Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-08-2013

Pasolini contra vampiros y muertos vivientes burgueses

Jordi Mir Garcia
eldiario.es


Cuntos obreros, cuntos intelectuales, cuntos estudiantes han sido mordidos de noche por el vampiro y, sin darse cuenta, se estn convirtiendo en vampiros a su vez! (El caos, 6 de agosto de 1968. Traduccin de Antonio-Prometeo Moya)

No resulta fcil acercarse a Pier Paolo Pasolini e intentar abarcar todo lo que fue capaz de generar. Estamos ante un cineasta, dramaturgo, poeta, literato, ensayista... de gran inters. Conviene destacar la capacidad de reflexin sobre el mundo de su poca y especialmente sobre las relaciones sociales en la Italia donde vivi. Tal vez sus artculos no son parte de su obra ms conocida. En cambio, en muchos de ellos podemos encontrar cuestiones esenciales de su pensamiento, algunas de las principales preocupaciones que le acompaaron a lo largo de su vida.

A principios de agosto de 1968, hace 45 aos, Pier Paolo Pasolini inici sus colaboraciones semanales con la revista Tempo bajo el epgrafe de El caos. Empez escribiendo un par de textos que funcionan a manera de presentacin de su manera de hacer e intenciones. Y en ellos dedica especial atencin a la burguesa:

Otra cosa que querra decir en calidad de prlogo a esta serie de colaboraciones es lo que sigue: a menudo hablar con violencia contra la burguesa: ms an, ser ste el tema axial de mi palabra semanal. (...) pues bien: todo quedar claro cuando especifique que por burguesa no entiendo tanto una clase social cuanto una verdadera y precisa enfermedad. Una enfermedad altamente contagiosa: tanto es as que ha contagiado a casi todos los que la combaten: desde los obreros del norte hasta los que han emigrado del sur, los burgueses de la oposicin y los solitarios (como es mi caso). El burgus -digmoslo en son de broma- es un vampiro que no descansa mientras no muerde el cuello de su vctima por el puro, natural y simple placer de ver cmo palidece, se pone triste, se deforma, pierde vitalidad, se retuerce, se corrompe, se asusta, se anega en sentimientos de culpa, se vuelve calculadora, agresiva, terrorista, igual que l.

Me parece que podemos decir que sta ser su principal preocupacin en los aos de vida que le quedan hasta su muerte en 1975. El caos seguramente no es el conjunto de artculos ms conocido de Pasolini. En los Escritos Corsarios y las Cartas Luteranas, que recogen sus artculos publicados entre enero de 1973 y noviembre de 1975 y han tenido mayor difusin, es donde Pasolini plantea abiertamente lo que l llama la mutacin antropolgica de la gente de Italia. A lo largo de estos aos lo enunciar de diferentes maneras. La sociedad de consumo, fundamento de este proceso de transformacin, ya ha estado presente en sus reflexiones desde los aos sesenta, poca de inicio de un desarrollo econmico que no necesariamente es progreso, pero es en estos aos cuando siente la necesidad de abordar con total radicalidad unas consecuencias que ve en aumento. Los textos presentes en estos dos volmenes son reflexin sobre la sociedad italiana del momento e intentos de anlisis. Lo hace desde una perspectiva alejada de las discusiones marcadamente partidistas. Pasolini se presenta como marxista, ha estado en el Partido Comunista Italiano, pero sus textos no estn directamente comprometidos con la victoria de las izquierdas. Sus preocupaciones son mucho ms radicales, estn orientadas por los cambios que el percibe que se estn produciendo en las races de la sociedad. Lo que preocupa a Pasolini es cmo se est transformando la sociedad italiana y todo lo que ello conlleva.

Particularmente, pienso que siempre es buen momento para acercarse a Pasolini, para aprender, disfrutar, dialogar, debatir, siempre apasionadamente, con l. Hoy podemos aprovechar que se le est dedicando un gran exposicin en el CCCB, Pasolini Roma. sto puede ayudar al acceso directo a sus creaciones y a que pensemos con l. Si alguien siente que ha quedado contagiado por la enfermedad de la burguesa o tiene la sensacin -incluso indicios- de que se ha convertido en un vampiro o un muerto viviente -que son ms de nuestra actualidad- puede ser buena cosa intentar poner remedio. Muy probablemente lo encontrar en espacios como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, de auditoria de la deuda, de defensa de la educacin o la sanidad pblica, o de creacin de economa solidaria, donde se defienden los derechos de las personas por encima de la propiedad y el mercado.

Fuente: http://www.eldiario.es/catalunya/opinions/Pasolini-vampiros-muertos-vivientes-burgueses_6_162793724.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter