Portada :: Europa :: La regresin de Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-10-2013

Anlisis de las elecciones generales
Austria muestra el giro a la derecha de Centroeuropa

Ingo Niebel
Gara

A pesar de sus prdidas, el bipartito de socialdemcratas y de democristianos se mantiene en el poder en Viena. Sin embargo, el 30% del electorado ha dado su voto a un partido ultra. Los euroscepticos han entrado en el Parlamento y no hay fuerza de izquierdas de importancia.


El bipartito integrado por el Partido Socialdemcrata de Austria (SP) y el Partido Popular Austraco (VP) podr iniciar otra legislatura ms tras las elecciones al Nationalrat (Consejo Nacional), el parlamento de la Repblica de Austria celebradas el pasado domingo. El canciller federal, Werner Faymann, ya ha iniciado conversaciones con su socio democristiano, Michael Spindelegger, sobre el nuevo pacto de coalicin. Pero el resultado no puede alegrar a ninguna de las dos formaciones. Para el SP su 27 % supone una prdida de dos puntos, mientras que el VP ha bajado otros dos, llegando al 24 %. Con ello se mantienen en el poder pero a medio plazo tienen que temer por sus posiciones ya que el panorama poltico est cambiando.

El denominador comn con Alemania es que se est consolidando un bloque de derechas, pero le diferencia que a la izquierda no se ha formado ninguna alternativa poltica que podra equilibrar al menos la balanza aun sin hablar de otro modelo poltico social.

Austria carece de un partido como el Linke (La Izquierda), tercera fuerza poltica en Alemania. Existe el Partido Comunista (KP), que ha subido el 0,2%, situndose en el 1%, por lo que se ha quedado fuera del hemiciclo de Viena y tendr que centrarse en la regin y en los municipios donde tiene cierta relevancia. Los Verdes han escalado dos puntos, hasta el 12 %, pero desde el punto de vista de izquierda parecen ser la continuacin del SP.

Aparte del VP, existen al menos cuatro partidos que se ubican a la derecha de los populares. El Partido de la Libertad de Austria (FP), con casi el 21 % se ha convertido en la tercera fuerza poltica. Dado que subi tres puntos desde las ltimas elecciones, su jefe, Heinz-Christian Strache, se considera el principal ganador. El FP fue fundado por el difunto Jrg Haider, que llev el expartido liberal hacia la ultraderecha. Hace un par de aos se produjeron una serie de escisiones de las cuales las siglas originarias salen ganando ya que la Alianza Futuro Austria (BZ), una refundacin del propio Haider, no ha logrado superar el lmite del 4 % para entrar en el Parlamento.

Actualmente el FP ha moderado el tono con el fin de que alguna de las otras dos fuerzas le llamen para formar gobierno. Su orientacin ideolgica hace pensar en el VP pero los nmeros requieren un tercer socio.

Este podra ser o el Team Stronach, un partido marcadamente eurocrtico, creado y financiado por el multimillionario austrocanadiense Frank Stronach, que ha irrumpido con casi el 6 % de los votos en la escena poltica.

La otra opcin sera el partido Nueva Austria (NEOS) que ha obtenido el 4,8 % de los votos. Sus races lo vinculan con el Foro Liberal, otra escisin del FP, que cuenta con el apoyo de algunos empresarios y es de ndole liberal.

En este panorama, el FP ha optado por moderar sus crticas al euro para mejorar sus opciones de formar gobierno porque la mayora de los austracos respalda an la moneda comn europea.

Segn algunos anlisis, ha logrado llevarse buena parte del voto obrero del SP que, como en Alemania, se ha quedado con el funcionariado y los obreros que dejaron de serlo. En su mensaje, el FP ha mezclado posiciones izquierdistas con el chovinismo que le caracteriza. Por ejemplo, defiende el sistema social contra los recortes decretados por el bipartito de Faymann, pero aade que solo debera ser para los austracos.

En poltica exterior se muestra en favor de Israel y arremete contra los palestinos. As encontrar ms fcil un potente socio de gobierno porque no se opone a lo polticamente correcto, tal y como hizo Haider en 2002 cuando visit a Sadam Hussein. Sus perspectivas son favorables porque el VP se ha centrado ante todo en su clientela tradicional, los pensionistas, cuyo reloj biolgico se parar antes que el de los votantes del FP.

El Team Stronach an no ha mostrado su carcter de estadista porque en la campaa pidi un euro (como moneda nacional) para cada pas y la pena de muerte para asesinos profesionales.

Mirando hacia al otro lado de los Alpes ser interesante observar si tanto el xito de Stronach como el del FP va a influir de alguna forma en la asimismo euroescptica Alternativa para Alemania (AfD), que no logr entrar en el Parlamento hace dos semanas por 120 000 votos.

Todas estas formaciones se presentarn a las elecciones europeas a finales de mayo del 2014. Entonces les bastar el 3 % de los votos para estar presentes en el hemiciclo de Estrasburgo. Esta perspectiva causa preocupacin en Bruselas porque el nmero de diputados eurocrticos podra duplicarse. Actualmente se supone que cerca del 10 % de los 765 eurodiputados rechaza a la moneda nica e incluso a la UE como tal.

El presidente del Parlamento europeo, el socialdemcrata alemn Martin Schulz, ha dicho al respecto: Claro que eso es un riesgo. Por eso es importante que en la campaa electoral los partidos no compitan en si uno est favor o en contra de la UE sino en cmo se puede gestionar y dirigir la UE.

En la misma direccin piensa el canciller austraco Faymann que ha considerado el resultado electoral como un toque de atencin. As no podemos seguir afirm, y aadi que habr presentar proyectos para desarrollar Austria. Para ello no excluye la colaboracin con ms partidos pero sin especificar a cules se refiere.

Sin obviar las diferencias con Alemania, en ambos pases los poderes fcticos, responsables y beneficiarios de la crisis financiera, disponen de bastantes opciones polticas para remodelar el respectivo paisaje poltico a su gusto.

Les favorece la casi completa ausencia de la izquierda en Austria. Si el Linke en Alemania puede manifestarse como una alternativa, pero siempre dentro del sistema poltico, depende ante todo de si el SPD entra en el gobierno de Merkel en calidad de socio minoritario o no.

Una explicacin para la subida de los partidos ultra de ndole euroescptico es que desde la izquierda no hay nadie que ofrezca una alternativa viable a la poltica pro-euro. Aquellos sectores de la ciudadana que se sienten subyugados por las decisiones que les imponen Bruselas, Estrasburgo y Frankfurt, sin olvidar a Berln, piensan que solo a travs de la AfD, del FP o del Team Stronach pueden expresar su rechazo al dictado de Merkel.

Para la izquierda en general el asunto puede ir de mal en peor si la crisis empieza a tocar a Alemania y Austria porque entonces se notar ms la ausencia de una alternativa poltica.

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20131004/425864/es/Austria-muestra-giro-derecha-Centroeuropa



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter