Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-08-2013

El ALBA hacia una zona libre de miseria

Sally Burch
ALAI


Con la Declaracin del ALBA desde el Pacfico (http://alainet.org/active/66091) concluy la XII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra Amrica Tratado de Comercio entre los Pueblos (ALBA-TCP), realizada en Guayaquil, Ecuador, el 30 de julio, en la cual se formaliz el ingreso de Santa Luca como nuevo miembro de este proceso integracionista y se convino convertir a nuestros pases, no ya en zonas de libre comercio, sino en zonas libres de hambre, analfabetismo, miseria y marginacin.

Entre los acuerdos adoptados se establece la conformacin de una comisin de alto nivel para elaborar una propuesta para la creacin de una Zona Econmica Complementaria entre pases del ALBA, del Mercosur y de Petrocaribe, la cual ser puesta en consideracin de estas instancias.

En este sentido, puntualiza la Declaracin, deben privilegiarse la complementariedad y la solidaridad como lineamientos de la integracin econmica, antes que la competencia entre nuestros pases, como nica va para fortalecer la base material del proyecto alternativo que representa el ALBA y, de este modo, asegurar la continuidad y el reimpulso de los exitosos programas sociales que caracterizan la Alianza.

La realizacin de este proyecto exige una visin integral y alternativa de desarrollo, enfocada hacia aquellos mbitos en los que podemos construir sinergias. () Particularmente, en reas como la energa, el comercio intrarregional, la produccin de alimentos, las industrias intermedias, inversiones y financiamiento, remarca el documento. Se buscarn tambin nuevos relacionamientos a nivel internacional, para lo cual se presentar una propuesta al grupo denominado BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudfrica).

Otras decisiones de esta Cumbre incluyen la creacin de un grupo consultivo para alertar sobre riesgos frente a problemas socioeconmicos complejos; la conformacin de un equipo tcnico-jurdico que prepare una demanda contra EE.UU. en las Naciones Unidas, por haber implantado un sistema de espionaje masivo a nivel mundial, violatorio de la Declaracin Universal de los Derechos Humanos (como lo revel recientemente el ex agente Edward Snowden); y reforzar la cooperacin con Hait en salud, educacin y programas sociales. Hait junto con Argentina y Uruguay participaron como observadores en el Cnclave.

Sincrona con los movimientos sociales

Al final de la jornada, los mandatarios asistieron a un acto masivo en el Coliseo Voltaire Paladines donde recibieron la Declaracin de Guayaquil (http://alainet.org/active/66089) emanada de la Cumbre de Movimientos Sociales de la ALBA, que se instal desde el da anterior. Esta Declaracin respalda la visin de buscar un nuevo orden mundial multipolar y pluricntrico, basado en relaciones polticas y econmicas internacionales horizontales, respetuosas de los equilibrios entre humanos y naturaleza.

Asimismo, rechaza cualquier intento de retorno al gobierno directo del sector privado empresarial (neoliberalismo) y los intentos de remozar la hegemona imperialista en el hemisferio que se expresa, entre otros, en la Alianza del Pacfico, ya que implica beneficiar a intereses elitistas y privados, lejanos del bien comn.

Al respecto, el presidente boliviano, Evo Morales, resalt, ante la prensa, que por primera vez siento que presidentes y Gobiernos antiimperialistas nos organizamos para acompaar a nuestros pueblos organizados en movimientos sociales para enfrentar las polticas de hambre, de saqueo y de invasin, y expres que esta accin lo lleva a pensar que el ALBA est retomando su tarea de defender a los pueblos. El presidente venezolano, Nicols Maduro, por su parte, al conocer la Declaracin de Guayaquil de los Movimientos Sociales, reconoci su sincrona con la visin de los presidentes del ALBA. Este pronunciamiento resalta el desafo de profundizar la participacin protagnica de los movimientos sociales en la construccin de esta gran alianza de los pueblos y de fortalecer el Poder Popular en nuestros pases y en la regin, dijo.

En tal sentido, recuerda que los avances y concreciones de las luchas sociales por la justicia, sus propuestas en materia de defensa y proyeccin de los pueblos ancestrales y afrodescendientes y sus visiones de Buen Vivir / Vivir Bien, constituyen el mejor aporte de los pueblos y movimientos que han hecho suya la propuesta de la ALBA en sus luchas de resistencias al capitalismo. Y por lo mismo, invita a "avanzar en una incorporacin orgnica y plena del Poder Popular en el proceso de toma de decisiones de la ALBA".

Nuevos mecanismos de dominacin

Tanto la declaracin oficial, como la de movimientos sociales expresan preocupacin frente a los Tratados Bilaterales de Inversin (TBI) y las instancias internacionales de arbitraje como el CIADI, que han permitido a empresas transnacionales presentar demandas multimillonarias contra Estados por supuesto daos y perjuicios, como es el caso de las petroleras Chevron y Oxy contra Ecuador. La declaracin oficial los califica de "nuevos mecanismos de dominacin" que ponen en riesgo "la estabilidad de nuestros pases -incluso hasta su solvencia econmica- a partir de procesos judiciales claramente viciados de nulidad, por abuso y colusin de intereses". Aunque seala tambin que "no implica el rechazo taxativo de la Inversin Extranjera Directa, sino ms bien un relacionamiento inteligente con ella". Por su parte, los movimientos sociales demandan una auditora de los TBI, y el descarte no solo de stos sino de todos los instrumentos comerciales que colocan la reproduccin del capital por encima de la reproduccin de la vida.

Respecto al tema de la seguridad de las informaciones y el espionaje masivo, los movimientos sociales respaldan las posturas de dignidad expresadas por los gobiernos y sus esfuerzos por develar los mecanismos de control imperialista, tales como el espionaje, o la usurpacin y almacenamiento de datos, sobre pases y personas. Frente a ello, proponen desarrollar iniciativas de soberana tecnolgica y del conocimiento, con particular nfasis en la importancia de ahondar esfuerzos por desarrollar mecanismos telecomunicacionales propios y software libre.

Adems, alientan a profundizar procesos de democratizacin de la comunicacin para afirmar el derecho de los pueblos a comunicarse libremente y a afianzar modelos de redistribucin socialista de los espectros radioelctricos.

Otros temas que aborda la Declaracin de movimientos sociales incluyen la revolucin agraria, con el impulso de esquemas de agroecologa y comercio justo; la despatriarcalizacin del Estado; y la lucha contra el racismo.

Para Irene Len, vocera de la Cumbre de movimientos, la Declaracin es "un pronunciamiento contundente para que los pases ALBA analicen, conozcan y eliminen en todo lo posible las posibilidades de los instrumentos de control imperialista en la regin".

El dirigente campesino y vocero Romelio Guamn, por su parte considera en este proceso el movimiento social debe tener clara su conduccin, su estrategia y su propia autonoma. Y en tal sentido, precisa que los movimientos han ido trazando su propia hoja de ruta. Pueblos indgenas, afrodescendientes, sectores rurales, mujeres, jvenes intercambiaron y formularon sus propuestas para el proceso organizativo propio de los movimientos, cuya prxima cita es en Cochabamba este 31 de julio, con el Encuentro Internacional por la Defensa de los Derechos Humanos y la Soberana de Nuestros Pueblos.

URL de este artculo: http://alainet.org/active/66115


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter