Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-07-2013

Manuel Fernndez Cuesta, alias "Maria Toledano"

Marcos Roitman Rosenmann
Rebelin


Lo conoc por mediacin de Pascual Serrano, hace ms de una dcada. Lo cierto es que su apellido me resultaba un misterio y le pregunte: Tienes algo que ver con los "Fernandez Cuesta" y su respuesta fue inmediata: "Todo, Caro Amigo". All naci una amistad que se fue tejiendo hasta su muerte. Compartamos mucho, amigos y enemigos. En ocasiones hablamos ms de los segundos que de los primeros. Tambin aficiones varias, el futbol entre otras. Era un editor comprometido. Conocedor profundo de la realidad poltica de Espaa y Europa y por qu no decirlo, tambin de Amrica Latina. Su militancia no le impeda valorar los autores, la necesidad de traducirlos y la obligacin de leerlos. Su preocupacin por romper la mediocridad intelectual, le haca ser muchas veces un osado traductor de textos que seguramente, para una editorial, no seran xitos de ventas. Pero se arriesgaba, no tena miedo a fracasar. Y eso lo haca diferente. Ttulos que hoy circulan, entre ellos, La CIA y la Guerra Fra Cultural o Mi Vida de Troski, llevan su firma. Hay muchos. Su etapa en DEBATE termin de manera singular. Luego recal en el Grupo Planeta y se hizo cargo del sello Pennsula. All tambin dej su impronta. Compagin colecciones, ttulos y autores. Pero se le notaba descontento. Comenzaron los problemas, las censuras del Grupo 62 y los reproches por escorarse a la izquierda. Como su militancia era parte de su ADN, escriba en Rebelin bajo el seudnimo de Mara Toledano. Con una pluma exquisita, diseccionaba los nuevos movimientos sociales y criticaba el que hacer del era su partido, el comunista y su coalicin, Izquierda Unida. De letra fluida y estilo claro, la irona estaba presente en todos sus escritos. Tambin ejerci de profesor de estilo literario, tena un talento personal que le haca ser un gran conversador que no tertuliano.

ltimamente estaba decado. Lo visit en su despacho a fines de abril. Lo not preocupado. Viajaba continuamente a Barcelona y ello le agobiaba. Su gestin, buena en trminos de contenido, no lo era en trminos polticos ni corresponda a los intereses del grupo Planeta. Hace unos das reciba la carta de despido, fue declarado persona era non grata. l lo tema o mejor dicho lo saba. Planeta no requera de Manuel Fernandez Cuesta, persona que amaba los textos, que los disfrutaba y luchaba por que vieran la luz editorial. Siempre deca, "una joya, querido Marcos, una joya". Generoso, no dudaba en ofrecerme las ltimas novedades, luego, eso s, me interrogaba, qu tal?, as verificaba la lectura.

Su muerte deja un gran vaco. No hay quien pueda sustituirlo. Como amigo desprendido, como militante comprometido, como escritor brillante y como editor, siempre asalariado, uno de los grandes. Su huella queda grabada en los ttulos que el seleccion para nuestro disfrute y conocimiento. Para Manuel Fernandez Cuesta, con el afecto y cario, por darnos todo y ensearnos el camino de la amistad y el compromiso.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter