Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-09-2013

Educacin: el espejo estadunidense

Editorial de La Jornada
La Jornada


Segn puede verse, la aplicacin de reformas educativas impulsadas en la dcada reciente en Estados Unidos no slo no ha contribuido a resarcir los rezagos existentes en materia de enseanza pblica, sino que ha mermado y afectado a esta ltima hasta un punto de aparente no retorno. Es paradigmtico el caso de Chicago, en donde medio centenar de escuelas fueron cerradas de manera sbita en mayo pasado como consecuencia del dficit millonario en sus gastos de operacin, en una decisin que gener mltiples movilizaciones y huelgas magisteriales y un rechazo mayoritario de la ciudadana. Significativamente, los principales afectados por estas clausuras son nios de barrios latinos y afroamericanos, quienes podran perder varios meses de clases.

La clausura de los centros educativos en Chicago que representan 10 por ciento del total de las escuelas en esa urbe forma parte de un fenmeno mucho ms amplio en el vecino pas, como consecuencia de reformas educativas muy similares a la que se impuso recientemente en el nuestro, basadas en un enfoque tan reduccionista como improcedente de la enseanza y la evaluacin educativa; inoperantes en lo que se refiere a la erradicacin de los rezagos educativos los cuales persisten y se profundizan en todo el sistema estadunidense y que ha terminado por revelarse como una embestida en contra de la escuela pblica y en favor de la creacin de oportunidades de negocio para particulares. Significativamente, los alumnos afectados por los cierres de planteles en la ciudad de los vientos sern reasignados a las llamadas escuelas chrter, beneficiarias de recursos pblicos, pero administradas por particulares, en lo que constituye un claro ejemplo de privatizacin masiva y descarada de la enseanza en ese pas.

Ante la evidencia de un modelo educativo que no funciona ni siquiera en su pas de origen y que transita en sentido contrario del derecho de la poblacin a una enseanza pblica, resulta incomprensible el empeo por continuar y profundizar esa misma prctica en pases como el nuestro, donde las condiciones de desigualdad social y abandono de los ciclos y planteles educativos a cargo del Estado son mucho ms acentuadas que en Estados Unidos, y donde el descontento magisterial, inmerso en un entorno institucional mucho ms dbil y descompuesto que el que impera al norte del ro Bravo, puede tornarse en un factor de ingobernabilidad y explosividad social.

La atencin de los rezagos educativos pasa por abandonar el modelo econmico depredador an vigente, corregir las desigualdades socioeconmicas, introducir factores de racionalidad y bienestar en la economa y, sobre todo, terminar con el abandono presupuestario con que las recientes administraciones han condenado a los ciclos de enseanza a cargo del Estado. En tanto las polticas de las autoridades no toquen esos puntos, la sociedad tiene razones de sobra para sospechar y para ver en ellas no un afn de mejoramiento educativo, sino un designio de trasladar a manos privadas una responsabilidad que corresponde al Estado por mandato constitucional.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2013/09/29/edito


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter