Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-11-2013

Ms armas, menos nios

Osvaldo Bayer
Pgina 12


Uno quisiera navegar con artculos sobre arte, sobre paisajes, sobre confraternidad de los pueblos, pero encuentra en un solo da, en la tapa de todos los diarios de distinta ideologa, dos informaciones que a uno lo devuelven a la realidad de toda la vida y no de los sueos: Alemania: disminuye el nmero de nacimientos y Este ao se vendieron armas por 14.000 millones de euros. Menos nios, ms armas.

A eso se le puede llamar progreso? Y la palabra vida, dnde queda? El mismo da que un tifn arras Filipinas, con miles de muertos y millones de habitantes que quedaron sin vivienda.

Temas fundamentales para la vida y el futuro del mundo. Pero no. Primero estn las ganancias: Armas alemanas para los pases en desarrollo. La industria armamentista alemana ha vendido en el 2012 tantas armas a los pases en desarrollo como nunca antes. Sigue tambin el crecimiento de las ventas de armas de pequeo calibre. De acuerdo con la resolucin del gobierno alemn se vendieron armas a pases que no pertenecen a la OTAN ni a la Unin Europea, por 2600 millones de euros. Un ao antes ese valor se elev a 2200 millones de euros. Del total de las armas vendidas al exterior, el 59 por ciento fue a dichos pases en desarrollo. El principal comprador de armas alemanas es Arabia Saudita. Alemania vendi en el 2011 armas por 5400 millones de euros: en el 2012, por 4700 millones. Y sigue el negocio.

Pese a haber perdido las dos guerras mundiales, con millones de jvenes muertos, Alemania sigue fabricando armas. Es como para mirarse al espejo y preguntarse: qu aprende el ser humano? Nada, podemos responder y sacarnos la lengua en el espejo a nosotros mismos.

El otro problema es la falta de nios. En la parte de Alemania occidental, el 23 por ciento de las mujeres no ha tenido hijos; en la parte oriental, el antiguo pas comunista, el 15 por ciento.

Entre las mujeres con estudio, un treinta por ciento no tiene hijos. Alemania es el pas europeo que, en porcentaje, tiene menos hijos. Apenas un 8,1 por ciento en cien personas. Los socilogos se preguntan cmo regular esta crisis de los nacimientos. Es que la mujer actual estudia o trabaja. En general, la mujer piensa tener hijos despus de los treinta aos, justo cuando en el trabajo comienza a tener futuro y esto la hace posponer de nuevo. El Estado, ltimamente, trata de salvar la crisis mediante la creacin de ms jardines de infantes. Una forma de ayudar a las mujeres profesionales. Pero, claro, no es lo mismo. El dilema que se le presenta principalmente a la mujer es elegir entre un nio o seguir adelante con su profesin. Se cree, por lo general, que un nio significa menos tiempo para el progreso de la propia calidad de vida, para la cultura, para la diversin. Es que la sociedad se ha ido formando as en el ltimo siglo, cuando la mujer ha conquistado libertad e independencia, y el hombre se ha ido alejando de responsabilidades familiares. Un tema para ahora y el futuro: los nios. Es que el nio representa el futuro.

No debe pensar el ser humano en este tema que hace a su supervivencia?

Pero no son slo stos los problemas que deben enfrentar los pases ms desarrollados, como se dice. Se present un estudio del Instituto Alemn para la Investigacin de la Economa (DIW) sobre el Alto riesgo de pobreza en Alemania. Y esto nos hace pensar an ms en los riesgos que presenta el sistema capitalista. Dice el informe: La desigualdad econmica en los distintos hogares alemanes y el riesgo de pobreza en Alemania se mantienen en alto nivel. Si bien las diferencias econmicas en los hogares se han reducido ligeramente desde 2005, esa tendencia se termin en 2011. La posibilidad de salir del riesgo de pobreza ha cado de un 10 por ciento, a 46 por ciento en los ltimos aos. Y seala el documento: Mientras que en los de ms altas ganancias se efectuaron aumentos del 13 por ciento, en los grupos que ganan menos se han producido cadas de hasta el 5 por ciento. Es decir, que ha aumentado la de-sigualdad.

Por eso, en las ltimas discusiones por un nuevo gobierno que mantienen los demcratas cristianos y los socialdemcratas se ha presentado el tema de la increble diferencia de sueldos entre los altos jefes y los empleados y obreros en las grandes empresas. Por ejemplo, los directivos de Volkswagen ganan 170 veces ms que los empleados y obreros; en la empresa Siemens, sus directivos reciben mensualmente 75 veces ms que empleados y obreros y en el Banco Alemn (Deutsche Bank) 34 veces ms.

Realmente eso no es democracia, porque en la palabra democracia tambin debera figurar la Igualdad.

En esos grandes pases llamados democrticos, para muchas familias siempre est presente el fantasma de la desocupacin, lo que es caer en la indignante palabra miseria.

Bien, cerramos este panorama de la realidad de nuestro planeta con otro tema que ya mismo nos debe llevar a una actividad constructiva: la defensa de la naturaleza. Tenemos actualmente la conferencia de Varsovia, donde cada pas puede volcar su experiencia acerca de los cambios climticos. Comencemos con un hecho que habla de nuestro presente y lo que puede llegar a ser nuestro futuro. Los vecinos de una pequea ciudad alemana, Hennef, salieron a la calle para decir basta! Es que por la carretera que atraviesa la pequea ciudad pasa da y noche un camin cada 45 segundos. Da y noche. Ya no es vida, y se preguntan: A dnde quieren llegar? Un camin detrs de otro? Bien, esto es una pequea ancdota, pero tiene que ver con el futuro del mundo, con su ecologa. El mundo que les vamos a dejar a nuestros hijos y nietos.

En Varsovia se est exponiendo verdad sobre verdad. Por ejemplo una: la deforestacin de los bosques. En Brasil, este ao ya se ha talado un 25 por ciento ms de superficie boscosa que el ao anterior. La superficie talada alcanza a 5843 kilmetros cuadrados. Tan grande como la de la provincia alemana del Sarre. Pero los brasileos dijeron que esa cuota de bosques talados es la menor desde 1988. Menos mal.

Por otra parte, Alemania fue muy criticada por haber abandonado en parte la poltica del cuidado climtico y de la naturaleza. Del puesto 8 que tena ahora ha cado al 19. Para no hablar de Polonia, justo donde se realiza la conferencia. Aqu cabe la pregunta: Quin gobierna Polonia, el pueblo o la industria del carbn?.

Las palabras al congreso del delegado de Filipinas, Yeb Sao, lo dicen todo: La crisis climtica es una locura dijo, es una locura. Paremos, por favor, esa irracionalidad. Nos negamos a aceptar que nuestra vida tiene que ser huir de las grandes tempestades, poner nuestras familias en seguridad, padecer destruccin y miseria y tener que contar a nuestros muertos. Nosotros, los filipinos, llamamos al mundo para que acten y no se pierdan slo en las palabras.

Todo dicho: no a las armas, s a los nios; s al cuidado de la naturaleza. En definitiva: No a la muerte.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-234203-2013-11-23.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter