Portada :: Europa :: Grecia, laboratorio neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-10-2013

La inutilidad (daina) del gobierno griego

Antonio Cuesta
Cuaderno de Atenas


Lunes, 14 de octubre. En das de intenso trabajo (como los pasados) saco poco tiempo para llevar al da este cuaderno de notas, pero la actualidad no perdona y las noticias sobre el empeoramiento de la tragedia griega siguen acumulndose.

Una encuesta publicada este domingo asegura que el 81,9% de los griegos considera justificada la acusacin y el procesamiento de los lderes de Amanecer Dorado (AD). El partido fascista ha cado en expectativas de voto, pero contina siendo tercero con el 6,3% (un porcentaje ligeramente inferior al obtenido en las elecciones de junio de 2012, cuando consigui el 6,9% de los votos), justo por delante del Partido Comunista de Grecia (KKE), que es cuarto, con un 5,2% en intencin de voto.

Por ltimo, un 51% de los encuestados estn satisfechos por el modo en que el gobierno est llevando adelante el caso. Algo extrao, pues lo cierto es que el ejecutivo griego no ha hecho nada destacable hasta el momento. Das atrs anunci medidas legislativas, como la presentacin de la ley antirracista (retirada meses atrs del debate parlamentario por el propio partido de gobierno, Nueva Democracia -ND-), pero por el momento esa propuesta an no se ha materializado. Tambin asegur que se atajara la financiacin pblica del grupo neonazi, pero las diferentes visiones partidistas sobre la cuestin parecen destinadas a demorar la medida. Quizs soy injusto al explicarlo de este modo, porque lo cierto es que Samars quiere ganar tiempo, y no tener que tomar medidas drsticas, con la esperanza de ir araando votos a AD a medida que su apoyo electoral va cayendo (muy lentamente, esa es la verdad).

Qu es entonces lo que s ha hecho el gobierno?

Unos das despus de que fuera asesinado Pavlos Fyssas, la fiscala utiliz el mismo artculo del Cdigo Penal usado contra la mafia asesina de AD para criminalizar al movimiento de resistencia, pacfico y popular, contra la mina de oro en la regin de Calcdica (en el norte del pas). Se trata de la conocida teora de los dos extremos, segn la cual se pueden equiparar los crmenes fascistas con los movimientos de oposicin al gobierno y a las polticas neoliberales. Por lo pronto 27 activistas antimina han sido acusados de formar una organizacin criminal. Por supuesto esta organizacin no cuenta con armas, ni realiza chantajes, ni blanquea dinero como ocurre en el caso de los neonazis. Pero como denunci Syriza la pasada semana, estn usando a los grandes medios de prensa y a los servicios de inteligencia para espiar a diputados y miembros de organizaciones de izquierda, y difundir el mensaje de que la extrema derecha y la extrema izquierda son iguales. Una campaa orquestada desde el propio gobierno, movida por el ala ms dura de ND, para atacar al movimiento popular y tratar de robar votos del granero de los fascistas.

Dos noticias sobre la resistencia contra el proyecto minero vienen a completar el panorama del da. Por un lado la escritora canadiense Naomi Klein hizo llegar un mensaje de apoyo a las comunidades en resistencia por su ejemplar lucha contra la depredacin del territorio. Por otro, la liberacin tras seis meses de cautiverio de dos vecinos de la zona acusados de sabotaje contra la maquinaria de la multinacional canadiense Eldorado Gold, quien es la responsable de la destruccin del territorio. Cuando se conoci la noticia, las campanas de todas las iglesias de la comarca sonaron para celebrar su puesta en libertad. Fueron recibidos como hroes.

Si hablamos de economa, una de las noticias del da es el estrechamiento de los vnculos con el estado de Israel, con la firma de un importante acuerdo de colaboracin en materia energtica. Un tratado con un profundo significado geoestratgico, con Chipre como convidado de piedra. Gracias al derechista gobierno griego, Israel se convertir en un inversor estratgico que, lgicamente, no limitar su influencia al campo de los hidrocarburos y el gas natural.

Otro punto de friccin entre el gobierno y los ciudadanos es la anunciada rebaja del 15% en el combustible para calefaccin (despus de que el pasado ao el impuesto especial aplicado lo incrementara en ms de un 25%), ya que finalmente no habr tal reduccin, pues los acreedores internacionales se niegan a perder una partida a la que agarrarse. Dicho esto, el gobierno no tuvo ms que hacer, para que quedara bien claro quien manda en el pas, hasta en cuestiones como esta. Gracias a lo cual, y sin que valga de nada cualquier consideracin social o humanitaria, uno de cada tres hogares en Grecia pasarn este invierno sin calefaccin. Troika obliga.

Antonio Cuesta es corresponsal de la Agencia Prensa Latina en Grecia y colaborador del diario Gara. Su blog de noticias es: http://deatenas.tumblr.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter