Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-09-2013

Impunidad

Alex Contreras Baspineiro
Rebelin


La impunidad es sinnimo de los gobiernos neoliberales y dictatoriales, aquellos regmenes que violan los derechos humanos, que abusan a nios y mujeres indefensos, que pisotean los valores de los pueblos, que imponen proyectos a sangre y fuego y, sobretodo, que protegen a los responsables de esos flagelos. La impunidad es cmplice del poder.

En Bolivia, donde se construye un Estado Libre, Plurinacional, Soberano, y Multitnico, lamentablemente reina la impunidad.

Un 25 de septiembre, hace dos aos en una inhspita poblacin llamada Chaparina, la Octava Marcha Indgena en Defensa del Territorio Indgena del Parque Nacional Isiboro Scure (TIPNIS) fue reprimida cobardemente: efectivos policiales golpearon sin compasin a cientos de indgenas que marchaban pacfica y sacrificadamente en defensa de su hbitat natural.

Las mujeres maniatadas y amordazadas fueron arrastradas de los cabellos, los nios en su afn de escapar de los gases lacrimgenos fueron pisoteados, los viejos que se desvanecan fueron golpeados y la mayora de los marchistas -incluidos sus dirigentes- fueron pateados salvajemente y obligados a subir a vehculos que los trasladaron a lugares desconocidos.

Hijos de puta suban a los camiones! Aqul es dirigente hay que matarlo! No tiene que escapar nadie! Qu importa si son mujeres o wawas (nios), estos son unos salvajes!, fueron las frases policacas que an se guardan en la memoria de los bolivianos.

Hace dos aos, el Presidente del Estado Plurinacional Evo Morales Ayma, prometa el esclarecimiento total del caso y adems peda perdn a los indgenas y a la poblacin boliviana.

Nuevamente quiero decirles a las familias vctimas (de la represin) que nos disculpen, que me perdonen. Quiero que sepan que no ha habido ninguna instruccin ni jams habamos pensado que podra ocurrir de esa manera, duele bastante, como vctimas que hemos sido en muchas oportunidades de la represin por la fuerza pblica, expres.

Quiero decirle al pueblo boliviano, con mucha sinceridad, yo, como vctima junto a muchos de mis compaeros, compaeras del trpico de Cochabamba y de Bolivia, nunca podra instruir que haya una violencia como la realizada en Yucumo, agreg.

Ante la presin popular, el Vicepresidente del Estado Plurinacional lvaro Garca Linera, confes que el gobierno conoca quin haba ordenado la represin a los indgenas y lo develaran en su momento. Hasta la fecha, se guardan hermticamente los nombres.

Premio a los responsables?

El gobierno del cambio para evitar develar la identificacin de los responsables materiales e intelectuales de la represin, actu como en los mejores tiempos de los regmenes tradicionales: premi a sus funcionarios en otras responsabilidades.

El ex ministro de Gobierno Sacha Llorenti ahora es embajador de Bolivia ante la Organizacin de Naciones Unidas (ONU), el ex ministro de la Presidencia Carlos Romero asumi el mando del ministerio de Gobierno, el responsable del operativo policial coronel Vctor Maldonado fue Comandante de la Polica Nacional, el fiscal que investigaba el caso Jos ngel Ponce fue designado como Fiscal de Distrito de La Paz. La lista de los premiados es ms extensa lo que devela que lamentablemente en este gobierno el contubernio poltico-policaco-judicial sigue impune.

La dirigencia indgena present varias consideraciones para verificar que la represin estuvo organizada desde el Poder Ejecutivo.

1. La solicitud realizada el sbado 24 de septiembre de 2011 un da antes de la represin- por la ex ministra de Justicia Nilda Copa y el ex ministro de Gobierno Sacha Llorenti, al Ministerio Pblico, para que se intervenga la marcha.

2. El viaje a Washington un da antes de la represin- de la ministra de Transparencia Nardy Suxo y del ex presidente de la Cmara de Diputados Hctor Arce, para reunirse el lunes 26 con el secretario de la OEA Jos Miguel Insulza, con la finalidad de hablar sobre la intervencin de la marcha.

3. La infiltracin en la marcha de una mujer polica vestida de civil que primero delat a algunos dirigentes y luego termin siendo parte del operativo y tambin de otros efectivos que se infiltraron en el campamento de los marchistas.

4. El alquiler por parte de funcionarios del Ministerio de Gobierno de camiones y buses sin placas para detener indgenas y evacuarlos por la fuerza hasta Trinidad y de all, en aviones militares, a sus comunidades de origen.

5. El envo de dos aviones Hrcules desde La Paz para trasladar a los presos indgenas. La movilizacin de aviones de la Fuerza Area slo se puede realizar con anuencia del Ministerio de Defensa o del Jefe de Estado.

6. La carta de renuncia de la ex ministra de Defensa Nacional Cecilia Chacn enviada al Presidente: Asumo esta decisin porque no comparto la medida de intervencin de la marcha que ha asumido el gobierno y no puedo defender o justificar la misma.

7. Las declaraciones del ex viceministro de Coordinacin con los Movimientos Sociales Csar Navarro: Nosotros hemos tomado la decisin.

8. La poltica comunicacional del gobierno que acus al Ministerio Pblico como el solicitante de la intervencin a la marcha indgena y que no saban mayores detalles sobre los hechos de violencia.

9. La acusacin del ex ministro Sacha Llorenti al ex viceministro Marcos Farfn como el responsable de haber ordenado la brutal represin en el puente de Chaparina. Farfn al igual que otros funcionarios encarcelados hoy por extorsin y corrupcin- lo desminti, acus y renunci.

10. El lunes 26 de septiembre, por la noche, el Presidente Morales Ayma calific a la accin policial como imperdonable y presuntamente no saba quin fue la autoridad que orden la brutal represin; horas despus el Vicepresidente Garca Linera confes que el gobierno saba quin haba ordenado la represin.

Justicia para todos?

Aunque diferentes sectores sociales incluidos los oficialistas- solicitaron una investigacin transparente de la represin a los pueblos indgenas hasta que concluya en una sancin ejemplar, los gobernantes no escuchan el clamor popular.

Mientras tanto, los principales dirigentes indgenas Adolfo Chvez, Fernando Vargas y Pedro Nuni se encuentran con una orden de aprehensin por el slo hecho de actuar bajo la justicia comunitaria.

Hace ms de 60 das, los tres lderes indgenas viven con la orden de detencin que se la puede ejecutar en cualquier momento.

El coordinador de Fortalecimiento e Integracin Poltica de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indgenas (CAOI) Rafael Quispe lament que el actual gobierno se caracterice por proteger a represores y de sancionar a los verdaderos dirigentes.

Quispe que tambin se encontraba con una orden de aprehensin (hace un par de meses) cuestion la independencia del poder judicial y critic la persecucin poltica a dirigentes que defienden a sus organizaciones y no son afines al gobierno

El presidente de la Confederacin Indgena del Oriente Boliviano (CIDOB) Adolfo Chvez expres que si el gobierno no tiene la capacidad de esclarecer los hechos de Chaparina pasar a la historia como un gobierno represor

Al recordar dos aos de la represin a los pueblos indgenas, es necesario apuntar que la polica boliviana en su conjunto aparte de priorizar la violencia para solucionar conflictos se caracteriza por ser corrupta y extorsionadora- y, por tanto, es necesario que el gobierno del proceso de cambio identifique a los responsables materiales e intelectuales; caso contrario, no habr ninguna diferencia con los regmenes neoliberales o dictatoriales donde reina la impunidad

Alex Contreras Baspineiro. Periodista y escritor boliviano.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter