Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-07-2005

Campaa de desinformacin y operacin de relaciones pblicas a nombre del G8
Live 8: Bonanza de los medios corporativos

Michel Chossudovsky
ALAI

Traduccin: ALAI


Live 8, "el mayor concierto" en vivo, se ha presentado a la opinin pblica del mundo como "campaa de sensibilizacin" en solidaridad con frica. Su objetivo sealado era presionar a los lderes del Grupo de los Ocho (G8) para que aumenten la ayuda externa y cancelen la deuda de los pases ms pobres del mundo.

En las palabras de su promotor Bob Geldof, Live 8 ha proporcionado una "oportunidad nica" para salvar un continente de un desastre humanitario.

Los conciertos de Live 8 organizados en los ocho pases ms industrializados (as como en Sudfrica), sin embargo, no fueron pensados para recoger dinero para los pases ms pobres del mundo.

De hecho todo lo contrario.

Live 8 es una iniciativa multimillonaria, que arrojar beneficios enormes para sus patrocinadores corporativos, incluyendo Time Warner, el gigante conglomerado meditico basado en los Estados Unidos, la Ford Motor Company, a travs de su filial sueca Volvo, y Nokia, la empresa de telfonos celulares, adems del grupo britnico EMI Music, que ha establecido un arreglo altamente lucrativo con los organizadores de Live 8.

AOLTime Warner, que controla los derechos de transmisin radio-televisiva en EE.UU., autoriz a la compaa Walt Disney la difusin televisiva en ABC y en una mirada de estaciones de televisin y radio afiliadas, incluyendo Premiere Radio Networks, XM Satellite Radio y la Red MTV de Viacom (por cable). AOL tambin detiene los derechos de exclusividad en lnea para el evento en Internet.

El tiempo de salida al aire en TV ha sido vendido a los mejores postores alrededor del mundo. Se espera millones de dlares de ingresos por publicidad en la transmisin del evento, adems de las repeticiones, los video-clips, la transmisin en Internet y los DVDs, que estarn disponibles comercialmente.

Segn los productores, Live 8 se registrar como "la transmisin global ms grande de la historia". Los organizadores esperan -a travs de la TV, de la radio y de la Internet- alcanzar a unas 5.5 mil millones de personas, o al 85 por ciento de la poblacin del mundo. La industria publicitaria tiene un estimado conservador de dos mil millones de espectadores potenciales, aproximadamente un tercio de la poblacin del mundo.

De lejos, esta es la mayor operacin publicitaria de la historia, que llenar los bolsillos de los promotores, productores, patrocinadores corporativos, adems de los royalties acumulados a favor de los artistas y "celebridades". Un pequeo porcentaje de los ingresos podra asignarse a organizaciones caritativas implicadas en los pases en desarrollo, pero ste no es el objetivo sealado por Live 8.

La Ford Motor Company ha utilizado el acontecimiento para promover su divisin sueca de autos de lujo, Volvo, con spots publicitarios durante la transmisin en EE.UU. Volvo tambin ha proporcionado el transporte para los artistas hacia y desde los conciertos de Londres y Filadelfia, como tambin una suite VIP de entretenimiento en el concierto de Filadelfia. (vase http://www.adage.com/news, junio 30, 2005).

"El evento, dijo el portavoz de la compaa, Soren Johansson, "calza con el ADN de la compaa" y "apela a las emociones de la gente". Uno de los spots televisivos de la Volvo presenta a la ganadora del premio Volvo para la vida, Rosamond Carr, "quin administra un orfanato en Ruanda, y dos otros que hablan sobre los valores de Volvo y su razn de involucrarse en el Live 8. (Ibid)

Por su parte, se estima que Vonage, la empresa telefnica basada en los EE.UU., ha gastado un monto "de 'seis cifras' para ser uno de los principales patrocinadores de la cobertura radial a travs de Premiere Radio Networks". Tambin difundir un horario Live 8 en las redes de MTV.

El negocio con EMI

En un acuerdo multimillionario con los organizadores de Live 8, el grupo britnica EMI Music ha asegurado los derechos exclusivos a los DVDs de los conciertos en seis de los pases G8: EE.UU., Francia, Gran Bretaa, Reino Unido, Italia y Alemania: "Una portavoz de la EMI dijo que, una vez que las ventas hayan cubierto el costo del anticipo, se pagaran 'royalties muy generosos' a Live 8 sobre el saldo de las ventas".

En las palabras de Bob Geldof, "tengo la esperanza de que ser el DVD ms vendido de la historia".

Mientras tanto, el evento ha contribuido a engrosar los valores de la bolsa, como el caso de EMI, cuyas acciones han triplicado su nivel de 2003.

Distorsin de las causas de la pobreza global

Los conciertos estn totalmente desprovistos de contenido poltico. Se concentran en clichs simples y engaosos. Utilizan la pobreza como una herramienta de marketing y un truco de propaganda hacia los consumidores, a fin de aumentar el nmero de espectadores y oyentes por todo el mundo.

Live 8 crea un aura de optimismo. Transmite la impresin de que la pobreza se puede vencer con un plumazo. Solo se necesita buena voluntad. El mensaje es que los lderes del G8, junto con el Banco Mundial y el FMI, estn comprometidos, en ltima instancia, con el alivio de la pobreza.

Al respecto, los conciertos son parte del proceso ms amplio de desinformacin meditica. Se utilizan como operacin oportuna de relaciones pblicas para el primer ministro Tony Blair, anfitrin de la Cumbre G-8 en Gleneagles, Escocia. Tony Blair aparece intensificando su campaa para convencer a las otras naciones G8 "a que acten frente a la pobreza".

La propuesta de condonacin de la deuda del G8

Live 8 no cuestiona, ni abarca, la agenda poltica del G8, que contribuye directamente a generar pobreza; tampoco cuestiona el papel del Banco Mundial, que ahora tiene a Paul Wolfowitz al timn, arquitecto neo-conservador de la invasin de Irak.

Al abordar la condonacin de la deuda, Live 8 ni siquiera menciona los impactos de la "medicina econmica" del Banco Mundial y FMI, impuesta a los pases ms pobres del mundo en beneficio de los acreedores occidentales.

Estas reformas macroeconmicas letales han contribuido al empobrecimiento de millones de personas. Obligan a pases a clausurar sus escuelas y hospitales, privatizar sus servicios pblicos y vender los sectores ms rentables de su economa nacional al capital extranjero. A cambio, el G8 promete aumentar la ayuda externa y proporcionar un alivio simblico de la deuda. Estas reformas matan y el G8 no es la solucin, sino la causa. El actor Will Smith se dirigi a la multitud en los escenarios del concierto, invitndoles a "chasquear los dedos", como recordatorio que cada tres segundos, un nio muere en frica. Lo que obvi mencionar es que la causa principal de la mortalidad infantil en frica son las letales reformas macroeconmicas.

Bob Geldof ve un aumento en la ayuda externa, totalmente fuera de contexto, como "oportunidad nica" para erradicar la pobreza, cuando de hecho, el incremento propuesto en los flujos de ayuda por parte de los pases ricos del G8 conducir a resultados exactamente opuestos.

Un porcentaje grande de la deuda de estos pases se debe al Banco Mundial, al FMI y al Banco Africano de Desarrollo.

Para abordar esta problemtica, en efecto los Ministros de Finanzas del G8 haban formulado una propuesta, que consiste en "la condonacin" de la deuda pendiente con estas tres instituciones financieras internacionales, de los 18 pases altamente endeudados. La cifra mencionada de la deuda condonada era del orden de 40 mil millones de dlares. Al mismo tiempo, se expres un compromiso vago con el aumento de los flujos de la ayuda externa hacia la meta de 0.7% del GDP (http://www.g8.utoront o.ca/finance/fm050611_dev.htm)

Cul es el escollo detrs de esta "propuesta aparentemente razonable de condonacin de la deuda"?

El FMI, el Banco Mundial y el Banco Africano de Desarrollo nunca cancelan ni condonan las deudas pendientes.

Puesto que ellos no perdonan las deudas, el G8 se ha comprometido a rembolsar a los acreedores multilaterales, actuando por parte de los pases ms pobres del mundo.

Dnde conseguirn el dinero?

Para cada dlar de la "anulacin de deuda" a las instituciones financieras internacionales, el G8 reducir el flujo de ayuda externa a estos pases. Es decir que la ayuda externa destinada para financiar programas sociales muy necesitados ahora entrar directamente a las cajas del FMI y del Banco Mundial. No hay nada nuevo en este mecanismo financiero. Se lo ha utilizado repetidamente desde el inicio de la crisis de la deuda.

"Una red de seguridad social " para el FMI y el Banco Mundial

De lo que se trata no es tanto de un programa de condonacin de la deuda, cuanto que un proceso de "reembolso" que sirve directamente los intereses de los acreedores.

El trato constituye una "red de seguridad social" muy necesaria para los acreedores multilaterales. Asegura un flujo de liquidez hacia estas instituciones, mientras que mantiene a los pases ms pobres del mundo bajo el firme dominio del FMI y del Banco Mundial. Tambin evita que estos pases declaren una moratoria a su deuda externa.

El Presidente Bush lo ha dicho muy claramente. El dinero pagado al Banco Mundial a nombre de estos pases, "provendr de presupuestos de ayuda existentes". El programa de "condonacin de la deuda", aun si es acompaado de un aumento en los compromisos de la ayuda exterior, dar lugar a una compresin significativa de los flujos verdaderos de ayuda externa hacia los pases altamente endeudados.

Los aumentos propuestos en los compromisos de la ayuda exterior son ilusorios, puesto que el dinero se destina a los acreedores multilaterales. Y el trato ser puesto en ejecucin solamente si los pases endeudados prometen cumplir con el conjunto usual de reformas de "libre comercio", bajo la supervisin de Banco Mundial y el FMI.

Una condicin adicional, que emana directamente de la administracin Bush, se relaciona a la "gobernabilidad". Requiere que estos pases "se democraticen", segn el modelo estadounidense, bajo la supervisin occidental, y realicen "elecciones libres", siguiendo el ejemplo de Irak y Afganistn.

Comentarios finales

Los conciertos son tiles para distraer la atencin pblica de la guerra conducida en Irak por EE.UU. y el Reino Unido, y de la relacin ms amplia entre la guerra y la pobreza global. Ni una palabra se mencion en los conciertos sobre el hecho que George W. Bush y Tony Blair son considerados "criminales de guerra", bajo el derecho internacional.

Es ms, Live 8 tiende a socavar todas las formas de disconformidad, expresadas con claridad y sentido, hacia la agenda poltica del G8. A excepcin del evento sudafricano, que incluy la presencia de Nelson Mandela, los conciertos estn desprovistos de una comprensin y un compromiso ms amplios.

Live 8 socava tanto el movimiento anti-globalizacin, como el anti-guerra. Desva la opinin pblica y distrae la atencin meditica del movimiento de protesta contra el G8. Tambin sirve para minar la expresin de voces ms radicales contra el Nuevo Orden Mundial.

De manera ms general, el evento inculca un ambiente de ignorancia entre los millones de personas que escuchan la msica y que tienen la sensacin de hacer algo positivo y constructivo. Y sin embargo, no se presenta ninguno de los elementos centrales requeridos para entender las causas de la pobreza global.

A los patrocinadores corporativos del Live 8, incluyendo Bob Geldof, el Grupo EMI, AOL Time Warner, el Ford Motor Company, Nokia, MTV, la compaa Walt Disney, etc.: "Sean consecuentes con lo que dicen".

Si ustedes realmente estn comprometidos con el alivio de la pobreza, donen todos los ingresos de esta operacin meditica multimillonaria, incluyendo los rditos generados por los patrocinadores corporativos, redes de televisin, empresas publicitarias, royalties acumulados por las celebridades y artistas, a la gente de frica. Dejen que utilicen este dinero como crean conveniente, sin interferencia de donantes ni de acreedores.

A los/las Africanos/as. No se dejen engaar por una gigantesca operacin meditica corporativa, donde la pobreza se utiliza como insignia, para atraer a consumidores y ganar dinero. Declaren la moratoria en su deuda al FMI y al Banco Mundial.

* Michel Chossudovsky es profesor de economa a la Universidad de Ottawa y director del Center for Research on Globalization (CRG). Es autor de The Globalization of Poverty and the New World, segunda edicin, Global Research, 2003. www.GlobalResearch.ca



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter