Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-07-2013

Hay un Hroe suelto en Cuba

Hernando Calvo Ospina
Rebelin


Aunque estaban juntos, a la primera que abrac fue a Olga. Es sensacional encontrarte en una situacin totalmente diferente!, le expres emocionado. Otras veces habamos compartido tribunas, en Europa y Cuba. Ella, siempre denunciando la situacin de los Cinco antiterroristas cubanos encarcelados en Estados Unidos.

Luego encontr los brazos de este hombre alto, acuerpado, de barbilla mediana y casi blanca, llamado Ren Gonzlez, el esposo de Olga, y el primero de los Cinco en ser liberado. Desde que me haban hecho la invitacin a comer algo con algunos miembros de su familia y unas pocas amistades, pensaba y pensaba cmo iba a saludarlo.

Nos sentamos en un amplio balcn que reciba el viento que intentaba refrescar el tremendo calor que por julio asalta La Habana. Qued frente a l, con nuestras rodillas no tan alejadas. Me ofreci agua fresca, y para hacerlo solt la mano de Olga. Fue de las pocas veces que se desprendi de ella. Ellos no se dejaban. Fue su madre, Irma, quien me propuso la alternativa de un refresco. Su hermana Sara ofreci un ron. El agua estaba bien por el momento.

Yo no vena para hacerle una entrevista, pero tampoco me cre capaz de inventar la primera pregunta original que abriera el dilogo. Por eso me dirig a Olga para, tontamente, preguntarle: Cmo te sientes?. Y recib la respuesta ms lgica de unos ojos brillantes aunque con vetas de cansancio: Feliz!

Ren y otros cuatro cubanos fueron detenidos en Miami el 12 de septiembre de 1998 acusados de espionaje. Ren fue sentenciado a 15 aos de prisin, y dejado en libertad condicional en octubre 2011, despus de pasar doce a la sombra. Una amiga solidaria le facilit una casa en un elegante sector de Miami, pero rpidamente se convirti en una crcel dorada, como l mismo la describe. Prcticamente viva en la clandestinidad; deba cuidar que no se le ubicara, pues su vida correra peligro. Y es que resida en la misma ciudad donde reinan los grupos terroristas que l haba infiltrado y denunciado, protegidos por la CIA y otros organismos estadounidenses.

El ao pasado se le permiti visitar a su hermano enfermo. Hacia 23 aos que no tocaba suelo cubano. Tambin fue la oportunidad para rencontrase con Olga. Ella, por seguridad, haba regresado a Cuba con las dos hijas, y Washington nunca quiso darle visa para visitarlo.

E l 12 de abril de este ao se le permiti viajar de nuevo a Cuba para asistir al entierro de su padre. Aprovechando esta oportunidad, de nuevo se le pide a la jueza estadounidense que permita a Ren terminar de pagar el ao y medio de libertad condicional en Cuba. Y ms: se le propone que Ren se presente a la Seccin de Intereses de Estados Unidos en La Habana, SINA, para que entregue su pasaporte y renuncie a la nacionalidad que adquiri por nacimiento. La jueza qued sin excusas y tuvo que aceptarlo el 3 de mayo.

El Hroe de la Repblica de Cuba, como fue distinguido el 6 de julio por el Parlamento cubano, junto a sus otros cuatro compaeros, no logra describir lo que es estar en Cuba. Su hija menor creci mientras l estaba en la crcel, y tuve la suerte, y desgraciadamente fue debido a la muerte de mi padre, de que pude estar en sus quince aos.

Luego de comer un trozo de tamal nos comenta: He ido a lugares tan inhspitos, donde apenas hay una radio y la gente sabe de nosotros. Pienso que esto no lo merezco, pues yo s que existen otros cubanos que han hecho muchos mritos para este reconocimiento.

Cuando estoy tratando de encontrar la pregunta original, alguien me pide que le cuente a Ren lo del avin, y mi inclusin, por el Departamento de Estado, en la No fly list [1], o lista de presuntos terroristas. Aunque l ya saba algo, pone cara de incrdulo. Tambin se interesa por los motivos que el gobierno francs tuvo para negarme la nacionalidad [2].

Despus de escuchar mis relatos dice, a manera de reflexin, que teme por el futuro de Estados Unidos. Afirma que a su interior existen muchos tipos de violencia radicales, mientras su gobierno anda buscando fantasmas terroristas por el mundo. Estamos de acuerdo. Ren est al tanto de la poltica exterior estadounidense, europea y del mundo. Aunque era de imaginarlo, me sorprende. Escucha con atencin cuando un amigo embajador hace un anlisis de la situacin de conflictos en frica, particularmente en Mali y Libia. El que varios pases europeos le hayan negado el paso al avin del presidente Evo Morales lo tiene atnito.

Ya es hora de cenar. Cada quien deber servirse y venir a comer en la terraza, plato en mano. La pareja se disculpa por no quedarse a saborear el potaje de frijol negro, pero deben ir al hospital a visitar a una familiar. De salida, su madre lo abraza con el cario inmenso que sobrepasa al valor de un hijo amado.

Desde el balcn de ese primer piso observamos a la pareja. Ella nos vuelve a decir adis. Ren, luego de abrir el auto que l mismo conducir, nos mira, levanta el brazo con el puo cerrado y deja escapar una serena y segura sonrisa. As le respondemos.

Viendo el auto que se pierde al fondo de la calle, pienso en Gerardo Hernndez y en sus dos cadenas perpetuas ms quince aos. Recordando las manos entrelazadas de Ren y Olga, me llega la imagen de Adriana Prez, su esposa, a quien le niegan la visa para ir a visitarlo.

Notas:

1] http://hcalvospina.free.fr/spip.php?article100

2] http://hcalvospina.free.fr/spip.php?article370

* Hernando Calvo Ospina es periodista y escritor colombiano residente en Francia y colaborador de Le Monde Diplomatique. Su web: http://hcalvospina.free.fr/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter