Portada :: frica :: Sahara: 40 aos de exilio y lucha
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-11-2013

Entrevista a Bachr Mustafa, ministro de Estado, consejero del Presidente y responsable del Aparato Poltico del Frente Polisario
Los gobiernos espaoles no nos vendieron una vez, lo hacen cada ao

Pascual Serrano
La Marea


Bachr Mustafa es ministro de Estado, consejero del Presidente y responsable del Aparato Poltico del Frente Polisario. Es el nmero dos de facto de la organizacin. Naci hace 58 aos en Smara bajo la colonizacin espaola, fue ministro de Exteriores de la Repblica rabe Saharaui Democrtica (RASD) y dirigi varias delegaciones que negociaron con Marruecos. Conversamos con l con motivo de su presencia en la X edicin del Festival Internacional de Cine del Shara (FiShara), celebrado en el campamento de refugiados de Dajla, en territorio argelino.

Qu tiene qu decir el Frente Polisario sobre los gobiernos de Francia, Espaa y la ONU como actores importantes en este conflicto y qu les pide?

Los gobiernos de Espaa han tenido una posicin indecente y vergonzosa. No solo nos vendieron una vez, sino que nos estn vendiendo cada ao, con cada gobierno espaol que va a Marruecos y acaba arrodillndose ante el rey marroqu. Y eso lo hacen porque, en cambio, nuestro pueblo no se arrodilla ni renuncia a su derecho a la libre autodeterminacin. Pero el gobierno actual transgredi el estndar de los anteriores. Lo hizo en el debate en el Consejo de Seguridad, en el que Estados Unidos present un proyecto de resolucin segn el cual la MINURSO(Misin de las Naciones Unidas para el referndum del Shara Occidental) debera ampliar sus competencias de vigilancia del alto el fuego para permitir la supervisin de los derechos humanos en el Shara Occidental. Espaa fue uno de los pases que se opuso, por lo que la MINURSO sigue siendo la nica misin de la ONU a da de hoy sin competencia para la vigilancia de los derechos humanos. El gobierno espaol fue ms francfilo que el propio gobierno francs. Tambin ha sido el primero en retirar a los cooperantes y el primero en abrazar al rey de Marruecos cuando estaba oprimiendo a los saharauis. Espaa es un gobierno hostil. Es el gobierno, adems, que debe saldar una deuda tica y moral con los saharauis y, en cambio, sigue apoyando al criminal.

En cuanto a Francia, se puede vaticinar que hay perspectivas de mejora por una serie de razones. En primer lugar porque lo que puede sacar de Marruecos ya lo ha sacado. En cambio, Argelia est en sus mejores momentos geoestratgicos. Los franceses tienen los principales intereses en frica Occidental, donde se encuentra un Shara rodeado por inestabilidad, terrorismo y delincuencia. Todos los pases se encuentran bajo anarqua e inestabilidad, excepto Argelia. Esto debe generar cierto dividendo poltico para el pueblo saharaui.

Respecto a las Naciones Unidas, tenemos la sensacin de que Estados Unidos est equilibrando su postura en el conflicto del Shara, lo que fortalecera el papel de Naciones Unidas. Se palpan indicios de que en la postura norteamericana hay esperanzas para un equilibrio. La prueba es la visita a Argel de la subsecretaria de Estado de Asuntos Exteriores, donde dijo que ellos estn en la misma distancia del Frente Polisario y de Marruecos. Y eso es muy fuerte para Marruecos.

Todo esto indica cierto debate en el que Estados Unidos se pregunta qu gana con apoyar a Marruecos si el pescado y los fosfatos, junto con el resto de las riquezas del Shara, lo tienen los rusos, los franceses o los espaoles. Hemos observado que Estados Unidos est muy receptivo a las violaciones de derechos humanos de Marruecos en el Shara y en el propio Marruecos. De ah la no celebracin de maniobras conjuntas Marruecos-USA y la anulacin de la visita del rey Mohamed VI a Estados Unidos.

Numerosas voces entre los saharauis se estn planteando la vuelta a las armas ante la situacin de parlisis que vive el conflicto, qu opina al respecto?

Esto se ha debido por la conjuncin de varios factores. Por un lado, estamos ante demasiado largo tiempo de tregua que no prospera y no ofrece ninguna contrapartida. Por otro, MINURSO se ha convertido en centinela del ejrcito marroqu. La salvaje represin contra la poblacin civil saharaui, contra una resistencia popular pacfica provoca que muchos saharauis reaccionan diciendo que para qu estamos el Frente Polisario aqu, por qu el ejrcito no lucha. Por nuestra parte, mientras estimemos que hay perspectivas de posibilidad para las NNUU de recuperar su fuerza, sus habilidades para avanzar en su plan de paz, vamos a animar y aconsejar respetar la tregua. Tambin, como ya he sealado, tenemos esperanza en esa mejora por la posicin de Estados Unidos. Vamos a darle una oportunidad a esa perspectiva.

Cul es su valoracin de la visita a los campamentos y a los territorios ocupados del enviado del Secretario General de la ONU para el Shara Christopher Ross?

Ross quiso visitarnos meses antes pero los marroques no colaboraron, solo la presin de otros pases permiti su viaje. Y eso que Ross nunca adopt una posicin hostil a Marruecos ni se aline con los saharauis. Coincidimos en que es hora de volver a la mesa de negociaciones para poner a prueba las voluntades de las partes. En cambio Marruecos est en contra del avance o de la salida del estancamiento del proceso, lo quieren empantanado y presentar a los saharauis como responsables.

Qu opinin le merecen las recientes exhumaciones de vctimas civiles del ejrcito marroqu tras la ocupacin, en 1976?

Es todo un monumento de sentidos humanitarios. Con ello se ha engrandecido la comunidad humanitaria y sin duda es un golpe tremendo y trascendental a toda poltica de criminalidad y violacin de derechos humanos. Es un acto de persuasin contra los criminales. Solo falta que podamos llegar al resto de cementerios colectivos que sabemos por testigos dnde se encuentran dentro del muro.

Fuente: http://www.lamarea.com/2013/11/03/bachir-mustafa-los-gobiernos-espanoles-nos-vendieron-una-vez-lo-hacen-cada-ano/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter