volver a arrepentirse; con el beneplcito de un Estado que siempre se las ingenia para encontrar alguna nueva prioridad, algn asunto urgente que no admita demoras en el que disponer polticas y recursos; y con la indiferencia de buena parte de una sociedad que sigue sin entender qu pasa o, peor an, sin demandar respuestas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter