Portada :: Europa :: El rapto de Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-07-2013

La entrada de Croacia en la Unin Europea

Catherine Samary
Viento Sur / LCR La Gauche


La exitosa adhesin de Croacia a la familia europea muestra a todos los Estados que deseen ser miembros la obligacin de adoptar las reformas exigidasdas y la adopcin de los estndares de la UE ha afirmado Alenka Bratusek, Primera Ministra eslovena, a comienzos de abril de 2013 durante la votacin de la ratificacin de esta adhesinen parlamento esloveno /1. Y aadi: Eslovenia est sinceramente convencida de que esta ampliacin de la UE asegura la estabilidad de la democracia y el xito econmico.

Esta familia europea/2 se parece a la mafiosa de los Corleone que con la ternura de sus besos ocultabala violencia de las reglas de su economa en la sombra.

Sin embargo, incluso la Comisin Europea (CE), en su informe pblico de enero de 2013 sobre el estado de la Unin, reconoca que Tras cinco aos de crisis econmica y la vuelta a la recesin en 2012, el paro ha alcanzado niveles que no haba conocido desde haca veinte aos, la renta de las familias est bajando y el riesgo de pobreza o de exclusin aumenta, en particular en los estados del sur de Europa. En marzo, el Banco Central Europeo (BCE) revis a la baja sus perspectivas de crecimiento al -0.4% para este ao, con una previsin del 1% de crecimiento para 2014. De qu xitos econmicos y de qu democracia es posible reivindicarse adoptando las reformas demandadas y los estndares de la UE?

La verdad es que Alenka Bratusek ha recuperado el antiguo discurso oficial de la CE, suprimiendo no obstante la evocacin a un modelo social europeo y los objetivos de cohesin de la Unin: en los aos 1980, stos estaban asociados al aumento de los fondos estructurales de su presupuesto para facilitar la integracin de quienes eran llamados entonces los pases de la cohesin (los del sur de Europa e Irlanda, cuyo PIB por habitante era inferior a la media comunitaria). Pero el paso hacia la Unin Econmica y Monetaria (UEM) basada en el euro se llev a cabo -lo que se olvida a menudo- tras la unificacin alemana y en medio de la tormenta econmica y monetaria de 1992. Para convencer a Berlin de que renunciara al marco a pesar de su desconfianza hacia el laxismo de los dems estados, se establecieron la poltica monetaria del BCE, los criterios de Maastricht, limitando los dficits y las deudas pblicas, y el techo del presupuesto comn en alrededor del 1% del PIB de la Unin en los aos ... de la ampliacin hacia el Este.

La crisis del capitalismo neoliberal desencadenada en 2008, golpe de lleno a una construccin europea mal estructurada. Alenka Bratusek no cita ya objetivos sociales, y no le falta razn: los pases de la cohesin se han convertido en los PIGS. Y el 1 de enero de 2013 lo que entr en vigor fue un Pacto de austeridad europeo. Quiere constitucionalizar una nueva regla de oro limitando los dficits estructurales al 0,5% del PIB. Se contempla la crisis de la deuda como una oportunidad para imponer una nueva fase de privatizacin de los servicios pblicos y un crecimiento centrado en el objetivo de la competitividad a la exportacin. El objetivo es la reduccin de los salarios, nunca la de los dividendos. Hacia delante, el capitalismo promete una austeridad generalizada, la flexibilidad del trabajo y la destruccin de los servicios pblicos: que solo instituciones no democrticas, como la Troika (FMI, BCE y CE), pueden imponerlo.

Como manifest el Alter-Summit europeo /3 reunido los das 8 y 9 de junio en Atenas, en toda Europa, y en particular en el Sur y el Este, las instituciones y gobiernos europeos imponen brutales polticas de austeridad, que se dicen para reducir las deudas. (...) Los presupuestos pblicos son dramticamente reducidos (...), se abandonan inversiones preciosas, cientficas o industriales, cuando podran contribuir a la transicin ecolgica y social. Es preciso un cambio radical y completo de esas polticas, afirma ese Manifiesto, que declina una serie de medidas de urgencia y, a ms largo plazo, aboga por un modelo diferente de sociedad que garantice la justicia social, la igualdad, un justo reparto de la riqueza, la sostenibilidad ecolgica y la proteccin de los bienes comunes.

Como en Grecia, se puede intentar construir frentes poltico-sociales como Syriza que exijan un examen completo y pblico de los mecanismos y causas de las deudas, a escala nacional y europea: se trata de hacer ilegtimo y rechazar el Pacto de austeridad europeo, en nombre de la defensa de los intereses comunes de la gran mayora de las poblaciones desposedas de derechos y bienes bsicos. Tal rechazo puede adquirir credibilidad si combina una autoorganizacin democrtica popular contra las fuerzas sociales y polticas nacionales que apoyan los planes europeos, y la bsqueda de alianzas con las corrientes que luchan tambin contra esos planes en otros pases de la UE, para paralizar la reaccin. El Foro Social balcnico reunido en Zagreb comenz a romper el falso dilema: aceptar la UE tal cual es o alinearse con las orientaciones nacionalistas y xenfobas. Su Manifiesto converge con el de Alter-Summit.

22/07/2013

http://www.lcr-lagauche.be/cm/index.php?view=article&id=2946:entree-de-la-croatie-dans-lunion-europeenne&option=com_content&Itemid=53

Traduccin: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Fuente: http://www.vientosur.info/spip.php?article8192


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter