Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-09-2013

Per
Contra el racismo de doble va y el papel de los medios de comunicacin masiva

Por Luis Hallazi
Rebelin


Cul es la verdadera situacin del racismo en las diversas regiones del pas? Cul es la responsabilidad que los medios de comunicacin masiva y centralista tienen con sus contenidos y con los personajes que tienen tribuna en esos medios? Existen otros intereses detrs de esas prcticas racistas? Me preguntaba despus de leer el perverso artculo escrito por Miguel Santillana, investigador del Instituto del Per de la Universidad San Martin de Porras, que en una publicacin reciente en la revista Velaverde y Semana Econmica seala haber corroborado en Puno el racismo de doble va [1]; a su entender el que se manifiesta a travs del odio que los cobrizos tienen a los mestizos, criollos y blancos. Este racismo solapado, constituye un nuevo ejemplo de las mltiples manifestaciones que encontramos en nuestra cotidianidad. Recordemos las declaraciones racistas de la actriz Claudia Dammert, cuando en medio de la campaa a favor del No a la revocatoria hizo el ridculo, tildando de horrorosos a los nuevos ricos [2] que provienen de barrios populares y de otras regiones que no pertenezcan a su imaginario, pues estas dos calificaciones se repiten en el artculo de Santillana, solo que trasladado a la Regin de Puno; pero otras tantas expresiones se pueden observar en las redes sociales, debates vergonzosos entre pitucos y no pitucos, cholos y no tan cholos [3].

Estos argumentos propio de una sociedad racista, suele ser utilizado para justificar y solapar un racismo histrico, vigente y manifiesto. Adquirido en esencia, desde la colonizacin de nuestro territorio, en contra de las poblaciones originarias, despus indgenas y campesinas, ms tarde migrantes urbanos y que a estas alturas se ha convertido en un monstruo de mil cabezas que se manifiesta de distintas formas y que ninguna institucin estatal se atreve a abordar de forma seria. Es el racismo de doble va, pues es una manera de distraer el debate de fondo, buscando entrar en un bucle que finalmente neutraliza e invisibiliza la situacin real del racismo peruano, polariza a la sociedad y legitima la dominacin social de una elite econmica/poltica emparentada con estos discursos y que los medios de comunicacin masiva promueven. El racismo peruano a instancias de encontrar marcas que nos representen, sin mucha campaa publicitaria es ya una marca registrada y su capital sigue siendo la misma.

En el caso del artculo en mencin, el autor se limita tan solo a apuntar el motivo de su viaje a Puno, para con un viejo truco a travs del dice una persona mostrar sus verdaderas intenciones. A continuacin, con una insidiosa narracin, da voz a una cantidad de agravios racistas que se hacen a la poblacin y a instituciones de esa regin. El autor ni se molesta en marcar distancia, ms bien da rienda suelta para probar el odio que los cobrizos tiene para con los mestizos, criollos y blancos. Las impresiones de su supuesto informante sin duda son las impresiones del mismo Miguel Santillana, es decir que a Dammert, a los pitucos, a los no pitucos, a los cholos y no tan cholos les preocupa el racismo que puedan sufrir de los cobrizos, nuevos ricos u horrorosos invisibilizando la situacin de fondo. Pero esta suerte de relato no es producto de la torpeza, ni de un racismo inconsciente anquilosado en lo profundo de nuestra sociedad, tras esos discursos se esconden otros intereses que perfectamente se lee entre lneas, ms aun si los discriminados poseen derechos, no solo individuales como todo ciudadano, sino derechos colectivos reconocidos por nuestra Constitucin y el derecho internacional.

Pero por qu es importante dar cuenta de todo esto? Adems de denunciar estos agravios racistas, es importante tambin identificar a los responsables directos y a los medios de comunicacin que canalizan y distribuyen estos mensajes. El caso de Miguel Santillana ayuda a visibilizar mejor an la actual situacin, este fue el mismo que alego contra la comunidad campesina San Juan de Kaaris, contradiciendo la misma Historia, sosteniendo que los Kaaris no son un pueblo indgena y que por tanto no tienen derecho a la consulta previa. Es el mismo que aparece en muchos medios de comunicacin como experto anti-indgena y defensor a ultranza del extractivismo minero realizado por las grandes corporaciones, sosteniendo que no hay pueblos indgenas ni en la costa ni en la sierra peruana. A travs de este caso podemos deducir la simbiosis de un discurso racista que alega el odio de los cobrizos a los mestizos, criollos y blancos, con el argumento excluyente que pretende sustraer el derecho a la consulta previa en los pueblos indgenas andinos y de la costa peruana.

Esto nos lleva a tratar de responder a la segunda pregunta que da inicio a esta columna, no es casualidad que estos discursos tengan tribuna, son esas opiniones pblicas transmitidas a seal abierta por donde se expande una alienacin radical, a costa muchas veces de discriminar y despreciar elementos constitutivos de nuestra propia personalidad e identidad cultural. Esa responsabilidad de los medios de comunicacin lo podemos observar donde quiera que nos asomemos. Sanciones recientes como al personaje Negro Mama, de El especial del humor de Frecuencia Latina, con la suma de S/.74 mil soles (20 UIT ) deben de ser el comienzo de futuras acciones que el Estado tiene que asumir, puesto que son esas prcticas racistas las que refuerzan la actual situacin.

El Estado pues, tiene la obligacin de adoptar una poltica encaminada a eliminar la discriminacin racial en todas sus formas, a promover el entendimiento entre las distintas etnias que componen nuestro pas y revisar las polticas gubernamentales nacionales, regionales y locales; puesto que no solo existe una proteccin en la Constitucin Poltica a travs del artculo 2 inciso 2; incluso hay un figura delictiva tipificada en el artculo 323 del cdigo penal que sanciona la discriminacin racial hasta con 3 aos de pena privativa de libertad y si el delito es cometido por un funcionario pblico hasta 4 aos.

Por otra parte, existe una serie de tratados internacionales y jurisprudencia vinculante de la Corte Interamericana. Es el caso de la Declaracin de las Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indgenas, el Convenio 169 de la OIT y siendo ms puntual la Convencin Internacional sobre la eliminacin de todas las formas de discriminacin racial, que cuenta con un Comit para la Eliminacin de la Discriminacin Racial (CERD) con la finalidad de examinar los progresos realizados por los Estados en la aplicacin de sus disposiciones, establecindose por ello la obligacin de presentar informes peridicos sobre las medidas legislativas, judiciales, administrativas encaminadas a ello, es ms el 2009 se present un informe sobre el cumplimiento de Convenio, haciendo quince recomendaciones especficas una de ellas es que El Comit recomienda al Estado parte que adopte medidas apropiadas para combatir los prejuicios raciales que conduzcan a la discriminacin racial en los medios de comunicacin, tanto en los canales pblicos como privados como en la prensa, as como en las actitudes de la vida cotidiana. [4]

En ese marco, actualmente existe el proyecto de Ley N 756/2011-CR el cual busca modificar el tipo penal existente agregando los artculos 323-A y 323-B, que contienen formas agravadas del delito de discriminacin especficamente si estos se hacen por cualquier medio de comunicacin, con lo que se buscara darles mayor responsabilidad en sus contenidos, pero sabemos que la normativizacin no es suficiente, ms aun en este caso. Por otro lado, hay pequeos pasos que podran marcar el inicio de un mayor involucramiento del Estado, es el caso de la campaa Alerta contra el racismo impulsado desde el Ministerio de Cultura, indicar tambin que la Defensora del Pueblo ha publicado el Informe N 008- 2013 DP/ADHPD sobre La Lucha contra la Discriminacin: Avances y desafos [5] donde se realiza un anlisis detallado para un mejor diagnstico, sin embargo estas iniciativas son hechas de manera tmida puesto que se sigue creyendo son temas secundarios.

Finalmente debemos ser conscientes que abordar la cuestin del racismo peruano es tarea dificilsima y esto significa reconocer e identificar que tambin existe un resentimiento del histricamente discriminado, que muchas veces no lo manifiesta, puesto que en nuestra sociedad esta conducta se ha ido normalizando, incluso por parte de las propias personas agraviadas, nadie quiere sentirse discriminado. A diez aos del aniversario del Informe de la Comisin de la Verdad y Reconciliacin, debemos recordar que poseemos ese instrumento como una suerte de caleidoscopio donde desde distintos ngulos podemos observar las causas y consecuencias de la discriminacin y reconocer que somos una sociedad sumamente daada por este flagelo. Hacer un balance de lo que estamos perdiendo por seguir arrastrando estas prcticas, no solo en lo econmico, sino sobre todo en lo cultural, poltico y social, seguro nos ayudara a construir una sociedad donde las futuras generaciones de peruanos y peruanas se vean por fin, libres de esta tara social.

Notas

Luis Hallazi, es abogado, asesor de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indgenas-CAOI, especialista en Derechos Humanos por la Universidad Carlos III de Madrid; Postgrado en Ciencia Poltica y Relaciones Internacionales por la Universidad Autnoma de Madrid, actualmente candidato a doctor por la misma universidad. Contacto: luis.hallazi@gmail.com

[1] El racismo es de doble va, En Semana Econmica del 20-08-2013: http://semanaeconomica.com/oso-decirlo/2013/08/20/el-racismo-es-de-doble-via/

[2] Claudia Dammert es acusada de racista por declaraciones sobre "los nuevos ricos", En El Comercio del  http://elcomercio.pe/espectaculos/1522956/noticia-claudia-dammert-acusada-racista-declaraciones-sobre-nuevos-ricos

[3] Racismo en red, lo dicho y lo escrito, La Repblica del 11-12-2012: http://www.larepublica.pe/columnistas/en-construccion/racismo-en-red-lo-dicho-y-lo-escrito-11-12-2012

[4] Leer aqu las Observaciones de la CERD para el Per: http://www.justiciaviva.org.pe/webpanel/doc_int/doc03092009-180910.pdf

[5] Leer aqu el Informe 008-2013-DP/ADHPD http://www.defensoria.gob.pe/temas.php?des=10#r

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter