Portada :: Cultura :: Arte
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-07-2013

El ojo que habla

Leonardo Martnez
Revista Debate

Ariadna Lesido present su libro antolgico "Lo Que Se Ve. Fotografas 1979-2007" junto a una muestra de imgenes incmodas, reveladoras e inquietantes que recorren toda su obra.


Adriana Lestido (1955) fue la primera fotgrafa en recibir la prestigiosa beca Guggenheim, entre otros tempranos estmulos a su respetada obra, hoy reconocida a nivel nacional e internacional. Sus fotos integran colecciones de museos de la Argentina, Estados Unidos, Venezuela, Francia, Espaa, Alemania y Suecia. Esta muestra, que se presenta hasta el 14 de julio en el Museo Nacional de Bellas Artes, es nica por el doble acontecimiento de presentar su libro, editado por Capital Intelectual, junto a una retrospectiva de su produccin fotogrfica. Las series se despliegan en orden cronolgico; los curadores Gabriel Daz y Juan Travnik articularon 70 tomas fotogrficas en blanco y negro (excepto dos fotitos polaroid en color, sacadas en Punta del Diablo, Uruguay, en 1995, que se exhiben al final del recorrido), donde Lestido ensaya la verdad: Hospital infanto-juvenil (1986-1988), Madres adolescentes (1988-1990), Mujeres presas (1991-1993), Madres e hijas (1995-1998), El amor (1992-2005) y Villa Gesell (2005). Estas secuencias componen el hilo ntimo de su bsqueda personal como fotgrafa y como persona, donde se teje la trama entre su vida y su obra. Lejos de perseguir efectos estticos que la prestigien como artista, muchas de las imgenes de Lestido documentan, responsablemente, vidas dolorosas y marginadas. Y con este gesto poltico las trae a la escena pblica para mostrarnos su significado ms actual: la memoria. La reflexin sobre lo femenino y la ausencia fsica del hombre, tambin son una marca de autor en su obra. Ausencia fsica y no simblica: en la foto Madre e Hija de Plaza de Mayo (1982) -quizs la ms lograda y emblemtica que se puede ver en la muestra- la ausencia es desaparicin. Esta ausencia forzada, en la biografa personal de Lestido, es el amor arrebatado, su novio de juventud: A Guillermo Willy Moralli, compaero de vida y de lucha, secuestrado y desaparecido por la dictadura militar el 18 de julio de 1978. A su luz, bondad y belleza, dice la dedicatoria del libro que acompaa la muestra. Y a l tambin es a quien dedica la retrospectiva, ya que empez a hacer fotos el ao en que Willy desapareci.

En Mujeres presas, una serie que muestra el encierro hostil y la angustia annima, la ausencia del hombre surge ms de una decisin penitenciaria que de una voluntad amorosa. Pues ellos siguen ah, presentes, en tatuajes corporales y en las miradas de tristeza que los ojos reclusos muestran en cautiverio. Para hacer esta historia, porque para Lestido las fotos cuentan historias, pas un ao yendo los fines de semana a la crcel de Los Hornos, en La Plata. La experiencia fue dura al principio del proyecto. Si bien lo que le interes fue la situacin de las madres presas con sus hijos (quienes pueden estar en el penal hasta los dos aos de vida; luego la ley las obliga a separarse), despus la idea original tom otro rumbo y se transform en lo que es: mujeres encerradas, segregadas, que no pueden decidir sobre sus vidas.

El uso del blanco y negro es una eleccin cromtica que est en funcin de transmitir estas vidas; y que tienen como correlato en la muestra el encuentro entre los antagnicos mundos a los que nos afronta: por un lado el nuestro, ubicado en el espacio cmodo y ocioso de la inmaculada sala de exhibicin; y por el otro, los universos retratados por la fotgrafa que, ya sean en crceles o de encuentros felices entre madres e hijas, resultan siempre incmodos, reveladores e inquietantes. Porque en las fotos de Lestido uno termina siendo lo que ve. Y ser lo que uno ve, involucrarse de forma total en lo que se est viendo, entregarse, fundirse con lo visto, es tambin el manifiesto potico y el compromiso profesional que Lestido tiene presentes al disparar con la cmara. Por eso la retrospectiva resulta tan sensible y conmovedora; porque la artista est presente en cada imagen. En las series El amor (1992-2005) y Villa Gesell (2005), reflexiona sobre vivencias personales, el amor o la dificultad de amar: una camisa masculina colgada en una silla, junto a una cama y un escritorio; un cuarto oscuro en cuyo fondo una ventana deja entrar la luz y recorta la silueta de un hombre en penumbras; dos precarias casitas construidas sobre el lomo de un mdano, en ese pueblo costero fundado en la arena, son algunas de las imgenes donde Adriana Lestido ve y documenta la ausencia masculina. Yo creo que la separacin atraviesa todo mi trabajo. La separacin como largo proceso de aprendizaje y como necesidad tambin de volver a juntar y unir. Quiz la tristeza que est por detrs de todo mi trabajo sea eso: el amor como necesidad de recuperar una unidad perdida, concluye la autora.

Fuente (y fotografas): http://www.revistadebate.com.ar/?p=3939


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter