Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-06-2013

El Salvador
FMLN: Transformismo y aburguesamiento

Joel Arriola
Rebelin


Recientemente ha aparecido un artculo de Julia Evelyn Martnez muy interesante1. Se recurre a Gramsci para describir el proceso de degeneracin del FMLN y el PT de Brasil. La categora clave es Transformismo, un trmino poltico que como bien dice Julia Evelyn fue acuado por Gramsci.

Sin embargo, creemos que el caso del FMLN expresa un doble proceso o fenmeno, que no logra describirlo completamente la categora de Transformismo.

El Transformismo, segn Gramsci, hace referencia a un proceso, donde el sistema hegemnico, inherente a todo tipo sociedad, es usado como un sistema orgnico a las clases dominantes y que se expresa en la integracin de los intelectuales de otros grupos sociales al sistema hegemnico dominante, decapitando de esta forma al movimiento de masas.

Es decir pues, el transformismo no es algo aislado de los grupos econmicos de poder, sino que al contrario expresa la poltica de las clases dominantes que se niegan a ceder, cualquier mnima reforma o concesin econmica y/o poltica a las clases subalternas y utiliza por tanto a los jefes polticos integrndolos a la clase poltica.

As ocurri pues, por ejemplo en El Salvador, durante la crisis de 1979, tras el derrocamiento del general Humberto Romero, donde estuvo planteada la cuestin del poder y en este momento (de crisis orgnica), la burguesa en alianza con el imperialismo instalan una junta reformista, en la que son absorbidos los dirigentes de la izquierda oficial (el PCS), participando en ministerios, jefaturas y en la misma Junta. Este Transformismo, logra disminuir en alguna medida las luchas de masas. Afortunadamente no toda la izquierda sufre este proceso y el hilo conductor de las luchas sociales no se cae por completo2.

Este proceso de Transformismo es pues, la absorcin de los intelectuales, es decir los mximos dirigentes de las clases subalternas a la clase poltica o bien tambin integrndolos a la conformacin de una nueva sociedad civil organizada de tal forma que resulte ms orgnica a la nueva fraccin hegemnica del bloque histrico, es decir los integra pues, a las organizaciones como ONGs, iglesias, medios de comunicacin dominantes, etc., decapitando de esta manera al movimiento de masas.

Creemos que este proceso de Transformismo no es nuevo en el pas. De hecho, en 1983, tras el cambio de programa durante la guerra3, pudo observarse un quiebre poltico que si bien no constituye Transformismo, bien podra ser el inicio de toda la degeneracin del FMLN como instrumento poltico. A partir de all, todas las plataformas de gobierno son estrictamente burguesas4.

Por eso, en este momento y ms estrictamente desde la finalizacin de la guerra y la firma de los acuerdo polticos llamados de paz, existe un proceso de Transformismo en la alta cpula del FMLN. Los otrora comandantes guerrilleros pasan a ocupar cargos en el parlamento y otras instituciones del Estado5, dndose as el clsico proceso que Gramsci teoriza, donde los dirigentes de las clases subalternas pasan a ocupar cargos en la sociedad poltica bajo el mandato ideolgico de la democracia burguesa, es decir renunciando al proyecto socialista. Aqu ocurre adems otro proceso, que aunque no desentraemos en su totalidad, es necesario por lo menos mencionarlo: cmo el Transformismo de la cpula del FMLN da pie, aos ms tarde a su aburguesamiento, es decir como de ser absorbida por las clases dominantes, pasa aos despus a convertirse en una fraccin burguesa que se disputa la direccin del bloque hegemnico y con ella del bloque histrico salvadoreo.

21 aos de acuerdos de paz y el proceso es constante. Con las elecciones del 2009, se da un nuevo Transformismo ahora no slo con los dirigentes del partido, sino con lderes comunales, dirigentes sindicales y en fin, dirigentes de todo el movimiento social y popular, que pasan a ocupar cargos en las instituciones gubernamentales. Estos dirigentes populares o bien se acomodan a los intereses de las clases dominantes (por ejemplo Armando Flores, ministro de Economa, otrora dirigente estudiantil y posteriormente miembro del movimiento social, Hugo Martnez dirigente del FMLN y un largo etc.) o bien terminan siendo expulsados del gobierno de Funes-FMLN.6

En un artculo anterior hemos analizado como el gobierno de Funes-FMLN, tiene un carcter evidentemente preventivo ante las jornadas de luchas acumuladas en los ltimos dos gobiernos de ARENA y constituye adems una estrategia del imperialismo para mantener y profundizar las polticas neoliberales en la regin7.

Vemos pues, que el Transformismo en el FMLN no es para nada nuevo, sino que data incluso desde las entraas mismas de la guerra y se va prolongando, hasta llegar a los acuerdos polticos llamados de de paz y el gobierno de Funes-FMLN en el 2009. Vemos adems que sucede con la alta cpula del FMLN y no solo con un sector electoralista.

El aburguesamiento del FMLN y el transformismo de los mandos medios

Lo que en realidad sucede en el FMLN pues, y por lo que apuntbamos que es un doble proceso, es que la su cpula se ha vuelto estrictamente burguesa, es una cpula que posee enormes cantidades de empresas y capital, disfrazadas bajo la ideologa de empresas de finalidad social8. Pero sucede adems un proceso paralelo de transformismo, pero este no opera en la cpula sino en los mandos medios, pues la cuestin de la cpula no es ya que hayan sido absorbidos por las clases dominantes, sino simplemente que se han convertido en una nueva burguesa, tal y como sucedi con Ortega en Nicaragua.

Adems este proceso de Transformismo no es impulsado, es decir no es orgnico a los intereses de las clases dominantes tradicionales (Cristiani, Poma, etc.), sino orgnico a los intereses de este nuevo sector burgus.

De all que creamos tambin que la aseveracin de Julia Evelyn, en su citado artculo sobre el transformismo en la izquierda, apropsito de que Esperemos que en El Salvador, la vertiente electoral del partido FMLN pueda mirarse en el espejo del PT de Brasil, para detener o revertir su proceso de transformacin y que pueda as re-encontrase con sus bases9; no es slo imposible, sino tambin contrario a los intereses de alta cpula del FMLN y por tanto tal suceso, no ocurrir jams. De all la importancia tambin de la construccin de un nuevo instrumento poltico de lucha clasista.

Notas:

1 Julia Evelyn Martnez. El transformismo en la izquierda. 28-05-2013 Disponible en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=168851

2 En este caso la teora del transformismo de Gramsci tiene elevada semejanza con las teoras de los frentes populares o gobiernos de conciliacin de clases, acuadas por el trotskismo.

3 Vase Joel Arriola. 30 aos de la muerte de Marcial y el quiebre poltico de la guerra civil salvadorea. 17-04-2013 Disponible en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=166840

4 Vase por ejemplo: FMLN. lineamientos para la plataforma electoral. 4 de septiembre de 1993; o bien el Programa social y democrtico para el Salvador de septiembre de 2003, que no es mas que una propuesta ampliada y ms elaborada del mismo programa burgus de 1993.

5 Es necesario recatar que el mero hecho de pasar a formar parte del parlamento no constituye Transformismo en si, pero el participar en el parlamento bajo el mandato ideolgico de la democracia burguesa (y ms aun de la neoliberal) renunciando al proyecto revolucionario-socialista histrico si lo es.

6 Aqu tambin existe similitud entre las aportaciones tericas de Gramsci y el trotskismo. Para Gramsci el transformismo se da en un momento de movilizaciones sociales y se hace precisamente para descabezar el movimiento de masas, transformando a sus dirigentes. Para el trotskismo lo que ocurre es la formacin de gobiernos de frente popular o de conciliacin de clases, que se dan siempre en el marco de movilizaciones sociales (o en un posible ascenso de estas) y que se dan precisamente para mantener el orden social, cooptando para ministerios, jefaturas, etc. Lideres del movimiento popular, sindical, social, etc. En ambos es pues, una salida democrtica al ascenso (o posible ascenso) de masas, que incluye la traicin de alguna parte de la dirigencia.

7 Vase Joel Arriola y Alberto Quinez. Qu es el gobierno de Funes-FMLN? Elementos para un debate en la izquierda en EL Salvador. 16-05-2013 Disponible en   http://www.rebelion.org/noticia.php?id=168214

8 Vase el excelente artculo de Julia Evelyn Martnez, La disputa por la direccin del bloque hegemnico. Disponible enhttp://www.rebelion.org/noticia.php?id=152929

9 Julia Evelyn Martnez. Op Cit.

Joel Arriola. Estudiante de sociologa de la Universidad de El Salvador.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter