Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-08-2013

Elecciones en Honduras
Una batalla ms por la liberacin latinoamericana

Colectivo Pueblo Crtico
Rebelin


La declaracin final del XIX Foro de Sao Paulo (FSP) ha desatado la reaccin ms visceral y conservadora de la derecha hondurea, quien ha utilizado el contenido de esta declaracin para atacar a LIBRE y sealar el intervencionismo de la izquierda latinoamericana agrupada en este foro y en otras iniciativas de integracin continental en los asuntos internos del pas (UNASUR, ALBA).

El argumento de la derecha hondurea est basado en el apoyo expresado por el FSP a las decisivas luchas electorales que tendrn lugar en Chile, Honduras, Costa Rica, Panam y Colombia este ao, donde la izquierda est participando ya sea mediante un partido poltico o como una alianza entre distintos partidos. Se acusa de un intervencionismo de la izquierda latinoamericana para desestabilizar el proceso electoral hondureo.

Resultan claros los fines propagandsticos a los que se recurre para descalificar y atacar cualquier instancia, sea nacional o internacional, donde la izquierda busque aglutinar fuerzas de cara a la lucha poltica, de carcter electoral, que se avecina en Noviembre. Es normal que la derecha denuncie la ideologizacin y el intervencionismo de parte de las fuerzas de la izquierda continental al mismo tiempo que se beneficia por el decisivo e histrico apoyo poltico-econmico-ideolgico de Estados Unidos y otras organizaciones internacionales de derecha.

Toda lucha poltica al interior de un pas latinoamericano que enfrente a izquierdas y derechas, se convierte en parte de la batalla continental que contrapone los intereses del imperialismo norteamericanos a los de los nuevos estados y bloque regionales con tendencia socialista (ALBA , UNASUR, CELAC).

Es absurdo negar esta realidad como pretende la derecha hondurea; en su lugar es necesario aclarar la naturaleza ideolgica y poltica de esta confrontacin, y conocer las intenciones y formas en que cada bando se relaciona con las instancias internacionales que apoyan su respectivo proyecto.

El Foro de Sao Paolo (FSP) como articulador de la izquierda y organizaciones sociales frente al neoliberalismo.

El Foro nace en su primera edicin en 1990 como una instancia articuladora tanto para los partidos de izquierda como las organizaciones sociales en la regin. La nueva realidad geopoltica del mundo con la cada del muro de Berln, la crisis de la deuda de la dcada de 1980, la implementacin del modelo neoliberal y sus efectos en los pases latinoamericanos fueron los elementos que contribuyeron a la necesidad de generar un espacio para el debate e intercambio de ideas as como la definicin de estrategias dirigidas a frenar el avance del imperialismo en el continente.

La resistencia al capitalismo y las formas de neoliberalismo en cada pas adquieren un carcter local y tambin internacional, estos elementos no pueden disociarse. Los gobiernos progresistas latinoamericanos que han iniciado un camino hacia la construccin de un modelo alternativo han entrado en clara confrontacin con las oligarquas y el capital transnacional a nivel econmico, poltico e ideolgico. Sus luchas se expresan a distintos niveles y gradaciones, ante lo cual cada gobierno elige distintos tipos de tcticas de acuerdo a las coyunturas nacionales.

El Foro fomenta y apoya la construccin de prcticas y luchas polticas orientadas a la construccin de este modelo econmico alternativo. Estas luchas deben efectuarse en cada pas pero no pueden estar aisladas del contexto geopoltico. En sntesis, la izquierda latinoamericana necesitaba un espacio que permitiera debatir ideas, programas y acciones para impulsar este proceso, y el Foro se ha convertido en ese espacio a lo largo de los aos.

Intervencin democrtica norteamericana

En Honduras ha sido documentada la intervencin directa por parte de instituciones vinculadas con la derecha norteamericana en la poltica interna del pas a travs de diversos mecanismos (lobby, asesoramiento, financiamiento, etc). Para la derecha local en ningn momento esta situacin constituye una intervencin de la poltica exterior norteamericana en los asuntos internos de Honduras. Habr que recordar la larga tradicin de servilismo de las lites locales otorgando el territorio nacional para operaciones de desestabilizacin en la regin, dos ejemplos concretos son: la utilizacin del territorio para el derrocamiento del gobierno de rbenz en 1954 y como base de operaciones de los contras en la dcada de 1980.

Esta historia de intervencin norteamericana no cambia durante el Golpe de Estado. La investigadora Eva Golinger ha documentado el financiamiento del Instituto Republicano Internacional (IRI), expresin internacional del Partido Republicano de Estados Unidos, a procesos de gobernabilidad en la regin, una mscara para disimular la intervencin en los asuntos polticos internos mediante el financiamiento a grupos y organizaciones de derecha. Significativa fue la presencia de congresistas norteamericanos, como Ileana Ros-Lehtinen, representante de la ultraderecha estadounidense, durante el gobierno de facto de Micheletti avalando el golpe de Estado. [1]

La National Endowment for Democracy (NED en sus siglas en ingls, Fundacin Nacional para la Democracia) otorg fondos por cientos de miles de dlares al IRI para fomentar tareas de apoyo a iniciativas para implementar posiciones polticas durante las campaas de 2009. El IRI pondr nfasis especial en Honduras, pas que tiene elecciones presidenciales y legislativas en noviembre 2009. [2] Acaso esto no es intervencionismo en los asuntos internos hondureos? As mismo, se estima que la Agencia Internacional del Desarrollo de Estados Unidos (USAID) destina 49 millones de dlares al ao en diversas actividades englobadas promocin de la democracia. Estas instituciones (IRI, USAID, NED) han jugado importantes papeles en el financiamiento, asesoramiento y ayuda logstica a organizaciones que tratan de desestabilizar los procesos liderados por los gobiernos progresistas en Amrica Latina. Dos ejemplos son los procesos desestabilizadores en Venezuela y Bolivia.

Considerando la amplia historia de intervencionismo norteamericano, no puede dudarse que en las prximas elecciones existir un fuerte componente de financiamiento por parte de estas instituciones hacia organizaciones e institutos polticos que adversan a LIBRE y sus propuestas. En sntesis, la poltica exterior norteamericana utiliza una amplia gama de mecanismos para impedir el fortalecimiento de las fuerzas progresistas que representan una amenaza para sus intereses econmicos, por tanto se convierten en adversarios polticos.

FNRP y LIBRE en relacin con el FSP: la urgencia de construir una estrategia anti-imperialista.

Siendo evidente la injerencia de Estados Unidos en la poltica nacional no deben subestimarse ni ignorarse las estrategias de la derecha a nivel nacional. Las actividades de grupos de extrema derecha siguen vigentes, sea mediante declaraciones, foros, reuniones etc. En ningn momento estos grupos dudarn en reactivar sus movilizaciones en caso de cualquier accin que pretenda perjudicar sus intereses. Esta estrategia presenta rasgos a nivel nacional e internacional. Las organizaciones como USAID, NED o IRI tienen presencia en gran parte del continente siendo documentada su intervencin en procesos de desestabilizacin en Amrica Latina.

En este contexto geopoltico de agresin e injerencia de los Estados Unidos es donde debe englobarse la declaracin final del XIX Foro de Sao Paulo. El contenido de la declaracin aboga por la profundizacin de las conquistas logradas por las fuerzas polticas progresistas en los ltimos aos. El xito de la estrategia de la izquierda latinoamericana pasa por profundizar la democracia, la soberana nacional, el reposicionamiento del Estado, los espacios de participacin popular y las polticas pblicas encaminadas a beneficiar a las grandes mayoras histricamente excluidas. Este proceso no puede lograrse sin la integracin regional expresada en organismos como UNASUR, ALBA, CELAC entre otros.

Para impulsar los cambios estructurales a nivel regional se necesita involucrarse en la lucha electoral contra la derecha a nivel continental en especial en las elecciones presidenciales en Honduras, Costa Rica, Colombia, Panam y Chile de este ao. Sin embargo, no debe de olvidarse la activa movilizacin popular como una accin primordial en la profundizacin de los cambios estructurales que la regin necesita.

Ante este panorama, el FNRP y LIBRE deben integrarse de forma activa a la alianza geopoltica a nivel continental de la izquierda latinoamericana frente a la derecha nacional y la injerencia y desestabilizacin de la derecha internacional, patrocinadas por el imperialismo norteamericano. Esta lucha adquiere carcter local e internacional. Resulta fundamental construir, en primer lugar, desde las fuerzas progresistas una estrategia de lucha frente a los ataques sistemticos ante el escenario electoral actual. Y, en segundo lugar, ante las enormes posibilidades de la victoria de LIBRE en las prximas elecciones ser necesario iniciar el desarrollo de iniciativas, junto con nuestros aliados a nivel continental, que puedan fortalecer al gobierno de LIBRE frente a cualquier intento de injerencia y desestabilizacin por parte de la derecha nacional e internacional.

Notas

[1] http://old.latribuna.hn/2009/07/26/congresistas-de-eeuu-conocen-sobre-sucesion-de-manuel-zelaya/

http://archivo.laprensa.hn/Especiales/Ediciones/2009/10/05/Noticias/Honduras-tiene-un-presidente-Roberto-Micheletti

[2] Sobre la intervencin de estas organizaciones en la poltica interna hondurea pueden consultarse estos enlaces: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=88304

http://www.youtube.com/watch?v=FVnmYTGgGt4

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter