Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-10-2013

Entrevista con Valter Pomar, militante del Partido de los Trabajadores y miembro del Directorio Nacional del partido
El PT de Brasil en la encrucijada

Carmelo Ruiz Marrero
Claridad


En aos recientes, Amrica Latina ha salido de la noche neoliberal al alba de una nueva era poltica, caracterizada por lo que se podra describir como un progresismo de corte desarrollista. Ahora la regin tiene varios gobiernos progresistas, que si bien no han llevado sus respectivos pases al socialismo, al menos han parado en seco el tren del neoliberalismo e implantado polticas domsticas y extranjeras que preocupan grandemente a Wshington. En el centro de esta historia est el espectacular crecimiento de Brasil, nacin que ahora figura como la sexta economa del mundo.

En medio de estos cambios regionales est la figura del poltico, historiador y militante de izquierda Valter Pomar. El brasileo Pomar, activista socialista de toda la vida, milita en el Partido de los Trabajadores (PT de Brasil) desde la dcada de los 1980 y es actualmente miembro del Directorio Nacional del partido. Tiene adems un importante perfil internacional como secretario ejecutivo del Foro de Sao Paulo, organizacin que agrupa la mayor parte de la izquierda latinoamericana. Algunos de los partidos miembros del Foro han pasado de ser oposicin a ser partidos gobernantes, como el MAS en Bolivia, los Sandinistas en Nicaragua, el FMLN en El Salvador, el Frente Amplio en Uruguay, y el propio PT en Brasil; adems cuenta con la presencia del PSUV de Venezuela y Alianza PAIS de Ecuador; y de otros partidos relacionados al gobierno en Argentina y Dominicana. As, los congresos del Foro de Sao Paulo son mitines polticos del ms alto nivel que cuentan con la participacin de cancilleres y jefes de estado.

En el mes de noviembre el PT tendr elecciones internas en las que Pomar aspira a la presidencia del partido como representante de una tendencia llamada Articulacin de Izquierda. No es poca cosa lo que est en juego. El PT ha ganado tres elecciones presidenciales consecutivas, y como partido de gobierno ha llevado a Brasil a ser una de las cinco economas emergentes conocidas colectivamente como BRICS (Brasil- Rusia- India- China- Surfrica), que se pronostica superarn el crecimiento econmico del G7 en los prximos 20 aos. Brasil adems pas de ser deudor a ser acreedor del Fondo Monetario Internacional, su banco nacional de desarrollo BNDES es el banco de desarrollo del sector pblico ms grande del mundo -es ms grande que el Banco Mundial-, y el estado brasileo es accionista mayoritario de Petrobrs, una de las mayores compaas de energa del mundo. Brasil figura entre los lderes mundiales en renglones econmicos como construccin, manufactura, minera, agricultura, biocombustibles y represas hidroelctricas, y bajo el gobierno del PT el pas tiene protagonismo en el escenario internacional en lo poltico y lo econmico.

Dado que ataen a la orientacin ideolgica del partido, los resultados de las elecciones internas del PT pueden potencialmente impactar grandemente sobre la sociedad y economa brasileas y hasta hacerse sentir a nivel internacional, especialmente en la regin latinoamericana. Por eso, recientemente entrevistamos a Pomar acerca de su trayectoria poltica, su trabajo en el PT y el Foro de Sao Paulo, el panorama poltico al interior de su partido, y el lugar del PT en la historia brasilea, entre varios otros temas.

-CRM: Tras haber ganado tres elecciones presidenciales, Cmo ve usted que el PT ha cambiado la historia poltica brasilea?

-VP: La historia poltica brasilea est signada por tres grandes caractersticas: la dependencia externa, la desigualdad social y la democracia restringida. En los 513 aos de historia de Brasil, tuvimos ms o menos 322 de imperio, 388 de esclavitud y 389 de monarqua. En los hasta ahora 124 aos de Repblica, tuvimos cerca de 42 aos de gobiernos oligrquicos (1889-1930), cerca de 36 aos de dictadura asumida (1930-1945 y 1964-1985), 18 de gobiernos "democrticos" (1946-1964) que prohiban la libre organizacin partidaria de izquierda, ms algunos aos de autodenominada transicin democrtica (1985-1989) que preservaron buena parte de la memoria dictatorial. Sobran algo como 23 aos de democracia electoral, tan "libre" cuanto puede ser la libertad bajo el capitalismo. Fue exactamente en este ltimo perodo cuando ya tuvimos 10 aos de gobiernos petistas. O sea, el crecimiento del PT y su llegada a la presidencia de la Repblica ocurren y fueron posibles exactamente en el mayor perodo hasta ahora de vida democrtica del pas, ya rebasados los lmites impuestos por el oligopolio de las comunicaciones, por la influencia del poder econmico y por una legislacin electoral conservadora. Aun as, por primera vez un partido de izquierda, con origen y base en el mundo del Trabajo, llega al cargo mximo del gobierno brasileo. La cuestin, obviamente, es si se trata de una excepcin, un hiato en la historia brasilea; o si es el punto de partida para un cambio ms profundo.

-CRM: Bajo el gobierno del PT el Itamaraty (Ministerio de Relaciones Exteriores) ha hecho sentir la presencia brasilea en el mundo entero, en especial frica, Amrica Latina y Asia, en lo diplomtico, econmico y geopoltico estratgico. Cmo ve usted el lugar de Brasil en el escenario poltico mundial actual? Ve que los valores del PT se reflejan en la poltica exterior brasilea?

-VP: Desde el punto de vista geopoltico, Brasil es una potencia mediana. Tenemos territorios, poblacin y riquezas relevantes, tenemos una situacin poltica interna muy favorable. Pero nuestra capacidad industrial y tecnolgica est por debajo de nuestras posibilidades y necesidades. Y no tenemos capacidad militar defensiva, en un mundo cada vez ms peligroso. Esto que acabo de decir ya era as cuando el PT lleg al gobierno. Lo que cambi fue la decisin, adoptada por nosotros, de desacoplar los destinos del pas de los deseos de los Estados Unidos y sus aliados. Desde el punto de vista terico, esta decisin es fruto de la convergencia entre el pensamiento estratgico del PT y sus aliados de izquierda con una vertiente nacionalista existente en el Itamaraty. El problema es que desacoplar no alcanza: mientras exista el imperialismo, en particular el de los Estados Unidos, tendremos que adoptar una actitud ms activa en el rea internacional. Y en este punto hay diferencias de opinin, tanto en el gobierno como en el PT, acerca de cmo ir y hasta dnde ir. Esta fue una de mis preocupaciones, durante mi periodo como secretario de relaciones internacionales del PT.

-CRM: Qu funcin usted desempea actualmente en el PT? Durante los aos de su militancia en el PT, qu cargos o posiciones ha tenido anteriormente?

-VP: Hoy soy miembro del Directorio Nacional del PT, una instancia que rene 84 dirigentes y se elige a travs del voto directo de los afiliados del Partido, que actualmente son algo como 1 milln 723 mil, de los cuales aproximadamente 806 mil participaran de las prximas elecciones internas, que ocurren cada 4 aos. Mi mandato en la Direccin Nacional termina el 10 de noviembre de 2013 y la nueva direccin debe asumir hasta el 15 diciembre de 2013. Yo ingres al Directorio Nacional del PT en 1997, por lo que hace 16 aos que estoy all, habiendo sido tercer vicepresidente nacional y tambin secretario de relaciones internacionales, funcin que acumul con la de secretario ejecutivo del Foro de So Paulo, siendo que esta ltima actividad la cumplo hasta hoy. Antes de ser del Directorio Nacional del PT, fui militante de base, integrante de un ncleo partidario, actu en un directorio zonal, fui miembro de un directorio municipal y tambin secretario de comunicacin del directorio regional del PT de So Paulo, que es el principal estado (provincia) del pas. Mis reas bsicas de actuacin en el Partido fueron comunicacin y formacin poltica. Nunca he asumido ningn cargo electivo y en los gobiernos lo mximo que hice fue ser asesor de comunicacin del alcalde David Capistrano (en la ciudad de Santos, SP) y secretario municipal de cultura, deportes y turismo (en la ciudad de Campinas, SP).

-CRM: Se aproximan las elecciones internas del PT, donde usted es candidato a la presidencia del partido. Cmo funciona ese proceso electoral? Hay algn organismo gubernamental que supervisa elecciones internas partidistas?

-VP: Las elecciones internas del Partido son supervisadas por el propio Partido. No aceptamos injerencia estatal. Las elecciones partidarias antes se hacan en congresos, que llambamos tambin encuentros nacionales. Desde 2001 pasamos a hacer las elecciones a travs del voto directo de los afiliados. Ya tuvimos elecciones directas en 2001, 2005, 2007 y 2009. sta es la quinta eleccin directa. En un mismo da, en todo el pas, los afiliados eligen sus direcciones para los niveles zonal, municipal, estadual y nacional. Adems, eligen los presidentes en todos estos niveles. Por ende, en las ciudades donde hay zonales, el afiliado vota 8 veces. Para votar y ser votado, es necesario tener por lo menos 1 ao de afiliacin y estar al da con sus contribuciones financieras para con el Partido. Para ser electo, en el caso de los presidentes, es necesario inscribirse en la fecha definida en nuestro reglamento, siendo que slo puede ser candidato aquel que tenga el apoyo mnimo del 0,1% de los afiliados en el mbito respectivo (nacional, estadual, municipal o zonal). Para la direccin nacional, es necesario presentar una lista de nombres, con algunas caractersticas: presencia en por lo menos 9 estados del pas, paridad entre hombres y mujeres, 20% de jvenes y de cupo tnico, acompaada de un texto que presente las bases polticas de esa respectiva lista. A nivel nacional, tenemos 8 listas (que nosotros llamamos chapas) y 6 candidaturas a presidencia nacional. Yo soy candidato a la presidencia nacional del PT (ya disput este mismo cargo en 2005 y 2007) y formo parte de una lista llamada La esperanza es roja.

-CRM: Cuntas tendencias hay compitiendo por el liderato del partido en esas elecciones internas? Cmo se diferencian ideolgicamente? Cul de stas es actualmente la ms fuerte dentro del PT?

-VP: Como deca, hay 8 listas (o chapas) nacionales. De stas, cinco son impulsadas, cada una de ellas, bsicamente por una nica tendencia ("El Trabajo", "Izquierda Marxista", "Militancia Socialista", "Articulacin de Izquierda", "Mensaje al Partido"); hay una lista impulsada por una agrupacin regional; y hay dos listas basadas en alianzas entre tendencias (una basada en las tendencias "Movimiento PT" + "Izquierda Popular Socialista"; otra basada en las tendencias "Construyendo un Nuevo Brasil" + "Partido de Lucha y Masas" + "Nuevo Rumbo"). O sea, a nivel nacional hay por lo menos diez tendencias actuantes. Pero algunas tendencias (es el caso de "Construyendo un Nuevo Brasil", "Movimiento PT" y "Mensaje al Partido") son en s mismas federaciones de tendencias menores, grupos regionales y mandatos parlamentarios. As, lo ms correcto es decir que tenemos ms de 10 tendencias en el Partido hoy.

Desde el punto de vista ideolgico, empero, la cosa es distinta. Existen hoy, en el Partido, por lo menos cuatro grandes corrientes: los sociales-liberales, bastante minoritarios pero todava muy influyentes, bsicamente debido a sus lazos con sectores del empresariado; los desarrollistas; los socialdemcratas clsicos; y los socialistas clsicos. La principal corriente interna, hoy, es desarrollista, lo cual es positivo si pensamos que nuestro principal enemigo todava es el neoliberalismo; pero es por lo menos insuficiente si pensamos que nuestro objetivo principal no es el desarrollo capitalista sino el socialismo.

Cada una de estas cuatro grandes corrientes ideolgicas tiene representantes en varias de las tendencias partidarias. Algunas (como "El Trabajo" e "Izquierda Marxista") son muy pequeas y homogneas desde el punto de vista ideolgico. Pero otras tienen una pluralidad mayor y podemos encontrar dirigentes con posiciones ideolgicas conflictivas entre s, conviviendo y disputando en la misma tendencia. Esto se explica, en parte, porque en los ltimos aos varias tendencias internas del PT dejaron de ser principalmente corrientes de opinin y se convirtieron, al menos parcialmente, en estructuras ms o menos permanentes de disputa de "espacios de poder" en las estructuras partidarias.

Desde el punto de vista numrico, y considerando adems la influencia que poseen en los debates internos, la principal corriente o tendencia es "Construyendo un Nuevo Brasil", que, junto con sus aliados, obtuvo ms del 50% de los votos en las elecciones internas de 2009. Despus vienen "Movimiento PT" y "Mensaje al Partido". Luego est la "Articulacin de Izquierda", tendencia de la que formo parte, y a continuacin las dems. Pero esto puede cambiar en las elecciones de 2013.

-CRM: Dganos un poco sobre la Articulacin de Izquierda. Qu es? Cundo y por qu se form?

-VP: La "Articulacin de Izquierda" surgi en 1993, tenemos entonces 20 aos de existencia. Nuestra historia, nuestra interpretacin acerca del socialismo, del mundo, de la regin y de Brasil, as como nuestras posiciones programticas, estratgicas y organizativas, estn disponibles en cientos de documentos, resoluciones, libros y ejemplares de nuestro peridico Pgina 13. Y todo ello puede ser consultado en la pgina electrnica www.pagina13.org.br .

La "Articulacin de Izquierda", como el nombre sugiere, surgi de una escisin de la tendencia "Articulacin", que fue mayoritaria y hegemnica en el PT entre 1983 y 1993. La escisin se debi bsicamente a lo siguiente: entendimos que un sector de la que era entonces mi tendencia, la "Articulacin", estaba haciendo un giro hacia la derecha y nos organizamos para derrotar esa inflexin y mantener las posiciones tradicionales del petismo. Ganamos el primer round de esta disputa, dirigimos el PT entre 1993 y 1995. En 1995, el otro sector de la "Articulacin" gan la disputa, eligi a Jos Dirceu como presidente del PT y, desde entonces, formamos parte de la minora de izquierda. Algunas veces ms influyentes, a veces menos influyentes, pero minora, oscilando de ms de 30% a menos de 10% del Partido desde 1993 hasta ahora. La novedad, en estas elecciones internas de 2013, es que no est descartado que la "Articulacin de Izquierda" quede afuera de la comisin ejecutiva nacional del PT, de la cual formamos parte desde 1993. La ejecutiva nacional es compuesta por 22 personas, escogidas de entre las 84 del Directorio Nacional. Quedar afuera de la ejecutiva tendra un efecto daoso para la pluralidad y la accin del PT y especialmente para la propia tendencia, motivo por lo cual estamos trabajando duro para que esto no ocurra. Trabajar duro significa fiscalizar el cumplimiento de los procedimientos reglamentarios del Partido, pero significa principalmente difundir nuestras opiniones y buscar el voto de la base del Partido, especialmente de la militancia clsica petista, que est con nosotros no por estar en el gobierno, que est con nosotros por concordar con el programa del Partido. En general, el mismo esfuerzo est siendo realizado por las dems tendencias de la izquierda petista. Pero debido a nuestra historia, a nuestra presencia nacional y tambin debido a nuestras formulaciones, la "Articulacin de Izquierda", la lista de la cual formamos parte (La Esperanza es Roja) y nuestras candidaturas tienen, comparativamente a otros grupos de la izquierda petista, ms chances de xito en esta lucha por mantener la representacin en la ejecutiva nacional del Partido. Por esto esperamos que el afiliado simptico a la "izquierda petista", pero sin tendencia interna definida, pueda ser proclive a votar con nosotros.

-CRM: Siente usted y sus compaeros de la Articulacin que estn compitiendo en condiciones de igualdad? Ha llegado su mensaje a todos los cuadros del PT en Brasil?

-VP: Nosotros defendemos que las direcciones partidarias sean elegidas en los congresos partidarios, por los delegados y delegadas. Creemos que el mtodo de la eleccin directa, en un partido donde los organismos de base no existen o funcionan mal, es inadecuado, pues convierte al militante en elector: uno es convocado a votar cada 4 aos. Adems, la eleccin directa termina atrayendo el mismo tipo de problema que enfrentamos en las elecciones burguesas: desigualdades materiales, desigualdades comunicacionales, distorsiones variadas tales como transporte de afiliados y fallas en la fiscalizacin etc.

Para dar un ejemplo, tenemos algo como 806 mil afiliados aptos para votar. Parte de stos pag su propia cotizacin partidaria. Los dems, quizs ms de la mitad, tuvieron su cotizacin pagada por tendencias, mandatos legislativos, etc. O sea, no son propiamente militantes del PT, son afiliados-electores, muy propensos a votar en las candidaturas que parezcan ser las oficiales del Partido, sin preocuparse por entender las diferencias internas.

Para agravar el cuadro, los debates entre las candidaturas presidenciales nacionales, hasta ahora fueron 5, reunieron menos de mil personas presencialmente y cerca de 20 mil miraron por la Internet. Es decir, hasta ahora, apenas una minora est siguiendo las discusiones.

De no alterarse este cuadro, de ahora hasta el 10 y 24 de noviembre, la eleccin resultar en una direccin nacional en la que una nica tendencia tendr la mayora absoluta y varias tendencias internas podrn ser excluidas de la direccin.

Por supuesto que est el otro lado de la moneda: la llamada izquierda petista se presenta a estas elecciones dividida en 5 listas nacionales. Este tipo de tctica electoral ampla el efecto negativo de las reglas electorales internas. Los errores de la minora de izquierda, por lo tanto, tambin pesan mucho en el resultado final: en otras elecciones internas la izquierda tuvo ms votos que los que probablemente tendr ahora.

-CRM: El PT lleg al poder y lo ha mantenido mediante una poltica de alianzas con diversos sectores. Cree usted que al Partido le conviene aliarse con partidos no izquierdistas como el PMDB y el PP? Hasta qu punto es viable ampliar el arco de alianzas, sin que se pierda la orientacin programtica del PT?

-VP: Nosotros no hemos llegado al poder, hemos llegado al gobierno. En Brasil, el poder est en manos de la clase dominante y esto no ha cambiado desde 2003. Ellos controlan amplios sectores de la economa, hegemonizan la prensa, gran parte de los aparatos culturales, educativos y religiosos, al igual que los gobiernos municipales (4500 de los 5500, por lo menos), de los gobiernos de los estados (22 de los 27) y tienen gran presencia en la burocracia estatal, en el poder judicial, y en las fuerzas armadas y de seguridad.

Para cambiar este escenario es necesario combinar accin partidaria, lucha social, lucha institucional y disputa de ideas. Y necesitamos alianzas, estratgicas y tcticas. El problema es que en los ltimos aos hemos hecho muchas alianzas tcticas y dejado de lado la cohesin de nuestro campo de alianzas estratgicas. Esto, que es un problema en s, se volvi un problema ms grave desde 2011 hasta ahora, bsicamente porque ya hicimos todo lo que se poda hacer, sin lanzar mano de cambios ms profundos, para mejorar la vida del pueblo, ampliar la democracia, la soberana y la integracin. Dicindolo mejor: bsicamente todo lo que se poda hacer en los marcos dados, sin hacer cambios estructurales en el pas, ya lo hicimos. De ahora en adelante, tendremos que hacer cambios profundos, tales como la reforma impositiva, la reforma poltica, la aprobacin de una ley de medios democrtica, la reforma agraria, la reforma urbana, la reduccin de la jornada de trabajo a 40 horas, el fortalecimiento de las polticas estructurales de salud y educacin etc. Sin estas reformas estructurales, no seguiremos avanzando como antes y, peor, podemos tener retrocesos en las condiciones de vida de la poblacin. Para hacer tales reformas, necesitamos aliados que las defiendan, cosa que los aliados tcticos, de centro-derecha, no hacen. El PT tendr que rumbear hacia la izquierda o perderemos, paulatinamente, capacidad de transformar el pas. Este es el nudo que debemos enfrentar, cuando debatamos la poltica de alianzas.

-CRM: Cmo ve el panorama poltico nacional de cara a las elecciones de 2014? Cree usted que algunos aliados actuales del PT vayan a sumarse a la oposicin en una primera o segunda vuelta?

-VP: Algunos aliados ya se han ido y otros ms se irn. Esto tiene relacin con lo que he dicho antes: hemos cambiado el pas, el pueblo vive mejor hoy que antes. De aqu en adelante, para seguir cambiando, necesitamos reformas estructurales. Ni el gran capital, ni el imperialismo aceptan eso. Por ello, los sectores de centro-derecha de nuestro arco de alianzas empiezan a alejarse de nosotros: ellos representan, en nuestro arco de alianzas, exactamente facciones empresariales que dicen "hasta aqu llegamos, ms all no vamos". En verdad, hay sectores empresariales y de la derecha que defienden abiertamente retrocesos en trminos de empleo, salarios y polticas sociales. A pesar de ello, a pesar de estos ex-aliados, venceremos, desde que empecemos dejando claro al pueblo qu es lo que est en juego.

-CRM: Cmo ha cambiado el PT desde que era partido de oposicin hasta hoy, que lleva una dcada en el poder? Tras una dcada en el poder, ve algn riesgo de que pierda su coherencia ideolgica?

-VP: En cierto sentido, estamos mejor hoy que antes. Es mejor ser gobierno que ser oposicin, entre otros motivos porque al estar nosotros en el gobierno, podemos transformar nuestro programa en realidad y, objetivamente, esto ha ayudado a mejorar la vida de la gente. No obstante, el camino que hemos elegido desde 1995 para mejorar la vida de la gente va cambios sin reformas profundas, a travs de alianzas con sectores de la derecha y del gran empresariado tiene un costo organizativo, electoral, poltico e ideolgico. Si el Partido no adopta inmediatamente medidas correctivas, en el largo plazo podemos convertirnos en, como decimos medio en broma, "un partido que tiene un gran pasado por delante".

Por supuesto que 2014 ser una eleccin muy difcil y disputada en dos vueltas. En la segunda vuelta, nuestra victoria ser ms fcil si el adversario es Acio Neves, del Partido de la Socialdemocracia (PSDB). Y ser una victoria ms difcil si el adversario es, por ejemplo, Eduardo Campos, del Partido Socialista (PSB). Pero, en cualquier caso, la segunda vuelta ser una disputa entre dos proyectos antagnicos, como viene ocurriendo en todas las elecciones presidenciales desde 1989.

-CRM: De usted obtener la presidencia del partido, Qu cambios instituira en el PT?

-VP: En el caso de que yo gane la eleccin presidencial, eso sera una seal de que hay una mayora en el Partido dispuesta a cambiar de estrategia, adoptando una estrategia democrtico-popular y socialista, o sea, cambiar para mejor la vida del pueblo a travs de reformas en las estructuras de poder y riqueza en el pas. Dispuesta a cambiar de tctica, adoptando para las elecciones de 2014 el objetivo de reelegir a Dilma, creando condiciones para que ella haga un segundo mandato presidencial mejor que el actual, lo cual se traducira en un compromiso efectivo, tanto del Partido como del gobierno a favor de la reforma poltica, impositiva, Ley de la Prensa Democrtica, reformas agraria y urbana, 40 horas de jornada laboral sin reduccin de salario, ms recursos y calidad en las polticas pblicas universales, como salud, educacin, cultura y transportes etc. Y dispuesta a cambiar organizativamente el Partido, viabilizando nuestra autonoma financiera (hoy, gran parte de nuestros recursos provienen del Estado o de donaciones empresariales); masificando la formacin poltica; creando medios de comunicacin de masas y reanudando lazos con los movimientos sociales, en especial con las juventudes trabajadoras.

-CRM: Cuantos aos hace que usted milita en el PT, y viniendo de una tradicin comunista, por qu escoge el PT en vez del PC do Brasil u otro partido?

-VP: No "vengo de una tradicin comunista", yo soy comunista en el sentido de que defiendo una sociedad sin opresin ni exploracin, sin clases sociales y sin Estado, una sociedad basada en la propiedad comn de los medios de produccin y de las riquezas creadas colectivamente por la humanidad. Esto aclarado, yo milito de hecho en el PT desde las elecciones de 1982. Antes de eso, form parte de una disidencia del Partido Comunista do Brasil (PCdoB), disidencia cuyos integrantes en su gran mayora han ingresado al PT, como es el caso de Jos Genono (ex-presidente del PT) y Tarso Genro (actual gobernador del estado del Rio Grande do Sul, cercano al Uruguay). El motivo central de nuestra entonces disidencia, estamos hablando de hechos ocurridos ms o menos entre 1978 y 1982, era nuestra crtica al denominado etapismo: la idea de que primero debamos hacer la revolucin democrtico-burguesa, para despus poder hacer la revolucin socialista. El "etapismo" creaba as una "muralla china" entre las tareas democrticas y las tareas socialistas. Las resoluciones congresuales del PT, especialmente en el ao 1987, hacan una dura crtica al "etapismo" y en particular a uno de sus efectos prcticos, la subordinacin tctica de la izquierda a las fuerzas liberal-burguesas. Por una de esas ironas de la historia, treinta aos despus, la actual mayora del PT ha reciclado algunas tesis etapistas, tesis que en mi opinin tambin son de hecho compartidas por la actual mayora del PCdoB. Pero lo fundamental, en mi opinin, es lo siguiente: los profundos vnculos del PT con la clase trabajadora. Son esos vnculos que, en lo fundamental, justifican que personas de izquierda, sean revolucionarios, comunistas o socialistas, sean petistas, integrantes del Partido dos Trabalhadores de Brasil. Pienso que esto est claro para los amigos del PT en el mundo, especialmente en el Foro de So Paulo.

-CRM: Desde cundo est involucrado con el Foro de Sao Paulo? Nos puede explicar la importancia del FSP en la izquierda latinoamericana?

-VP: Tuve la fortuna de estar presente en la fundacin del Foro de So Paulo, representando el Instituto Cajamar, que era de hecho la escuela de cuadros del PT. Pero fue solamente en 2005 que me integr a las actividades de la secretara de relaciones internacionales del PT y desde entonces estoy al frente de la secretara ejecutiva del Foro de So Paulo. Creo que la importancia del Foro reside en algo muy sencillo: nosotros hemos contribuido mucho para que en Amrica Latina y el Caribe seamos hoy lo que somos, un conjunto de experiencias polticas y sociales que despiertan la expectativa y la esperanza de grandes sectores de la humanidad.

-CRM: Si llega a ganar la presidencia del PT, sera incompatible con su puesto actual de secretario ejecutivo del FSP? Podra desempear ambas funciones?

-VP: De ser electo presidente del PT, no seguir como secretario ejecutivo del Foro de So Paulo. De no ser electo para la comisin ejecutiva nacional del PT, tampoco estar actuando en el Foro. E incluso si soy electo para la ejecutiva de mi Partido, no es automtico que yo siga en la secretara ejecutiva del Foro. Por una parte, cabe a la direccin del PT indicar quin quedar al frente de la secretara de relaciones internacionales; no hay nada decidido al respecto. Por otra parte, cabe al Grupo de Trabajo del Foro decir si est de acuerdo con que el PT siga al frente de la secretara ejecutiva del Foro; no hay nada de automtico. Sea como fuere, de mi parte estoy muy satisfecho con la experiencia que he tenido desde 2005: en lo personal he aprendido mucho y creo que contribu en lo que pude para el fortalecimiento del Foro y tambin para la labor internacional del PT.

-CRM: A finales del 2011 estuvo unos breves das de trabajo en Puerto Rico invitado por el Frente Socialista y las organizaciones de Puerto Rico en el Grupo de Trabajo del FSP. Qu le llam ms la atencin en su visita?

-VP: Que Puerto Rico es latinoamericano y caribeo. Es un absurdo que Puerto Rico est sometido a dominacin colonial. Un absurdo revelador, sin embargo, de lo que son en realidad los Estados Unidos.

- Ruiz Marrero es autor y periodista investigativo puertorriqueo. Sus artculos han sido publicados en La Jornada (Mxico), Rebelin, Amrica Latina en Movimiento, Ecoportal, Granma, Claridad (Puerto Rico), CCS Caracas, Inter Press Service, Counterpunch y CIP Americas Policy Program. Su pgina web es Haciendo Punto en Otro Blog (http://carmeloruiz.blogspot.com/ ). Su cuenta Twitter es @carmeloruiz.

Fuente original: http://www.claridadpuertorico.com/content.html?news=5EDD637AF171ED2BCE6984962A94BB7F

Tomado de http://alainet.org/active/68221


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter