Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-06-2013

El lado oscuro de Ben-Gurion

Gideon Levy
Haaretz

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Ha llegado el momento de dejar atrs el culto a la personalidad que rodea al lder ms grande de Israel y evaluar sus acciones con honestidad.

Si el editor de Haaretz Aluf Benn describi esta semana su generacin como "Los nios de Begin" (Haaretz, 27 de mayo), entonces nosotros, los hijos de la generacin anterior, somos hijos de Ben-Gurion. Admiracin y, debo admitir, incluso un poco de un culto a la personalidad rodeaba al mayor lder de nuestros estadistas. En mi caso, este asunto estaba acompaado por la prdica de mi abuelo, que segua siendo un adepto de Ben-Gurion incluso durante el posterior aislamiento del padre fundador de Israel. Mi abuelo vot al partido Rafi de David Ben-Gurion y despus a su Lista Nacional, cuyo lema "Porque en tu corazn sabes que la justicia est con nosotros", acompa mi infancia. A excepcin de una minora de extrema derecha del Jeruty y los comunistas, todos ramos hijos de Ben-Gurion, todos dijimos s al anciano.

La imagen de Ben-Gurion nunca se ha daado. Incluso despusde la Nakba no se revel, tampoco cuando los nuevos historiadores revelaron los crmenes de la guerra de 1948 ni cuando entendimos que no todos los rabes huyeron bajo las rdenes de sus lderes;tampoco cuando nos enteramos de que no ramos "unos pocos contra muchos" ni cuando las ruinas de las aldeas se asomaban por debajo de los bosques del Fondo Nacional Judo; tampoco cuando se supo la verdad sobre las operaciones de represalia nicuando crecimos, aprendimos y comprendimos que no todo lo que nos dijeron en nuestra infancia era cierto. Ben-Gurion se mantuvo tan admirado como siempre. Con todo el aprecio de su grandeza, ha llegado el momento de examinar tambin su lado oscuro. Ha llegado el momento de hacer una nueva lectura de Ben-Gurion.

El historiador [israel] Shay Hazkani public un artculo preocupante enHaaretz el 16 de mayo, bajo el ttulo "Pensamiento catastrfico: Acaso Ben-Gurion trat de reescribir la historia?" acerca de la investigacin que estaba destinada a probar que los rabes huyeron en 1948. El artculo trata sobre cmo Ben-Gurion aline a las filas acadmicas con fines de propaganda. BG orden la "investigacin" de una institucin acadmica, aparentemente para demostrar al mundo lo que nunca sucedi: que todos los rabes huyeron, que no se expuls a nadie.

El suelo quemaba bajo los pies del hombre de Estado con su conciencia histrica bien desarrollada y comprendi que tena que vender una mentira propagandstica. Los historiadores an no han determinado si Ben-Gurion orden la investigacin por mandato o por un guio o incluso si saba lo de la investigacin, pero la investigacin de Hazkani demuestra que saba mucho. Conoca Ramla, Lod y al menos de otros 120 pueblos cuyos habitantes fueron expulsados por la fuerza, masacres y saqueos,saba de las expulsiones masivas en el nivel de limpieza tnica en una serie de regiones e incluso, tal vez, conoca un par de casos de violacin, y por supuesto de la accin de avisar a losnativos que huyeron del terror de la guerra de que no regresaran a sus hogares.

Todava quedan archivos confidenciales, pero nadie puede pretenderms tiempo que Ben-Gurion, que estuvo involucrado en todo, no orden, no saba, o no consinti estos hechos.

Lo que ocurri en 1948 y en los primeros aos posteriores no se puede juzgar nicamente a travs de los ojos crticos de 2013. Israel luch por su existencia entonces y el mundo tambin era diferente. Est claro que hoytales actos se definen claramente como crmenes de guerra y sus responsables seran juzgados en Jerusaln o La Haya.

Por ejemplo, en el ataque de represalia a Kibiyeh en 1953, los infiltrados lanzaron una granada a una casa familiar en Yehud y una madre y sus dos hijos fueron asesinados. El mismo da Ben-Gurion orden la voladura de 50 casas en Kibiyeh. Las rdenes de la operacin Shoshana decan claramente: "Voladura de casas, dao a los residentes y conducirlos fuera del pueblo. La siguiente orden defini el objetivo como "atacar la aldea, su ocupacin temporal, destruccin y mximo dao a sus residentes" (Benny Morris, "Israel Borders Wars 1949-1956"). El resultado: 45 casas voladas con sus habitantes dentro, 69 muertos, la mayora mujeres y nios. No era esto un crimen de guerra? Es cierto, Ariel Sharon dio las rdenes ms extremo, pero la decisin original de volar 50 casas sala de una reunin con Ben-Gurion en su lugar de vacaciones a orillas del lago Tiberades. No ha llegado el momento de recordarle tambin por esto junto con sus grandes actos?

La organizacin sin fines de lucro [israel] Zochrot ha publicado recientemente un nuevo mapa con una lista de las 678 comunidades palestinas que Israel destruy entre la Nakba y 1967. Cuntos de sus habitantes fueron expulsados y cuntos huyeron? El argumento no es nuevo. Pero por encima de todo esto cuelga la figura de Ben-Gurion y no hay ms espacio para la negacin.

Fuente: http://www.haaretz.com/opinion/ben-gurion-s-dark-side.premium-1.526699

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter