Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-07-2013

Snowden destapa que EEUU es antidemocrtico

Carlos Enrique Bayo
Pblico.es


El Gobierno estadounidense ha demostrado en numerosas ocasiones que est siempre presto a quebrantar la Justicia, nacional e internacional, para ocultar sus propios crmenes. No obstante, ahora la Casa Blanca ha entrado en un frenes sin precedentes, amenazando no slo a sus rivales sino tambin a sus aliados y saltndose todos los principios legales y normas diplomticas, porque el caso Snowden destapa algo todava ms grave: Estados Unidos est regido por un sistema autoritario en la sombra que impone leyes secretas antidemocrticas.

Cmo se llama un rgimen as? Dictadura, claro. Y, como todos los regmenes dictatoriales, proclama sin cesar que en realidad es el ms recto y justo de todos los gobiernos. Aunque pocos ha habido que al mismo tiempo de hacer alarde de lo que carecen, y de dar lecciones morales a todos los dems, se lanzasen a imponer al resto del mundo, a sangre y fuego, su modelo de democracia.

El muy conservador semanario The Economist expuso hace unos das magistralmente (en el artculo Gobierno secreto Amrica contra la democracia) que gracias al extcnico de la CIA Edward Snowden hemos descubierto mucho ms que el hecho de que la National Security Agency (NSA) est espiando a millones de personas, en EEUU y el resto del mundo, incluidas personalidades amigas y gobiernos aliados, en violacin de las propias normas constitucionales estadounidenses. Lo que hemos aprendido es que, bajo la coartada de combatir al terrorismo, Washington ha establecido un sistema de tribunales secretos que aplican en secreto sus propias interpretaciones secretas sobre precipitadas medidas de seguridad de emergencia aprobadas sin debate democrtico. Un rgimen decidido a perseguir con toda la fuerza violenta de la ms poderosa potencia del planeta a cualquiera que se atreva a echar un vistazo tras el velo que oculta esas actividades antidemocrticas.

El fundamento para esa alegacin se puede leer en una extensa crnica de The New York Times que explica cmo los once magistrados que componen la Foreign Intelligence Surveillance Court (conocida como Corte FISA) se han convertido sigilosamente en algo as como un Tribunal Supremo paralelo que est sentando jurisprudencia y doctrina constitucional mediante dictmenes reservados, que se ocultan a la opinin pblica. Esos once jueces todos ellos designados por una sola persona: el presidente del Supremo, John Roberts, que tampoco ha sido elegido han autorizado el espionaje masivo de la NSA, al retorcer la interpretacin jurdica de la Cuarta Enmienda de la Constitucin, que protege a los ciudadanos frente a los registros y arrestos arbitrarios. Adems, la FISA toma todas sus decisiones escuchando a una sola de las partes, el Gobierno, y no ha rechazado ninguna de las operaciones de espionaje que se le han consultado (casi 1.800 el ao pasado).

Un tercer artculo (de otro medio an menos sospechoso de izquierdismo: el Wall Street Journal) nos aclara que la capacidad de la NSA para recopilar los datos telefnicos de millones de [norte]americanos se sustenta en la redefinicin secreta de la palabra relevante. As es: la FISA ha dictado, desde mediados de los aos 2000, numerosas autorizaciones clasificadas que ampliaban el significado de ese trmino para que el acopio permitido de informacin relevante para una investigacin incluyese la totalidad de gigantescas bases de datos con millones de registros de ciudadanos inocentes.

Los diferentes juristas consultados por estos medios de comunicacin coinciden en el gravsimo peligro que supone esa re-interpretacin de la doctrina constitucional, que pretende establecer que relevante para una investigacin es equivalente a todo. As como la arbitrariedad que supone sentar jurisprudencia segn la cual el principio legal de necesidades especiales (el que permite que nos registren en un aeropuerto, para impedir atentados, o nos sometan a la prueba de alcoholemia, para evitar accidentes) se puede aplicar en cualquier circunstancia cuando las autoridades policiales aducen riesgo para la seguridad nacional que por su propia esencia estn exentos de explicar o justificar.

Es decir, la Casa Blanca (primero bajo George W. Bush, pero ahora incluso ms con Barack Obama) ha urdido un entramado secreto jurdico-policial que dicta sentencias y pone en prctica medidas de excepcin mediante mecanismos confidenciales totalmente fuera del control de los organismos democrticos electos y ocultndolos a la ciudadana y a sus representantes surgidos de las urnas. Ms an, como la revelacin del funcionamiento de ese rgimen autoritario en la sombra pondra (supuestamente) en peligro la misma Seguridad del Estado cuya defensa se arrogan sus cabecillas, cualquiera que denuncie ese sistema injusto e ilegal debe ser perseguido como el peor de los terroristas. Igual que se est haciendo con Snowden.

Pero esa terrible amenaza no va slo dirigida a whistleblowers (los que tocan el silbato, trmino ingls para definir a los que dan la alerta de abusos de poder e injusticias que se mantienen ocultas) como Snowden, Bradley Manning o Julian Assange. El artculo del Journal cita a dos senadores del Comit de Inteligencia del Senado (Ron Wyden y Mark Udall) que llevan tiempo protestando de que se est haciendo una interpretacin secreta del Patriot Act (la ley antiterrorista aprobada tras el 11-S que permiti a Bush cometer las barbaridades de su guerra contra el terror) pero que hasta ahora no se haban atrevido a precisar cul era esa jurisprudencia oculta.

Ahora, las oficinas de esos senadores han admitido por fin al Wall Street Journal que se referan, precisamente, a la nueva interpretacin del trmino relevante que ha permitido la monstruosa operacin de espionaje masivo ilegal de la NSA. Algo de tanta importancia para la Casa Blanca que est quedando en evidencia como potencia imperial y autoritaria slo por su afn de vengarse a cualquier precio del que finalmente ha tirado de la manta. Cmo no van a estar aterrados los que osen denunciar esa iniquidad, si hasta los ms destacados senadores estadounidenses tienen miedo de revelarla!

De lo que no cabe duda es que la nica ley que respeta Washington es la del silencio. Igual que ocurre, al parecer, con el Gobierno del PP. Quizs igual que sucede con todos los gobiernos que se autodenominan demcratas?

Es difcil saberlo, cuando todo aquel que trata de averiguarlo es perseguido implacablemente, con los ms poderosos gobiernos del mundo dispuestos a violar cualesquiera leyes o principios para mantener oculta esa realidad.


Carlos Enrique Bayo: Director de Pblico, @tableroglobal fue redactor-jefe de Internacional en la edicin papel de este diario. Ha sido corresponsal en Mosc (1987-1992) y en Washington (1992-1996), as como mximo responsable de Internacional en cinco peridicos distintos, y fue enviado especial en los conflictos de Afganistn, Camboya, Oriente Prximo y Armenia-Azerbaiyn. Tambin ha cubierto eventos histricos como la catstrofe de la Union Carbide en Bhopal, la cada del Muro de Berln y la matanza de Tiananmen, entre muchos otros acontecimientos mundiales. Adems, fue subdirector de La Voz de Asturias, director de publicaciones del Grupo Joly, subdirector y creador de Diario de Sevilla, redactor-jefe en El Peridico de Catalunya y director adjunto de ADN, entre bastantes otras cosas.

Fuente: http://blogs.publico.es/eltableroglobal/snowden-destapa-que-eeuu-es-antidemocratico/543


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter