Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-07-2005

El nuevo mapa de la extrema riqueza en Chile

Hugo Fazio
Agencia de Noticias de Chile



Ya est disponible publicado por LOM- nuestro libro Mapa de la Extrema Riqueza al ao 2005. Con la presente publicacin escribimos en el texto que hoy comentamos- completamos prcticamente una dcada siguiendo la evolucin (habra que agregar en libros) del Mapa actual de la extrema riqueza.El primero de ellos lo dimos a conocer en 1997. En verdad el trabajo se inici varios aos antes y se encuentra reflejado, ante todo, en las Cartas Econmicas que comenzamos a escribir estando asilado durante varios meses en la que fuese la embajada de la Repblica Democrtica Alemana, bajo la proteccin de Finlandia,hace ya ms de treinta aos- y en los Resmenes Econmicos Trimestrales, cuyo ejemplar nmero 124 acaba tambin de aparecer.

Necesidad de esclarecer transacciones financieras de la dictadura

En esos primeros escritos se detalla la forma que fue adquiriendo el Mapa en los aos de dictadura, tema que vuelve a actualizarse con las investigaciones en Estados Unidos y en Chile sobre las platas de Pinochet. No todas las fortunas decimos en una Carta Econmica reciente, comentando la investigacin efectuada por el ministro de fuero Sergio Muoz son consecuencia de hechos econmicos. En muchos casos agregamos- son determinantes, como muestra repetidamente la experiencia en el pas y en el extranjero, mecanismos extraeconmicos, como el abuso de poder o la utilizacion de mltiples formas de violencia. La investigacin del ministro Muoz entrega claros ejemplos de ello.

Un gran tema de fondo a esclarecer en la fortuna acumulada por Pinochet son los orgenes de un patrimonio que es superior, obviamente, a los montos establecidos a partir de sus operaciones en el extranjero. La entrega en condiciones abiertamente lesivas para el inters nacional de empresas estatales a intereses privados no tiene ningn vnculo con los fondos y bienes acumulados? Hacer de la Repblica de Chile deudor de operaciones financieras efectuadas por privados fue slo una operacin que comprometi millones de dlares de recursos pblicos o tiene beneficiarios como gestores? Es conocido que varios dictadores en operaciones similares fueron retribuidos por sus servicios. Pinochet o personal a sus ordenes no lo fueron? Es conocido tambin que la compra y venta de armamentos va unida habitualmente a jugosas gratificaciones. Igualmente es de conocimiento pblico los estrechos vnculos que establecen los grandes consorcios econmicos con estructuras de poder,o en los aos de dictadura estas relaciones no se dieron? Hechos de este tipo deben esclarecerse para construir realmente la historia econmica de esos aos. Ello entregara nuevas luces de cmo se construy el Mapa de la Extrema Riqueza en el pas y de mtodos utilizados para posibilitar la presencia de consorcios extranjeros. Por ello el caso de las platas de Pinochet y los inicios en el esclarecimiento de la pista chilena en el manejo de estos recursos se encuentran incorporados destacadamente en nuestro libro.

En la oficina de Nueva York del Banco de Chile se saba se constata en el informe del Senado estadounidense de marzo pasado- que las cuentas bancarias abiertas a nombre del ex albacea de Pinochet, Oscar Aitken, pertenecan al dictador y que estaban siendo utilizadas para mantener o transferir sus fondos". La responsabilidad de las mximas autoridades del Banco de Chile controlado por el grupo Luksic- son evidentes, a lo menos por no disponer de una informacin conocida. Porlo dems, mantuvo en la direccin de su oficina de Nueva York a una persona nominada en el cargo en 1987, o sea, durante los aos de dictadura. El informe senatorial seala que Hernn Donoso, gerente en Nueva York, tena gran respeto por el dictador. El 15 de julio de 2004, Oscar Aitken contra quien en estos das el Banco de Chile interpuso una demanda por indemnizacin de perjuicios- solicit a BanChile sacar los fondos de EE.UU. sin dejar rastros. La pista Chilena" de las platas de Pinochet debe esclarecerse.

Durante los primeros aos del siglo XXI, las modificaciones en el Mapa de la Extrema Riqueza se hicieron ms lentos. La actividad econmica creci dbilmente en los inicios de la dcada a nivel mundial y en Chile, las fusiones y adquisiciones se redujeron,la penetracin de capitales extranjeros fue a un ritmo menor. En 2004, el cuadro gir. Fue un ao de alto crecimiento econmico a nivel global, de un 5,1% segn el FMI. El ritmo de la actividad en la economa chilena tambin se recuper, las fusiones y adquisiciones volvieron a hacer noticia, sigui muy lento eso s el ingreso de capitales extranjeros en la regin.

Un contexto general

En los primeros meses de 2005 la economa mundial vuelve a desacelerarse. El Fondo Monetario Internacional, en su reciente publicacin Panorama Econmico Mundial, correspondiente al primer semestre del presente ao y dado a conocer cuando nuestro libro se encontraba en imprenta- prev una desaceleracin, aunque manteniendo una tasa de crecimiento elevada. La expansin dice el informe- se ha vuelto menos equilibrada, ya que por un lado EE.UU. crecera en 3,6% y China en 8,5%, mientras que la eurozona lo hara en slo 1,6% y Japn afectado siempre por la deflacin- en 0,8%.

En el primer trimestre de 2005,el producto de la eurozona slo creci un 0,5%. Italia, la cuarta economa de la regin y uno de los miembros del G7 entr en recesin, al contraerse su economa durante dos trimestres consecutivos. En Chile, el ritmo de crecimiento durante el primer trimestre igualmente se desacelero, mientras la inflacin se colocaba en el centro de la banda de variaciones de los precios determinada por el Banco Central, despus de haberse desviado a la baja en el periodo precedente. El Panorama Econmico del FMI anota como riesgos latentes a nivel mundial, el alza de la cotizacin del petrleo, el proceso devaluatorio de la moneda norteamericana y la poltica de ir subiendo las tasas de inters, frenando de esta manera el crecimiento, para evitar prematuramente riesgos de inflacin, dentro de la lgica de las polticas imperantes de mantenerlo como objetivo central a todo evento.

El Banco Mundial igualmente redujo su estimacin de crecimiento para el ao de 3,8% -la tasa mayor de la dcada- a 3,1%, dando como razones principales el alza de las tasas de inters en EE.UU. y la depreciacin del dlar, adems de la presin inflacionaria del petrleo y la poltica fiscal ms ajustada de EE.UU. El fuerte impulso del crecimiento mundial ha llegado a su punto mximo, concluy el Banco Mundial. Ahora sigue la fase de desaceleracin. Por su parte, la Organizacin Mundial de Comercio, en su ltimo informe, anot que desde el segundo semestre de 2004 hay un ritmo ms lento de crecimiento de la economa que condujo a una reduccin en la evolucin del comercio internacional. De acuerdo a sus predicciones la expansin en el intercambio comercial que en 2004 experiment un fuerte crecimiento, de 9%, descender a 6,5% a causa seala, coincidiendo con el FMI- de las polticas antiinflacionarias de EE.UU., que frenan el crecimiento, y el aumento en el costo energtico. A su turno, el mercado burstil estadounidense pierde fuerza. Por su parte, la Universidad de Michigan anot en abril una cada de 4% en el ndice de confianza del consumidor norteamericano, el ms bajo en 18 meses.

En los inicios de 2005 se ha confirmado la afirmacin realizada en el libro de que a nivel global se dan seales mixtas y que persisten como una espada de Damocles- las contradicciones existentes en la economa mundial y, en especial, en EE.UU. Uno de los ajustes que debieran producirse como anot The Economist (14/04/2005) - es una devaluacin an mayor del dlar. Pero, dicha cada repercute negativamente en pases cuyas reservas internacionales estn fundamentalmente en la moneda norteamericana y cuyas exportaciones necesitan de un mercado estadounidense no debilitado. La complejidad de la situacin es muy grande. En el lapso transcurrido del ao, el dlar se recuper con relacin al euro y al yen.

Movimientos financieros y transnacionales

El ahorro mundial est financiando los dficit fiscal y en cuenta corriente de Washington. EE.UU. concluye The Economist- est hipotecando su futuro para pagar su gasto. El ministro de Hacienda, Nicols Eyzaguirre, ve en factores externos a su vez los mayores peligros que pueden afectar el crecimiento alcanzado por la economa chilena. En la asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo mencion entre los peligros, como el ms importante el riesgo de una cada abrupta del dlarlo que obligara a una elevacin significativa de la tasa de inters en dicho pas, lo cual puntualiz- sin duda generara dificultades en algunas de nuestras economas. A ello, aadi, los peligros de encarecimiento del crudo y posibles efectos recesivos en pases como China e India, que en estos aos han sido determinantes en la demanda de materias primas y en la evolucin, por tanto, de su cotizacin en los mercados internacionales.

La recuperacin de la economa nacional se produjo, en un alto porcentaje, producto de un shock proveniente desde el exterior. El curso de los acontecimientos externos seguir incidiendo poderosamente en lo que acontezca en el pas. Ms an, considerando su extrema vulnerabilidad, dado el carcter y las formas adoptadas por el proceso de apertura econmica.

El aporte de las polticas pblicas a la recuperacin econmica fueron y son muy limitadas. Las polticas fiscales en la coyuntura actual son fuertemente restrictivas. En 2005 volver a producirse, igual que el ao pasado, un elevado supervit presupuestario, no utilizndose los excedentes generados para enfrentar diferentes expresiones de problemas sociales y aprovechar mejor la coyuntura externa an favorable. La tasa de inters comenz -igual que en EE.UU.- a subirse, previendo inflacin futura, en el marco de una poltica que privilegia unilateralmente la evolucin de los precios, aunque tenga efectos negativos en materia de crecimiento y empleo.

Por su parte, en concordancia con las ideas del Consenso de Washington -un conjunto de ideas como sintetiz el Premio Nobel, Joseph Stiglitz, reunidas por el economista Williamson para que Amrica Latina liquidase las regulaciones y abriera sus economas al mundo (17/04/2005)- en el terreno cambiario la poltica es no es tener polticas, orientacin refrendada por el TLC Chile-EEUU. En la evolucin del Mapa de la Extrema Riqueza la experiencia demuestra la incidencia de lo que acontezca en economa mundial e interna.

Los hechos recientes comprueban la afirmacin efectuada en el libro de que en 2004 se reanud en EE.UU. el proceso de fusiones y adquisiciones, el cual es determinante en los cambios de propiedad a nivel mundial. A comienzos de abril, hace un mes, Chevron Texaco Corp, la cuarta petrolera occidental por el monto de sus reservas, anunci la compra de Unacol Corp. en US$ 16.800 millones, el mayor acuerdo del sector desde 2001, precisamente cuando se fusionaron Chevron y Texaco en una operacin por US$ 38.600 millones.

La recesin norteamericana de ese ao y la debilidad de las economas de la UE y Japn frenaron en 2001 los procesos de fusiones y adquisiciones. La operacin ms grande en el sector del petrleo y gas fue la fusin de Exxon y Mobil en diciembre de 1999 cuando exista una fiebre por efectuar adquisiciones- en US$ 81.700 millones. La elevada cotizacin del petrleo hace que las empresas del sector dispongan de liquidez, al tiempo que los activos a adquirir aumentan de precio. Desde comienzos de ao hasta el anuncio de la adquisicin las acciones de Unacol aumentaron en 50%.

En un hecho revelador de los cambios producidos en la economa internacional la adquisicin de Chevron Texaco se materializ despus que no se concretase una oferta en efectivo efectuada por China National Offshore Oil Corp. Las empresas petroleras chinas empezaron a irrumpir hacia el exterior, proceso que debe intensificarse considerando el elevado volumen de reservas internacionales de ese pas y la fuerza adquirida por muchas de sus empresas. Al mismo tiempo, en los primeros das de abril, Time Warner y el mayor proveedor en EE.UU. en televisin por cable, Concast, alcanzaron un acuerdo para adquirir la quinta empresa de cable de ese pas, Adelphia Comunications, que se encontraba enfrentada desde 2002 a un proceso por insolvencia, en la suma de US$18.000 millones. La operacin permite fusionar las empresas de televisin por cable de Time Warner y Adelphia, continuando as el proceso de concentracin de los medios de comunicacin que se vive a nivel mundial.

A comienzos de mayo, Verizon Communications, la mayor firma de telefona fija de EE.UU. con un patrimonio burstil de US$100.000 millones- tom finalmente el control de MCI la segunda compaa estadounidense de telefona de larga distancia. Verizon para consolidar su posicin compr en un precio mayor al ofertado para adquirir MCI el paquete en poder del multimillonario mexicano Carlos Slim, en US$ 1.100 millones. Verizon dej fuera de competencia a Qwest que compiti por MCI- al elevar su oferta a mas de US$8.400 millones.

En estos das adems, culminaron las negociaciones de adquisicin por la empresa naviera Moller Maersk, la mayor del mundo, de P&O Nedlloyd en aproximadamente US$3.000 millones, la tercera por volumen de productos transportados, en un momento que la carga martima crece, ante todo, por los contenedores procedentes de Asia. La empresa fusionada representa un 18% del transporte martimo total, en un sector que permanece an muy diversificado en materia de propiedad con relacin a otros.

En Europa el BBVA presente en la economa chilena- lanz una OPA por el banco italiano Nazionale del Lavoro, siguiendo los pasos del BSCH que adquiri el britnico Abbey; Telefnica de Espaa tambin con inversiones en el pas- gan la licitacin de la checa Cesky; Acciona efecto a su turno una propuesta por Pacific Hydro, igualmente inserta en Chile. Esta ofensiva comenta el diario espaol Vanguardia- acaban con una imagen de Espaa volcada en Amrica Latina. Este proceso de ingreso de inversiones ibricas se produjo cuando exista una oleada de privatizaciones en la regin, que ya no se da, con oportunidades muy favorables. Las inversiones procedentes de Espaa fueron determinantes en el proceso de transnacionalizacin vivido por la economa nacional en la dcada de los noventa. De otra parte, al privilegiar los consorcios espaoles Europa elimina el riesgo cambiario que les signific un fuerte impacto negativo con las devaluaciones experimentadas a comienzos de la dcada por las monedas nacionales. En Argentina, actualmente las principales adquisiciones son efectuadas por consorcios de origen brasileo. El gobierno de Lula les entrega un activo respaldo en su proceso de expansin.

La corriente de capitales ibricos hacia Amrica Latina y Chile sigue contrada. En 2003, Chile ocup el segundo lugar como destino de inversiones ibricas, con 1.897 millones de euros. En 2004 descendi a la sptima posicin con 686 millones de euros. Durante la presente dcada, la penetracin de capitales transnacionales a la economa nacional sigue a la baja. El proceso intenso de transnacionalizacin se vivi hasta el ao 2000, como se reflej en el libro que dedicamos al tema. Se dan fenmenos nuevos. En Amrica Latina, en los aos 2002, 2003 y 2004 las transferencias efectuadas por latinoamericanos desde los pases desarrollados, preferentemente EE.UU., a sus pases de origen superaron la suma de inversiones extranjeras y crditos de cooperacin a la regin, confirmando a la zona como el primer receptor mundial de remesas, lo cual genera fuertes excedentes en beneficio de quienes efectan las transferencias. En EE.UU. se calcula que el costo promedio es de 12% del monto enviado, lo cual sugiere constata The Guardian- que a los emigrantes se le extraen por lo menos US$ 12.000 millones al ao (8/5/2005)

El proceso de transnacionalizacin en la actualidad es lento. Una de las pocas operaciones efectuadas en la adquisicin por el grupo alemn de estudios de mercado GKF de Adimark, hasta este momento la mayor empresa de capitales chilenos en el sector. GKF pas a tener el 51% de la propiedad con una inversin de aproximadamente US$8 millones. La empresa lder en estudios de mercado en Chile es la transnacional AC Nielsen.

Aproximacin al mapa de pobreza

El Mapa 2005 lo elaboramos usando la misma metodologa de los dos textos anteriores ya citados. Una de las fuentes fundamentales volvi a ser las estadsticas de patrimonios burstiles, que proporcionan el precio comercial de las sociedades annimas abiertas.

Desde 2003, cuando comienza el proceso de recuperacin de la economa chilena despus de la recesin de 1998-1999 y el bajo crecimiento de los aos siguientes- el mercado burstil experiment un sostenido curso alcista. Ese ao, la Bolsa aument en 48,48% y en 2004 en un 20,99%, para volver a crecer en lo que va de 2005. Por tanto, en el lapso mencionado los valores accionarios prcticamente doblaron su cotizacin. Los dueos de acciones son ms ricos que ayer, incidiendo as en la actividad econmica y en la distribucin del ingreso. En ese periodo, los ttulos de mayor crecimiento fueron CAP e Invercap (empresa holding de la primera), impulsados por el crecimiento producido en los precios del hierro y el acero, cuyo control fue tomado en los aos de dictadura por Roberto de Andraca. La privatizacin de CAP fue una de las ms escandalosas privatizaciones registradas durante el rgimen de Pinochet, como lo consignamos en el Mapa Actual de la Extrema Riqueza.

El mayor peso en el IPSA refleja desde otro ngulo- la dimensin de los principales consorcios que cotizan sus acciones en el pas. En los primeros das de abril cuando el libro se encontraba en impresin- Endesa y su matriz Enersis, controlada por el holding elctrico ibrico Endesa Espaa, tena una ponderacin conjunto de 14,55% sobre el total del patrimonio burstil, Copec y su matriz AntarChile, del grupo Angelini, posean un 19,94%, el banco de capitales espaoles Santander-Santiago un 7,72%, Falabella (del grupo Solari) un 6,47% y CMPC, la empresa estrella del grupo Matte, un 5,8% del monto global.

La mayor empresa nacional es, por mucho, Codelco, que posee un 20% de las reservas de metal rojo conocidas, produce un 15,9% del cobre en el mundo occidental (1,84 milln de toneladas mtricas de cobre fino) y es la ms grande productora de molibdeno de la tierra. El costo neto a ctodo de Codelco fue en 2004 de 55,7 centavos de dlar la libra. Una cifra menor registr Antofagasta Minerals, del grupo Luksic, pero el costo de Codelco es inferior al monto anotado por Grupo Mxico, Ro Tinto, BHP Billiton, Phelps Dodge, Anglo American y Noranda. Se estima que el valor de mercado de Codelco alcanza a unos US$ 21.000 millones, aportando en 2004 el 14% de los ingresos totales del Fisco.

El presidente de Codelco, Juan Villarz, entre diversas alternativas de financiamiento para el desarrollo de nuevos proyectos, plante abrir la empresa a capitales privados. La propuesta fue recibida entusiastamente por todos los sectores partidarios de la privatizacin. Esta idea Villarz ya la haba planteado en Septiembre de 2003.

La dimensin y rentabilidad de Codelco hace que la propuesta por su privatizacin encuentre apoyo entre el gran capital y los medios de comunicacin y centros de estudios de derecha. Una empresa que en 2004 registr excedentes ascendentes a US$ 3.301 millones despierta un inters muy grande. Se dice que slo sera un 20%, pero se pregunta el diputado Pablo Lorenzini- qu accionista privado se conformar con tener ese porcentaje de una empresa exitosa y con gran valor como Codelco? Sin lugar a dudas, sera el comienzo de su privatizacin, es cosa de ver las sanitarias, se empez de a poquito y bueno (28/04/2005).

La posibilidad de grados de privatizacin fue rechazada tajantemente por los trabajadores de Codelco, oponindose a cualquier alternativa de abrir la empresa estatal a capitales privados.

El presidente de la Federacin de Trabajadores del Cobre, Raimundo Espinoza, destac que Codelco es el mejor negocio que tiene el pas, por lo tanto agreg- la entrada de privados, aunque sea en un porcentaje minoritario, significara el primer paso para una privatizacin completa de la empresa (23/04/2005). En las encuestas de opinin pblica el rechazo a la privatizacin de Codelco ha sido apabullante. El pas cuenta con una nutrida experiencia, desde los aosde dictadura, de privatizaciones en porcentajes minoritarios que despus se transformaron en mayoritarios, aportando decididamente a la configuracin del Mapa de la Extrema Riqueza.

Los consorcios privados del cobre obtuvieron el ao pasado ganancias cercanas a los US$ 5.000 millones, efectuando ventas ascendentes a US$ 11.818,5 millones. Escondida, perteneciente al consorcio australiano-britnico BHP Billiton gan US$ 1.726,0 millones, con ventas por US$ 3.149,8 millones. La rentabilidad fue gigantesca. El nivel promedio de rentabilidad del sector fue de un elevado 19,5%. Sin embargo, segn las propias estadsticas del Consejo Minero los pagos de impuestos a la renta llegaron a US$908,4 millones, suma cercana a slo un 18% de las ganancias obtenidas, en circunstancias que el gravamen a las utilidades remesadas desde el pas es de 35%.

En los primeros meses del ao, las modificaciones en el Mapa como lo reflejamos en el libro- tuvo como gran protagonista al igual que en el 2004, al comercio detallista. El acontecimiento ms saliente fue la fusin de Cencosud con Almacenes Pars, que transform al grupo Paulmann en el ms grande del sector superando a los Solari, controladores de Falabella. Cencosud tiene un valor patrimonial cercano a los US$ 3.500 millones.

En el primer trimestre de acuerdo a los resultados recientemente dados a conocer-. Cencosud sin consolidar los resultados de Empresas Pars, pas a tener el liderazgo en venta, con $496.633,4 millones, superando a Falabella y D&S. Las ventas de la sociedad del grupo Paulmann crecieron en doce meses en 73,8%, fundamentalmente por el incremento experimentado en Argentina (+149,9%) al incorporar a su balance a la segunda cadena de supermercados del vecino pas, Disco. En Chile, las ventas subieron en un 38%. En general, los consorcios nacionales en comercio al detalle tienen importante presencia en los pases vecinos, fundamentalmente en Argentina y Per. De incorporarse Almacenes Pars y Comercial Almacenes Pars las ventas de Cencosud superaran los $700.000 millones, ocupando uno de los primeros lugares del ranking respectivo.

Sin embargo, en materia de resultados el liderazgo en comercio al detalle lo mantiene Falabella, gracias ante todo a las altas utilidades obtenidas con la tarjeta CMR, que represent un 44% de su ganancia total. Para el grupo Solari el negocio financiero es fundamental, terreno en el cual Paulmann se encuentra rezagado, en trminos comparativos. Influye tambin que este consorcio se concentraba, hasta ahora, en el negocio de los supermercados que funciona con mrgenes de comercializacin ms bajos que las tiendas de departamentos.

Los resultados de las sociedades annimas en el primer trimestre de 2005 confirmaron la elevada concentracin existente en la economa chilena. Las utilidades alcanzaron, de acuerdo al ranking elaborado por Estrategia, un nivel rcord: US$3.165 millones. Proyectados a todo un ao se trata de utilidades sobre US$12.650 millones. El patrimonio total aument, con relacin a enero-marzo de 2004, en 9% llegando a US$ 91.678 millones, suma ligeramente inferior al producto del pas.

Un 81% del incremento global lo explica una veintena de sociedades (3,5% del total). A su vez, un 70% de las ganancias lo obtiene una treintena de empresas. Si se toma como referencia el Ebitda que mide la evolucin directa del negocio, ya que no considera intereses,impuestos, amortizaciones e tems extraordinarios, las veinte primeras empresas concentraron un 64% del total y un 66% del incremento con relacin a iguales meses del ao anterior. La diferenciacin, por tanto, tambin se produce al interior del mundo empresarial.

En el primer trimestre hubo sectores con rentabilidades extraordinariamente elevadas. Es el caso, por ejemplo, de las sociedades administradoras de fondos de pensiones controladas por intereses transnacionales, en un par de casos en alianza con capitales internos-, cuyas utilidades en un porcentaje significativo se produce con cargo a los imponentes, gravando proporcionalmente ms a los trabajadores de menores rentas, por la existencia de comisiones fijas. Su rentabilidad promedio en el primer trimestre se elev a 25,5%. En enero-marzo de 2004 haba sido de 23,3%. O sea, en slo dos aos recuperaron caso la mitad de la inversin efectuada. La mayor rentabilidad la anot AFP Cuprum, con un 34,1%, controlada por el grupo financiero Penta y capitales canadienses. Por su parte, a marzo el sistema bancario registr una rentabilidad anualizada de 18,3%, obviamente tambin con cargo a sus usuarios.

Concentracin econmica y desigualdad

La concentracin econmica tiene diferentes factores que la impulsan y que aumentan la desigualdad. De acuerdo a antecedentes a febrero de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, los megadeudores que corresponde bsicamente a las empresas de mayor tamao efectivo-, a pesar de ser slo un 0,2% del total, apenas 1.322 deudores, posean obligaciones equivalentes a un 61,7% de la suma global, $16.195.735 millones. Si se suma a los deudores grandes el porcentaje alcanza a un 80,9%. En cambio, los microdeudores representaban un 74,4%, al alcanzar a 406.247 clientes, pero sus compromisos con el sistema bancario constituyen un 1,6% del monto general. A su turno, los pequeos deudores, un 19,4% del total, tenan obligaciones por un 8,1%. La estructura bancaria es as un factor activo en estimularla concentracin econmica, al tiempo que es un freno para muchas actividades.

En estos das se pblico un estudio sobre el gasto en productos de consumo masivo. Qu muestra la investigacin efectuada por LatinPanel y la Cmara Nacional de Comercio con datos de 2004?. Primero, el gasto en productos de consumo masivo, a pesar de la reactivacin econmica, descendi en 1% con relacin al ao anterior. Segundo, los sectores de mayores ingresos incrementaron su gasto en 19%, mientras que los sectores de ingresos medios y bajos lo disminuyeron. Se necesita un dato ms elocuente de la regresividad en la distribucin del ingreso? La conclusin de los autores de la investigacin que lo acontecido sera una consecuencia de la guerra de precios producida en los supermercados no resiste el menor anlisis. Para que ello aconteciese debera haber disminuido los precios de la canasta bsica del consumo y ello no sucedi. Menos an con el incremento en los precios derivados del petrleo y de las tarifas reguladas.

Las exportaciones la segunda serie de datos considerados como base en nuestro libro se encuentran tambin concentradas. Diez empresas de las 6.636 compaas que efectuaron ventas al exterior durante 2004, explican el 45,6% de los envos totales, de acuerdo al Anuario ProChile publicado cuando nuestro libro ya se encontraba cerrado, ratificando su informacin. De esas diez empresas, ocho pertenecen al sector minero, encabezadas al igual que en las estadsticas de resultados por Codelco y Minera Escondida.

La elevada concentracin tambin se manifiesta en los resultados de las filiales en otros pases. Las diez sociedades con mayores ganancias en el exterior reunieron el 74% de las utilidades totales y las veinte primeras obtuvieron un 93% del resultado global.

En algunos casos los consorcios econmicos, primordialmente extranjeros, defienden sus ganancias con formas de presin inaceptables. Recientemente tras una prolongada huelga de inversiones y contratos los consorcios generadores de electricidad impusieron una fuerte alza de tarifas con el proyecto de modificacin de la ley elctrica, conocida con la denominacin de la Ley Corta II, a concretarse muy rpidamente. Ya la ley Corta I condujo a que se les garantizase una renta del 10% sobre los activos de transporte elctrico, atractiva cifra como manifest Francisco Aguirre Leo, de electroconsultores.com- que decididamente incentiva la inversin aos retrasada en dicho segmento del negocio elctrico (05/05/5005). Paralelamente, se le otorg mayor autonoma al Centro de Despacho de Carga y se ampli sus integrantes con un representante de altos clientes y otro de de los propietarios de la subtransmisin, mantenindole siempre en manos de los consorcios privados presentes en el sector. La desregulacin de la economa es muy grande.

Logrado su propsito, las sociedades elctricas ms importantes comenzaron a hablar de nuevas inversiones, dando por finalizada la huelga. El Ministro de Economa, Jorge Rodriguez, -actor central en la promulgacin de una ley sumamente favorable a las generadoras y ex gerente de Guacolda, filial de Gener, una de las empresas favorecidas- manifest que con los precios que habr en el mercado se rentabilizan al 100% centrales que operan con carbn, gas natural licuado y tambin hidroelctricas (05/05/2005). Se producir manifest el ministro- una carrera de inversiones en generacin (04/05/2005). De acuerdo a sus cifras se requiere anualmente unos US$300 millones en generacin y otros US$40 millones en transmisin. Las generadoras podran producir energa con combustibles ms caros y cargrselo a los usuarios. Es la lgica de financiamiento de las medidas que promueve el gobierno.

La persistencia de la huelga llev al gobierno a efectuar intensas tratativas para dar satisfaccin a las demandas de las empresas generadoras. El ministro Rodrguez, en permanente consulta con el presidente Lagos, mantuvo deliberaciones con las empresas del sector, particularmente las grandes generadoras del SIC Endesa, Colbn y AES Gener-, adems de los mximos ejecutivos de SOFOFA en ese momento, Juan Claro y Andrs Concha. En las dependencias del organismo empresarial sesionaron los representantes de las elctricas con el equipo nominado por Rodrguez. Se trabaj con la idea, que en lo fundamental se consigui, de dar confianza a los consorcios generadores. Los mayores costos son pagados as por los consumidores.

La concentracin de la riqueza es parte componente de la mala distribucin de ingresos. Chile sigue figurando entre los pases de peor distribucin en los ingresos a nivel mundial. En los indicadores de Desarrollo Mundial 2005, preparado por el Banco Mundial,se ubica en el nmero doce entre los pases con mayor desigualdad, entre 124 naciones. Su situacin se deteriora con relacin al informe anterior entregado el ao 2000.

El primer dcil formado por el 10% de la poblacin de menores recursos- percibe slo un 1,2% del ingreso total, mientras el dcimo dcil el 10% ms rico- recibi el 47%. La desigualdad distributiva sera an mayor si se considera porcentajes de la poblacin ms reducidos. Al presentar los datos en deciles se oculta la participacin desproporcionadamente elevada de los grupos de mayores ingresos, que constituyen un porcentaje de los hogares mucho ms reducido que un 10%.

El debate presidencial abri paso a la derogacin de una franquicia tributaria que favoreca a una pequea minora, al producirse consenso para terminar con el artculo 57 bis de la ley de la Renta, que estableci un tratamiento tributario que permita descontar de las rentas imponibles un 20% del monto efectivamente invertido en acciones de sociedades annimas abiertas adquiridas con anterioridad al 29 de julio de 1998.

En 2004 signific, de acuerdo a cifras oficiales, menores ingresos fiscales por US$ 21 millones. Esta disposicin con un ropaje orientado a abrir posibilidades a sectores de la poblacin excluidos de participar en operaciones burstiles, condujo a intensificar los procesos de concentracin financiera. En este pas como seal el presidente Lagos- hubo una poca en que se dijo que los trabajadores iban a tener acciones y para que tuvieran acciones los trabajadores, entonces no le iban a cobrar impuestos por las utilidades que daban esas acciones. Despus llegaron unos caballeros, le compraron las acciones a los trabajadores.Han ganado mucha plata con eso, y siguen sin pagar impuestos por lo que ganan. Cuando ustedes van a comprar el pan, $100 de pan concluy- $19 es impuesto que ustedes pagan Y estos caballeros por sus acciones, no pagan impuestos (12/05/2005). La derogacin del artculo 57 bis es un hecho positivo, pero que no modifica la existencia de una estructura tributaria fuertemente regresiva, en la cual pesan ms los impuestos indirectos que paga toda la poblacin- que los directos.

La Concertacin y la Alianza celebraron como un triunfo de cada una de esas combinaciones de partidos la eliminacin de la mencionada franquicia tributaria. Surge, de inmediato una pregunta elemental. Por qu no la eliminaron antes de existir una opinin en ese sentido tan abrumadora? De ello se culpan mutuamente. Es, sin duda, una medida necesaria, pero an muy pequea si se considera el conjunto de franquicias tributarias existentes, las cuales se cifran en US$ 3.200.

El comercio y la inversin extranjera directa ha escrito el ex secretario ejecutivo de la Cepal, Jos Antonio Ocampo- han crecido notablemente en el mundo entero, pero la tierra prometida de altas tasas de crecimiento se percibe cada vez ms como un espejismo.

Esto puntualiz Ocampo- es particularmente cierto en Amrica Latina Las disparidades internacionales de los niveles de ingreso se han ampliado y las tensiones distributivas se han acrecentado tanto en los pases en desarrollo como en los desarrollados. La alta volatilidad financiera y el dficit regulatorio son evidentes an en el mundo industrializado (Reconstruir el futuro. Globalizacin, desarrollo y democracia en Amrica Latina). En Chile, la realidad distributiva es actualmente peor a la existente al finalizar los aos de dictadura, en lo que constituye una muestra viva del fracaso de una poltica definida como de crecimiento con equidad. Las carencias regulatorias se expresan de mltiples formas, mientras que la volatilidad financiera puede alcanzar dimensiones colosales al eliminarse en el tratado Chile EE.UU. cualquier limitacin al movimiento de capitales.

La gran vergenza de Chile es la inequidad distributiva, la cual no se resuelve con la llamada igualdad de oportunidades que expusieron en CasaPiedra las candidatas presidenciales de la Concertacin y Joaqun Lavn. No puede alcanzarse una mejor distribucin sin tocar a los grandes intereses econmicos, nacionales y extranjeros, favorecidos por el modelo econmico. Y en los planteamientos efectuados en CasaPiedra se evit expresamente cualquier mencin que pudiesen entender como que les afectara.

Amrica Latina sigue debatindose en un cuadro complejo, de masivo rechazo al neoliberalismo y, a la vez, de insuficiencias para que se abran camino polticas verdaderamente alternativas. Los hechos recientes en Ecuador lo confirman. Lucio Gutierrez fue elegido presidente expresando una necesidad profunda de cambios. Apenas nominado, en una voltereta radical, negoci y se puso en lnea con la posicin del FMI. Impuso una poltica de austeridad fiscal, en lnea con las recomendaciones del Fondo que hacen de la reduccin de los dficit fiscales uno de sus objetivos prioritarios-, mantuvo la dolarizacin y se esforz por un acuerdo de libre comercio con EE.UU. Rompi con sectores populares que le dieron su apoyo para ser elegido. Antes de su derrocamiento Gutierrez -como seal Clarin de Buenos Aires- se haba convertido en la ltima de las nias mimadas de los propulsores del neoliberalismo, respaldando decididamente el proceso de dolarizacin. El Gobierno que lo reemplaza lo hace en medio de fuertes contradicciones. El nuevo presidente ratific la dolarizacin el tiempo que nomin como ministro de Economa a Rafael Correa, constante crtico del abandono del sucre en enero de 2000. Como era presumible la dolarizacin la formula tan defendida por Carlos Menen para la regin- no solucion los problemas de grandes las capas de la poblacin. La deuda externa sigue siendo una carga muy poderosa. Correa manifest que asignar ms prioridad a los compromisos sociales internos que a los pagos de la deuda. Ser capaz de hacerlo? Bolivia constituye otro ejemplo de lo sealamos.

Amrica del Sur precisa de estrategias decididamente alternativas, salirse de los esquemas de las polticas dominantes. La realidad dibujada para nuestro pas por el Mapa de la Extrema Riqueza2005 muestra su necesidad. Esa es la razn de ser del libro recientemente publicado.

La desigualdad distributiva es tan aberrante y evidente que incluso personeros muy vinculados tradicionalmente a los grupos econmicos y a los organismos empresariales deben reconocerla aunque sea por la indignacin que produce, la cual como seal Felipe Lamarca, ex presidente de la Sofofa y de Empresas Copec, la principal empresa del grupo Angelini- podra terminar destruyendo el sistema, lo cual sera lo peor que nos podra pasar (13/05/2005). Lamarca constat que el sistema existente, en otras palabras el modelo econmico, genera desigualdades, destacando que como manifestamos en el libro- son las elites,las que tienden a reproducirse. Deseamos que nuestro libro ayude a develar esta realidad y, por tanto, a generar fuerzas para superarla.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter