Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-09-2013

La Peineta, smbolo del fiasco olmpico espaol

Ramn Sola
Gara


El tercer fracaso de Madrid en su carrera olmpica da paso a una dura resaca en la que el primer dolor de cabeza es el estadio de La Peineta, planteado como sede central en los tres proyectos y destinado a ser futuro campo del Atltico de Madrid en una compleja operacin urbanstica. La reconstruccin de este estadio abierto en 1994 y apenas usado se eterniza, pendiente de ese gran da que nunca llega.

El proyectado Estadio Olmpico de Madrid seguir teniendo por ahora un nombre mucho ms modesto aunque ciertamente espaolsimo: La Peineta. Se lo debe a su inconfundible perfil. En realidad La Peineta es poco ms que eso, un perfil, una silueta lejana en un erial ubicado en el extrarradio de Madrid, junto a la A-2, la autova a Barcelona.

El fracaso en el tercer intento consecutivo de la capital espaola por asumir la organizacin de los Juegos Olmpicos, consumado anteayer en Buenos Aires, reabre las dudas sobre el futuro de esa instalacin. El Gobierno del PP presuma de que el 80% de las obras estaban ya realizadas, pero faltaba precisamente la joya de la Corona olmpica: el estadio de atletismo. La Peineta es la obra, o el cuento, de nunca acabar. Est en obras casi de modo perenne, desde su apertura en 1994. Entrados en el siglo XXI, cada cuatro aos se le vaticina un impulso definitivo, pero las sucesivas derrotas en el Comit Olmpico Internacional vuelven a parar las mquinas.

Su situacin recuerda a un caso muy conocido y revelador por estos lares: el Navarra Arena de Iruea, polideportivo multiusos con capacidad para 10.000 espectadores impulsado por el Gobierno de UPN en tiempos de bonanza y que tras llegar las vacas flacas no se logra terminar ni se desea inaugurar. El problema aadido para La Peineta es que, dando prcticamente por seguro que los Juegos se haran en 2020, el Ayuntamiento de Madrid se lanz a firmar un convenio con el segundo club de la ciudad, el Atltico, para que el estadio fuera su terreno de juego a partir de 2014.

No se trata de una mera cesin, sino de una operacin urbanstica compleja con forma de permuta, que permitir derribar el actual estadio Vicente Caldern, en la ribera del Manzanares, para soterrar la M-30. Como ha ocurrido en otros muchos casos, el castillo fue creciendo sobre el aire. El plan inicial, all por 2007 -antes de que la burbuja inmobiliaria se pinchara con estrpito-, contemplaba construir en la zona torres de hasta 30 alturas con el fin de rentabilizar toda la operacin. Luego bajaron a 17 y finalmente desaparecieron del mapa.

La ciudad y el club ms endeudados

La reconstruccin de la fantasmagrica Peineta, para pasar de los 20.000 asientos actuales a cerca de 70.000, costaba inicialmente 160 millones de euros, pero las ltimas estimaciones ya lo elevan a 270 (por comparar, se prev que en San Mams Barria se gastarn unos 218).

El Atltico de Madrid deba costear los trabajos, pero su capacidad financiera es ms que dudosa. Se trata del club estatal que ms deuda acumula con Hacienda, en torno a 120 millones, segn datos del ao pasado (lo que no le impidi gastarse 40 en fichar al colombiano Falcao en 2011). As las cosas, el Ayuntamiento de Madrid -que dicho sea de paso tambin es el ms endeudado del Estado- estaba comprometido a pagar la reconstruccin en ltima instancia, pero siempre que se le concedieran los Juegos, por lo que ahora todo vuelve a quedar en entredicho.

Pasados los aos, La Peineta de Madrid sigue por tanto sin solucin ni destino claros, aunque ya hay una beneficiada directa: la constructora FCC que va poniendo ladrillo a ladrillo sin tomarse ms prisas de las necesarias. En diciembre de 2011 se calculaba que la reconstruccin estara concluida para 2013, luego se pospuso a 2014 y ms tarde a 2015. La derrota de Buenos Aires probablemente vuelva a modificar el calendario, y quin sabe si el proyecto entero.

Uno de los ms nerviosos, obviamente, es el presidente del Atltico de Madrid, Enrique Cerezo, que ayer se despachaba a gusto contra los modos de hacer del COI: Siempre he pensado que el presidente lo que tiene que hacer son las votaciones a mano alzada, y si los miembros no quieren que se marchen a su casa y vengan otros que voten a mano alzada y sepa todo el mundo a quien se vota. As no se crea una ilusin falsa y luego votan a quien quieren.

El Atltico ha buscado hasta en Dubai patrocinadores para el futuro estadio, siguiendo el ejemplo de otros clubes ingleses o alemanes como el Arsenal de Londres o el Bayern de Munich, con sus flamantes Emirates Stadium y Allianz Arena respectivamente. No lo ha logrado hasta ahora, y las dudas renacidas se lo ponen an ms crudo.

La Cartuja, tambin olmpico

El despropsito de La Peineta tiene otro antecedente an peor: La Cartuja de Sevilla, un estadio que sigue manteniendo el nombre oficial de Olmpico pese a que la capital andaluza apenas desarroll sus planes de competir por los Juegos de 2004.

El proyecto surgi al socaire de la Expo de 1992, que dej en Sevilla algunas infraestructuras faranicas que se pudren al sol andaluz dos dcadas despus. La Cartuja representa la megalomana ms absurda. Es el tercer estadio mayor del Estado, solo por debajo del Camp Nou y el Bernabu. Cost 120 millones de euros de la poca. En su momento se vendi como una gran opcin para que los dos grandes clubes de la ciudad, Sevilla y Betis, compartieran sede y liberaran as sus respectivos estadios. Sin embargo, ni uno ni otro acept el cambio.

Los reyes espaoles inauguraron La Cartuja en 1999, ao en el que acogi el Mundial de Atletismo. Despus, apenas ha albergado dos finales de Copa de ftbol (1999 y 2001), otra de la UEFA (2003) y dos de la Copa Davis de tenis (2004 y 2011). Este ao 2013 lo ms destacado ha sido un amistoso entre Ucrania y Noruega. Congreg a 200 espectadores sobre un total de 57.620.

Fuente: http://www.naiz.info/actualidad/noticia/20130909/la-peineta-simbolo-del-fiasco-olimpico-espanol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter