Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-10-2013

Ay, padre Francisco...

Dairo Ruiz
Rebelin


Hay que insistir en todo lo que nos une,

Y prescindir de los que nos separa

Camilo Torres Restrepo


Hoy queda evidenciado que el tema teolgico muestra como muchos otros, las articulaciones con toda la realidad humana en su dimensin colectiva, y donde los movimientos sociales reemergen desde sus luchas, conciencia histrica e identidad de clase contra una imposicin milenaria que ha trascendido al discurso sobre su Dios, pero que hoy en forma de conciencia colectiva revela las manifestaciones de rebelda de las masas con sus smbolos propios y diversos de redencin.

As pues que el tema de la religin recupera hoy los derroteros libertarios confundidos por el clero oligrquico, y abre el debate desde la realidad de los pueblos, su pensamiento propio con el protagonismo de indgenas, campesinos, [email protected], estudiantes, [email protected], hombres y mujeres , sujetos desde siempre a la teologa del poder y del capital.

Se trata entonces de poner claridad en los procesos, de contribuir desde los imaginarios terrenales y su cosmovisin, a la bsqueda de la verdad para los humildes, los olvidados, los pobres de la tierra, que siendo mayora buscan la revelacin en el combate diario, desde las montaas, la fbricas; por la tierra, los recursos naturales, el pan, la paz verdadera y la justicia social.

Con certeza el discurso del poder y su fe hegemnica sujeta al capital ya no cumple con su funcin para dominar y dirigir a sus ovejas , menos para transmitir e imponer la ideologa dominante, por lo tanto habra para el poder- , que cambiar la estrategia, o modificar el lenguaje pero siempre desde el Estado y el capital; mientras para los pueblos y desde nuestras realidades queremos reconquistar la vida, la paz y nuestros territorios; pues solo as y con la lucha Dios estara siempre con [email protected], dondequiera que estemos.

Entendemos que el pensamiento religioso desde el dinero y el poder no es sobrenatural, y que responde a un modelo de acumulacin que ha otorgado a las clases dominantes el carcter de indiscutible e inamovible, garantizados por el ministerio pontificial, la mayora de las veces aliado incondicional al poderoso, legitimando la miseria del pueblo, su explotacin y en no pocas circunstancias al terror y al genocidio.

Claro, no todos los pastores entregaron sus ovejas al enemigo; ni se dedican a blanquear los sepulcros apostlicos, menos al lavado de dinero o a legitimar las guerras o la pedofilia entre otras perlas; muchos estuvieron, y se mantienen siempre junto al pueblo, en medio de los pobres, luchando con el pueblo por una anhelada renovacin eclesistica, sin apostrofar a los explotadores y contra la prdica de la mansedumbre a los explotados, construyendo con [email protected] los caminos de libertad, y siempre junto al pueblo, como nuestro Camilo Torres Restrepo, , u Oscar Arnulfo Romero que como muchos [email protected], hombres y mujeres llamaron a construir la Unidad, y esa nueva iglesia popular, a ser con [email protected], sin discusiones estriles y con la dialctica de los hechos, insistiendo en todo lo que nos une, y prescindiendo de todo lo que nos separa.


 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter