Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-11-2013

Crmenes sin castigo en Gaza
Protege Espaa a criminales de guerra?

Pascual Serrano
Le monde Diplomatique


El ministerio de Defensa espaol y el Centro Sefarad-Israel han invitado a Espaa a Dan Meridor, exministro israel de Inteligencia, y Abraham Dichter, exministro de Defensa y de los servicios secretos israeles. Este ltimo particip el 7 de noviembre en un seminario bajo el ttulo La cultura de defensa en Espaa e Israel: antiguos desafos y nuevos retos en la sociedad del siglo XXI, que cuenta con financiacin pblica estatal y madrilea. Dichter est acusado de crmenes de Guerra porque diriga el servicio secreto israel cuando Israel lanz un ataque contra la franja de Gaza en 2002 con el objetivo de liquidar al lder de Hams Salah Shedade, pero tambin asesin a 14 civiles, entre ellos 11 nios.

A continuacin, el reportaje -indito en internet- que publiqu hace un ao, en el nmero de noviembre de 2012, en Le Monde Diplomatique, desde el barrio de Gaza donde se produjo la masacre.

----

En virtud del artculo 23 de la Ley Orgnica del Poder Judicial, los tribunales espaoles son competentes para investigar delitos de genocidio y terrorismo fuera de las fronteras espaoles independientemente de si hay o no espaoles implicados. Basndose en ello, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andrey, proces en 2009 a varios mandos militares israeles por delitos contra la humanidad cometidos en Gaza en 2002, y emiti orden de captura. Pero ante las protestas de Israel, Espaa dio marcha atrs. Y cambi la ley... Qu piensan las vctimas palestinas y sus abogados de tal actitud?

Espaa protege criminales de guerra. As de contundente se muestra el abogado palestino Raji Sourani, quien nos recibe en su casa en la ciudad de Gaza. Fue l quien inici una demanda contra el ministro de Defensa de Israel Ben Eliezer y seis mandos militares por la masacre de quince palestinos, once de ellos nios, en el barrio gazat de Al Daraj, en 2002. Aquella demanda fue aceptada por el juez de la Audiencia Nacional espaola Fernando Andreu, quien proces en 2009 a los querellados por delitos contra la humanidad y emiti orden de captura. Yo estaba en aquellas fechas en Espaa -afirma Sourani- y todos coincidamos en que era una buena noticia para la justicia internacional. Al da siguiente, el entonces ministro de Exteriores espaol, Miguel ngel Moratinos, hace dos cosas: Pide disculpas a la ministra de Asuntos Exteriores de Israel en una rueda de prensa y, a continuacin, promete cambiar la ley. Para m fue una sorpresa ver que podra suceder algo as en Espaa, que no es un pas del Tercer Mundo. Es una locura que el ministro pida disculpas por una decisin de la principal corte del pas, supone una falta de respeto a la independencia del poder judicial.

Al da siguiente de conocerse la imputacin del juez espaol, el peridico israel Haaretz recoge las declaraciones de la ministra israel de Exteriores, Tzipi Livni. Afirmaba que el ministro espaol de Exteriores le haba informado de un plan del Gobierno para modificar la legislacin espaola que permita a un juez procesar a criminales y genocidas extranjeros.1 Segn la radio militar israel, Moratinos subray que esta reforma legal no estara lista a tiempo para afectar a la querella admitida a trmite por Andreu, pero indic que su departamento trabajara para anular la investigacin. Y as se hizo.

Los tribunales espaoles son competentes para investigar, entre otros, delitos de genocidio y terrorismo fuera de las fronteras espaolas independientemente de si hay espaoles o no implicados en virtud del artculo 23 de la Ley Orgnica del Poder Judicial. Este criterio se aplica a partir de dos sentencias dictadas en 2005 por el Tribunal Supremo y el Constitucional a propsito del caso Scilingo (Argentina) y del genocidio en Guatemala, respectivamente, que sentaron jurisprudencia. Pero pretender aplicar la ley a los crmenes de Israel fue una osada que demostrara que la justicia internacional no es igual para todos. La complicidad del gobierno espaol con los acusados de crmenes contra la humanidad por la justicia espaola lleg incluso a que el Ministerio de Exteriores, en Jerusaln, pidiese a Ben Eliezer y a los militares acusados no viajar a Espaa para evitar que fueran detenidos2.

La masacre de Al Daraj conmocion a una comunidad internacional que ya est bastante acostumbrada a la muerte en Gaza. El 22 de julio de 2002 un caza de combate israel lanzaba una bomba de una tonelada contra la casa de Salah Shehade, jefe del brazo armado de Hamas. En el ataque en pleno centro de la ciudad de Gaza, Israel no solo mat a Shehade sino tambin a 14 civiles, entre ellos 11 nios. El ataque no fue errado. Tal y como sealan el auto de admisin de la querella, la casa de Shehadeh fue alcanzada de lleno, sin embargo sta se encontraba situada en uno de los lugares residenciales de mayor densidad de poblacin en el mundo. A menos de dos metros se encontraba la vivienda ocupada por la familia Matter. Como consecuencia del bombardeo la casa fue totalmente destruida y siete miembros de la familia murieron. En total ocho casas fueron totalmente destrozadas, otras nueve parcialmente y veinticuatro con daos moderados.

En el barrio de Al Daraj visitamos el lugar exacto donde se desencaden la masacre. Nios, muchos nios, como en toda Gaza, nos reciben alborozados. Tambin algunos padres salen de sus viviendas. Son los supervivientes de la tragedia. Raed Matter perdi a su mujer, tres de sus hijos, su hermana, su sobrina y su abuela: Es injusto que por intentar matar a una persona, por muy culpable que sea, asesinen a tantos inocentes. Su escepticismo es total ante cualquier posibilidad de que se haga justicia en cualquier tribunal, incluido el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, donde ahora se encuentra el caso. Y es que los palestinos no han dejado de sufrir los abusos y el desprecio de las instituciones internacionales mientras se quedaban sin tierra, sin derechos y, como en esta ocasin, sin familia. Aniwar Matter trabaja desde hace muchos aos de asistente personal de Raji Sourani. Su mujer y sus hijos salieron una hora antes del ataque y gracias a ello salvaron la vida. Fue un ataque tremendo, una bomba de cientos de libras cay lanzada por un avin. Cuando acud cont 15 muertos y ms de 150 heridos, seis de los heridos eran familiares mos, y siete de los muertos familia de mi primo. Aquello se trat de una de sus tantas operaciones de asesinato selectivo que ahora siguen haciendo, solo que con drones y pequeos misiles y antes con bombas grandes, aade.

A los pocos das del bombardeo los pases rabes solicitaron una reunin urgente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde criticaron duramente la masacre. El representante palestino afirm que el acto representaba el primer delito de guerra flagrante cometido por las fuerzas israeles desde que se estableci el Tribunal Penal Internacional. "Esta accin definitivamente queda dentro de la jurisdiccin del tribunal, y como tal, se debern adoptar medidas para que sus ejecutores sean presentados ante la justicia" dijo 3 . Una vez ms, la amenaza del uso de veto por Estados Unidos impidi que el Consejo de Seguridad adoptara ninguna decisin.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu admite la querella y razona en su auto que el Estatuto de Roma entiende por crmenes de guerra las infracciones graves de los Convenios de Ginebra del tipo de dirigir intencionalmente ataques contra bienes civiles, lanzar un ataque intencionalmente, a sabiendas de que causar prdidas incidentales de vida, lesiones a civiles o daos a bienes de carcter civil o atacar o bombardear, por cualquier medio, ciudades, aldeas, viviendas o edificios que no estn defendidos y que no sean objetivos militares. En opinin del juez, el caso poda llevarse a cabo en Espaa debido a que en el apartado 4 del artculo 23 de la Ley Orgnica del Poder Judicial se estableca que ser competente la jurisdiccin espaola para conocer de los hechos cometidos por espaoles o extranjeros fuera del territorio nacional susceptibles de tipificarse, segn la ley penal espaola, como alguno de los siguientes delitos: genocidio, terrorismo y cualquier oro que, segn los tratados o convenios internacionales deba ser perseguido en Espaa. Precisamente este apartado es el que desaparece con la reforma de la ley que hace el gobierno espaol con el apoyo de PSOE, PP, CiU y PNV. Juan Moreno fue uno de los abogados de la acusacin junto a Antonio Segura, Gonzalo Boye y Ral Maillo. En su opinin, se trata de una reforma de urgencia que se realiz en tiempo rcord aprovechando la tramitacin de otra ley que no tenia nada que ver con el tema, incluso rechazaron las enmiendas de Izquierda Unida en el Parlamento, al final, en un caso sin precedentes, reformaron una ley orgnica en mes y medio. Si no se hubiese cambiado la ley, y la presin que eso suposo hacia el sistema judicial, estoy seguro de que los jueces tendran abierto el caso.

El abogado palestino insiste en su indignacin: Diez meses despus del procesamiento, el gobierno espaol cambi la ley y el caso cay. Eso no puede ser constitucional. Eso solo pasa con Israel, con ningn otro pas. La sociedad civil, las organizaciones sociales, las organizaciones de derechos humanos de todo el mundo dijeron que era un escndalo. El cambio parlamentario de la legislacin supone: en primer lugar, la negacin de la justicia para las vctimas; en segundo, dar impunidad a quien la misma corte suprema espaola dijo que eran criminales de guerra. Espaa protege criminales de guerra; tercero, estn creando la ley de la jungla cuando niegan los derechos a las vctimas y protegen a los criminales. Esto me rompi el corazn y la mente. Yo fui uno de los que brind cuando fue condenado Pinochet y aquello me inspir mucho.

Sourani nos explica cmo lleg a Espaa este caso. Somos abogados, creemos en el estado de derecho y debo servir a mi cliente. Y por eso intento buscar justicia para l, he hecho esto durante los ltimos 35 aos de mi vida. Intent buscar justicia a travs de una documentacin jurdica sobre un crimen de guerra perpetrado contra mi cliente. En primer lugar intentamos utilizar el sistema legal israel, aunque s que la justicia no se puede lograr bajo ocupacin y que el sistema jurdico de Israel sirve de cobertura legal para los crmenes de guerra, la tortura, los asesinatos selectivos, la detencin arbitraria... Todo eso es legal para los jueces israeles. No es una opinin personal, es lo que s despus de 35 aos y miles de casos. Cuando todo esto no funciona, debo buscar fuera la justicia, es el fundamento de la jurisdiccin internacional que se ha aplicado en muchos otros casos. No estoy especializado en el derecho de Espaa o del Reino Unido -aade-, sino que tenemos gente que, como nosotros, cree en el estado de derecho. No se trata de activistas de la causa palestina ni de ninguna otra, se trata del estado de derecho y de la bsqueda de la justicia.

Los abogados lograron que la justicia britnica emitiera una orden de detencin contra los responsables de la masacre de Al Daraj pero los procesados lograron burlarla advertidos por los servicios del ministerio exterior britnico, despus se reform la ley y se anul la orden. Fue entonces cuando decidieron recurrir a la justicia espaola que ya demostr con el caso Pinochet una cierta vocacin de justicia internacional.

Lgicamente Sourani es muy crtico con el ex ministro Moratinos: Cuando era el portavoz de la Unin Europea para Oriente Medio ya se dedicaba a pedir a los palestinos que no respondiramos a las bombas y masacres de Israel porque sufriramos sus represalias. Compartimos con Sourani una pregunta que flota en el ambiente. A qu se debe ese poder de Israel para lograr que tanto el Reino Unido como Espaa cambien su legislacin para garantizar la impunidad de unos criminales de guerra? Creo que Israel asesora a Estados Unidos en muchos asuntos relacionados con crmenes de guerra y crmenes contra la humanidad, especialmente sobre terminologa y prctica legal. As, trabajan para intentar dar una justificacin legal a los asesinatos selectivos, la detencin administrativa o la detencin incomunicada. Israel le dice a Europa, a Estados Unidos y a la OTAN que 'si nosotros somos detenidos por nuestros crmenes de guerra, a vosotros tambin os puede suceder porque hacis lo mismo con los drones y los asesinatos selectivos en Iraq, Afganistn o Somalia'. Sourani recuerda que, para desacreditarles, Israel ha organizado cuatro conferencias internacionales (en Tel Aviv, Nueva York Londres y Pars) en las que acusa a las organizaciones de derechos humanos de hacer guerra jurdica, afirman que los grupos terroristas utilizan a las organizaciones de derechos humanos para manipular la ley. Pero es que una parte del conflicto es jurdico -afirma Sourani-, lo que Israel no soporta es que a nosotros todos los organismos de derechos humanos nos respetan y nos apoyan. No hay ningn jurista respetable que est en contra de nuestra posicin, yo voy a todas las universidades de todos los pases y es lo que compruebo.

Su siguiente reflexin es sobre el papel de la Unin Europea. La UE se encuentra en un declive moral impresionante. El ejemplo es el informe Goldstone, que investig y denunci los crmenes cometidos durante la operacin Plomo Fundido. Su autor, el sudafricano Richard Goldstone, es un jurista sionista, que lo elabor junto con otros cuatro juristas muy respetados y recoge datos, hechos y conclusiones. Todo ello lo comparten todos los organizaciones internacionales de derechos humanos, incluidas las israeles. El informe se vota y se aprueba en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, pero de los pases europeos, slo Irlanda vot a favor. Eso muestra que la posicin de Europa es la de la ley de la jungla. Qu hubiera hecho Europa si las masacres que han sucedido en Palestina hubieran sido en Israel? En su inters de proteger a Israel la UE actu como Bin Laden. Si t no actas conforme al estado de derecho y aplicas la ley de la jungla, eso es Bin laden. Por qu estamos en contra de Bin Laden? Porque l quiere la ley de la jungla.

Es Gaza quien debe educar a Europa sobre los derechos humanos y el estado de derecho? Acaso la convencin de Ginebra y el derecho internacional humanitario es una invencin de los palestinos?, se pregunta el abogado.

No olvidaremos, no les justificaremos y seguiremos persiguiendo a los criminales en cualquier rincn del mundo. Esa es al misin de mi vida en defensa de las vctimas. Yo voy a un mundo donde impere el estado de derecho, no la ley de la jungla, remata Sourani, que hoy dirige el Centro Palestino de Derechos Humanos.

En abril de 2010, tras el cambio de la legislacin a gusto de Israel, la Global Jewish Advocacy (AJC), la organizacin de activismo poltico judo global para salvaguardar el bienestar del pueblo judo, conceder a Miguel ngel Moratinos el premio Jan Karski, por mostrar su valenta moral en la lucha contra el antisemitismo4.


Con la colaboracin de Micl Savia en la traduccin.

Pascual Serrano es periodista. Su ltimo libro es Contra la neutralidad (Pennsula).

Notas

1 The Associated Press and Barak Ravid Haaretz Service, " Spanish FM: We'll act to prevent war crimes probes against Israel . Haaretz, 1-1-2009 http://www.haaretz.com/news/spanish-fm-we-ll-act-to-prevent-war-crimes-el probes-against-israel-1.267048

2El Mundo, 29-1-2009 http://www.elmundo.es/elmundo/2009/01/29/internacional/1233240036.html

3 Condena unnime del Consejo de Seguridad de la ONU contra el ataque areo israel sobre Gaza. Agencias, 27-7-2002

4Vase www.ajc.org/site/apps/nlnet/content2.aspx?c=ijITI2PHKoG&b=2818289&ct=8201771


Blog del autor: http://www.pascualserrano.net/noticias/bfprotege-espana-a-criminales-de-guerra

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter