Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-06-2013

China-Amrica Latina: en el centro de los desequilibrios del nuevo comercio Sur-Sur

Christophe Ventura
Mmoire des luttes

Traducido para Rebelin por Susana Merino y revisado por Beatriz Morales


Podra convertirse en el futuro prximo Amrica Latina en una plataforma extraterritorial de China cuya funcin sera permitirle a esta ltima asegurarse y aumentar sus exportaciones (especialmente en los sectores, electrnica, automotriz y textil) a mercados estadounidenses, europeos y latinoamericanos?

Y que desde all comience asomar en ese pas ultra competitivo en cuanto a competencia salarial internacional una irreversible tendencia a aumentar los ingresos de los trabajadores y a aparecer los primeros signos de una desaceleracin relativa de los gastos de consumo interno en ciertos sectores y de las exportaciones en el contexto de la crisis econmica internacional?

Es una hiptesis planteada por la Comisin Econmica para Amrica Latina y el Caribe de Naciones Unidas (CEPAL) en un reciente informe dedicado al estudio de las relaciones entre China y Amrica Latina/Caribe (1)

Un estudio sobre la evolucin cuantitativa y cualitativa de las inversiones directas en el exterior (IDE) de la segunda potencia econmica mundial en Amrica Latina realizas en el perodo 2003/2009 apuntala este anlisis. Las economas latinoamericanas acogen actualmente el 13% de las IDE chinas en el mundo (2). Esto implica un monto estimado de 31.000 millones de dlares. Aunque si bien es cierto que ms del 90% de esas IDE estn dirigidas a los sectores bancarios de dos conocidos parasos fiscales (las Islas Caiman y las Islas Vrgenes britnicas), la CEPAL indica que durante esos seis aos las empresas chinas habran invertido 24.000 millones de dlares directamente en el sector de los recursos naturales, la industria y los servicios de Amrica latina.

La participacin en empresas latinoamericanas y en los acuerdos de cooperacin entre regiones chinas y pases latinoamericanos, etc., aseguran a las empresas chinas una creciente penetracin en las economas latinoamericanas.

Mxico y los pases del MERCOSUR (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) constituyen los principales puntos de fijacin de la actividad productiva de las empresas chinas en Amrica Latina. Y especialmente en el sector de los productos manufacturados, de la electrnica, de los automotriz y de las telecomunicaciones. La entrada a Argentina, Brasil, Mxico y Uruguay debe ser considerada como una primera etapa destinada a realizar un despliegue futuro hacia los dinmicos mercados conformados por las zonas de libre comercio norteamericano (ALENA) y del MERCOSUR, seala el informe.

Se estima que ya existen 50.000 empleos que dependen directamente de esas inversiones en la economa real latinoamericana.

Porqu elegir a Amrica Latina como potencial plataforma extraterritorial? El sector electrnico ofrece un emblemtico ejemplo del porqu de esta estrategia. Segn la CEPAL, tres factores explican el atractivo de Amrica Latina para los inversores chinos:

1.- La demanda interior (china) se ha visto debilitada por la competencia en su propio territorio nacional y han bajado las ganancias, lo que ha impulsado a las empresas del sector a buscar nuevos mercados en Amrica Latina en la que est surgiendo una nueva clase media en expansin.

2.- La mayor parte de las medidas antidumping tomadas en Amrica Latina contra productos chinos se refieren a los productos elaborados en China, por lo tanto establecer unidades de produccin en la regin puede ayudar a las empresas chinas a reducir los conflictos comerciales.

3.- Las empresas chinas no estn actualmente en condiciones de establecer unidades de produccin en los pases desarrollados, de modo que Amrica Latina y frica se han convertido en importantes zonas de destino para sus IDEs.

Por otra parte, las IDE latinoamericanas en China (y, por lo tanto, la insercin de empresas de la regin en la economa productiva del pas) son marginales. Los siete pases que invierten all (Argentina, Brasil, Chile, Mxico y en menor medida Colombia, Per y Venezuela) solo llegan a menos del 0,1% del total de las IDE en China, lo que representa un total acumulado de entre 70 y 80 millones de dlares.

Cul es la fisonoma de las relaciones comerciales entre Amrica Latina y Asia? En 2009 el volumen del comercio bilateral entre las dos regiones ascenda a 120.000 millones de dlares y las exportaciones latinoamericanas (fuertemente conformadas por materias primas y primarias) hacia Asia llegaba a los 103.000 mil millones de dlares, es decir, el 15% del total de las exportaciones de la regin. El mercado estadounidense por su parte segua recibiendo el 42% de las exportaciones latinoamericanas y la Unin Europea (UE) un 14%.

En ese contexto es interesante destacar que China solo absorbe la mitad de las exportaciones latinoamericanas a Asia. Segn la CEPAL, el Imperio del Medio [China] podra arrebatarle a la UE el puesto de segundo socio comercial de Amrica Latina a partir de 2014 convirtindose en el segundo mercado ms importante de la regin.

En esta dinmica tambin se ha modificado el perfil general del comercio entre Amrica Latina y Asia en el ltimo decenio. China ha superado a Japn como primer socio de los pases latinoamericanos, pero son los seis pases miembros de la Asociacin de Naciones del Sureste Asitico (ASEAN-6) (3) los que estn disputndoles a Corea del Sur el tercer lugar.

El comercio sino-latinoamericano se destaca por ser bastante desequilibrado. Efectivamente, ms all de una importante diferencia (cualitativa y cuantitativa) de las inversiones realizadas por cada uno de los actores en las economas asociadas, los pases latinoamericanos son esencialmente exportadores de materias primas y primarias con escaso valor agregado (soja, hierro, cobre, petrleo, etc.), mientras que China exporta productos manufacturados (textiles, papel, automviles, productos electrnicos y tecnolgicos, etc ).

China se ha convertido en un mercado de exportacin clave para seis pases: Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba y Per. Entre 2005 y 2008 cinco pases reunan el 86% de las exportaciones del subcontinente hacia China: Brasil (33%), Chile (25%) (4) Argentina (12%), Mxico (9%) y Per (7%).

Al mismo tiempo Argentina, Brasil, Chile, Mxico, la Repblica Dominicana, Paraguay y Per (5) se han vuelto ms dependientes de las importaciones chinas. Entre 2000 y 2009 las importaciones chinas pasaron de un 4,6% a un 12,4% (mientras que las importaciones de los EEUU se redujeron del 18,9% al 13,2% del total y las de la UE del 23,5% al 16,8%). En Brasil la tendencia fue la misma: sus importaciones chinas conformaron el 12,5% del total (2,2% en 2000), mientras que las importaciones procedentes de los EEUU pasaron del 23,3% al 15,7% y las de la UE de 26% al 22,9%. Mxico en el 2000 reciba un 2,2% de sus importaciones de China y en el 2009 lleg al 13,9%. En el mismo perodo, y esto es histrico, las importaciones mexicanas de los EEUU pasaron del 71,2% al 48,1% y las de la UE del 8,4% al 11,7%. En valor monetario Mxico es el principal importador de productos manufacturados chinos. El 48% de sus compras totales proceden de China, por delante de Brasil (20%), de Argentina y Chile (6% para cada uno de estos dos ltimos).

La nueva estrategia de expansin china en Amrica Latina se ve facilitada por la economas ms dinmicas del subcontinente. Estas economas tienen necesidad del mercado chino para las exportaciones de sus materias primas. Tal el caso de Argentina y Brasil, que contrariamente a Mxico y a los EEUU, han reconocido a China como economa de mercado.

Esta estrategia se basa tambin en la bsqueda de la firma de acuerdos de libre comercio. Entre 2006 y 2010 China firm tres: con Chile, Per y Costa Rica.

Independientemente del tema de las IDE, tambin se basa en la puesta en marcha en acuerdos de cooperacin entre Estados, especialmente en el sector petrolero. En el 2009 el Banco de Desarrollo de China (BDC) abri una lnea de crdito por un monto de 10.000 millones de dlares a la compaa petrolera nacional brasilea Petrobras respaldado por una provisin garantizada de petrleo bruto. Por su parte, la empresa petrolera china Sinopec vio como se le ofreca la compra de la filial brasilea de la sociedad petrolera espaola Repsol. Al mismo tiempo, China y Venezuela han establecido un Fondo de Desarrollo Comn actualmente dotado con 12.000 millones de dlares. Los dos pases se hallan tambin vinculados por un acuerdo que prev un intercambio de productos chinos a cambio de petrleo venezolano. En el mismo sentido, tambin Ecuador es signatario de un acuerdo por un monto de 1.000 millones de dlares.

China es tambin actualmente miembro oficial del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) cuyo objetivo es convertirse en el mayor instrumento financiero de la cooperacin sino-latinoamericana. Tambin lo es del Banco de Desarrollo del Caribe (BDC)

Finalmente, las autoridades chinas embarcadas en una poltica diplomtica ofensiva disponen de 21 embajadas y seis consulados aunque solo 15 de los 21 pases disponen de representacin diplomtica en China.

Y el informe concluye: las elevadas tasas de crecimiento (de China) y el proceso de reconversin industrial de las regiones rurales del pas generan un aumento de las necesidades de infraestructura y energa, as como tambin de productos alimenticios. Esta situacin constituye un poderoso motivo de aproximacin a los pases latinoamericanos exportadores de recursos naturales. China tiene tambin necesidad de asegurarse el libre acceso de sus exportaciones a la regin y de ser reconocida como economa de mercado. [...] En este marco debe abrir un espacio que le permita firmar acuerdos comerciales con Amrica Latina con el objeto de tener igualmente garantizado el acceso de sus productos a esos mercados. Y de este modo no perder competitividad frente a los productos estadounidenses (debido a los acuerdos bilaterales de libre comercio firmados por estos ltimos en la regin) y europeos, anticipndose a las negociaciones de la UE con el MERCOSUR y la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

En la constante reconfiguracin del comercio internacional existente en el marco de la globalizacin econmica y financiera, el comercio Sur-Sur se intensifica y constituye una parte cada vez ms significativa del conjunto. As, en 1985 representaba el 6% del comercio internacional y en 2010 ha llegado al 24%. En ese marco el 85% del comercio Sur-Sur se realiza entre pases asiticos y entre estos y los dems pases del sur (6).

Si bien Amrica Latina participa este movimiento global, sigue siendo en gran medida prisionera de un integracin a la economa-mundo por medio de la cada vez mayor pimarizacin de su economa (7). SU relacin con China confirma esta tendencia.

Documentos adjuntos:

Notas

1) Chine et Amrique latine/Carabe. Vers une relation conomique et comerciale stratgique, Osvaldo Rosales y Mikio Kuwayama, Cepal, 2012 (http://www.eclac.org).

2) Segn el Fondo de inversiones A Capital mencionado por Le Monde (9 de junio de 2012), estas IDE seran equivalentes a 68.000 millones de dlares en 2011, el 43% estaran dirigidas a Amrica Latina, lo que convierte al subcontinente en el primer destino de recepcin de capitales. El Fondo estima en 800.000 millones el monto al que podran llegar las IDE en 2016.

3) Filipinas, Indonesia. Malasia, Singapur, Tailandia, Vietnam

4) El cobre es el principal producto chileno de exportacin. China absorbe el 55% de las exportaciones de cobre latinoamericano, el 30% del cual procede de Chile.

5) China se ha convertido en el primer socio comercial de Brasil y de Chile, y en el segundo de Argentina y Per.

6) Panorama de linsertion internationale de lAmrique latine et de la Carabe 2010-2011, Cepal, p. 16 (http://www.eclac.org).

7) Vase sobre este tema Amrica Latina: Etat des rsistances dans le Sud, director, Bernard Duterme, ditions Syllepse, coll. Alternatives Sud , Pars, 2012 ( http://www.monde-diplomatique.fr/2012/02/VENTURA/47440 )

Fuente: http://www.medelu.org/Chine-Amerique-latine-au-coeur-des

rBMB



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter