Portada :: Europa :: Grecia, laboratorio neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-10-2013

La troika da un respiro a Grecia, pero la crisis no

Antonio Cuesta
Gara


La troika (CE, BCE y FMI) ha dado un leve respiro al gobierno griego hasta finales de octubre, pero para cuando regresen sus representantes a Atenas deber estar claro el modo de cubrir el dficit presupuestario de 2014 y los 1.500 millones de euros que faltan en los fondos pblicos de pensiones.

Por el momento, o hasta que se constituya el prximo ejecutivo alemn, nadie parece querer arriesgarse a marcar el camino que deber seguir Atenas en los prximos meses. Solo el Fondo Monetario Internacional (FMI) avanz a finales de agosto que de cara al prximo ejercicio se deban suprimir las exenciones fiscales, principalmente en partidas sociales, y aumentar los impuestos directos en un 12,4 por ciento.

El primer ministro, Antonis Samars, ha tomado buena nota de ello y el borrador del presupuesto para 2014, que ser presentado en la Asamblea Nacional el prximo lunes, contempla un incremento de la presin fiscal de 1.500 millones de euros y una rebaja en el gasto pblico de 2.200 millones. Los recortes afectarn a las partidas de pensiones, salud, educacin y defensa, y con ello el ejecutivo griego espera poder evitar medidas adicionales de austeridad. El aumento de los impuestos se basar en la ampliacin de los relacionados con las propiedades inmobiliarias y en la aplicacin de nuevos tramos impositivos a los asalariados, pensionistas y, especialmente, los trabajadores por cuenta propia. Con ello, los 5,7 millones de contribuyentes griegos sufrirn un aumento medio per cpita de 400 euros, a aadir a los cerca de 3.400 euros anuales que ya pagan, lo que para muchas familias supone ms de una tercera parte de sus ingresos.

Todas estas medidas responden nicamente a las demandas de los acreedores internacionales para tratar de cuadrar las cuentas del Estado y mantener la deuda soberana dentro de lo que consideran margen de sostenibilidad. Sin embargo, sus resultados son ms que dudosos a la luz de los datos del propio Ministerio de Finanzas, segn los cuales la deuda griega super los 321.000 millones de euros durante el primer semestre de 2013. Cifra que supera a la existente en 2009, antes del estallido de la crisis, que es 18.000 millones de euros mayor que la existente a finales de 2012 y que equivale al 180 por ciento del PIB del pas.

Pese al dislate de Samars de que Grecia es una historia de xito, y las infundadas declaraciones que a diario realizan los miembros de su gobierno sobre el fin de la crisis, numerosos economistas crticos reclaman un cambio de rumbo que no llega. Para Kostas Lapavitsas, profesor de Teora Econmica en la Universidad de Londres, las medidas impuestas por la troika son destructivas y el rumbo del pas insostenible, pues lo nico que buscan es la reduccin de la deuda y no la recuperacin econmica del pas o la solucin de los graves problemas sociales en los que se encuentra.

Incluso el presidente de la Comisin Europea, Jose Manuel Barroso, tuvo el arrojo de afirmar hace unos das que los esfuerzos de Grecia dan sus frutos y que ahora podemos decir que hay una luz al final del tnel. Mientras los grandes diarios recogan estas declaraciones, la Agencia de Estadsticas de Grecia (ELSTAT) publicaba un informe en el que valoraba la cada de los ingresos del pas en un 75%, con respecto al inicio de la crisis en 2008, situndose en el nivel de 2002. Adems se constataba una fuerte reduccin de la inversin, el consumo interno y la produccin industrial. Los salarios se redujeron un 32% con respecto a 2008, la construccin un 70,2%, el negocio inmobiliario un 39,9%, la minera y la metalurgia un 42,7%, las finanzas y los seguros un 29,6% y las importaciones un 48,2%. Todo ello aderezado con un desempleo oficial que ya roza el 28%.

Desempleo sin control

Una de las mayores preocupaciones de los griegos es el desempleo, que en seis aos de recesin econmica ha aumentado en un milln de personas y 20 puntos porcentuales. La favorable temporada turstica de este ao, en la que se alcanz la cifra rcord de 17 millones de turistas extranjeros, ha supuesto un ligero freno al implacable ascenso del paro; una bajada de tres dcimas en la cifra de personas sin trabajo y un aumento de un punto en el nmero de contrataciones. Estos magros resultados, que con respecto al mismo periodo de 2012 suponen un franco empeoramiento, fueron celebrados pese a todo por el ministro de Trabajo, Yanis Vrutsis, asegurando que confirman que el desempleo est disminuyendo y el mercado laboral parece haberse estabilizado.

Pero si el sector turstico pudo haber absorbido temporalmente a un buen nmero de trabajadores, el gobierno y la troika se estn encargando de poner en la calle a varias decenas de miles. Por lo pronto 12.500 funcionarios han sido retirados de sus puestos a finales de setiembre, para pasar a una especie de limbo laboral donde permanecern durante 8 meses con el 70% de sus salario base, y en caso de no ser recolocados al trmino de ese tiempo, causar baja definitiva. Otros 12.500 pasarn por idntica situacin a finales de ao, a los que habr que aadir otros 4.000 que sern directamente despedidos. La troika pide adems el cierre de tres empresas estatales deficitarias, dos del sector de defensa y una minera, que contabilizan cerca de 1.500 trabajadores. Y un nmero similar podran quedar en la calle si se declara en quiebra el mayor astillero de Grecia, Skaramanga, y al que el gobierno adelant 2.300 millones de euros por unos submarinos que an estn por aparecer.

Otra gran empresa, el gigante de la metalurgia Viohalco, cuya produccin supona el 9% del total de las exportaciones griegas, anunci hace unos das su marcha de Grecia debido a la imposibilidad de obtener financiacin de un sector bancario moribundo. Y el 1 de octubre, la cadena de ropa Sprider, con cerca de un centenar de establecimientos en todo el pas, decidi poner fin a 32 aos de actividad dejando sin empleo a casi un millar de trabajadores.

Tampoco el pequeo comercio se libra de unas polticas neoliberales pensadas de espaldas a la economa real. Segn la Confederacin General de Profesionales, Artesanos y Comerciantes de Grecia, 40.000 pequeas empresas cerrarn sus puertas durante el segundo semestre de 2013 debido al asfixiante aumento de la presin fiscal, la desaparicin de cualquier apoyo financiero y la cada de sus ventas en un 75% desde que se inici la crisis. Ello podra suponer la prdida de entre 45.000 y 130.000 empleos, no solo de los comercios que vayan a la quiebra sino tambin de los que, para evitarla, tengan que despedir a parte de su plantilla.

As las cosas, el Instituto Laboral de la Confederacin General de Trabajadores de Grecia (GSEE), el mayor sindicato del pas, asegur el jueves que las medidas de austeridad tendrn efectos devastadores para la economa del pas y el empleo en los prximos aos. Estas polticas, combinadas con la extrema desregulacin del mercado de trabajo, conducirn a un aumento constante del desempleo que podra alcanzar al 34 por ciento de la poblacin activa en 2016.

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20131006/426263/es/La-troika-da-respiro-Grecia-pero-crisis-no



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter