Portada :: Europa :: Europa lucha contra la revolucin neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-06-2013

Entrevista a Valgerour Bjarnadottir, parlamentaria islandesa
"Otros pases valoraron ms la experiencia de Islandia que nosotros"

Ainara Lertxundi
Gara

La parlamentaria islandesa Valgerour Bjarnadottir presidi la Comisin Constitucional de su pas que redact la nueva Carta Magna, aprobada por la mayora de ciudadanos en referndum en octubre de 2012, pero cuya aplicacin sigue en suspenso por la falta de voluntad del Parlamento.


La parlamentaria de la Alianza Socialdemcrata Valgerour Bjarnadottir expuso ayer en el Palacio Kursaal de Donostia, en el marco de las jornadas Herritarrekin, organizadas por la Diputacin de Gipuzkoa, la experiencia de Islandia en cuanto a la implicacin activa de los movimientos populares en la vida poltica y en la redaccin de la nueva Constitucin, aprobada en referndum en octubre de 2012 con un 66% de los votos, pero cuya aplicacin efectiva sigue en el aire. Bjarnadottir presidi el Consejo Constitucional formado por 25 delegados de diferentes edades, profesiones y niveles educativos -elegidos por votacin popular-, encargados de redactar el borrador presentado posteriormente al Parlamento. El texto propona mejorar la divisin de poderes, que el 10% del electorado sea suficiente para pedir la celebracin de un referndum, que un 2% pueda presentar una iniciativa legislativa en el Parlamento y una mayor transparencia por parte del Gobierno.

Durante cuatro meses, se reunieron tres veces por semana para revisar la Constitucin heredada de Dinamarca en 1944 tras la independencia, reformada hasta en cuatro ocasiones. La ciudadana islandesa pudo hacer sus aportaciones a travs de las redes sociales y de la web dispuesta a tal efecto. En total, se recabaron 3.500 comentarios y 370 sugerencias. La participacin tambin se extendi a los medios de comunicacin y a la calle con debates pblicos.

El colapso en 2008 de los tres principales bancos de Islandia, de 320.000 habitantes, y, por consiguiente de la economa, provoc la indignacin de la ciudadana y un cambio de gobierno a favor de la Alianza Socialdemcrata y el Movimiento de Izquierda-Verde. Sin embargo, cinco aos despus, han regresado a la oposicin, mientras que la nica coalicin de partidos de derechas, principal causante de la crisis econmica, ha regresado al Gobierno.

Preguntada sobre las motivaciones de tan sorprendente giro electoral, Bjarnadottir destaca entre otros aspectos la propia crisis y las promesas de los partidos conservadores, que aseguraron que bajaran los impuestos y el coste de la vivienda.

Promesas, en opinin de Bjarnadottir, difciles de cumplir porque no hay dinero en las arcas. No es fcil de explicar lo que ha ocurrido. Lo cierto es que atravesamos por un periodo muy difcil y, en tiempos de crisis como la que vivimos en 2008 y an hoy, la gente est ms pendiente de su bolsillo que de otras cuestiones y crey las promesas de la derecha de que, si ganaba las elecciones, bajara los impuestos y reducira la deuda. Nosotros, en cambio, no quisimos prometer nada que no pudiramos cumplir, porque Islandia todava no dispone de dinero suficiente y as seguir siendo durante muchos aos, manifest a GARA.

Sobre la parlisis en la tramitacin de la Constitucin, recuerda que ya en la redaccin del borrador, nos encontramos con una oposicin feroz. Las discusiones en el Parlamento siempre se eternizan con debates interminables. Si bien hay mecanismos para atajar los debates y decir `hasta aqu, no se discute ms', son percibidos como una medida demasiado radical. Adems, no tenamos la mayora en el Parlamento para utilizar dicha herramienta.

En dos semanas, el Parlamento suspender sus actividades hasta setiembre como parte del periodo vacacional. Espera que a la vuelta se le d un mayor empuje a esta cuestin. El reto, aade, es mantener viva esta reivindicacin popular y evitar que se pierda en el tiempo.

A modo de autocrtica, reconoce que tal vez no fuimos capaces de transmitir de manera eficaz nuestros valores como socialdemocracia ni nuestros logros durante los cuatro aos que estuvimos en el Gobierno, como, por ejemplo, la redaccin de la nueva Constitucin. Debemos tener ms confianza en nosotros mismos y continuar por el camino trazado, subraya.

Ciudadanos de pases como Espaa, Italia o Francia valoraron ms la experiencia de Islandia que nosotros mismos. No supimos sacar rentabilidad a nuestro trabajo en el Gobierno. Ya veremos qu hace el actual y en qu derivan sus promesas. Ejerceremos una oposicin constructiva, criticando la labor gubernamental cuando haga falta. No criticaremos por criticar, ese no es nuestro estilo.

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130608/407060/es/Otros-paises-valoraron-mas-experiencia-Islandia-que-nosotros



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter