Portada :: Cuba :: CINCO CUBANOS PRESOS DEL IMPERIO
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-06-2013

Entrevista a Ren Gonzlez, el primero de los Cinco en retornar a la isla
"Yo no fui a Estados Unidos a combatir personas"

Enrique Ojito Linares y Arelys Garca Acosta
Rebelin


Despus de protagonizar el vuelo quizs ms arriesgado de su vida el 8 de diciembre de 1990, Ren Gonzlez Sehwerert, el primero de los Cinco en retornar a la Patria, penetr organizaciones terroristas como Hermanos al Rescate, Movimiento Democracia, Partido Unido Nacional Democrtico y la Fundacin Nacional Cubano-Americana, radicadas en la Florida. En entrevista exclusiva con el peridico Escambray y Radio Sancti Spritus, el luchador antiterrorista recorre su itinerario como agente de la Seguridad del Estado de Cuba, sin olvidar el ser humano que es.

Si usted dice que para esta misma noche, inventamos un avin y vamos a La Habana, le asegur, sin esconder la ansiedad, este guajiro de La Sierpe a Ren Gonzlez Sehwerert el primero de los Cinco en retornar a la isla, al solicitarle una entrevista, posibilidad que, al final, no deneg: Llmanos dentro de unos 10 das. La situacin legal del antiterrorista aconsejaba esperar.

Qu ms le dije? No recuerdo; a veces la emocin traiciona. Minutos antes y de repente, su esposa Olga Salanueva Arango me pregunt, va telefnica: Quieres saludarlo?. Cuando menos, salt de la silla giratoria en la Redaccin; significaba hablar con un Hroe de la Repblica de Cuba, quien dej, sin lamento alguno, 13 aos de su vida en penitenciaras de Estados Unidos.

A escasas horas de finalizada la Segunda Jornada 5 das por los 5 en Washington DCpodemos vernos hoy, a las tres, en la Casa de la Amistad; antes, estar all con Russia Today. Solo entonces el alma me vino al cuerpo. El dilogo qued pactado para la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), donde declarara que regresar a Cuba sin sus compaeros Gerardo Hernndez, Ramn Labaino, Antonio Guerrero y Fernando Gonzlez fue la pesadilla de su encierro.

Luego de cumplir su condena de tres lustros de prisin el 7 de octubre de 2011, Ren empez a saldar tres aos de libertad supervisada. Esas condiciones fueron modificadas el 3 de mayo pasado por la jueza Joan Lenard, quien acept la permanencia del cubano en la isla, a cambio de su dejacin a la ciudadana estadounidense, certificado concedido el da 9 de ese mes.

I

Tarde de nubes negras y bajas. En sordina, se escuchan los pitazos y los rumores de la calle en el amplio corredor de la sede del ICAP, adonde Ren llega ahora con el andar del alpinista que nunca renuncia a pisar la cima, y se sienta, con sus gafas oscuras colgadas de la camisa a cuadros, entradas altas y el mentn rematado por las canas. Bien cerca, Olga, atenta a sus ojos claros y a las manos que se cruzan una y otra vez, mientras l revive sus breves aos en Chicago, que lo vio nacer el 13 de agosto de 1956.

Apenas son fragmentos de recuerdos, aclara. La familia resida prxima al lago Michigan; no olvida el muelle de madera camino a la profundidad de las aguas, y el olor del parque que ilumin ciertos versos dedicados a su compaera.

No olvida, tampoco, la maldad que sac de las casillas a sus viejos Irma y Cndido: con su hermano Roberto, sali a una avenida a hacerles moneras a los automviles, travesura interrumpida, afortunadamente, por un polica que los condujo a casa. Tambin recuerdo bastante el viaje hacia Cuba en barco, en el Guadalupe.

Eso sucedi posterior a la invasin mercenaria por Playa Girn.

S. Los viejos estaban en el comit Pro justo trato a Cuba, y salieron a las calles a manifestarse contra la invasin; recibieron represalias; inclusive, personas de la derecha los agredieron. Despus tomaron la decisin, y vinimos en octubre del 61.

Conocido por el apelativo de Castor en las lides de la Seguridad del Estado segn el brasileo Fernando Morais, en su libro Los ltimos soldados de la guerra fra, Ren volvi a suelo norteamericano el 8 de diciembre de 1990 mediante el robo de una aeronave en San Nicols de Bari, situado hoy en la provincia de Mayabeque.

Antes de la partida usted le dej a Olga algo de dinero y la letra de una cancin de Pablito Milans dentro de una revista. Era un mensaje en clave?

Es difcil irse, y saber que la familia no tiene conocimiento de lo que vas a hacer. Una de las cosas ms difciles de este tipo de misin es convencer a la gente que t respetas de que eres un traidor. En todos estos aos las tareas ms difciles las cumpl en Cuba; las dos fueron en San Nicols de Bari: renunciar al proceso del Partido (Comunista de Cuba) y robarme un avin. Hay cosas que no son tareas, pero que son humanas, y una es dejar a la familia, eso es fuerte. Efectivamente, le dej el dinero que haba guardado y aquella cancin, ni recuerdo que cancin era, en una Bohemia.

Le dije a Irmita, que tena seis aos y era muy discreta, una tumba: le voy a dejar un regalito a tu mam aqu para cuando venga el fin de ao. Esto es un secreto para darle una sorpresa a tu mam. Mami, mami!, papi dej esto aqu; as fue como Olguita lo encontr.

Cuntas veces usted repas el plan de secuestro del avin que lo llev a Boca Chica, adonde lleg casi sin combustible?

Ninguna. En las condiciones en que todo sucedi era imposible repasar ningn plan. Estbamos entrando en el perodo especial; los vuelos de lanzamiento de paracaidismo y de deporte areo, en general, fueron unas de las primeras actividades afectadas. Todo result improvisado, a excepcin de la decisin de que si se me daba la oportunidad me iba a ir. Tena que buscar el momento oportuno y sacarle el mximo; de ah que llegara sin combustible. Se me dio la posibilidad de hacerlo, y calcul rpidamente; me dije: el combustible me alcanza exacto, tengo que lanzarme. Probablemente, haya sido el vuelo ms peligroso, ms arriesgado, en mi vida.

Al llegar a Miami usted declar a la llamada Radio Mart haberse sentido un verdadero Cristbal Coln cuando vio los cayos al sur de la Florida. Cmo entrar en el personaje de traidor y hacerse creble ante la opinin pblica?

Me lo pregunt desde que me plantearon la misin; no creo que alguien pueda entrenarse para eso. Adems, yo era todo lo contrario; nunca he sido un simulador. T no puedes encontrar a alguien que sea un revolucionario y sea un simulador. Cul es la clave? El sentido del deber; la satisfaccin de engaar a alguien que quiere hacerle dao a mi pueblo, y a partir de ah, a lo mejor intervienen ciertas caractersticas personales que te permiten hacerlo.

Recuerdo cuando conoc a Flix Rodrguez, el Gato; casualmente fue el da en que se cre Hermanos al Rescate. La vspera yo estaba en casa de un piloto que haba secuestrado un avin en los aos 60 y era jefe de un grupo denominado la CUPA (Cuban Pilots Association). Estando con l, lo llama Basulto (Jos) para informarle: Oye, vamos a armar un grupo que se va a llamar Hermanos al Rescate, y haremos una conferencia de prensa en el aeropuerto de Miami. Y el hombre me invit.

Voy para all, y cuando entro por aquel saln me reciben: Ahh! me conocan del peridico, el que se llev un avin. Y as, de sopetn, me sueltan: Mira, te presentamos a Flix Rodrguez, el hombre que mat al Che. No s qu me pas de pronto fue un corrientazo; saqu la mano y se la di: no me digas, compadre, que t eres el tipo. Por dentro, me asombr: cmo es posible que yo haya podido hacer esto? Cuando sal, me dije: ya yo sirvo para esta tarea.

Al ser agente de la Inteligencia de un Estado, algunos podran pensar que usted llevaba una vida holgada. Cmo sobrevivi econmicamente aquellos primeros meses?

Tuve la ventaja de tener mucha familia all que me apoy; o sea, desde el punto de vista econmico nunca me sobr un quilo; pero s tuve casa y comida. Mi abuela me recibi, y yo, claro, desde que llegu empec a trabajar. Hice varios trabajos; sin embargo, el propsito mo siempre fue acercarme al ambiente de la aviacin.

Despus se crea Hermanos al Rescate y entro por ah. Para poder avanzar en ese ambiente tuve consumir mucho de lo que ganaba en sacar muchas licencias, que es muy caro. De entrada trabaj en una tienda por un salario miserable; despus vend unos calentadores muy malos y no quise seguir vendindolos porque estaba engaando a la gente; hice piso, hice techo. Tuve una vida modesta y mi principal objetivo siempre fue avanzar como piloto.

En mayo del 91 ingres a Hermanos al Rescate; sobrevol La Habana con Basulto, tir panfletos. Cmo llenarse de esa sangre fra para compartir cabina con ese terrorista?

Yo no fui a Estados Unidos a combatir personas; fui a combatir actividades que daaban a Cuba, que podan causar perjuicios al pueblo cubano, a la propiedad, a nuestros dirigentes; fui a alertar al pas sobre esas actividades. En esas circunstancias no puedes ponerte a entrar mucho en el elemento personal que te divide porque s te disocias.

Usted llev a bordo a periodistas de canales como Univisin, que armaban su campaa anticubana.

En su origen, Hermanos al Rescate fue, probablemente, una de las operaciones de guerra psicolgica ms bien montadas que haya habido. Se monta sobre el tema de los balseros, un asunto complicado y fcil de manipular. La organizacin la fundan Basulto y un grupo de veteranos de Baha de Cochinos, y ms especficamente de los grupos que llamaban los teams de infiltracin. Esos grupos haban sido preparados por la CIA (Agencia Central de Inteligencia) en los aos 60 en sabotajes, en infiltracin e exfiltracin, guerra psicolgica.

Ellos ven la posibilidad de utilizar el tema de los balseros para hacer una guerra sicolgica de dos vas: por una parte, estimular en Cuba las salidas ilegales como una forma de desestabilizar la sociedad cubana, y, por otra, proyectar hacia el mundo la imagen ms negativa posible de Cuba, como el infierno del que la gente se estaba yendo. Es una etapa muy propicia para eso por el momento en que se estaba viviendo: el perodo especial; la gente quera irse porque tena problemas econmicos Ellos aprovecharon muy bien ese momento.

En la propia ciudad de Miami se va creando, igualmente, una euforia alrededor de todos los problemas que tena Cuba y los que no tena, y los que no tena los inventaban. En esto ese contexto, Hermanos al Rescate es una herramienta de propaganda muy fuerte, que apela, por otro lado, al sentimiento humanitario: tienen a los balseros, al individuo que est medio muerto en una balsa, y ellos los rescatan. Ah se mezclan varios elementos que les permiten montar una operacin de guerra psicolgica muy fuerte.

Despus ellos van evolucionando; en la medida en que el perodo especial se pone ms difcil se incrementan sus esperanzas de que en Cuba se produzca una explosin, y empiezan, en una etapa poco ms intermedia, a apostar por la explosin en Cuba, que la gente se lance para la calle; lo que sucedi en el Malecn en agosto del 94 fue para ellos un impulso, una bocanada de aire fresco.

En ese contexto comienzan a preparar ya acciones violentas; en el juicio sali evidencia de que Hermanos al Rescate estaba en el juicio, sali evidencia de que estaba preparando unos artefactos mortferos para ser lanzados sobre Cuba y que podran ser utilizados por personas descontentas contra la Polica. Esos artefactos eran como unas bengalas; pero en lugar del material pirotcnico, se cargaran con balines y plvora, o sea, seran utilizados para hacer dao, para matar.

() Qu pasa? Se produce la llamada Crisis de los Balseros (en 1994 emigraron ilegalmente hacia los Estados Unidos ms de 30 000 personas). Cuando los Estados Unidos y Cuba firman los acuerdos migratorios (el Comunicado Conjunto del 9 de septiembre de 1994 y la Declaracin Conjunta del 2 de mayo de 1995), el negocio de Hermanos al Rescate se va al piso, porque los cubanos que se lanzaban al mar iban a ser interceptados por la Guardia Costera y seran repatriados a Cuba.

Ese fue un golpe muy duro para Hermanos al Rescate, y pasan ah a incrementar la provocacin, o sea, pasan a tratar de crear un conflicto entre Cuba y Estados Unidos. Es cuando empiezan a producirse los sobrevuelos a Cuba, las provocaciones, las famosas flotillas; en abril del 94 haba habido una y despus ellos empiezan a incrementarlas con Movimiento Democracia. En fin, eso fue lo que sucedi hasta que se produjo lo del 24 de febrero del 96, que fue el golpe de gracia a Hermanos al Rescate.

Qu misiones concretas asumi?

Estuve en varias organizaciones; Hermanos al Rescate fue la primera en la que me involucr. Obviamente, la misin fundamental era mantener a Cuba informada de todo lo que estaba haciendo, de todos los preparativos de las flotillas Desde un inicio Basulto concibi Hermanos al Rescate como una organizacin que, adems de dedicarse a los balseros, realizara acciones violentas; inclusive, l me consult en el ao 92 acerca de una incursin para hacer un sabotaje al sistema elctrico nacional con la utilizacin de sus aviones.

Luego Basulto estuvo envuelto en la adquisicin de un avin de combate ruso, un Mig 23, que quera emplearlo para una actividad violenta. En Estados Unidos se usa mucho que cuando un pas desactiva ciertos aviones, algn particular los compra. Tambin quera comprar un avin checo de entrenamiento militar.

Me vincul al PUND (Partido Unido Nacional Democrtico), que en los aos 92 y 93 realiz incursiones en la costa norte, sobre todo en el rea entre Varadero y Cayo Coco. Un comando del PUND asesin a un compaero en Caibarin; estuve vinculado a las actividades que haca de infiltracin. Comando de Liberacin Unido estaba envuelto, igualmente, en esas actividades.

Tambin haba que localizar. Un grupo paramilitar de la FNCA (Fundacin Nacional Cubano-Americana) adquiri varios medios y haba que localizarlos, algunos eran areos; estaban en el rea de mi competencia. La localizacin de Posada Carriles me lleg a travs de una indiscrecin en los aos 90. Ese era el tipo de actividad que estbamos realizando,

Por qu colabor con el Bur Federal de Investigaciones (FBI) en el desmantelamiento de operaciones de drogas?

Desmantel dos operaciones de drogas. Por qu? Primero, todo el mundo sabe la posicin de Cuba contra las drogas; pero, adems, ah la droga juega un doble papel, porque no es solamente el dao que hace como tal; sino que el dinero de esta se utilizaba para financiar el PUND y el Comando de Liberacin Unido. En la medida que t les ibas cortando las fuentes de financiamiento eran operaciones que no se hacan contra Cuba.

Resulta muy difcil saber cuntas operaciones se dejaron de hacer, por ejemplo, una vez que pudimos meter preso a Tony, el Gordo, que era quien financiaba el PUND. Se quedaban sin dinero; esos fueron golpes fuertes para ellos.

Cmo dominar la sensacin, al ser agente al servicio de la Inteligencia, de sentirse vigilado?

Existen conductas propias de la actividad que tienes que adoptar, y estar alerta. Te puede hacer mucho dao si exageras; tampoco puedes relajarte del todo, tienes que buscar un balance ah y decir: bueno, djame estar alerta, tengo que cuidarme; pero, por otra parte, no puedes volverte loco.

En medio de todo ello, usted tena la decisin de reencontrarse con Olga e Irmita. Cunto hizo Ren en funcin de eso? Dicen que estuvo hasta en el Capitolio.

Ah entran a jugar muchas consideraciones. Ileana Ros-Lehtinen no tena la capacidad de llevar a Olguita para all; eso fue parte de todo el esquema. Obviamente, para m siempre fue una prioridad que ellas se reunieran conmigo. Tom trabajo por toda una serie de circunstancias que haba que hacer coincidir; fueron seis duros aos de separacin; al final pudieron ir para all en diciembre de 1996.

Hasta en traje y corbata, con flores en la mano, usted las recibi en el aeropuerto de Miami.

El reencuentro tuvo dos ngulos contrapuestos; desgraciadamente tuve que hacerme acompaar por algn elemento que no era muy (Ramn Sal Snchez, lder del Movimiento Democracia). El reencuentro significaba, prcticamente, como si Olguita y yo nos casramos de nuevo. Estbamos casados desde el 83; despus de seis aos de separacin, fue hermoso y, al mismo tiempo, difcil por la adaptacin de Irmita; pero venci el amor.

De ese amor surgi Ivette. Cmo Gerardo Hernndez, sin hijo, disfrut el nacimiento de Ivette?

Gerardo siempre fue muy sensible a todo lo que fuera la familia. Antes de que Ivette naciera, estuvo muy pendiente de la llegada de Irmita; despus, un regalito por aqu, una atencin por all; con Olguita tambin. ramos como una familia; en realidad, en esas circunstancias es la nica familia que tienes en el sentido de que es la nica gente a quien t puedes decirle todo. Yo tena familia all, que no comulgaba con nuestra forma de pensar; pero demostraron ser una gente muy buena. Gerardo asumi ese rol de una manera muy humana, con una capacidad de querer muy grande; efectivamente, con Ivette, muy contento.

En cules circunstancias aconteci su arresto el 12 de septiembre de 1998?

Un arresto en Estados Unidos es un eufemismo por asalto; realmente constituye un asalto. Te asaltan la casa con un alarde de violencia para paralizarte; es el primer paso para ablandarte. Ellos (FBI) empezaron a golpear la puerta; en otros casos las tumbaron con un ariete. Nosotros vivamos en un pasillo muy estrecho y la puerta era de hierro; parece que la fsica no les dio y no podan derribarla. La golpearon violentamente, y cuando abr entraron con pistolas afuera; la empujaron, me lanzaron contra el piso mientras me amenazaban con la pistola; me esposaron de inmediato, y cuando Olguita sali del cuarto la tiraron contra la pared. Despus me levantaron; me preguntaron si era Ren Gonzlez y si yo era de Hermanos al Rescate. Me sacaron de la casa ese sbado y de all me llevaron hasta la prisin.

Cmo describir los primeros das de crcel?

Los primeros das son terribles. Adems, en el caso nuestro, no fue como en otros que normalmente ellos te llevan a un rea de admisin, te dan tu ropa, te explican cmo funciona la crcel, te dan una llamada telefnica. A nosotros nos dieron un tratamiento especial; en trminos militares eso lo llaman golpe y estupor, o sea, te arrestan violentamente, te pasan por el FBI para ver si vas a ser de los que te declaras culpable o no, de los que cooperas o no. De inmediato te meten en el hueco, solo ah, para que comiences a pensar en lo que te espera. Son das en los que no puedes dormir; ni siquiera nos dieron una sbana, nada.

En ese momento se decide tu futuro. Si no decides rajarte, despus no lo vas a hacer. Nosotros decidimos desde ese momento que no nos bamos a rajar y ya. Me toc esto, pues a enfrentarlo.

Hasta el lunes fueron das difciles. Todo es un teatro que se prepara: te tienen el sbado, domingo a solas con tus pensamientos, sin afeitarte, sin lavarte los dientes; el lunes te visten de payaso y te bajan a la Corte. Te hacen pasar por un pasillo, y est toda esa jaura de gente, llena de odio, mirndote encadenado, barbudo, con aspecto cadavrico, y la preocupacin por la familia est dndote vuelta.

Tuve suerte; cuando me bajan del elevador y me enfrentan a ese saln lleno de gente y voy buscando a la familia, de pronto siento un grito: Papiiii!!!, miro y est Irmita hacindome as (Ren levanta el dedo pulgar hacia arriba, bien alto). A partir de ah respir y me dije: este aire me dura hasta que se acabe esto, y me sigue durando todava.

A qu se aferr usted para no traicionar, como s lo hicieron otros miembros de la red cubana?

En lo ms bsico, a la dignidad humana; yo creo en el valor de la dignidad. El proceso demostr que hay quienes no creen en ese valor; los valores humanos existen. Todos los proclamamos; pero en condiciones como esas se demuestran quines creen en ellos o no. Los Cinco cremos en ellos. Si los valores humanos existen, no veo por qu un ser humano deba ceder a la fuerza bruta, ms all de la poltica (ideales).

Porque este tipo tiene la capacidad de maltratarme, de encerrarme, yo cedo; nadie me ense que eso tena ningn valor. A eso se aade la misin que estabas haciendo, el conocimiento de tu causa, la conciencia de lo que estuviste haciendo, saber que tienes la razn, saber que estabas defendiendo la vida humana, saber que ests siendo juzgado injustamente.

Todo eso se va aadiendo, y ms all de eso tambin est la conducta de ellos. T los ves mentirle a la jueza, chantajear testigos, engaar a la Corte, burlarse de las rdenes de la jueza, mentirles a los jurados, preparar gente para que mientan. Al ver que se rebajan y se rebajan, dices: hasta qu punto puede rebajarse esta gente? Entonces te dices: yo no puedo ceder ante esta gente.

Usted estuvo encarcelado en Pennsylvania, Carolina del Sur y Florida. Cmo hacerse respetar en un ambiente tan hostil?

En el caso del sistema penitenciario norteamericano, el haber ido a juicio te da mucho respeto; casi nadie va a juicio. La gente tiene miedo de ir a juicio; el sistema est arreglado de forma tal que el que va a juicio lo pierde. Los abogados te convencen de que no vayas y de que cooperes con la Fiscala, y cooperar termina siempre con delatar a alguien. Qu pasa?; cuando fuiste a juicio, te enfrentaste al Gobierno.

La gente te respeta mucho por eso; adems, saben que no los vas a delatar. Y ms all est la actitud tuya; si t tratas bien a la gente, en general, te trata bien. Debes relacionarte con personas que tengan actitudes positivas, constructivas; rehuir a conductas como el juego, las deudas; no involucrarte en las pandillas.

Las cartas ayudan bastante, es decir, el que la gente te vea recibir muchas cartas de todos los pases; entonces, vienen y te piden los sellos. Nos ayud la emisin de sellos cubanos; decan: Coooo!, ese tipo sale en un sello. Hasta los guardias me los pedan escondidos. Frmamelo.

Hubo alguien entre los compaeros de celda o de prisin, en general, que lo marcara a usted?

Tuve muchos compaeros de celda. Recuerdo a un rapero que estuvo conmigo (en Marianna, Florida) y se involucr tanto en el caso que un da cogi un pulver y entre l y Rody (Rodolfo Rodrguez) lo pintaron con el smbolo de los Cinco. Se metieron en la yarda, y cant una cancin rap ah por los Cinco; por poco aquello se revuelve all.

Rody es un caso curioso: un cubano con un prontuario delictivo desde que era muchacho, inclusive, violento; sin embargo, cuando me conoci ya estaba en un proceso de evolucin, l tena mucho resentimiento contra Cuba. A travs de nuestras relaciones comenz a cambiar sus visiones de Cuba, de la Revolucin, de Fidel; luego era ms comunista que yo. Me rea a veces: oye, compadre, dale un break a la gente; no te fajes con todo el mundo.

Haba un supermaxista blanco que haba tenido, tambin, un pasado muy violento, una infancia muy disfuncional, haba terminado en lo que le llaman skinhead (cabezas rapadas), asalt banco. Poco a poco haba ido reconsiderando, y le toc la suerte de estar conmigo en la celda cuando l estaba en ese proceso; se me acerc, reflexion mucho conmigo y termin politizndose. En general, s hay mucho respeto hacia uno por parte de todos los presos.

Olga se convirti en horcn de una familia, madre y padre a la vez; no obstante, usted no perdi las riendas de la casa.

Las riendas de la casa las tena Olguita; hay que ser franco. No me gusta estar dirigiendo a la gente desde la distancia. Yo confi en Olguita; mi papel era hacer bien lo mo all. Me pareci siempre importante que ellos supieran que yo estaba bien; de la misma forma que para m era muy importante saber que ellas estaban bien. Olguita saba lo que tena que hacer, y lo hizo bien, y dentro de eso el intercambio con las muchachitas, el consejo... Ellas han tenido una relacin muy abierta siempre conmigo. No soy un padre grun, creo que soy un buen padre, un buen amigo.

Qu haca Ren para salir de la depresin que le llega a todo ser humano, ms an en un encierro?

No me lleg, no. Yo acu una frase de la que la gente se rea; me preguntaban por la maana: Cmo t ests? Im always ok. Y ya la gente vena y me deca: Yo s que t ests bien. Por qu lo deca? No s; uno tiene que espantar esas cosas, tienes que luchar. Hay das que te levantas ms ansioso, o sea, la ansiedad s llega. Hay una dosis de ansiedad que est ah, y que tienes que aprender a reconocerla, y decirte: reljate. Hay das que te levantas y a lo mejor ests un poco ms irascible; es cuando tienes que decirte: esprate, no te vayas a buscar un problema.

Me refugi mucho en el ejercicio fsico, en la lectura, en el estudio. Para m era muy importante no mirar el tiempo; el tiempo no me va a matar, me deca, y me funcion: no me llegu a deprimir nunca.

Cundo vena ms la imagen de sus padres en la crcel?

Uno mantiene la imagen de la familia todos los das; tena un pequeo mural con las fotos familiares. Recuerdo, por ejemplo, el da que le los alegatos. Cuando me par frente a la jueza y la atraves con la mirada para decirle varias verdades, me cog el cinto por atrs y me lo levant, como diciendo, ahora voy para all. El viejo me vino a la mente enseguida; era un gesto suyo; un gesto de esos que t heredas automticamente. () A esa edad, no tienes que estar pensando: mam hara esto, pap lo otro. Ya uno se destet; pero lo que ellos te ensearon, esa conducta la llevas contigo todos los das, todas las horas, y eso te permite sobrevivir.

Pudo pegar el ojo la noche del 6 al 7 de octubre del 2011, cuando sali de la prisin de Marianna?

S; en la crcel no puedes permitir que te quiten el sueo. Esa noche me la echaron a perder un poquito; me pusieron en el hueco, no por nada malo, sino porque habamos echo un arreglo con la propia prisin para que yo saliera ms temprano a fin de evitar la prensa; saban que haba consideraciones de seguridad. Me sacaron de improviso de la celda y me llevaron para el hueco. No pude despedirme de la gente. La idea ma era levantarme al otro da bien temprano, afeitarme, ponerme bien bonito, en lo posible; pero, en fin, me acost a dormir.

II


Lleg Ren Gonzlez a la Patria; el titular de Cubadebate.cu daba la vuelta al mundo el 20 de marzo de 2012. Pasado el medioda de ese viernes arribaba a La Habana en visita privada y familiar: su hermano Roberto, miembro del equipo de defensa de los Cinco, estaba gravemente enfermo. Mi Brother de toda la vida; as encabez Ren una carta, fechada en febrero y que cerr con una frase que an hoy nos sacude: Respira brother, respira!!.

La libertad supervisada decret su vuelta a la Florida. Regresar a all fue bastante fuerte; tuve que volverme a adaptar otra vez, comentara luego, a sabiendas del Miami vengativo.

Por si no bastara, el primero de abril de este ao Ren sufri la prdida de Cndido, su padre. El dolor devolvi al hijo a Cuba, donde tramit su renuncia a la ciudadana estadounidense.

El tiempo de un Hroe dicta lmites, mesura, a este reportero, cuyos ojos miopes siguen con discrecin la mano de Ren que, sin prisa, busca el brazo clido y cercano de su esposa.

Por cierto, cundo llevar a Olga al cine? El da en que usted secuestr el avin le prometi ese regalo para esa noche.

Es verdad; hoy estbamos hablando de eso; pero no se lo voy a decir a la prensa (RISA CMPLICE), porque si no.

Atardecer habanero lleno de nubes y relmpagos. Instantes despus de apagar la grabadora, gotas anchas y sonoras empiezan a cubrir el Vedado. Ser difcil que hoy pueda llevarla a ver alguna pelcula, me dije cuando puse un pie en la calle.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter