Portada :: Europa :: Las bombas de Oriente Medio explotan en Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-07-2005

Sobre los atentados en Londres
No es lo mismo

Javier Ortiz
Apuntes del Natural


Sorprende la enorme cantidad de editorialistas y comentaristas del Primer Mundo que afirman hoy con perfecto aplomo que la terrible serie de atentados que se produjo ayer en Londres no tiene ninguna relacin con la guerra de Irak. Cmo lo saben?

Aducen que antes del ataque angloamericano contra Bagdad ya se haban registrado atentados de este tipo en sitios muy diversos del mundo.

El argumento no se tiene en pie. Todo depende de qu se entienda por atentados de este tipo, de en qu fecha se fije el inicio de las hostilidades, del nmero de gobiernos que cada cual sume al campo tenido por agresor... Nadie salvo los propios autores de los atentados conoce sus motivaciones exactas, pero no veo cmo cabra descartar que lo sucedido ayer en Londres est ntimamente relacionado con el papel que est jugando Blair como primer aliado de la cruzada mundial que George W. Bush est desarrollando desde su eleccin como presidente de los EEUU.

Algo semejante se debe objetar a quienes afirman que la masacre de ayer no puede vincularse de ninguna manera con la designacin de Londres como sede olmpica del 2012. De acuerdo en que una serie de atentados como sa no se planifica y ejecuta en menos de 24 horas. Pero nadie en su sano juicio puede desdear la posibilidad de que la accin hubiera sido preparada hace tiempo y que sus autores estuvieran a la espera del momento en que su ejecucin les pudiera proporcionar un mayor rendimiento propagandstico. De atenernos a las normas de funcionamiento de lo que se conoce como propaganda armada porque de eso se trata, lo extrao sera ms bien lo contrario.

Las simplificaciones son muy cmodas. Nada ms confortable que describir lo sucedido ayer en Londres como el fruto del desvaro sangriento de un puado de fanticos enloquecidos que no soportan lo muy sensato, lo muy demcrata, lo muy libre y lo muy confortable que es el mundo occidental, tan bien representado por el G-8 + Putin.

Ms complicado es buscar un punto de equilibrio poltico y mental que permita a la gente de bien rechazar ms en concreto: sentir repugnancia por mtodos tan inicuos como los empleados por los terroristas de Londres (y de Madrid, y de Nueva York, y de Bali) y, a la vez, no dejarse engaar por las bellas melifluas palabras de gente como Blair, como Bush, como Sharon, como Giscard, como Putin... Es decir, de la gente que defiende a capa y espada un orden universal despiadado y corrupto.

Ya s que no es lo mismo cortar framente el cuello a una nia en un vagn del metro o hacer que salten en pedazos cuatro docenas de viandantes annimos, o que revienten seis embarazadas sin pecado original que firmar una orden de bombardeo en un despacho lujoso, o ratificar una ley solemne que autoriza la tortura, o respaldar un prstamo usurero a gran escala que generar ms y ms pobreza en ms y ms pobres.

Ya s digo que no es lo mismo. Pero me pregunto si no ser lo mismo slo porque cada monstruo est especializado en sus propios horrores.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter