Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-09-2013

Mucho ms que una peineta a Espaa
El tercer batacazo olmpico deprime a Madrid y golpea al PP

Ramn Sola
Gara


El COI descarta a la capital espaola ya en la primera votacin y otorga a Tokio la organizacin de 2020. Mariano Rajoy haba pedido expresamente la nominacin para relanzar la economa, con expresiones como nos merecemos una alegra. Felipe de Borbn quiere seguir intentndolo.

Pues a la tercera tampoco fue la vencida para Madrid. Los Juegos Olmpicos de 2020 sern organizados por Tokio, y ahora al Estado le queda pagar la factura econmica y poltica de esta nueva frustracin.

Tal sensacin se reconoca anoche sin paos calientes. Jos Manuel Garca Margallo, ministro de Exteriores, apuntaba que ha sido completamente inesperado, nadie prevea este escenario.

En realidad, Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, s pareca contemplarlo, porque sus intervenciones durante la jornada de votaciones en Buenos Aires iban poniendo la venda antes que la herida: Quiero pensar que la tercera es la vencida, Sera muy bonito que esto saliera, Nos merecemos tener una alegra... Llam la atencin igualmente que destacara que, pasara lo que pasara, la alcaldesa de Madrid y el presidente de la Comunidad han hecho un gran esfuerzo y tienen todo el apoyo del PP.

El lder del PP no traduca convencimiento alguno, pero s lo hacan los medios estatales, para los que, sin discusin posible, Madrid era clara favorita por delante de Tokio y muy por delante de Estambul. As que cuando lleg la primera de las votaciones, sus enviados especiales se quedaron helados: la capital japonesa tomaba la delantera con suficiencia mientras que la espaola y la turca empataban y quedaban as abocadas a otra votacin solo entre ambas. Entonces se consum el desastre para Madrid, ya que Estambul gan el desempate. Tras los tropiezos de 20012 y 2016, este se ha tomado ya como un autntico fiasco.

Economa y nacionalismo

El PP haba puesto de nuevo todos los huevos en la cesta de los Juegos Olmpicos para varios objetivos: intentar remontar la crisis econmica, reactivar el nacionalismo espaol, buscar un estmulo anmico para un pas inmerso en una crisis a todos los niveles... De paso, Madrid 2020 habra permitido tender una cortina de humo sobre los problemas diarios.

Todo ello fue reconocido de modo explcito por Rajoy en sus intervenciones y declaraciones en Buenos Aires. Sostuvo que la candidatura tiene ahora ms sentido que nunca porque permitira acelerar la recuperacin econmica.

As, Rajoy expuso ante el COI que su Estado lidera el crecimiento de exportaciones en la zona euro, con una expectativa del 4,1% frente al 2% de media. Lo hizo lgicamente sin citar que ello est ligado al desplome de la demanda interna de consumo en un contexto marcado por las bajadas de sueldos, pensiones y subsidios, los recortes en servicios sociales bsicos...

Al contrario que Roma, que tras presentar inicialmente su candidatura para 2020 la retir al considerar que la crisis obligaba a otras prioridades, Madrid haba pisado el acelerador tratando de que estos Juegos fueran una tabla de salvacin. Lo haba hecho, eso s, con una candidatura definida como de bajo coste. Rajoy defendi en la reunin del COI que el 80% de las inversiones ya estn realizadas, pero obviamente con ello estaba reconociendo implcitamente que en trminos econmicos el Estado espaol no est para alegras.

Se desconoce el peso que tuvo este factor en la votacin secreta de los miembros del COI, pero por ese flanco atac Alberto de Mnaco, bestia negra para los poderes espaoles desde que en 2005 preguntara si Madrid era segura frente a las acciones de ETA (unas semanas antes, la organizacin vasca haba provocado una explosin ante el estadio de La Peineta, proyectado como sede central del evento olmpico). Ayer el prncipe de Mnaco cuestion que ese cambio de modelo, con unos Juegos baratos, fuera adecuado.

Entre las cuatro preguntas dirigidas por representantes del Comit Olmpico Internacional a los intervinientes -encabezados por Felipe de Borbn- aflor tambin otra cuestin espinosa: la tolerancia espaola ante el doping. Las leves condenas por la Operacin Puerto fueron puestas sobre la mesa en dos de los cuatro interrogantes formulados.

Ms surrealista result la intervencin de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que incurri en tpicos como este: Madrid es divertido, nadie celebra la vida como lo hace el pueblo espaol. Calific a su ciudad como una de las ms cmodas, simpticas y abiertas del mundo. Y anim a los miembros del COI a tomarse una taza de caf con leche en la Plaza Mayor o celebrar una cena romntica en el Madrid de los Austrias. Va a ser que no.

Queda por saber si todava habr una cuarta intentona. Hay que seguir, es solo un pequeo revs, se consol el prncipe.

Mucho ms que una peineta a Espaa

La borrachera patriotera espaola con el tema olmpico vuelve a depararle otra terrible resaca. La Peineta seguir en barbecho. La autntica peineta, el corte de mangas brutal y a lo que se ve inesperado, se la hizo la mayora del COI en la primera votacin. Pero quedarse en el chiste fcil sera rebajar el alcance de una decisin que resulta muy significativa en trminos geopolticos. Porque esto es mucho ms que una peineta a Espaa.

Y es que en algo s tienen razn los hooligans espaoles que corrieron anoche a denunciar el habitual complot internacional en su contra. La decisin de otorgar los Juegos Olmpica es poltica, poltica pura, poltica de altsimo nivel. Cmo no va a serlo si se trata de uno de los acontecimientos con ms repercusin mundial, no solo en trminos de rditos econmicos o de difusin televisiva, sino sobre todo de proyeccin positiva para un pas? Cmo no va a ser poltica si quienes defienden la candidatura en Buenos Aires son el heredero del jefe de Estado y el presidente del Gobierno?

Si se quieren ms pruebas, basta reparar en quines se han hecho con los ultimos Juegos: dos pases emergentes como China (Pekn 2008) y Brasil (Ro de Janeiro 2016) y uno de los estados europeos ms fiables, Reino Unido (Londres 2012). Mirando ms atrs, y obviando el mero guio a la historia que supuso Atenas 2004, hay ms ejemplos: Sidney, Sel, Atlanta, Los ngeles... El COI ha despertado al Estado espaol -o todava no?- de su espejismo: ni es un Estado pujante ni ofrece la estabilidad requerida (la derrota en el desempate ante la insegura Estambul supone la evidencia palmaria). La depresin era insuperable anoche para todo un aparato estatal y un gobierno heredero de aquel que hace una dcada soaba con tener asiento en el G-8.

Podran consolarse con que lo malo siempre es susceptible de empeorar. Madrid seguir lamindose esa doble herida de no haber acogido nunca unos Juegos Olmpicos mientras que s lo ha hecho Barcelona, vista desde su atalaya mesetaria como si fuera la segunda ciudad de un mismo Estado. Y adems esta tercera derrota olmpica acenta las opciones de la candidatura de Barcelona para hacerse con la organizacin de los juegos de invierno de 2022, lo que hubiera resultado obviamente imposible en caso de que ayer hubiera ganado Madrid 2020.

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130908/421440/es/El-tercer-batacazo-olimpico-deprime-Madrid-golpea-PP / http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130908/421441/es/Mucho-mas-que-una-peineta-Espana



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter