Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Turqua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-06-2013

El Parque pblico Gezi, epicentro de las protestas en Turqua

Francesc Casad
Rebelin


El destino del Parque Gezi se ha convertido en un autntico pulso entre la ciudadana turca y el Primer Ministro Recep Erdoğan, lder conservador islamista, ferviente defensor de las polticas socioeconmicas neoliberales dictadas por el Fondo Monetario Internacional y la Unin Europea. Desde el 2002, ao en que accedi al poder, ha destacado por su empeo en la privatizacin de las empresas estatales, entre otras la red elctrica, aerolneas, industria metalrgica y telecomunicaciones.

El polmico proyecto de reforma del parque urbano, situado en un lateral de la cntrica Plaza de Taksim, consiste en la transformacin de una de las pocas zonas verdes con las que cuenta la contaminada ciudad de Estambul en un centro comercial, su diseo imitara el estilo de un cuartel militar otomano, preservando la identidad nacional, y estara compuesto por tiendas de marcas multinacionales, espacios de ocio, restaurantes e incluso una mezquita. Las superficies comerciales, dado su tamao, por norma son construidas en reas industriales que han quedado inactivas y estn bien comunicadas con la red de transporte metropolitano.

El seguimiento de las concentraciones convocadas por la Red de Solidaridad en la Plaza de Taksim seguramente no habra sido el mismo sin el apoyo incondicional de los sindicatos de izquierdas al convocar una huelga general de 72 horas.

El jueves, en plena crisis, Erdoğan insisti en la propuesta de un referndum a la vez que lanzaba un ultimtum subliminal a los manifestantes acampados: Nuestra paciencia se est acabando. Hago mi advertencia por ltima vez. Digo a las madres y a los padres que tomen a sus hijos de la mano y los saquen de all. () Ocpense de ellos.

La sociedad urbana caracteriza un jardn o parque, por oposicin a lo construido, como un reflejo de lo u-tpico donde la imaginacin proyecta sus emociones y deseos, negar ese espacio a los hijos es negarles la posibilidad de imaginar ningn futuro en la ciudad, el nico futuro posible sera el que decidieran las grandes corporaciones internacionales convirtiendo al ciudadano en un simple consumidor pasivo, limitando su capacidad de participacin social.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter