Portada :: Colombia :: Dilogos de paz 2012-2015
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-09-2013

La paz de Santos y el Imperio

Dairo Ruiz
Rebelin


En Colombia el rgimen se ha venido preparando para su paz, que es al tiempo complementaria con sus formas de dominacin, e inherente al carcter capitalista de su clase.

El soporte indudablemente de su paz es la guerra de las clases, lites, y sectores dominantes del poder econmico, militar y poltico que no cedern ni un poquito a las formas de resistencia de las clases subordinadas, ni a sus espacios no institucionales donde se recrea otra paz y otro diferente derecho, que no es el de la guerra, que define al pueblo en resistencia como infractor, terrorista o delincuente, razones para que el derecho burgus los juzgue como tales, por lo menos mientras no les llegue la solucin final, o segn el estado criminal, se rehabiliten , se rindan , o se declaren , o los declaren pacificados , por un rgimen narco- terrorista que como para-estado hoy est obligado a flexibilizar su posicin que no es de paz digna, pero que da un nuevo aliento al modelo criminal de acumulacin con el que negocia o propone su paz, que rapidito espera ver materializada con el sonoro aplauso imperial, el de los empresarios de la cocana el narco poder-, y sus aliados internacionales que ya esperan un ininterrumpido festn financiero y geo-estratgico para sus locomotoras, que con otras fracciones del capital aspiran a tomarse todo el territorio, y a la destruccin ya sin insurgencias, de las fuerzas sociales y populares que sin pausa y pese a los planes gubernamentales de exterminio han defendido y seguirn defendiendo con dignidad su riqueza y la justicia social.

Derrotar al pueblo, controlar sus luchas; firmar una paz capitalista para las multinacionales y el paramilitarismo que hoy exigen mayores tasas de acumulacin y de rentabilidad es la estrategia del Estado, que con sus bases militares, mercenarios, y con su modelo econmico se comprometen ante la comunidad internacional a una nueva paz pero con impunidad y sin arriesgar, - eso si-, la estabilidad de la dominacin poltica de imperio y narco-oligarqua.

Esa paz no la queremos [email protected] [email protected], es inaceptable para NuestraAmrica y para la Humanidad, es una paz que nunca tendr paz , pues el poder la edifica con la guerra intentando engaar a los pueblos del mundo para revertir o derrotar las luchas histricas del pueblo Colombiano que no pueden permanecer como una interminable guerra, y para lo cual la paz que ha de ser no ser de indigencia o de indignidad, ser de reivindicaciones concretas econmicas, sociales y polticas A FAVOR DEL PUEBLO, siendo este el PROTAGONISTA CENTRAL.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter