Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-07-2005

Propiedad intelectual y sociedad civil
Right or left?

Lillian Alvarez Navarrete
Rebelin

Ponencia presentada en el congreso "Cultura y desarrollo"


Noticias absurdas son difundidas diariamente por los grandes grupos transnacionales de la comunicacin y la industria del entretenimiento, que promueven las polticas ms represivas en materia de propiedad intelectual.

Otras realidades completan este panorama.

En materia de derecho de autor coexisten en el mundo de hoy dos sistemas jurdicos: El copyright, o derecho de copia , de origen anglosajn y el sistema latino, nacido de los decretos franceses, mucho ms cercano a los derechos personales. No obstante, es de sealar que es tan fuerte la influencia actual de los intereses de los monopolios, fundamentalmente norteamericanos, que tratados internacionales y legislaciones nacionales han sido invadido por los principios ms utilitaristas del copyright. Las diferencias entre pases productores de contenidos y pases consumidores, entre norte y sur, desdibujan diferencias que antes pudieron ser notables.

A partir de estos absurdos me propuse analizar cmo haba sido posible llegar a un nivel tal de tergiversacin de los objetivos originales de la proteccin que debe brindar el derecho de autor.

Har referencia sintticamente a las posiciones que en relacin con el acceso a la informacin, la cultura y el conocimiento, defienden las transnacionales y que tienen que ver con estos absurdos:

  1. Aumento en la duracin de la proteccin de los derechos.
  2.  

    La primera Ley de Derecho de Autor estableci un lmite de 14 aos, prorrogables 14 ms a partir de la publicacin de la obra. La ley espaola de 1847 estableci 50 aos. Actualmente algunas legislaciones, como la de la Comunidad Europea, establecen hasta 70 aos despus de la muerte del autor para la entrada de la obra al dominio pblico, en otras hasta 95 y 100 para titulares corporativos, a partir de la publicacin.

    En los EEUU cada vez que estn a punto de expirar los plazos del copyright los grupos de presin aumentan su actividad. Se calcula que en 1998 la asociacin de la industria discogrfica norteamericana (RIAA )y la de productores audiovisuales (MPAA) gastaron ms de milln y medio de dlares, y Disney, ms de 800 000 dlares en grupos de presin a fin de lograr la aprobacin de la Ley de extensin del plazo del copyright de Sonny Bono

    Los plazos del copyright en los Estados Unidos han sido extendidos por el Congreso en l83l, l909, l962 y luego ms y ms, once veces en cuarenta aos.

    La prolongacin constante de los plazos de proteccin de los derechos de autor perjudica injustamente a los usuarios de la informacin, aleja en tiempo a las fuentes creativas e intelectuales del dominio pblico, y distorsiona el equilibrio que debe existir entre los derechos de los titulares y los de la sociedad

     

  3. Reduccin de las excepciones al derecho de autor, incluso aquellas que se prevn por motivos educacionales, formacin de profesionales, uso de bibliotecas, y otros. Interpretaciones cada vez ms restrictivas del llamado "uso justo" del copyright.

La Directiva 2001/29 del Parlamento Europeo, por ejemplo, contiene varias excepciones al Derecho de Autor que deja a la voluntad de los gobiernos nacionales incluirlas o no en su legislacin, y establecer o no su gratuidad. Entre ellas :

Respecto al llamado "uso justo" de la legislacin norteamericana, los lmites borrosos de la ley, unido a las extraordinarias responsabilidades legales si se cruzan estos lmites, conllevan a que en muy pocas ocasiones pueda ser ejercido efectivamente, sin temor a ser reclamado.

Los abogados de las universidades elaboran directrices sobre el status legal de las diapositivas utilizadas en las clases por los profesores e incluso prohben a los bibliotecarios el uso de algunas, para evitar que demanden a la universidad. O sea, excepciones que en la ley han sido fijadas, en la prctica se hace muy difcil poder utilizarlas.

Las revistas cientficas que antes eran adquiridas por las bibliotecas y podan ser usadas libremente por los clientes, al cambiar al formato digital en muchas ocasiones no pueden ser utilizadas sin pagar.

Tambin las leyes del copyright dificultan e impiden la digitalizacin de obras a los fines de su conservacin para la investigacin, an cuando incluso no tienen ya un inters comercial.

  1. Reforzamiento de la proteccin a los titulares de derechos no originarios. (productores de fonogramas, de audiovisuales, etc.,)
  2. No es un secreto que los titulares de los derechos de autor, slo inicialmente coinciden con los autores reales (titulares originarios). Los titulares que ostentan los derechos, en su mayora, son empresarios, editores, u otros agentes que obtienen los derechos de manos de los autores, en muchas ocasiones mediante contratos leoninos, pagando sumas irrisorias y asumiendo los mnimos riesgos. Estos son los que ejercen el lobby en nombre de los derechos del autor para obtener la prolongacin de los plazos, promover la lucha antipiratera y muchas otras demandas.

     
  3. La eliminacin del prstamo pblico gratuito
  4.  

    El prstamo pblico, fundamental para la cultura y la educacin, en algunos pases est pasando a ser una actividad restringida

    La Comisin Europea ha decidido solicitar oficialmente informacin a Espaa, Italia, Irlanda y Portugal, debido a que sus legislaciones eximen a todos los establecimientos de prstamo , las bibliotecas, de la obligacin de remunerar a los titulares, lo que se traduce en la no aplicacin del derecho de prstamo pblico aprobado por la Directiva 92/100 que otorgaba a los autores y otros titulares del derecho el poder de autorizar o de prohibir el prstamo pblico o en su caso de recibir una contraprestacin econmica por ello, lo cual debe ser traspuesto a las legislaciones nacionales. Esto constituye la primera etapa del procedimiento de infraccin previsto en el Tratado de CE.

    Bibliotecarios de Espaa, Italia y otros pases y organizaciones han realizado acciones en contra de esta medida, que arruina la importante labor de las bibliotecas en fomento de la cultura y la educacin.

     

     

  5. .Ampliacin del mbito de proteccin del derecho de autor de forma desmedida para proteger inversiones.
  6. La proteccin al fonograma como obra, en correspondencia con el enfoque anglosajn ha sido extendido a otros pases.

    Tambin en algunos pases se ha interpretado extensivamente la ley, o se prev en stas la proteccin de un diseo de corte de cabello, fotografas o videos casuales que no tienen intencin artstica.

     

    La proteccin a los programas de ordenador, de la forma en que se establece, no tiene antecedente, ya que an cuando se tiene licencia para explotarse legtimamente la "obra", su cdigo no puede ser conocido. Este tipo de proteccin tiene que ver ms con la promocin de la dependencia tecnolgica que con la creacin, aunque la propuesta y ya extendida proteccin por medio de patentes, constituye otra barbaridad de mayor gravedad.

    Igualmente se tiende a englobar derechos de autor y derechos conexos como titulares de derechos de propiedad intelectual, al igual que titulares originarios y titulares derivados.

     
  7. Utilizacin de licencias contractuales on line, u otras variantes que impiden la negociacin y excluyen la posibilidad del ejercicio a los beneficiarios de las excepciones.
  8. Los acuerdos de licencia deben complementar la legislacin sobre el derecho de autor y no sustituirlas.

    Las licencias en formularios uniformes impresos, las de envoltorios de plstico que acompaan a los CD-ROM, y las de aceptacin por tecleo, se yerguen en una especie de "legislacin unilateral" que frecuentemente suprimen las excepciones al derecho de autor y fijan un nivel de uso ms restrictivo que el que autoriza la ley.

  9. Implementacin de medidas tecnolgicas de seguridad que impide, en la prctica, el disfrute de las limitaciones y excepciones al Derecho de autor que otorgan legislaciones nacionales y tratados internacionales.
  10. Las medidas tecnolgicas de proteccin del derecho de autor pueden anular y eliminar con eficacia cualesquiera excepciones al derecho de autor ya que no hacen una distincin entre los usos que constituyen infracciones y los que son excepciones autorizadas por la ley, impidiendo ambos.

    Por ejemplo, de la forma en que queda protegido un libro electrnico por el programa utilizado, puede impedirse su copia o impresin, aunque su contenido est en dominio pblico. Si, adems, se prohben y persiguen las tecnologas que se oponen a esta proteccin, la ley se hace cmplice del abuso

     

  11. Apropiacin por parte de las empresas de los conocimientos, informaciones, e investigaciones que pertenecen al dominio pblico y financiados por fondos pblicos..
  12. La proteccin legal a las bases de datos no puede revertirse en limitaciones para acceder a los datos pblicos. Los servicios relacionados con datos pblicos no pueden ser asumidos por entes privados pues privatizan y encarecen de hecho el acceso a los mismos.

    Ejemplo: En 1985, todos los datos del programa pblico americano de observacin de la tierra por satlite Landsat fueron traspasados a una filial de General Motors y de General Electric. Resultado: el coste de acceso a los datos fue multiplicado por veinte y las universidades pblicas no pudieron acceder a los datos aun cuando estos haban sido obtenidos gracias a una financiacin ntegramente pblica. Su explotacin favoreci principalmente a las grandes compaas petrolferas, subvencionadas as directamente.

  13. "Apoyo" a los pases subdesarrollados en la implantacin de regmenes "eficaces" de propiedad intelectual.
  14. Desconociendo las necesidades reales y las prioridades de los pases subdesarrollados, los pases desarrollados "apoyan" a stos con recursos, asistencia tcnica y capacitacin a fin de implementar aceleradamente las normas que ellos necesitan.

    Muchos esfuerzos internacionales, algunos bien intencionados, otros, no tanto, promueven, para la proteccin a la creacin de estos pases, la aplicacin del sistema de derecho de autor vigente, sin tener en cuenta que con ello se esta desconociendo la propia diversidad cultural que se expresa en la existencia de otras formas de creacin y de apropiacin.

     

  15. Incluir la proteccin al derecho de autor dentro de los acuerdos comerciales; y los productos y servicios culturales como una mercanca ms sujeta al "libre comercio" entre desiguales. 
  16. Con los ADPIC o TRIPS (Aspectos de propiedad intelectual relacionados con el comercio) la propiedad intelectual se vincula, a los acuerdos comerciales . Tambin se incluyen estos aspectos en otros tratados comerciales como el TLC, NAFTA, el ALCA, etc. El objetivo es lograr la homogenizacin de las legislaciones con independencia de las necesidades y posibilidades de los pases subdesarrollados y con ello la garanta a la proteccin de las inversiones y el dominio de los mercados por parte de los pases desarrollados. Esto refuerza la desigualdad, arruina las economas y pone en grave peligro las culturas nacionales.

     

     

  17. Calificar como acto ilcito o de piratera, penalmente sancionable, a las distribuciones o utilizaciones de copias no autorizadas de las obras, an cuando estas no tengan nimo de lucro.
  18. La OMPI define en su Glosario que es un acto de piratera la reproduccin de obras o de fonogramas, o la reemisin de una radiodifusin por cualquier medio, con miras a la distribucin al pblico sin la correspondiente autorizacin, o sea, no se refiere al nimo de lucro.

    La Ley contra el robo electrnico de EEUU convirti en delito poseer o distribuir copias de material en lnea registrado, fuera en beneficio propio o no. Sobre la base de la nueva ley norteamericana entre cuarenta y sesenta millones de ciudadanos de los EE UU pueden ser considerados criminales por este concepto.

     

  19. Penalizacin ms severa de las conductas consideradas violatorias del derecho de autor.
  20. A los cuatro estudiantes amenazados por la Asociacin de Productores de Fonogramas RIAA se les interpuso una demanda por 98 mil millones de dlares por construir motores de bsqueda que permitieran copiar canciones en Internet. Un mdico, de acuerdo a la legislacin de los EE UU, por amputar una pierna equivocada, estara obligado a pagar - fijmonos en la diferencia- 250 mil dlares por el dolor y sufrimiento provocados.

    La ley 15/2003, de reforma del Cdigo Penal espaol, elimina para los delitos contra la propiedad intelectual el requisito de la persecucin a instancia de la vctima, de modo que tales delitos debern, en lo adelante, perseguirse de oficio.

    Como resultado de las homogenizaciones exigidas por los acuerdos internacionales los Estados se ven forzados a recrudecer las sanciones, pues estn obligados a evitar a toda costa , violaciones que pudieran motivar demandas contra ellos en el marco de la OMC.

  21. Presiones a los pases subdesarrollados para adecuar sus legislaciones estableciendo un nivel de proteccin que no corresponde con sus formas de creacin, que suelen ser en muchos casos, esencialmente colectiva.
  22.  

     

    El sistema "occidental" de derechos de autor que se les impone no se adapta a las expresiones culturales de una gran parte de los pueblos originarios donde priman formas de creacin colectiva que se transmiten de generacin en generacin, sin reconocer un papel relevante al autor individual, ni concebir la apropiacin privada de la misma.

  23. Impedir a los Estados adoptar medidas proteccionistas para sus productos culturales por afectar, supuestamente, el libre intercambio comercial.
  24. Los Tratados de Libre Comercio impiden la aplicacin de medidas tales como las subvenciones , estmulos fiscales u otras medidas arancelarias y no arancelarias, lo cual, unido a los recortes de los fondos sociales, reduce an ms la fuerza del Estado para ejercer polticas culturales efectivas.

    Por ejemplo, en Mxico la aplicacin del TLC impidi que se aprobaran estmulos fiscales a las producciones cinematogrficas nacionales.

     

  25. Movilizar los esfuerzos y recursos gubernamentales y de la sociedad en general a la lucha contra la piratera de obras protegidas (que afecta en un mayor porciento a transnacionales que a autores) en detrimento de la financiacin de otras acciones de mayor trascendencia social y cultural.
  26. Para los pases de pocos recursos, aplicar y hacer cumplir un rgimen de derechos

    de propiedad intelectual diseado por y para pases desarrollados, ejerce presin sobre sus dbiles administraciones y ya escasas economas, colocndolos en una posicin desventajosa. Los ADPIC traen consigo, no slo la adopcin de normas de mayor severidad, sino todo un sistema para garantizar su cumplimiento.

    A pases cuya situacin econmica es psima y cuyas culturas, incluidas sus lenguas y el patrimonio material e inmaterial nacional se encuentran en peligro de ser extinguido, se les exige la implementacin de medidas en frontera, formacin de personal calificado, y otras acciones que no estn en disposicin ni en posibilidades de cumplir, so pena de ser sancionados econmicamente o incluidos en una lista negra de los pases donde los intereses comerciales de los EEUU y otros pases desarrollados "no se encuentran debidamente protegidos".

     

  27. Prctica indiscriminada de otro tipo de piratera, la ejercida por las transnacionales al apropiarse y proteger a su favor, expresiones culturales o conocimientos tradicionales pertenecientes a las comunidades indgenas, o de pocos recursos.

Las expresiones tradicionales de los pases subdesarrollados son objeto de saqueo y apropiacin. Es una realidad el uso cada vez ms frecuente de motivos "tnicos" en las pasarelas de la moda europeas y norteamericanas bajo marcas que nada tiene que ver con sus orgenes.

Tambin es prctica habitual la accin de compaas que se apropian y explotan ilegtimamente cantos, leyendas, cuentos tradicionales que pertenecen a una comunidad, en la mayor parte de las veces falseando los contenidos, modificndolos de acuerdo a los intereses del mercado.

 

No obstante todo este panorama tan polmico, la mayor parte de la informacin jurdica especializada sobre los retos del derecho de autor en la sociedad actual an se mantiene al margen de las consecuencias para la cultura y para la sociedad de estas tendencias. Todo el nfasis se pone en cmo debe la legislacin adecuarse a las nuevas formas de utilizacin de las obras, cmo la tecnologa debe proveer de recursos tales como el encriptado, tatuado, filigranas y codificaciones de todo tipo para impedir los usos no autorizados y detectar la violacin de las normas.

El inters por lograr un acceso razonable y legtimo a los materiales protegidos por el derecho de autor, es un inters pblico poco atractivo para defensores profesionales. No se publica apenas bibliografa, no se ofrecen becas de estudio, e incluso el acceso a los sitios de Internet relacionados con estos temas, son catalogados como "inseguros" a los efectos de la navegacin.

En este lado se levantan el reclamo del sector de las bibliotecas, de los estudiosos de los procesos culturales, y los representantes de movimientos sociales.

Resulta imprescindible, en este momento discutir los temas del derecho de autor desde una dimensin tica. Una vez ms, como tantas otras veces a lo largo de la historia, los principios han sido tergiversados, y una vez ms tenemos que retomarlos, reanalizarlos, y situar en el centro a la creacin, a la sociedad, al hombre y al sentido de la justicia

Nuevos puntos de vista sobre propiedad intelectual ya invaden los diferentes espacios. Internet ha sido y es un espacio ideal para esta discusin.

La pregunta principal sera: Estimula la creatividad y protege la creacin el sistema actual de derecho de autor?

Sin dudas no, beneficia en esencia y fundamentalmente a la creacin que responde a las exigencias del mercado, la de los estereotipos, ajena a los referentes culturales de trascendencia. Este sistema tiende a arruinar el dominio pblico y hace depender el acceso a las obras creativas y del conocimiento a la capacidad de pago del individuo. En resumen, beneficia a intermediarios e inversionistas. Los autores son vctimas de este sistema desequilibrado que dice protegerlos y trata de utilizarlos para perpetuarse.

Se estn gestando transformaciones importantes, brechas que se abren y que se plantean como objetivos enfrentar el poder de los grandes monopolios internacionales que controlan los medios de comunicacin y quieren controlar la informacin y el conocimiento. Estas experiencias podrn convertirse en el paradigma de un nuevo modelo de produccin y distribucin culturales.

El principio es el COPYLEFT: un nuevo concepto, que se opone al copyright.

 

Right en ingls significa "derecho", pero tambin significa "derecha". Por el contrario, left es la traduccin de izquierda y al mismo tiempo el participio del verbo to leave que significa: dejar, autorizar, ofrecer. Por lo tanto, copyleft se contrapone al trmino copyright. Podemos observar que detrs de este juego semntico se contraponen dos conceptos acerca de la cultura, el conocimiento, y la informacin: o son considerados bienes sociales o son mercancas

El software libre fue el primer intento. Desarrollado por Richard Stallman, este ofrece, respecto a los programas protegidos, las libertades de : copiarlo y compartirlo con otras personas, modificarlo de acuerdo a los intereses de cada cual, (ya que se tiene acceso completo al cdigo fuente) y distribuir incluso, una versin mejorada. Lo nico que no est permitido hacer es apropiarse del software o prohibir su libre circulacin. Para ello se utiliza una licencia elaborada sobre la base de estos principios y que se denomina Licencia General Pblica GNU.

Hoy en da el copyleft es abrazado por diversos proyectos, grupos y colectividades que han desarrollado diferentes instrumentos jurdicos para hacer viable esta cooperacin en las distintas manifestaciones del arte y el conocimiento. En esencia se trata de sustituir el "Todos los derechos reservados" del Copyright, por "Algunos derechos reservados " o "Ningn derecho reservado", segn sea la voluntad del autor. Ellos son:

  1. La licencia de Creative Commons El Grupo Creative Commons fue fundado en el ao 2001.
  2. La idea central de Creative Commons (cuya traduccin vendra a ser "tierras comunales creativas") es ofrecer un modelo legal y una serie de aplicaciones informticas que faciliten la distribucin y uso de contenidos en beneficio de la sociedad. El primer proyecto que llevaron a cabo fue elaborar un conjunto de licencias libres diseadas para sitios web, msica, cine, fotografa, literatura, cursos de enseanza, etc.

  3. La Licencia de Documentacin Libre GFDL Este es un tipo de licencia especficamente para manuales y documentacin de software.
  4. La Licencia de Contenidos Libres, GNU, La Licencia de Contenidos Libres (LCL), se utiliza para textos, fotografas, grficos, imgenes, iconos, links y dems contenidos audiovisuales o sonoros, as como su diseo grfico y cdigos fuente .
  5. La Licencia Arte Libre (LAL) Se basa en el reconocimiento de que la creacin funciona por smosis, mezcla, contagio, reescritura, apropiacin, transformacin, procesos que se tornan ilcitos sobre la base del copyright.
  6. La razn de ser de la Licencia Arte Libre radica en promover y proteger prcticas artsticas liberadas de las reglas exclusivistas de la economa de mercado.

    Se aplica tanto a las obras electrnicas como a las que no lo son y ayuda a dar respuesta a necesidades surgidas con los nuevos gneros y formas de expresin nacidos de las nuevas tecnologas.

    Puede proteger una obra de las artes plsticas, literarias, una obra musical, un vdeo, una pelcula, un sitio Web, etc.

    Esta licencia naci del encuentro de " Copyleft Attitude " en Pars a principios de 2000.

  7. Msica Libre Se basa en el  criterio de que se debe dar al pblico la libertad bsica de usar, copiar, y distribuir una obra sin fines comerciales, a la vez que se buscan frmulas que permitan la retencin de algn tipo de copyright en beneficio del autor. Aprovechar las posibilidades tecnolgicas de eliminacin de intermediarios, estimulando el reembolso directo al artista en oposicin al sistema desequilibrado de distribucin imperante hoy en da.
  8. Licencia para pases en desarrollo. Permiten determinados usos slo en el territorio de estos pases.

Existen experiencias, basadas en la aplicacin de estas licencias tales como:

 http://plos.org

http://creativecommons.org/worldwide

 

Todos estos proyectos tienen como objetivo crear un dominio pblico gratuito dentro del rgimen de apropiacin privada que permitir demostrar cunto se beneficia la creacin, la investigacin y el conocimiento cuando se comparten

Estamos, para algunos autores como Lessig, en la transicin hacia nuevas formas de distribucin cultural, en las que coexistirn contenidos libres con otros que no lo son y en la que los primeros, pueden incrementar, incluso, el valor de los segundos. La publicacin de su ltimo libro "Cultura Libre" de hecho lo ha confirmado.

Aunque podemos encontrar diversidad de criterios sobre muchos aspectos, en la prctica estas iniciativas se han ido articulando y estn cada da menos aisladas.

Yahoo tiene ya un buscador de contenidos libres, o sea, publicados bajo licencia Creative Commons que cuenta con 4.7 millones de pginas. El Copyleft se experiment en el Forum Social Mundial celebrado en Porto Alegre (Brasil) en enero de 2001, se celebran Jornadas en contra de la Propiedad Intelectual y Encuentros Mundiales del Programa Libre, en aras de permitir el intercambio de informacin y la coordinacin de esfuerzos alrededor de proyectos de inters comn.

Tambin algunas grandes empresas de servicios informticos apoyan ya el software libre , utilizndose en proyectos tales como el de la NASA en sistemas de misin crtica, los bancos Merill Lynch en Estados Unidos Banrisul - Banco do Estado do Ro Grande do Sul , el motor de bsqueda Google, la librera en lnea Amazon, el Departamento de Energa de Estados Unidos, la multinacional British Petroleum, las compaas productoras de pelculas DreamWorks para el funcionamiento de su sistema de procesamiento de imgenes, Disney quien, con la ayuda de Hewlett Packard, han decidido estandarizar su infraestructura de servidores en torno a sistemas operativos libres ,el Centro de Desarrollo de Computacin Avanzada de la India, y la Nacional Science Foundation estadounidense , entre otros.

Parlamentos de distintos pases, entre los que se encuentran China, Mxico, Brasil, Venezuela, Colombia, Argentina, Espaa y otros, han adoptado polticas y trabajan o han aprobado proyectos de leyes, o las discuten, para establecer su uso en la administracin pblica ya que ofrece beneficios y oportunidades fundamentalmente para los pases en desarrollo.

Esta opcin, sin dudas, resulta de bajo costo, fomenta y estimula las economas locales y regionales, se puede adaptar a las culturas y a los idiomas locales, es ms segura y no ata al usuario a ninguna empresa comercial.

 

Frente a la concentracin de la informacin a travs del copyright, muchas pginas de Internet apoyan su difusin a travs del copyleft. No obstante, y aunque resulte contradictorio, existen pginas que difunden ideas antihegemnicas y de oposicin al poder de los monopolios que se encuentran protegidas por el copyright, lo cual entorpece, lejos de propiciar la necesaria difusin de sus puntos de vista.

Del enfrentamiento de estas dos fuerzas contrapuestas: por un lado las presiones para limitar el uso y distribucin de la informacin a travs de medidas tcnicas y jurdicas; por otro, la necesidad de usar y distribuir la informacin sin trabas de acuerdo a las posibilidades tecnolgicas y las necesidades de la sociedad, depender el futuro de la sociedad hacia la que nos dirigimos.

En la Cumbre de la Sociedad de la Informacin realizada en Ginebra en el ao 2003 se destacaron, en consecuencia, dos posiciones contrarias: La del sector privado dirigido a propiciar el desarrollo de la infraestructura y de un ambiente regulatorio capaz de sostener la inversin y el comercio electrnico y reafirmar el rgimen actual de propiedad intelectual; y la de la sociedad civil, dirigido a "construir sociedades de la informacin que atiendan a las necesidades humanas", dar prioridad a las necesidades de informacin y conocimientos, en funcin del desarrollo humano, y a la participacin democrtica y el fomento de la diversidad e intercambio cultural. 

Como una victoria del Sur califican a la aprobacin en octubre del 2004 en la asamblea general de la Organizacin Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) de un documento propuesto por Brasil y Argentina conocido como Agenda del Desarrollo, que exige que se jerarquicen en el trabajo de la organizacin las metas del desarrollo y los derechos de los consumidores, como contrapeso del inters de los pases y corporaciones con ms poder.

 

Tambin ms de 500 prominentes cientficos e intelectuales de numerosos pases, en un manifiesto titulado "Declaracin de Ginebra sobre el futuro de la OMPI". declararon la necesidad de que la Organizacin Mundial de la Propiedad Intelectual exprese una visin ms equilibrada y que trate de imponer una obediencia mundial respecto a las normas de propiedad intelectual slo cuando sta beneficie realmente a toda la humanidad.

El 29 de abril de 1967, en clara anticipacin al debate actual, Fidel expresaba: "Cmo es posible pretender negarle (...) a miles de millones de seres humanos que viven actualmente en la pobreza, en el subdesarrollo, como pretender impedirles el acceso a la tcnica que (...) necesitan para algo tan elemental como es alimentarse, para algo tan elemental como es vivir?". "...Nosotros consideramos que los conocimientos tcnicos deben ser patrimonio de toda la humanidad, que lo que ha creado la inteligencia del hombre debe ser patrimonio de toda la humanidad", para luego explicar cmo aquel concepto de propiedad intelectual que impeda a Cuba adquirir los libros necesarios para la educacin "..no era la propiedad de los autores, del producto espiritual, sino de los que en el mercado, con dinero contante y sonante y a cualquier precio, por lo general a bajos precios, haban pagado ese producto de la inteligencia...."

No es posible abordar en este trabajo la experiencia cubana. Baste decir que aunque muy susceptible de perfeccionar, ha demostrado que es posible defender y favorecer la creacin en su concepto ms amplio, mediante la subordinacin del ejercicio de los derechos individuales reconocidos en la legislacin a los intereses sociales y culturales de la sociedad en general. Esta prctica ha sido indispensable en el logro de los resultados que en lo educacional y cultural hoy poseemos.

Quisiera para concluir hacer referencia a algunas preguntas incluidas en el articulo Por qu los Derechos de Propiedad Intelectual Importan a la Sociedad Civil?

Son sin dudas interrogantes que debemos intentar responder todos los que creemos que otro mundo mejor "...es no slo posible, sino imprescindible".



Bibliografa:

 

 

 

 

 

 

 



 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter