Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-06-2013

Entrevista a Juan Gelman
"La presencia ausente de lo amado"

Silvia Arana
Rebelin


La presentadora de la Rueda de prensa con Juan Gelman en la Casa de la Cultura, Quito, 10 de junio de 2013, record que el poeta argentino se encuentra en Ecuador para recibir el Premio Honorfico "Poeta de dos hemisferios", otorgado por el Encuentro de Poesa Paralelo Cero. Y que adems recibira otras distinciones como la condecoracin Benjamn Carrin de la Casa de la Cultura Ecuatoriana,"Husped Ilustre" del Municipio de Quito, condecoraciones de la Universidad Central y de la Universidad de Otavalo. Hizo un recorrido por la obra y los premios recibidos por Gelman, entre los que se destaca el Premio Cervantes 2007. Mencion el compromiso poltico del escritor, periodista y militante perseguido por la Dictadura Militar Argentina (1976-1983), la que fue adems responsable de la desaparicin y asesinato de su hijo y de su nuera, al igual que del secuestro de su nieta.

Luego, Ral Prez Torres, presidente de la Casa de la Cultura, record su primer encuentro con Gelman, en los aos ochenta. Dijo que pensaba encontrar al poeta ms triste de la Tierra, y se sorprendi con el sentido de humor y la irona, por su tica y una forma de luchar impregnada de esperanza.

A continuacin, la transcripcin de la charla con los periodistas*.

La primera pregunta va dirigida al poeta: Cmo ha influido el exilio en su obra literaria, contina hoy el exilio para usted?

J. G.: La segundo es muy claro: No, no me siento en exilio; eleg vivir en Mxico, donde no estuve exiliado.

En cuanto a lo anterior, s, el exilio influy en m, sobretodo porque ah volv a los msticos espaoles, San Juan de la Cruz, Santa Teresa. Y encontr un sentimiento muy semejante en ellos, porque tanto ellos como yo necesitaban y vivan la presencia ausente de lo amado: para ellos, Dios; para m, el pas, los familiares que perdieron la vida, los compaeros que perdieron la vida, amigos asesinados por la dictadura militar y tambin la prdida de un proyecto que fracas...

La segunda pregunta va dirigida al periodista Juan Gelman, que ha escrito sobre la persecucin de los denunciantes de conciencia, como Bradley Manning, cuyo juicio se lleva a cabo en este momento en EE.UU. Cul piensa que es la razn fundamental del gobierno de EE.UU. para perseguir a los denunciantes de conciencia, como Manning?

J. G.: Entiendo que en el caso de Manning es muy claro lo que hizo: ayud a destapar secretos diplomticos que han shoqueado a muchos gobiernos, incluidos muchos gobiernos latinoamericanos, como cuando la Secretaria de Estado le pregunta el embajador estadounidense en Buenos Aires si los sntomas psicolgicos de la presidenta, mostraban alguna tendencia hacia la locura. Pero creo que el propsito principal con respecto al soldado Manning est en la persona de Assange, para llevarlo a EE.UU. donde enfrentara la pena de muerte. Y, en general, la moraleja (leccin) a todos aquellos que se sienten indignados, que tienen un problema de conciencia y que se sientan impulsados a denunciar las atrocidades del imperio.

Poeta, mi pregunta tiene que ver con usted que vivi la poca de dictadura, que vivi procesos de mucha violencia, que los sufri en carne propia, cmo analiza usted ahora que los gobiernos progresistas de Amrica Latina, en caso especfico el del presidente Correa, podran cambiar el trabajo del poeta?

J. G.: Mire, no es que la poesa no registre esos cambios tan favorables, que se traducen en favor de nuestro pueblo, pero la poesa obedece a otras leyes, nadie sabe si Shakespeare era comunista o era derechista; ah est su obra. Yo creo que el tema poltico-ideolgico, ocupa un lugar en la subjetividad creadora pero no la ocupa toda.

Tambin ocurren cosas curiosas, como el caso de Ezra Pound, que hizo propaganda en favor de Mussolini y escribi un poema contra la usura que ningn marxista, maosta, leninista escribiera jams.

Celine (autor de Viaje al fin de la noche) quien denunci la pobreza en Francia, perteneci al partido comunista y sin embargo termin escribiendo los folletos ms antisemitas y racistas que se hayan escrito jams.

La relacin ideologa, poltica y literaria depende de cada quien y no es nada clara.

Por ejemplo, tenemos el caso de Borges, quien asisti a esa famosa comida en mayo del 76, y sali diciendo que los militares eran unos caballeros, acept un premio de Pinochet, dijo que Espaa estaba mejor con el franquismo. Pero ocurri que se enter de las desapariciones de las personas, tema del que no saba nada (estaba ciego, se juntaba con personas que jams le iban a hablar de las barbaridades de la dictadura) y sin embargo, al hablar con esta amiga que tena una amiga a la que le desaparecieron la hija, y al saber de qu se trataba firm el primer manifiesto pblico contra las desapariciones que se hizo en Argentina. Un agente de los servicios que era locutor de radio lo llama por telfono para decirle que haba aparecido una firma de Borges, que no entenda de qu se trataba... que no entenda por qu. Borges, quien no tena la memoria muy slida, le dice "Cul manifiesto?". El locutor se apur y dijo: "Ya sabamos que no era su firma, que eran esas locas de Plaza de Mayo, que exigen la aparicin de sus hijos que estn en la clandestinidad o pasendose...", Borges lo interrumpi y le dijo: "Yo firm ese manifiesto." Y se cort la comunicacin.

Hay un documental de la BBC de Londres, en el que se le hace esa pregunta, y Borges, con los ojos empozados, dice: "Ignorancia, Sra., pura ignorancia."

A Borges en Argentina se lo discuta desde que yo era joven pero el tema de la escritura sigue vigente y finalmente, lo que importa en un autor es la obra.

Ral Prez Torres: Y Solzhenitsyn?

Est el caso de Primo Levi que estuvo un ao en un campo de concentracin... Ah nace, desde el punto de vista de la escritura, ah sucede a mi juicio, que aquellos que no han sufrido en carne propia, pero que tienen la sensibilidad, la imaginacin, el conocimiento de la vida y descubren el horror, el mal. Como la Bront que escribi entre otras cosas, una novela en la que describi como nadie el mal del amor, una mujer a la que no se le conoci pasin alguna, y sin embargo, escribi ese libro. En cambio, en un Primo Levi, en un Solzhenitsyn hay vacos que no se pueden vencer.

Yo lo s por experiencia personal; no s trata solamente del dolor sufrido, se trata de vencer el dolor que intenta aniquilarnos el espritu y convertirnos en tierra frtil de cualquier autoritarismo.

En estos tiempos que se lee menos, que las generaciones jvenes leen poco. Ud., cree que la poesa est herida o que goza de buena salud?

J. G.: Creo que los que estn heridos son los editores, por no hablar de los crticos... [Risas] La poesa existe desde el fondo de los siglos, y ningn desastre ha podido destruir su continuidad. Un filsofo chino del siglo II A. de C. (por favor, no me pidan nombre) dijo:

"Todo el mundo habla de la utilidad de lo til, nadie habla de la utilidad de lo intil".

La poesa va a existir hasta que el mundo se acabe. Hay poetas en todo el mundo, en occidente, en oriente, que crean una especie de orquesta sinfnica.

Creo que la poesa es necesaria porque quien la lee suele descubrir territorios interiores que no saba que tenan, y por eso mismo, no tenan.

Cmo enamorar precisamente a la gente comn y corriente de este caudal de sensaciones? Y con respecto a la cultura cmo tal, cul sera la aproximacin hacia ella en el momento actual?

J. G.: Una pregunta compleja, yo creo... Ayer anduve por el centro histrico, por la ciudad antigua de Quito, y me emocion mucho al ver que proyectos como "Quito de a pie" atraan a mucha gente, a la familia con sus hijos, y luego vimos espectculos extraordinarios. Hicieron llorar a mi mujer, yo no llor porque soy macho! [Risas].

De manera se nota qu hay detrs de toda esa belleza, infraestructuras de gobierno para la difusin de la cultura.

Hay un aspecto fundamental, en mi juicio, cmo puede usted pensar que un obrero -estoy pensando en la ciudad de Mxico con 22 millones de habitantes- cmo quiere usted que un obrero que viaja 2 o 3 horas de ida al trabajo y otras tantas de regreso a su casa, cmo pedirle que lea? Hay una cantidad de cuestiones socio-econmicas que tienen un peso determinante.

Quera preguntarle sobre su apreciacin de un concepto de cultura que vaya unificando Amrica Latina.

J. G.: Yo creo que ese trabajo de difusin de la cultura no implica necesariamente un intercambio, creo que ayuda a una difusin de la "otra" cultura porque en Amrica Latina hay una diversidad cultural impresionante, Solo en Mxico hay cientos de etnias, algunas de cuyas lenguas estn proceso de extincin. En ese sentido el cuidado de la lengua original, es parte de la comprensin del otro, ayuda a entender que el otro existe. Ayuda a extender los campos de fraternidad entre los pueblos y ayuda a crear un piso, en el que con el tiempo se podr cumplir en toda Amrica Latina el sueo de Bolvar.

He visto una biografa suya en formato electrnico, le gustara o tiene un problema con que su obra se difunda en formato electrnico?

J. G.: S, tengo un problema. Yo tengo 83 aos. Para m, tonteras como internet, wifi, me he olvidado que existen. Yo tengo una resistencia para leer novelas o ensayos en internet. Adems tiene sus peligros, yo comet la tontera de guardar en una computadora como 20 poemas, el aparato se enoj, se ech a perder y perd los poemas. Para m (no digo que sea para todos) es difcil leer en internet. Tampoco creo que vaya a desaparecer el libro.

Ral Prez Torres: Creo que lo que le pregunta es si permitira que su libro sea difundido en internet?

J. G.: Alguien puede responder a eso?

Maestro, usted tiene una capacidad hipntica para leer sus poemas. Cmo desarroll esa capacidad?

J. G.: Mire, no me consta. Todo lo que uno escribi ayer, a uno le parece insatisfactorio porque la poesa es una seora muy difcil de agarrar. Y luego est el lector que no conoce todas esas desgracias, dificultades, infortunios. A veces me llegan testimonios en el sentido de que ms de uno uso un poema de amor para ligar, y me causa mucha satisfaccin [Risas]

Si un poema mo sirve para enamorar, estoy ms que satisfecho.

Tengo algunas ancdotas, como cuando una vez que Benedetti se encontraba en Buenos Aires y una radio nos hizo una entrevista en conjunto.

Benedetti ley su poema. Luego, yo le un poema de amor. Al salir de la estacin, una empleada se me acerca y me dice:

-Ud. escribi ese poema?

Le digo: -S.

Y ella dice: -Hijo de puta!.

-Mire Srta., yo entiendo que el poema no le satisfaga pero yo soy una persona decente.

-No, hijo de puta un novio que tuve que me dijo que l era el autor de su poema. [Risas]

Pero la insatisfaccin es permanente, creo que reside -en algo que yo estoy absolutamente de acuerdo- en la definicin de la belleza de Sor Juana Ins, que describe la belleza como una espiral. Termina el libro, muere la obsesin que lo motiv y usted est en otro punto, ms adelante en ese espiral.

Ud. que ha vivido tiempos dramticos en Amrica Latina permtame parafrasear uno de sus poemas. Ud. cree que ha terminado la poca de la "crisis de la ternura" en Amrica Latina?

Los militares argentinos quemaron muchos libros, entre ellos El Principito, nico caso en que les di la razn porque la ternura atenta contra las dictaduras.

Yo creo que hay una crisis del individualismo, ms que de la ternura... es una opinin personal, como cuando uno dice quin va a ganar el partido del martes... [Risas.]

[N. de la A.: Referencia al partido de ftbol Ecuador vs. Argentina, eliminatorias al mundial.]

Ud. como poeta, como ser humano con una experiencia de 83 aos cmo ve la poesa poltica en este momento de crisis en la vieja Europa, con el movimiento de indignados, con lo que sucede en Turqua, qu opinin tiene respecto al intento de la juventud de reclamar a la clase poltica?

J. G.: Yo estoy totalmente de acuerdo con que la gente, los indignados protesten. Pero, Ud. se refiri a la poesa poltica. Poesa poltica se viene escribiendo desde hace siglos, desde los griegos hasta Shakespeare, Ricardo III es un gran poema poltico, de una belleza extraordinaria que describe la poltica del poder.

El Dante tambin tiene su costado poltico.

Lo que yo creo es que el nico tema de la poesa es la poesa, y por eso mismo en un poema lo esencial es que sea poesa, cualquiera sea el asunto que trate. Por eso la mencin del tema del poema poltico... eso no afecta su valor potico.

Su poesa tambin ha sido tambin de preguntas, es decir, nos ha ido planteando interrogantes a travs de su poesa. Cules son los interrogantes de Juan Gelman hoy en da?

J. G.: Vaya pregunta! Yo creo que cualquier artista, de toda disciplina, escribe o crea alrededor de muy pocas cosas porque hay muchas cuestiones absolutamente impenetrables.

Vuelvo a la imagen de Sor Juana, el desarrollo en espiral permite ver distintos puntos desde distintos umbrales.

Esa pregunta sobre las obsesiones... las obsesiones son mltiples, interminables.

Haba un pintor japons que a los 90 aos dijo: "Ojal llegue a los 100 para seguir perfeccionando mi tcnica. Ojal llegue a los 110 para entender cabalmente los misterios de la naturaleza. Y ojal llegue a los 120 para poder pintar." Es una expresin de las dificultades que todo arte entraa.

Ud. es un experto en poesa y adems un lector que ha ledo poesa latinoamericana, los poetas relevantes del Ecuador ya murieron. Ud. ve nuevos poetas de Ecuador que vayan a tener relevancia en los prximos aos?

J. G.: En el estado de balcanizacin que vivimos en Amrica Latina no es fcil hallar libros de autores de otros pases.

Hace muchsimos aos me invitaron a un festival de poesa en Venezuela, y me encontr por primera vez -yo tena 60 aos- con un poeta excepcional, Juan Snchez Pelez. No haba un solo libro de l ni en Argentina ni en ningn otro pas. Festivales, como este, ayudan a que se vayan conociendo, y descorriendo el velo para que poetas de diferentes pases se vayan conociendo entre s. Mi respuesta sera insuficiente porque no conozco bien la poesa ecuatoriana. Pa' qu mentir, dice el tango.

Recuerdo que Heidegger deca que solo se poda escribir poesa en griego o en alemn, cul diras vos que es la especificidad del espaol, lo que otra lengua no tenga, para hacer poesa?

J. G.: Yo no conozco todas las lenguas del mundo, pero s s que gente que habla otras lenguas reconoce la musicalidad del castellano -yo prefiero llamarlo as, castellano. Hace aos, durante mi exilio, estbamos en un recital de poesa en Pars, yo le unos poemas y los poetas franceses, que no hablaban castellano, preguntaban de dnde sala eso, porque lo nico que oan era la msica de las palabras. Igual suceda en Italia.

Del alemn s que hay palabras de 14.224,24 slabas... En cambio en castellano, creo que la palabra ms larga es otorrinolaringlogo, y solo se usa cuando uno necesita consultar a ese especialista. El castellano es una lengua en estado de nacimiento, la lucha indgena de negarse durante 400 aos a hablar castellano, ahora irrumpen y enriquecen nuestra lengua. Tuve una polmica con escritores que consideraban que esos vocablos "lastiman" la lengua. No es as. Ya Cervantes tuvo todo un discurso sobre la necesidad de ampliar el castellano...

La conversacin finaliz con las carcajadas de los presentes ante la respuesta de Gelman al joven que le interrog sobre el contenido de la "Carta a los jvenes poetas" del futuro, cuyo contenido solo ser conocido el 3 de mayo de 2050 -da en que Gelman cumplira 120 aos. Gelman le pregunt cuntos aos tena, el joven dijo "26". Gelman acot: "Entonces, puede esperar hasta el 2050."

*Las primeras dos preguntas fueron formuladas por la autora, y el resto por periodistas de diferentes medios, que no fueron identificados, por el carcter informal de la charla.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter