Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Lugo, la esperanza de Paraguay
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-05-2013

Paraguay
Golpe de Estado e instauracin de un proyecto entreguista y antipopular

Cecilia Vuyk
Rebelin


El 22 de junio del 2012 en Paraguay se perpetr un golpe de Estado impulsado por la oligarqua y el imperialismo a travs de sus representantes en el Congreso Nacional, los medios masivos de comunicacin, la cpula de la iglesia, el ejrcito y la embajada norteamericana.

El golpe que tumb al gobierno constitucional de Fernando Lugo, instalando un gobierno de facto encabezado por el ex vicepresidente, Federico Franco, no fue ms que una accin defensiva de la clase dominante, frente al ascenso de la lucha y movilizacin popular en el pas.

En ella se aliaron los partidos polticos de la oligarqua y la burguesa -la Asociacin Nacional Republicana, el Partido Liberal Radical Autntico, el Partido Unin Nacional de Ciudadanos ticos, el Partido Patria Querida y el Partido Democrtico Progresista-, con el objetivo de frenar el proceso de ascenso de la lucha del movimiento popular en el pas y cortar el proceso de integracin regional, de manera a buscar asegurar la dependencia y subordinacin del Paraguay a las potencias imperialistas principalmente norteamericana- y sub imperialista brasilera- como proveedora de tierra, energa, recursos naturales y mano de obra barata.

Frente al avance antiimperialista e independentista en el continente, el golpe forma parte de un plan continental del imperialismo norteamericano que busca debilitar a las fuerzas populares, en el marco de la desesperacin de las clases dominantes por la crisis estructural en la cual se encuentran.

Este es un nuevo tipo de golpe de estado golpe suave- que en vez de producirse por medio de las armas, ahora se realiza con una fachada legal y constitucional. El ejemplo ms claro de esta ola golpista en el continente es Honduras, donde igual que en Paraguay, el parlamento tom juramento a un presidente usurpador en el 2009. Los intentos de golpe en Venezuela, Bolivia, Ecuador y Argentina durante los ltimos aos son todos ejemplos palpables de esta avanzada.

El 21 de abril del 2013, con la farsa electoral de las elecciones generales, en Paraguay se consum el golpe de Estado que se desarroll en tres actos: la matanza de campesinos luchadores en Curuguaty, la destitucin ilegal e ilegtima de un presidente democrtico y, finalmente, la farsa eleccionaria.

Golpe de Estado en tres actos: matanza de Curuguaty, destitucin del Presidente y farsa eleccionaria

Los sectores ms reaccionarios del pas, los representantes del capital brasileo y norteamericano, as como los grandes latifundistas y comerciantes, dieron el golpe de Estado buscando frenar el ascenso de las luchas populares. Con las grandes movilizaciones en torno a la recuperacin de las tierras mal habidas, las ocupaciones de acunday y de Marina Cue, entre otras, estos sectores sintieron que al gobierno de Lugo se le iba de las manos el control de las luchas populares, tuvieron miedo de que se produjera un levantamiento general, y por ello dieron un golpe de Estado.

La matanza de Curuguaty del 15 de junio del 2012 fue el escenario montado para dar el golpe. La oligarqua a travs de los poderes de la polica y fiscala a su servicio- mont una masacre sobre la resistencia de campesinas y campesinos luchadores por la tierra quienes se encontraban ocupando las tierras de Marina Cue, tierras del Estado usurpadas por la empresa del poltico de la ANR Blas N. Riquelme en el distrito de Curuguaty, al norte del pas.

A partir del ilegal intento de allanamiento de la polica nacional, se desat la masacre, dejado un saldo de 17 asesinados 6 policas y 11 campesinos, de los cuales se comprob que 7 campesinos fueron ejecutados extrajudicialmente-, varios heridos, torturados, 12 presos polticos y ms de 50 imputados buscados para ser encarcelados.

Tras la masacre, en una semana se mont el juicio poltico, violando todo debido proceso. Con esta forma de golpe suave utilizada en Paraguay a travs de la alianza de los partidos latifundistas con mayora en el Parlamento Nacional- se destituy as el viernes 22 de junio en menos de un da al presidente constitucional Fernando Lugo.

Las elecciones generales del 21 de abril de este ao consumaron el golpe de Estado a travs de la farsa eleccionaria, montando un maquillaje electoral que viol toda base democrtica y de soberana popular. La misma se dio en el marco de un gobierno de facto instalado a travs del golpe de Estado, con el control del aparato electoral en manos de los partidos latifundistas y con una masiva compra y manipulacin de votos, entre otros.

As, la farsa eleccionaria impuso los intereses imperialistas y los de la clase dominante del Paraguay -terratenientes, comerciantes y representantes del capital extranjero-, dando como ganador al candidato del partido colorado (ANR), como parte del plan golpista orquestado con los dems partidos como cmplices -PLRA, PDP, Patria Querida y UNACE.

La lucha y resistencia de Curuguaty

Una vez cumplido el objetivo de la masacre montada en Curuguaty de tumbar el gobierno, para intentar cerrar el caso y dejar impune a los verdaderos responsables de la masacre, la fiscala al servicio de la oligarqua acus a 12 campesinos de ser los responsables de las muertes de los 6 policas muertos el 15 de junio, apresndolos sin tener sustento ni prueba alguna, llevando ya casi un ao de injusto encarcelamiento.

La exigencia de libertad a las y los presos polticos de Curuguaty, la inmediata recuperacin de las tierras pblicas de Marina Cue, el esclarecimiento del caso y el castigo a los verdaderos criminales se volvi una causa nacional e internacional, uniendo a los diversos sectores sociales y polticos, tanto urbanos y como rurales, quienes desde el 15 de junio del 2012 vienen realizando movilizaciones y acciones bajo la consigna de Qu pas en Curuguaty?, hasta lograr el esclarecimiento, la justicia y libertad.

Las torturas y muertes de los 11 campesinos el 15 de junio no han sido investigadas, as como tampoco lo fue el asesinato de Vidal Vega, uno de los dirigentes y testigos claves del caso que fue asesinado por sicarios el 01 de diciembre del 2012. Asimismo, la titularidad de las tierras de Marina Cue no ha sido aclarada an. Las movilizaciones continan.

El proyecto entreguista y anti popular y la lucha del pueblo paraguayo

El candidato nombrado ganador en las elecciones, Horacio Cartes, no es ms que el intento de lavado de cara de los partidos latifundistas para buscar vender una nueva imagen renovada y modernizada de la clase dominante en el pas y la regin.

El proyecto impulsado por Cartes y su gobierno representa la profundizacin de la entrega y el sometimiento del pueblo paraguayo al capital extranjero, por lo que no le ser fcil gobernar, dado que el pueblo paraguayo est cada da ms consciente y se va organizando para superar la situacin de pobreza y opresin.

El gobierno de facto de Federico Franco gener el marco en el cual Cartes buscar profundizar este proyecto: avanz en la entrega de los principales recursos naturales energa, petrleo y minerales- al capital extranjero con acuerdos y concesiones, flexibiliz la legislacin laboral, aplic por primera vez la ley anti terrorista, liber nuevas semillas transgnicas, se aisl de los procesos de integracin regional latinoamericanistas y fortaleci su relacin con el bloque imperialista marcado por Estados Unidos y la Alianza del Pacfico-, despidi a ms de 3.000 trabajadores/as pblicos/as pertenecientes a organizaciones populares no vinculadas a los partidos latifundistas, censur a los medios pblicos alinendolos al gobierno de facto, re privatiz la salud pblica, sent las bases para las llamadas alianzas pblico-privadas y fren la investigacin independiente del caso Curuguaty, entre otros.

Asimismo, la oligarqua en el marco del gobierno de facto recrudeci la persecucin y criminalizacin al movimiento popular, utilizando el mecanismo de asesinatos selectivos para buscar silenciar a dirigentes, con 20 asesinatos desde el inicio del golpe de Estado hasta la fecha: 11 campesinos y 6 policas en Curuguaty el 15 de junio; el dirigente Sixto Prez, en proceso de organizacin de una cooperativa campesina para la explotacin de diamantes en la regin norte del pas, asesinado por sicarios el 01 de setiembre del 2012; Vidal Vega, dirigente de la Comisin Sin Tierra y testigo clave de la Masacre de Curuguaty, asesinado por sicarios el 01 de diciembre; y Benjamn Lezcano, dirigente campesino luchador contra el monocultivo transgnico de soja en la zona, asesinado asimismo por sicarios el 19 de febrero del 2013.

Con la consumacin del golpe de Estado tras las elecciones generales de abril, Cartes buscar fortalecer el proyecto de entrega del pas al capital extranjero a travs de la privatizacin de los servicios pblicos en formato de alianza pblico privada-, la instalacin de nuevas maquilas que sobre explotan la fuerza de trabajo paraguaya, el acuerdo con la canadiense Ro Tinto Alcn para la utilizacin de la energa paraguaya, las concesiones de explotaciones mineras a empresas extranjeras y el blanqueo de las tierras mal habidas usurpadas tanto por paraguayos como extranjeros principalmente brasileros-, entre otros.

Lucha del pueblo por su emancipacin: venceremos!

El golpe de Estado en el pas no fue ms que la reaccin desesperada de la oligarqua ante el avance de la lucha del pueblo por su emancipacin. La clase trabajadora en Paraguay da a da va sintiendo y dndose cuenta de la miseria en la cual la clase dominante la quiere mantener, sacrificando la vida de una gran mayora para mantener los beneficios e intereses de una pequea minora.

Esta situacin tiene su fecha de vencimiento, porque el pueblo organizado va avanzando, construyendo el camino de su liberacin.

Las elecciones demostraron que este sistema de maquillaje representativo no funciona y que las propuestas polticas actuales no convencen al pueblo. Es as que ms de 200 mil votos fueron nulos y blancos, y 1 milln de personas no asistieron siquiera a votar.

Asimismo, los resultados de las organizaciones de izquierda que vienen de las luchas sociales -principalmente sindicales, campesinas y estudiantiles- fueron cuantitativamente mayores que en otras pocas, demostrando que una gran parte del pueblo est dispuesta a apoyar proyectos ms desafiantes, y que cada vez ms paraguayos y paraguayas estn conscientes de que se necesita un cambio importante: hacer una revolucin agraria, recuperar la soberana y desarrollo productivo nacional, y ms.

En ese sentido, el periodo que se abre est marcado por una gran esperanza, ya que mientras ms fuertes son los ataques de la oligarqua y el imperialismo, significa que con ms fuerza el pueblo est avanzando en su liberacin, en la construccin de un futuro libre, soberano y justo.

El desafo est en avanzar en el reagrupamiento y la unidad de todas las fuerzas populares y democrticas en torno a un proyecto poltico que plantee al pueblo las cosas en forma clara, que supere el oportunismo y el fatalismo, y que apunte realmente a la transformacin profunda del Paraguay, desde la raz.

Con la fuerza del pueblo, la victoria es segura. Adelante!

Cecilia Vuyk. Movimiento 15 de junio - Paraguay

[email protected]

Artculo basado en el documento del Movimiento 15 de junio Elecciones en Paraguay: Consumacin del golpe de Estado e instauracin de un proyecto entreguista y antipopular, de abril del 2013.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter