Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-06-2013

El talento de Mr. Wert

Enrique Javier Dez Gutirrez
Rebelin


El Ministro de Educacin, Jose Ignacio Wert, ha conseguido, contra viento y marea y con la oposicin de toda la comunidad educativa, llevar a trmite parlamentario su reforma educativa, que l ha denominado eufemsticamente ley orgnica de mejora de la calidad educativa (LOMCE). Y digo eufemsticamente, porque es un proyecto de ley que, en clara contradiccin con el ttulo que proclama, es una reforma profundamente clasista y segregadora.

Bajo el paraguas de la existencia de diferentes talentos en el alumnado, lo que se pretende realmente, mediante vas paralelas e itinerarios, es romper el actual tronco comn en la escolaridad bsica y comn, desviando y segregando al alumnado con mayores dificultades haca vas devaluadas e itinerarios segregadores segn el grado de talento que alguien determine en un momento dado que un nio o una nia posee.

El trmino talento, infrecuente en la literatura pedaggica contempornea, es un vocablo recuperado de la terminologa bblica para utilizarlo en esta Ley. Se orienta en un sentido innato y selectivo, que es contrario al principio y la orientacin bsica de la pedagoga y la psicologa actual: toda persona tiene capacidad y deseo de aprender a lo largo de toda la vida, lo que falla es la capacidad para saber motivar y entusiasmar a las personas en el proceso de aprendizaje.

Sin embargo, en contra de toda evidencia cientfica, Mr. Wert, en el prembulo de su proyecto de ley, afirma que todos los estudiantes poseen talento, pero la naturaleza de este talento difiere entre ellos, por lo que el sistema educativo debe contar con los mecanismos necesarios para desarrollar una estructura educativa que contemple diferentes trayectorias. La lgica de la reforma se basa en la evolucin hacia un sistema capaz de canalizar a los estudiantes hacia las trayectorias ms adecuadas a sus capacidades.

Lo primero que habra que preguntarse es quin va a determinar el supuesto grado de talento que tiene un nio o nia y en funcin de qu criterios y parmetros. Con qu pruebas. En qu momento de su evolucin y desarrollo. De hecho, la mayora de expertos y expertas plantean que, en caso de poder disear ese tipo de pruebas que midan el talento, este modelo supondra una vuelta al denostado constructo de coeficiente intelectual, que ya la ciencia ha demostrado reiteradamente su inadecuacin para captar la naturaleza cualitativa, multidimensional, en permanente desarrollo y no mensurable de la inteligencia humana. Adems de que hace tiempo ya se han cuestionado las pruebas que se aplicaban para medirlo, pues suponen una visin cargada de prejuicios y distorsionada, que tiende a reflejar la cultura y las prioridades de la persona que las dise.

Es un profundo error cientfico seguir creyendo en el siglo XXI que se nace con talento o no, o unos con un talento muy reducido y otros con un talento extraordinario, o que unas personas tienen talento para llegar al nivel de educacin obligatoria y otras personas tienen talento para seguir estudiando hasta el nivel universitario, o que algunas tienen talento slo para trabajar en lo manual y otras tienen talento para dedicarse a labores intelectuales. Incluso, aunque as fuera, est sobradamente demostrado que es un prejuicio ideolgico, marcado por una concepcin clasista y segregadora, concebir que la educacin no puede potenciar, modificar o desarrollar las capacidades o talentos de las personas. Considerar que la educacin se debe reducir a descubrir el supuesto talento de cada persona y dedicarse a clasificarlas y colocar a cada quien en el carril correspondiente al talento que le ha tocado, es un claro prejuicio acientfico marcado por una ideologa profundamente clasista. Porque detrs de esta bsqueda, etiquetamiento y clasificacin de los supuestos talentos diversos lo que hay es una clara intencin de colocar a unos en el carril de los estudios de excelencia y otros en el carril de la formacin para el trabajo.

Este prejuicio sin fundamento es el que ha asentado, hasta pocas recientes, que a las personas con diversidad psquica o funcional no se las educaba, porque se consideraba que era un esfuerzo intil y un despilfarro de recursos, pues no tenan talentos aprovechables. No podemos volver a prejuicios ya superados sobre el modelo de los supuestos talentos, que considera la inteligencia como algo innato e inamovible y que afirma, en contra de la investigacin y la experiencia en este campo profesional, que lo adecuado es clasificar a las personas para dar a cada una una va diferente segn el juicio que alguien determina en edades tempranas de los nios y nias. Esto fue lo que llev a determinar a temprana edad que Albert Einstein no tena talento y era un fracaso escolar.

Ya hace ms de dos dcadas, Howard Gardner cambi la psicologa con su teora de las inteligencias mltiples, afirmando que todos las personas tienen la capacidad de aprendizaje y de desarrollo potencial de su inteligencia, y que sta no es algo unitario e inamovible, sino que es vista como un conjunto de inteligencias mltiples, distintas e independientes, para resolver problemas y/o elaborar productos que sean valiosos en una o ms culturas. Las personas aprenden, representan y utilizan el saber de muchos y diferentes modos. Lo mejor que tiene la propuesta de las inteligencias mltiples es que demuestra que todos y todas podemos y debemos desarrollar todas nuestras inteligencias puesto que todos poseemos, en mayor o menor medida, todas las inteligencias.

Lo que la escuela debe contribuir, por tanto, es a desarrollar la capacidad de entusiasmar a todos los jvenes por el aprendizaje, proponindoles actividades y experiencias motivadoras y unos contenidos apasionantes que les adentren en la aventura emocionante de comprender la realidad y descubrir el saber. Esto slo es posible a travs de un proceso de aprendizaje motivador que facilite realmente que todos los jvenes puedan desarrollar todas sus inteligencias mltiples y diversas hasta el mximo de sus potencialidades.

El talento de Mr. Wert lo que pretende, en definitiva, es excluir a una determinada parte de la poblacin que ha sido incluida en el sistema educativo en los ltimos treinta aos. Para esto s que tiene talento Mr. Wert. Para vendernos la segregacin por talentos, utilizando algo fundamental en el campo educativo como es la atencin a la diversidad. Por eso debemos decirle muy claramente al Ministro de Educacin que atencin a la diversidad, s; segregacin por talentos, no.

Enrique Javier Dez Gutirrez. Profesor de Didctica y Organizacin Escolar de la Universidad de Len

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter