Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-07-2005

Iraq es pas ocupado, no soberano

Augusto Zamora R.
El Mundo


Segn repiten mecnicamente ciertos gobiernos y medios de prensa, se cumple el 30 de junio el primer ao del traspaso de soberana de las tropas de ocupacin a un gobierno nacional iraqu. El hecho, calificado de histrico en su momento, fue simbolizado con la sustitucin del procnsul estadounidenses Paul Bremer por el experto en guerras sucias John Negroponte y la designacin, a dedo por los ocupantes, de un presidente y un primer ministros indgenas, ambos vinculados a la CIA y sin poder alguno sobre nada sustantivo.

La frivolidad o el cinismo con que se trata el tema muestra una vez ms el obsceno doble rasero con que, desde Occidente, se juzgan las propias polticas y se legalizan los crmenes ms abominables. Hace escasos meses, distintos gobiernos occidentales, con EEUU a la cabeza, lanzaron una cruzada para presionar la salida de las tropas sirias del valle de la Bekaa, en Lbano, por considerar inadmisible la presencia de tropas extranjeras en ese pas. Bush lleg a afirmar que la democracia no era posible en un pas ocupado, afirmacin que es absolutamente cierta. Tan cierto como eso es que un pas ocupado por 180.000 soldados extranjeros no puede nunca ser considerado un pas soberano.

Los discursos mesinicos del presidente Bush no pueden ocultar el caos, la penuria y los sufrimientos del pueblo iraqu, como tampoco el complejo escenario militar, con un goteo constante de bajas ocupantes y su incapacidad notoria para reducir el potencial de combate de la resistencia. En su desesperacin y crueldad, los invasores aplican tcticas de tierra arrasada y emplean armas prohibidas por las convenciones de Ginebra, con el resultado de crmenes incontables contra la poblacin civil y violaciones masivas de los derechos humanos ms elementales. Nada de ello es tomado en cuenta por los gobiernos de la UE o la fantasmal ONU. Iraq ha sido, simplemente, abandonado en las manos de EEUU.

Las crceles en Iraq contienen a ms de 10.000 detenidos, bajo sospecha de formar parte o apoyar a la resistencia armada. Las campaas de represin son de tal magnitud que EEUU ha decidido construir nuevas crceles con capacidad para 6.000 reclusos, una prueba ms, si acaso falta hacen, del nivel de rechazo a los ocupantes y del respaldo popular a las organizaciones armadas que los combaten. De ah que Donald Rumsfeld hable de doce aos ms de ocupacin, que Washington busque el dilogo con las principales organizaciones armadas y que el Ayatola Al al Sistani ofrezca mayor poder a la poblacin sun.

Mientras tanto, el saqueo del patrimonio cultural de Iraq contina. Segn han denunciado expertos internacionales, bandas extranjeras tenan planificado, desde antes de la ocupacin, el asalto de los museos, que realizaron ante las tropas estadounidenses con las que llegaron. El saqueo contina y, salvo en la UNESCO, a pocos les preocupa. En los aos 80, arquelogos soviticos descubrieron uno de los mayores tesoros hallados en Afganistn. Lo clasificaron y entregaron al Estado afgano y qued resguardo en cmaras acorazadas. Ninguna pieza sali a Mosc. En Kabul estaba el tesoro cuando entraron los talibanes y all sigue, porque el gobierno pro-sovitico de Najibulh nunca revel la forma de dar con l, para salvarlo del saqueo. El episodio sirve de vara para medir la altura moral de EEUU.

Augusto Zamora R. es profesor de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales en la Universidad Autnoma de Madrid [email protected]



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter