Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-06-2013

Si parece de sentido comn, es falso

Andy Robinson
La Vanguardia


Igual que John Maynard Keynes en los aos veinte, economistas como Michael Pettis, autor del excelente libro The Great rebalancing ( Princeton, 2013,) estn chocando contra la mentira ms grande de todas: el sentido comn: Los principios econmicos que explican el comercio internacional y los flujos de capitales son muy contra intuitivas, se lament Pettis en una entrevista que le hice la semana pasada en Mlaga donde naci.

Quien, por ejemplo, se atrevera a contradecir el argumento de que el elevado ahorro alemn, su sacrificio salarial y sus excelentes exportaciones deberan ser un ejemplo para todos? El xito alemn hasta parece ser un triunfo de la moralidad.

Pero es una falacia. La aparente virtud del ahorro alemn dice Pettis siguiendo fielmente a Keynes y Hyman Minsky es, en realidad, la causa de la crisis. La supresin del consumo en Alemania mediante recortes de salarios reales y la exportacin de un excedente de ahorro (al igual que sucede en China) , sembr las semillas de una catstrofe. Por eso, en una crisis de balanza de pagos y deuda como sta o la de los aos treinta (la Gran Depresin) , son los pases acreedores con supervit los que deben asumir la mayor parte del ajuste. Es decir, aunque contradiga el sentido comn, la moralidad protestante y el complejo de culpa catlica, Alemania, debe elevar drasticamente su consumo y crear un dficit por cuenta corriente, subiendo salarios y recortando impuestos a los contrubuyentes alemanes de bajas rentas ( los que mas consumen). Es la nica forma de salvar el euro

Quien dice que la crisis en Espaa fue provocada por las costumbres despilfarradoras de los ciudadanos espaoles frente la laboriosidad y la frugalidad de sus primos alemanes no entiende nada de las races de esta crisis () , escribe Pettis cuyo libro se inicia con un extracto de Lewis Carrol: Pero no quiero ir a donde haya locos, dijo Alicia. Pero si no lo puedes evitar!, respondi el gato. Aqu estamos todos locos!.

Todo lo que parece de sentido comn , las normas incuestionables de un buen presupuesto domestico, es falso en el mundo contra intuitivo del capitalismo , de relaciones comerciales entre pases de diferentes niveles de productividad , y de flujos voltiles de capitales. Pasa lo mismo con los salarios. Parece muy lgico que los recortes de salarios sean necesarios en Espaa para ser mas competitivos . Cuando el Banco de Espaa dice que hay que eliminar el salario mnimo porque hay que alcanzar a Alemania en competitividad, parece lamentable pero cierto. Pero mira lo que dice Pettis, catedrtico de la Universidad de Beijing Tenemos esa idea horrible de que la mejor forma de mejorar la competitividad manufacturera es mediante recortes de salarios. Los capitalistas en Espaa se van a enfadar conmigo pero no es verdad. Si miras los pases que han tenido xito., no se convirtieron en grandes pases manufactureros mediante recortes de salarios sino todo lo contrario. El sistema americano en el siglo XIX con subidas de salarios, creaba presiones para subir la productividad. Si bajas salarios , aumentas beneficios pero no aumentas la productividad. Mira Alemania en los ltimos aos. Apenas ha habido subidas de la productividad. Todo el crecimiento en Alemania vino a travs del aumento de su supervit por cuenta corriente. Es una forma equivocada de crecer porque exporta el problema a otros. Hay que crecer subiendo productividad

Quien se va a creer esto? Va en contra del sentido de comun por no decir nada de los intereses de quienes embolsan los beneficios empresariales. Va en contra de nuestra certeza de que los alemanes lo hacen mejor. Ya les puedo oir en las tertulias de Intereconoma , Telemadrid y Television espaola, Subir salarios para subir la productividad?! Tonteras!! . En qu mundo vive el seor Pettis? Lo que pasa es que Pettis sabe mucho mas de esto que tu o yo, o aquel tertuliano que tuve que escuchar en en el taxi el otro dia. Pettis estuvo en Wall Street (Bear Stearns). Luego en la Management School de la Universidad de Columbia (Ivy League en Nueva York) . Y lleva 8 aos aprendiendo la realidad econmica en China. Pettis ha leido a Keynes. Los alemanes se jactan del hecho de que jamas leen a Keynes. Yo no me jactara de no haber ledo a Keynes, dijo . No s si Mariano Rajoy o Soraya Sanez de Santa Maria han ledo a Keynes.

Pas lo mismo cuando nos vendieron el euro. Es sentido comun, decian. Ahorraremos los costes de tantos cambios de divisas Y 15 aos despues, debido a una incapacidad general de entender por qu el euro iba a ser un desastre para la europeriferia, nadie entiende ahora cuales son las polticas necesarias para salvarlo, se lamenta Pettis. Es an peor, aade. Slo Alemania puede salvar la moneda nica. Y Alemania es donde la locura de admirar los supervit sin entender que son la imagen en el espejo de los dficit es una ortodoxia incuestionable.

En realidad, como explicaba Keynes antes de la Gran Depresin, cuando el patrn oro se defenda en Londres y Washington con argumentos moralizantes muy parecidos. Son los pases acreedores con supervit comercial, los que deben asumir el grueso del ajuste, mediante polticas de expansin de su propia demanda y la creacin de un dficit por cuenta corriente.

Espaa esta deslizndose inexorablemente hacia una crisis de solvencia, dijo Pettis en su visita a Mlaga, uno de los puntos ms negros de la grave crisis del empleo espaol. La garanta de Mario Draghi sirve para una crisis de liquidez pero siempre se confunden las crisis de solvencia con crisis de liquidez. La insolvencia es el resultado de los ajustes forzados por los pases con supervit sobre los paises con dficit, ya que su impacto depresivo sobre la actividad econmica hace insostenible la deuda. Mire en Mlaga; aqu no se vende absolutamente nada, dijo.

La nica manera de que Espaa pueda llegar a un supervit por cuenta corriente (que no sea el resultado del colapso de su demanda interna y del paro masivo) sin que Alemania reduzca su propio supervit es si el euro se deprecia de forma drstica, advierte Pettis. Pero un euro dbil no sera admisible para EE.UU, Japn o China.

Los gobiernos cambian pero siguen los ajustes destructivos. Zapatero tena dos posibilidades nada apetecibles: aceptar el estancamiento econmico durante muchos aos o salir del euro. Mariano Rajoy tiene exactamente las mismas dos opciones, dice.

Que deber hacer el prximo gobierno espaol? . En vez de repetir que no somos Grecia, Portugal, ni Italia, Espaa deber liderar este grupo y explicar claramente a Alemania que debe hacer los ajustes, dice. Si Alemania se niega, Espaa tendr que liderar la salida del euro; sera un ao de horror pero si no hay cambios, sern muchos ms.

Nota: Esta es la segunda parte de un articulo que puede leerse en Dinero (La Vanguardia) hoy.

Fuente: http://blogs.lavanguardia.com/diario-itinerante/?p=1963



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter