Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-08-2013

Es el Che una mercanca? Quin es "el dueo" y "el propietario" del pensamiento del Che Guevara?

Colectivo Revolucin o Muerte / Escuela poltica El arado y el mar de Venezuela bolivariana
La Rosa Blindada


Carta enviada por la EDITORIAL OCEAN SUR (con sede en Melbourne, Australia y La Habana, Cuba; dirigida al sitio web REVOLUCIN O MUERTE editado en Caracas, Venezuela):

Editorial Ocean Sur 09-08-2013 17:37.

Compaeros: Con sorpresa hemos constatado que en este sitio [http://www.revolucionomuerte.org], se encuentra disponible para su descarga, el libro publicado por nuestra editorial Ocean Sur, en asociacin con el Centro de Estudios Che Guevara de La Habana, quien tiene los derechos sobre la obra de Ernesto Che Guevara, Apuntes crticos a la economa poltica, cuyos derechos de impresin y distribucin en cualquier soporte pertenecen a la editorial antes mencionada, y sin previa consulta lo estn distribuyendo, este actuar tiene una penalizacin legal.

Esperamos sus comentarios al respecto.

Editorial Ocean Sur

Sitio web de OCEAN SUR: http://www.oceansur.com/noticias/estrenan-nuevo-sitio-web-sobre-la-vida-y-obra-del-che/

Respuesta del colectivo http://www.revolucionomuerte.org y de la Escuela poltica El arado y el mar de Venezuela bolivariana

Respuesta del sitio web Revolucin o muerte a Ocean Sur:

El pensamiento del Che no es una mercanca

Hacemos pblica, a continuacin, la respuesta de nuestro colectivo, ante la amenaza de penalizacin legal efectuada contra nosotros por la editorial Ocean Sur, por difundir en nuestro sitio la obra del Che Apuntes crticos a la Economa Poltica:

Previo a todo debemos dejar claro que no somos compaeros de Editorial Ocean Sur, no podemos serlo de una gente que pretende convertir el pensamiento del Che en mercanca, la nica relacin que cabe con empresarios as es la de socio comercial y nosotros no somos negociantes. Llamarnos compaeros sera un sarcasmo.

Somos un grupo poltico revolucionario SIN FINES DE LUCRO, Guevarista, Chavista, que en esta seccin se encarga de difundir el pensamiento revolucionario. El del Che lo difundimos con especial atencin y cario, creemos que es lo ms avanzado e imprescindible para la Revolucin mundial. Lejos de nosotros cualquier otro objetivo, mucho menos el de la profanacin de convertir al pensamiento del Che en mercanca, en la esencia del sistema que l combati toda su vida, sera desvirtuar su ejemplo, vaciar sus enseanzas.

Como Uds. podrn comprender, nos sorprende que Uds. se hayan asombrado por la difusin que nosotros hacemos del pensamiento del Che, ese debera ser el principal objetivo del Centro y de su Editorial, siendo as esperbamos, ms bien, un reconocimiento a nuestra labor, quiz una tarjeta de fin de ao, una invitacin a discutir las mejoras a nuestro trabajo, un afiche.

Como Uds. podrn concluir, seguiremos, en honor a la memoria del Che, a su conducta, a sus enseanzas, con el libro en nuestra pgina. Nadie puede decir que es dueo, o tiene derecho sobre la obra del Che, es un absurdo que no reconocemos, y menos con esa desatinada amenaza de penalizacin legal. Sera bueno un juicio en un Tribunal cubano, dilucidar all el tratamiento, la propiedad, el sentido del pensamiento del Che all donde el Che se hizo Revolucionario. Sera bueno imaginar la posicin del Che.

Esperamos que esto haya sido exceso de adulancia de algn funcionario subalterno y todo no pase de aqu. Pensamos, con tristeza, que si continuamos por este camino, maana qu editorial capitalista negar a los Revolucionarios del mundo el pensamiento colosal de Fidel, se lo regatear, lo convertir, paradjicamente, en valor de cambio.

www.revolucionomuerte.org

NOTA INTRODUCTORIA de la ESCUELA EL ARADO Y EL MAR

Por qu recomendar leer los Apuntes Crticos del Che Guevara?

El Che se resiste a ser confinado en el recuerdo del 8 de octubre, o ser reconocido slo como el guerrillero heroico. Su figura de pensador revolucionario se yergue sobre sus hazaas de guerrero, y baja al siglo veintiuno a pelear contra los que l siempre enfrent: los dogmas, las oligarquas y el reformismo.

El Che se enfrent a los dogmas sostenidos por la Unin Sovitica prspera, fuerte, arraigada, con tradicin, cuna y ncleo del Socialismo mundial, que dictaba lneas polticas al resto del mundo. Haba que tener coraje y audacia terica para cuestionar las tesis de la Unin Sovitica, y adems hacerlo desde el marxismo revolucionario y desde la Revolucin.

Ese cuestionamiento que el Che hizo a las tesis soviticas nos dej grandes y tiles enseanzas para los procesos revolucionarios actuales.

El Che cuestionaba la visin dogmtica que postulaba de forma mecnica que las fuerzas productivas al desarrollarse entraban en contradiccin con las relaciones de produccin, y esa contradiccin se resolva con la Revolucin. Por tanto lo que haba que hacer era desarrollar las fuerzas productivas, y luego se dara la Revolucin. Estas tesis tienen consecuencias en el comportamiento poltico de los revolucionarios.
Si eso era as, los revolucionarios de estos pases del Sur no tenan otra cosa que aliarse con las burguesas nacionales e impulsar el desarrollo de las fuerzas productivas. Apareca as la paradoja de revolucionarios en alianzas con los enemigos de clase, impulsando a las burguesas.

De esta manera, en manos dogmticas, el marxismo se transform en un instrumento contrarrevolucionario: en nombre del marxismo se construyeron tesis para no hacer la Revolucin y para disuadir a quien pretendiera hacerlas.

El Che, que vena recorriendo a la Amrica en busca de una Revolucin, se topa con otros herejes, con Fidel, que vena del Asalto al Cuartel Moncada, calificado aos ms tarde por el Che como una accin contra los dogmas y contra las oligarquas.

El Che se une a este contingente hereje, y nace como revolucionario cuestionando en la prctica el cepo ideolgico que impeda que los pueblos latinoamericanos emprendieran sus luchas revolucionarias. Recordemos que el Partido Comunista de Cuba no comprende las acciones de Fidel, y no las acompaa desde el primer momento.

El Che, estudioso incansable y empapado de una prctica que pona en lugar hegemnico a la conciencia, puede indagar las causas y consecuencias del dogmatismo sovitico que tanto dao haca a la causa revolucionaria mundial.

Hace pocos aos se ha publicado material que nos indica el profundo estudio que hizo el Che de estas desviaciones, Los Apuntes Crticos al Manual de Economa de la Academia de Ciencias de la Unin Sovitica es el ms importante de estos.

En este libro, editado por Ocean Sur, se recogen los comentarios que el Che le hace prrafo por prrafo a este manual. Pero ms que por su cuestionamiento al manual, el valor de los apuntes crticos es que expone lo sustancial del pensamiento del Che para la etapa de transicin hacia el Socialismo. Por eso este mes de agosto nuestro libro recomendado es los Apuntes Crticos a la Economa Poltica de Ernesto Che Guevara.

[Fin de la nota introductoria]

Carta de despedida del Che a Fidel

Ao de la Agricultura
Habana

Fidel:

Me recuerdo en esta hora de muchas cosas, de cuando te conoc en casa de Mara Antonia, de cuando me propusiste venir, de toda la tensin de los preparativos.
Un da pasaron preguntando a quin se deba avisar en caso de muerte y la posibilidad real del hecho nos golpe a todos. Despus supimos que era cierto, que en una revolucin se triunfa o se muere (si es verdadera). Muchos compaeros quedaron a lo largo del camino hacia la victoria.
Hoy todo tiene un tono menos dramtico porque somos ms maduros, pero el hecho se repite. Siento que he cumplido la parte de mi deber que me ataba a la Revolucin cubana en su territorio y me despido de ti, de los compaeros, de tu pueblo que ya es mo.
Hago formal renuncia de mis cargos en la Direccn del Partido, de mi puesto de Ministro, de mi grado de Comandante, de mi condicin de cubano. Nada legal me ata a Cuba, slo lazos de otra clase que no se pueden romper como los nombramientos.
Haciendo un recuento de mi vida pasada creo haber trabajado con suficiente honradez y dedicacin para consolidar el triunfo revolucionario.
Mi nica falta de alguna gravedad es no haber confiado ms en ti desde los primeros momentos de la Sierra Maestra y no haber comprendido con suficiente celeridad tus cualidades de conductor y de revolucionario.
He vivido das magnficos y sent a tu lado el orgullo de pertenecer a nuestro pueblo en los das luminosos y tristes de la Crisis del Caribe.
Pocas veces brill ms alto un estadista que en esos das, me enorgullezco tambin de haberte seguido sin vacilaciones, identificado con tu manera de pensar y de ver y apreciar los peligros y los principios.
Otras tierras del mundo reclaman el concurso de mis modestos esfuerzos. Yo puedo hacer lo que te est negado por tu responsabilidad al frente de Cuba y lleg la hora de separarnos.
Spase que lo hago con una mezcla de alegra y dolor, aqu dejo lo ms puro de mis esperanzas de constructor y lo ms querido entre mis seres queridos y dejo un pueblo que me admiti como un hijo; eso lacera una parte de mi espritu. En los nuevos campos de batalla llevar la fe que me inculcaste, el espritu revolucionario de mi pueblo, la sensacin de cumplir con el ms sagrado de los deberes; luchar contra el imperialismo dondequiera que est; esto reconforta y cura con creces cualquier desgarradura.
Digo una vez ms que libero a Cuba de cualquier responsabilidad, salvo la que emane de su ejemplo. Que si me llega la hora definitiva bajo otros cielos, mi ltimo pensamiento ser para este pueblo y especialmente para ti. Que te doy las gracias por tus enseanzas y tu ejemplo al que tratar de ser fiel hasta las ltimas consecuencias de mis actos. Que he estado identificado siempre con la poltica exterior de nuestra Revolucin y lo sigo estando. Que en dondequiera que me pare sentir la responsabilidad de ser revolucionario cubano, y como tal actuar. Que no dejo a mis hijos y mi mujer nada material y no me apena: me alegra que as sea. Que no pido nada para ellos pues el Estado les dar lo suficiente para vivir y educarse.
Tendra muchas cosas que decirte a ti y a nuestro pueblo, pero siento que son innecesarias, las palabras no pueden expresar lo que yo quisiera, y no vale la pena emborronar cuartillas.

Hasta la victoria siempre, Patria o Muerte!
Te abraza con todo fervor revolucionario,

 

Che

(http://www.granma.cu/che/)

Video con la letra del Che y el audio de Fidel leyendo la carta de despedida de Guevara


Fuente: http://www.rosa-blindada.info/?p=2434



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter