Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-07-2013

La paz de los olvidados

Dairo Ruiz
Rebelin


Si las clases dominantes construyeron el pas poltico y la identidad nacional por medio del terror o la exclusin, en nuestro lugar comn, Colombia, la lucha popular y revolucionaria va ms all de la idea de paz con desmovilizacin , pues lo que hemos conocido y padecido los trabajadores y las grandes mayoras de la clase popular, son las prcticas criminales y tradicionales de la cultura poltica dominante, es decir el control y el carcter patrimonialista del aparato estatal, racismo frente al indgena, explotacin y saqueo de sus territorios comunes y los de sus hermanos campesinos y [email protected], adems del relegamiento del crecimiento econmico, aumento y/o multiplicacin de la miseria, la desigualdad y la injusticia social.

As y en consecuencia entonces, no solamente se han generado formas avanzadas y radicales de resistencia contra el orden social dominante, sino tambin procesos alternativos de vida y sociedad, hoy cada vez ms entretejidos revolucionariamente, por lo que la paz real debe salir de las manos de los olvidados, desde sus acciones, cultura y prcticas, ricas y de nuevas subjetividades, identidades y actores colectivos, que reclaman y construyen su paz pero no a cualquier precio o con reencauchados estratagemas sobre la poltica ,sino desde sus acumulados y dignidad; para una paz concreta , no discursos desde la paz o la cultura de la Colombia que les asesina u olvida.

Queremos una paz desde el deber y el derecho a la rebelin, de pertenencia a un pueblo, a su historia y a sus luchas emancipadoras, pero que hoy nuevamente manoseadas por el Estado y su buena cultura de paz y su imaginario, somete (segn sus clculos) a la mala cultura de la violencia de otros, todo para ocultar su verdadero rostro de siglos de exclusin y terror Estatal e intentar imponer otra paz con nuevos pacificados.

Mientras, las grandes mayoras reclaman otra paz, revalorada profunda y eficazmente, y que recupere el verdadero ser y la historia real de la nacin colombiana, con soberana absoluta para terminar con la produccin y reproduccin del orden poltico y social dominante, que no piensa en terminar con sus prcticas aristocrticas y serviles, hoy radicalmente enfrentadas desde el campo de los dominados y excluidos que continan abriendo y avanzando procesos de resistencia que confrontan, incuban o protegen con su lucha proyectos diversos, alternativas de vida, sociedad y cultura, reforzando la idea de gobierno popular-revolucionario, percibiendo conscientemente desde la paz o la violencia su identidad y memoria histrica que se desdobla para que aparezcan los sueos ocultados del pueblo, evidenciando las paces traicionadas, las utopas aplazadas, la creatividad sometida, el lenguaje silenciado, los smbolos aprisionados o las libertades cercenadas.

Lo que se construye, y el ser con otros hace que la resistencia no sea solo una forma de confrontacin a un ejercicio dominante de la poltica, es tambin la construccin de un proyecto de vida y sociedad, es la apuesta para hacer emerger, desde las races de los olvidados y su vida comunitaria, un proceso de paz y cultura que afirma el deseo de revolucin y transformacin, como el derecho a que el maana pueda estar en manos de los que hasta hoy son los olvidados de siempre.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante unalicencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter