Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-09-2013

El protagonismo de Rusia durante este verano: la poltica exterior

Txente Rekondo
Rebelin


Desde hace algunos meses la centralidad de la Federacin de Rusia est siendo una tnica bastante habitual, tanto en materia domstica, como en relacin a determinados acontecimientos internacionales. El denominado caso Snowden y las posteriores tensiones con Estados Unidos, la guerra en Siria o la reunin del G-20 en San Petersburgo, han estado acompaados de otros acontecimientos, en clave local, como las inundaciones en las regiones del este de Rusia, el llamado caso Navalny, la detencin de centenares de emigrantes en Mosc, junto al auge de determinadas posiciones xenfobas y los ataques contra homosexuales, y las recientes elecciones municipales.

La decisin de Mosc de conceder asilo a Edward J. Snowden no gust nada en Washington, y a pesar de las presiones que desde la Casa Blanca, los dirigentes rusos se mantuvieron firmes en su decisin. En ese contexto se produjo la cancelacin por parte de EEUU de la cumbre que en septiembre deba tener lugar entre Obama y Putin, y ello se quiso presentar como un serio revs para los intereses del presidente ruso.

Sin embargo, esa lectura interesada no se corresponde con la realidad. En estos momentos Putin est interesado en los acontecimientos internacionales (el caso de Siria es un buen ejemplo), pero la prioridad de su agenda tambin estba en clave domstica. Por eso desde el Kremlin se apunt las pocas ventajas que se podan obtener en la actual coyuntura, y s nicamente demandas unilaterales por parte de EEUU, en materias como Snowden, Siria, liberalizacin de visados, derechos de la comunidad gay o reducciones en los armamentos nucleares.

Por ello Putin entenda la imposibilidad de llegar a acuerdos importantes en materia como las relaciones econmicas, el control de armas o los conflictos regionales. Y ello no slo por las evidentes dificultades que atraviesa Obama a nivel domstico, sino por la filosofa que rige las relaciones entre ambos estados desde el prisma de Washington.

Desde EEUU se rechaza tratar a Rusia de igual a igual, pretenden configurar un escenario donde se produzca una relacin de igualdad entre socios evidentemente desiguales. Como apuntaba un analista, Estados Unidos espera deferencia, Rusia insiste en la independencia. Para Washington, la asociacin con Rusia significa que Mosc ayude en la agenda de EE.UU., para Mosc, significa respetar la diferencia. Para muchos EEUU, Rusia representa un rgimen poltico autoritario y ese es el principal obstculo para las relaciones normales, mientras que muchos en Rusia, creen que el verdadero obstculo es la poltica intrusiva de los norteamericanos.

Las presiones por su parte seguirn protagonizando la actitud de EEUU hacia Rusia. Los Juegos Olmpicos de invierno en Sochi el prximo ao, la reunin del G-8 en Rusia ese mismo ao o el posible aumento de la lista Magnitsky, por la que ciudadanos rusos (muchos de ellos funcionaros de la Administracin rusa) tienen prohibida la entrada a EEUU y estn sujetos adems a una seri de restricciones financieras.

La reunin que celebr en San Petersburgo el llamado grupo de los G-20 es una buena muestra tambin de ese pulso que mantienen Rusia y EEUU. Esa especie francachela internacional, como la ha definido un periodista recientemente, una reunin de varias personas para comer, beber y divertirse, cuanta con una supuesta agenda oficial que gira en torno a diferentes materias econmicas.

No obstante, tras esa fachada oficial, los protagonistas llevan su propia agenda de intereses, y es en torno a las mismas donde se producen los encuentros bilaterales o a varias bandas. Y sin duda en esas reuniones, Siria, las nuevas leyes aprobadas en Rusia y los juegos de Sochi estuvieron sobre la mesa.

La fotografa entre Putin y Obama, las declaraciones previas del dirigente ruso en televisin, o la reunin del propio presidente norteamericano en San Petersburgo con destacados miembros de la oposicin rusa muestran parte de lo que caracterizar a las relaciones entre ambos estados en los prximos meses.

Desde Occidente (su lite poltica y determinados medos de comunicacin) se tiende a presentar una realidad distorsionada e intersada de Rusia, que en gran medida es producto de expectativas irreales y precipitadas que muchos sacaron tras la desaparicind el llamado espacio sovitico, y la reaccin de los citados actores al reciente artculo de Putin en el New York Times es una buena muestra de ello.

La poltica exterior rusa ha ido variando en los ltimos trece aos. La primera etapa presidencial de Putin estuvo caracterizada por una colaboracin con EEUU (al hilo del 11-s) y una mayor relacin con la Unin Europea, lo que algunos definieron como la eleccin de Europa por parte de Rusia. Sin embargo, el segundo mandato trajo consigo algunos cambios estructurales en ese mbito. Con un alejamiento de la rbita occidental y una oposicin a EEUU en asuntos globales. La guerra contra Georgia (2008) y el discurso de Putin en Munich (2007) son dos ejemplos de esa nueva tendencia.

Con la presidencia de Medvedev se apost por un reajuste de las relaciones con Washington, y por fomentar los acuerdos con estados desarrollados. Y ahora, ante la nueva etapa presidencial de Putin, la poltica exterior rusa est teniendo en cuenta diferentes factores, tanto domsticos como internacionales.

La situacin domstica y las condiciones econmicas tienen un peso importante en estos momentos a la hora de definir la actuacin del Kremlin en la escena internacional. Los cambios en la sociedad rusa y los deseos de Putin de preservar su imagen en el futuro tienen su peso, pero tambin es importante resaltar que los asuntos domsticos rusos estn siendo utilizados por EEUU a la hora de afrentar sus relaciones.

La apuesta por un mundo multipolar puede suponer el final de un mundo dominado claramente por EEUU y sus aliados occidentales, quienes adems mantienen una poltica internacional ms destructiva que constructiva, y es ah donde Rusia debe defender su independencia.

Rusia busca un sistema internacional donde la seguridad se base en las instituciones de Naciones Unidas, y sobre todo en el consenso de los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad. En definitiva, que no se tomen medidas de gran calado sin la aporbacin rusa. Por ello, para Putin, una equidad entre las grandes potencias es la clave para la estabilidad del planeta.

El objetivo de una poltica exterior renovada trae consigo lo que se ha definido como la presencia rusa en todos lo frentes. Desde Mosc se ha dejado claro cuales son las prioridades rusas en esta materia: importancia a las relaciones dentro del antiguo espacio sovitico (algunos hablan incluso de una especie de Unin Euroasitica), y los viajes de Putin demuestran esa centralidad; aumento de las relaciones con otros estados asiticos, pero evitando salpicarse de los enfrentamientos que se producen en aquella regin; unas relaciones con la EU caracterizadas por la economa y un alejamiento de las posiciones de la OTAN y de otras instituciones similares de Occidente; y de cara a EEUU, una relacin basada sobre todo en la soberana e independencia de Rusia.

Rusia est recuperando su peso en la escena internacional, es evidente que no estamos en un escenario similar al de la Guerra Fra, pero tambin todo parece indicar que nos dirigimos a otro mundo diferente del que surgi tras el final de la misma. Y en esta nueva situacin los dirigentes rusos quieren marcar su propia agenda internacional.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter