Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-06-2005

Entrevista a Felipe Quispe y a Jenny Santander, del Movimiento Indgena Pachacuti
En el futuro va a haber que cavar trincheras en El Alto

Guillermo Caviasca / Natalia Vinelli
Red Nacional de Medios Alternativos


Tras la rebelin boliviana, heredera de las luchas de octubre de 2003, el Movimiento Indgena Pachacuti asegura que ahora el Alto es el cuartel general de todas las organizaciones de trabajadores, de las ciudades, del campo, de todo. El Alto de La Paz ya es la Ciudad de Tupac Katari, ya no se llama como la llaman los blancos

En Bolivia se agudiza la lucha de clases. De un lado estn los que siempre han posedo todo, una minora blanca y pro yanqui; del otro estn los que tras 500 aos de conquista y opresin estn dispuestos a recuperar el derecho a decidir sobre el futuro y los recursos de su tierra. Tanto que, en el ltimo mes, las consignas de guerra civil y revolucin se aduearon de las calles, y la movilizacin y los bloqueos de caminos produjeron nuevamente la cada de un presidente. Hoy, en medio de una tensa calma, Felipe Quispe, el principal dirigente indgena del pas hermano, y Jenny Santander, responsable de Relaciones Internacionales del Movimiento Indgena Pachacuti (MIP) analizan el proceso de lucha vivido y aseguran que, tras el reflujo, seguir la pelea hasta transformar todo y cambiar el nombre de Bolivia por Kollasuyo.

Despus de varios das de conflicto asumi Eduardo Rodrguez, el presidente de la Corte Suprema. Cmo est la situacin ahora?

Quispe: Est relativamente calma. Ya no hay movilizaciones como las de aquellos das. Prcticamente nos han desarmado; el causante es Evo Morales porque l ha levantado los bloqueos en Chapare, en Santa Cruz y en otros lugares (...). Aqu en la ciudad de La Paz ya no hay nada, si bien hay marchas ya no tienen la fuerza de aquellos das. Entonces, prcticamente, yo dira que hemos perdido: cambiar un neoliberal por otro neoliberal no implica nada para nosotros porque el tema principal era la nacionalizacin de los hidrocarburos y no la hemos conseguido. Va a ser difcil volver a rearticular nuestras fuerzas, pero vamos a esperar unos cuantos meses y despus volveremos a las movilizaciones. Lo lamentable es que hemos luchado para otros, para otra gente, no para nosotros. Porque en septiembre y octubre del 2003, de la misma manera que ahora, nosotros hemos llevado sobre nuestros hombros a Carlos Mesa, pero resulta que no sacamos ni un alfiler de ese seor y resulta que ahora es otro presidente, Eduardo Rodrguez, el que el pueblo ha llevado en hombros, y resulta que seguramente va a favorecer a las transnacionales porque sabemos muy bien que est escogido por el imperio. Por eso estamos muy apenados, pero a pesar de esto no somos derrotistas y creemos que vamos a lograr algn da tomar el poder poltico para los pueblos indgenas.

El MAS de Evo Morales es la principal fuerza parlamentaria de izquierda y estaba sosteniendo la pelea por una Ley de Hidrocarburos alternativa. Por qu consideran que la desmovilizacin del MAS es la causante del freno al proceso de lucha que se estaba llevando adelante?

Santander: Vers, el Evo estaba buscando la aprobacin de la Ley de Hidrocarburos que planteaba un 50%, y nosotros nos levantamos y planteamos la nacionalizacin. La consigna nuestra gan, pero orgnicamente no se puede decir que hallamos sido nosotros la direccin del movimiento.

Nuestra consigna de nacionalizacin gan en las calles, gan tanto que el MAS tuvo que rectificar su posicin y decir que ellos tambin buscaban la nacionalizacin. Pero la verdad es que la Confederacin de Campesinos no ha estado a la cabeza como en la anterior ocasin. Son varios grupos, un montn de organizaciones sindicales.

El pueblo del Alto parece haber tenido un protagonismo muy grande. Cmo caracterizan a la direccin del FREJUVE y a los otros grupos que estn luchando?

Quispe: Todas las luchas son luchas simultneas, es que ahora los dirigentes del Alto son ms consecuentes que los de la anterior vez (...) Pero ahora estn ms de pie y ojal que vayan bien. Pero tambin es nuestra lucha, nosotros somos parte del Alto porque toda esa gente son inmigrantes de los ayllus y comunidades de la zona, aymaras de carne y hueso, de uas, de pelos, de todo, de cultura poltica, de cultura de rebeliones, sublevaciones, entonces estn luchando a nuestro estilo. Ahora el Alto es el cuartel general de todas las organizaciones de trabajadores, de las ciudades, del campo, de todo. En el futuro va ha haber que cavar trincheras en el Alto para cercar a la ciudad de La Paz, es por eso que el Alto de La Paz ya es la Ciudad de Tupac Katari, ya no se llama el Alto de La Paz como la llaman los blancos. Entonces merece mucho respeto, nosotros vamos a coadyuvar con ellos y seguir empujando hacia delante para las futuras luchas.

Santander: La gente del Alto est muy movilizada. Estn muy bien organizados, con una nueva direccin. Pero en estas movilizaciones tambin hay mineros y campesinos. Primero est el FREJUVE, campesinos del departamento de la Paz que se han movilizado y organizado piquetes por provincia y luego estn los mineros, que tambin son un grupo bastante mayoritario; los maestros tambin han estado ah y Evo ha venido con una pequea marcha de unas doscientas personas. Pero los medios lo nico que han hecho es reconocer lo que haca Evo como de costumbre, no? La CNN tambin, todo era Evo, Evo, Evo.

Qu que papel jug el MIP en las movilizaciones?

Santander: Nosotros hemos planteado de entrada el bloqueo de caminos, y los hemos realizado en las zonas que tenemos control. Aclaro que hemos ganado 15 alcaldas ac, entonces en 15 lugares nosotros tenemos gente organizada...

Qu influencia tienen los pedidos de autonoma de Santa Cruz, la zona ms rica del pas, sobre el conjunto del proceso?

Quispe: Yo creo que eso [la autonoma de Santa Cruz] no va a prosperar, si este presidente le est dando ms ministerios a los de Santa Cruz. Son unos nios mimados que maman del Estado. En Santa Cruz reciben todo. Cuando llueve dicen que hay inundacin y reciben dinero del Estado, cuando hace sol dicen que hay sequa y tambin reciben dinero del Estado. Pero en el occidente nosotros no recibimos nada, slo recibimos balas y gases lacrimgenos, entonces esa desigualdad existe. Por otro lado esa autonoma tiene problemas, porque si se la ve por encima, como una pelota, parece que est bien inflada pero adentro de esa nacin camba existen nacionalidades indgenas, ah estn los chiquitanos, los guarayos, los ayoreos y otras culturas y nacionalidades que tambin reclaman y luchan, aunque todava en forma incipiente. Con el tiempo van a crecer y van a explotar y recin esos extranjeros van a tener problemas. Entonces nadie puede cantar la victoria en este pas.

Las oleadas de lucha que se desarrollan en Bolivia parecen ir delineando cada vez ms claramente dos campos enfrentados con intereses irreconciliables...

Santander: Es verdad, inclusive en el proceso de octubre la gente misma plante guerra civil. Y otra cosa que ha estado muy fuerte es que una parte del ejrcito tena la intencin de darse la vuelta. No se consolid. Era un grupo de militares que andaba organizacin por organizacin planteando la idea de dar un golpe, pero la gente tena desconfianza. Tampoco hubo el apoyo masivo de la gente para apoyar un levantamiento de militares.

Fue un amago de ruptura en medio del levantamiento popular?

Quispe: Nosotros como polticos y dirigentes indgenas sabemos muy bien que el ejrcito est dividido en dos fracciones: una, los altos mandos de las fuerzas armadas, que estn bien pagados por las transnacionales y estaban muy fieles a Carlos Mesa. Pero haba otros, los coroneles, los mayores, con mandos de pequeas unidades militares que estaban descontentos, pues ellos haban planteado la nacionalizacin de los hidrocarburos, tierra y territorio al indio y el cierre del parlamento. Son tres puntos as concretos que han planteado ellos. El pueblo estaba de acuerdo, pero se hacen pillar y muchos han cado en una trampa y no ha funcionado ese grupo, se han quedado all. Porque ya no son esos tiempos en que los militares hablaban una sola cosa, entonces ahora era difcil para ese grupo, de esa manera no ha prosperado el golpe de ningn lado y ahora ya han hecho cambios en los altos mandos militares y habr que ver qu es lo que pasa en el futuro.

Algo parecido al proceso frustrado-- vivido en Ecuador?

Quispe: S, ellos planteaban un gobierno cvico militar igual que el de Ecuador en aquellos das. As apareci Lucio Gutirrez... Bueno eso queran repetir ac tambin, llegar al palacio junto con los indgenas y gobernar, dictar la nacionalizacin tierra y territorio al indio y otros pero no ha funcionado. Primero, porque el ejrcito inteligentemente ha botado el anzuelo y el anzuelo eran dos militares rebelndose planteando la nacionalizacin. Pero no eran los verdaderos que estaban con esa revuelta, eran falsos, era una trampa y en ese anzuelo caen Jaime Solares y otros dirigentes del Alto como Rubn de la Cruz y caen muchos otros. Pues era una movida noms de los mismos servicios de inteligencia del Estado, as era la cosa.

Recin mencionaban la consigna de cierre de parlamento. Tambin la levanta el MIP?

Santander: En eso nosotros estamos coincidiendo con todos, no queremos saber ms del parlamento. No queremos saber nada de este parlamento porque no sirve. Pero si bien la gente asume actitudes muy de avanzada, la posicin demcrata es muy retrgrada, as es como est. Por eso hay tambin una idea de llamado a Constituyente, que se cree que puede modificar la democracia sustancialmente y poner all una mayora indgena.

Quispe: Nosotros vamos viendo que este presidente Eduardo Rodrguez no va ha hacer nada, no va tocar nada porque l se lava su mano con el poncho como Pilatos, que no sabe nada, slo va a hacer cumplir la ley que es llamar a las elecciones presidenciales. Pero ahorita nosotros tenemos que, segn la Constitucin, slo puede haber cambio del presidente y de vicepresidente y los diputados podran seguir, pero el pueblo no quiere que sigan los diputados y los senadores porque todos estn vendidos a las transnacionales. Ellos son la principal expresin de esas empresas voraces que existen en nuestro pas. Entonces ah est la pelea. Por otro lado, yo no veo como una salida la cuestin electoral, para el pueblo indgena el camino es otro, pero eso habr que ver ms all porque mucha gente todava cree que con esto de las elecciones se puede conseguir algo, inclusive dar un asalto la poder pero no va a ser as, no va a ser as, en vano vamos a estar esforzndonos. Ya se ha visto que en esto de las elecciones pasadas apenas hemos sacado unos cuantos indgenas, por ejemplo el MAS tena 27 diputados y nosotros seis. En total haba 33...

Sera diferente la cuestin en una Constituyente?

Quispe: Yo creo que no vamos a sacar mucho, ni siquiera vamos a estar presentes en la Asamblea Constituyente, porque en la Asamblea Constituyente nosotros quisiramos ser el 90 por ciento. Ah s, podemos revolcar todo, transformar todo, cambiar el nombre de Bolivia por Kollasuyo, se haran muchas cosas. Pero las FFAA, la masonera, los partidos polticos no nos van a dejar as, ni las transnacionales, ni el imperialismo yanqui. Entonces por eso nosotros estamos analizando cmo salir de esto. Ahora estamos ah, enmarcados en sus leyes, disputando el poder poltico con las dos manos, una mano democrtica que est en el parlamento y otra mano haciendo las movilizaciones. Pero no nos va bien, vamos a seguir por ese lado pero teniendo en cuenta que no es de lo mejor, que debemos optar por otra va, una va ms honesta, ms correcta y ms revolucionaria.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter