Portada :: Feminismos :: Feminismos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-11-2013

Las mujeres mayas de Chiapas luchan cada da en contra de la violencia en sus comunidades y en sus casas
"La violencia es como una tela de araa, no deja de tejerse"

Marta Molina
Reporting On Resistances/Rebelin


San Cristbal de Las Casas, Chiapas. El 25 de noviembre de 1960, Patricia, Minerva y Mara Teresa Mirabal fueron asesinadas por orden del entonces dictador dominicano Rafael Lenidas Trujillo. En memoria de las 3 hermanas dominicanas luchadoras y opositoras a la dictadura se conmemora cada 25 de noviembre el Da Internacional de la eliminacin de la violencia contra la mujer.

Solamente en el Estado de Chiapas (Mxico) fueron asesinadas ms de 80 mujeres en lo que va de ao. A raz del incremento de los feminicidios se empez en el mes de agosto una Campaa popular en contra de la violencia contra las mujeres formada por organizaciones independientes y grupos de mujeres que ayer marcharon en San Cristbal de Las Casas en memoria de las 80 asesinadas. Caminaron desde la sede de la procuracin de justicia hasta la Plaza de la Resistencia en donde realizaron un mitin informativo y colocaron las fichas de cada mujer asesinada en el Estado reivindicando que las 80 tienen nombre, origen y familia. De estos 80 casos de feminicidio son pocos que se han castigado y la mayora siguen en la impunidad.

Paralelamente, una comitiva de mujeres viaj hasta Tuxtla Gutirrez -capital del Estado de Chiapas- para presentar a las instituciones la peticin de Alerta de Violencia de Gnero (AVG). Al mismo tiempo, el Observatorio de Gnero present la Alerta en el Instituto de las Mujeres en la Ciudad de Mxico. Dicha Alerta es un procedimiento por el cual los organismos de la sociedad civil o de derechos humanos, nacionales o internacionales, solicitan que sean investigados hechos que perturben la paz social por la comisin de delitos contra la vida, la libertad, la integridad y la seguridad de las mujeres en un territorio determinado. La primera solicitud de Alerta fue para Guanajuato, en 2009. La segunda, para el Estado de Mxico en diciembre de 2010, pero fue rechazada. La tercera, para Nuevo Len en enero de 2012, luego en el Estado de Hidalgo, en marzo 2013 y en Guanajuato se present otra el 15 de abril de 2013.

La campaa contra la violencia y los feminicidios en Chiapas termin ayer la primera fase de lanzamiento, informacin, reivindicacin y denuncia y se prepara para la segunda fase: la formacin de mujeres como agentes contra la violencia.

Lucha contra la violencia

Las mujeres mayas de Chiapas luchan cada da en contra de la violencia en sus comunidades y en sus casas. Como una tela de araa entreteje los distintos mbitos de sus vidas, desde lo ms ntimo en el hogar, pasando por la salud, la tierra, la educacin o la comida. Para muchas, el simple hecho de salir de sus casas puede llegar a ser un riesgo para su integridad fsica.

Hoy, da Internacional de la no violencia contra las mujeres, las representantes de la Madre Tierra de los pueblos mayas de Chiln, Xitalha, Ocosingo, Yajaln, Cancuc, Oxchuc, Tenejapa, Huixtn, Tila y Tumbala salieron desde temprano en la maana a marchar a la ciudad de San Cristbal de Las Casas para hacer memoria y condenar el olvido de las vctimas de feminicidio. Contaron sus historias de violencia y agresiones hacia su dignidad como mujeres, indgenas y campesinas.

Reson en la plaza de la Resistencia el nombre de Ernestina Asensio, mujer indgena violada y asesinada por militares entre otros miles de nombres de mujeres vctimas de feminicidio o desaparecidas. Se denunci el alto ndice de violencia poltica mencionando los asesinatos de lideresas, activistas, periodistas y defensoras de derechos humanos como Josefina Reyes, Bety Cario, Marisela Escobedo, Regina Martnez y Digna Ochoa as como la detencin arbitraria e ilegal de Nestora Salgado, coordinadora de la polica comunitaria en Olinal -estado de Guerrero-.

Hablamos con Micaela Bautista, procedente de San Andrs Puerto Rico municipio de Huixtn, quien comenta que "la violencia es como una tela de araa, no deja de tejerse y reproducirse entre los hombres de la familia y la hay de muchas formas, tambin la violencia hacia nuestro cuerpo, hacia nuestras tierras, de las que nos estn despojando y de nuestros alimentos. Es muy triste. Me da mucho coraje ver que siempre hay violencia, en todas partes y ms por causa del alcoholismo y las drogas en nuestras comunidades. Micaela seala al gobierno como cmplice de todo esto porque le va bien que todos estn adictos para desorganizarnos y confrontarnos y se entristece cuando cuenta las historias de sus vecinas que, se enamoran, en 2, 3 das y ya son esposas, estrenan sus cuerpos, se embarazan y luego, son abandonadas otras golpeadas, y luego los jvenes repiten este comportamiento.

Herminia Lpez Ziga, de la comunidad de Santa Anita, del municipio de Venustiano Carranza, no sabe leer ni escribir, pero desde hace 12 aos est organizando a su comunidad para parar la violencia en contra de las mujeres. Comenta que la discriminacin hacia las mujeres en las comunidades indgenas es an peor y que a muchas les cuesta denunciar abusos, les da temor su esposo. Tambin seala al gobierno como responsable de no resolver los feminicidios que hay en los pueblos. Hace 12 aos, en las comunidades veamos que las nias se iban al mercado y ya no regresaban o las encontrbamos en pedacitos en las calles o en un terreno baldo. Era muy doloroso. Empezamos a luchar y a buscar aliadas en organizaciones de derechos humanos. Ahora, son unas 60 mujeres de municipios cercanos al suyo que se renen peridicamente para informarse y formarse como luchadoras contra la violencia de gnero. La mayora de mujeres hablan tseltal o tsotsil y no saben leer ni escribir pero son defensoras de sus derechos, comenta. Junto con ellas organizan talleres sobre violencia de gnero y de capacitacin como defensoras de derechos humanos.

Herminia comenta que algunos hombres se unen a la lucha pero que les cuesta ellos piensan que si nos organizamos ya no van a poder mandar. Les explicamos pero es muy lento con ellos. A veces hasta a las mismas mujeres les cuesta aceptar que es necesario que nos organicemos. Tambin nos habla de la cantidad de mujeres que llegan a Chiapas y son obligadas a prostituirse. Son explotadas sexualmente y obligadas a vender su cuerpo y el que gana dinero es el que las obliga. Al final de la pltica asegura que lo que nos queda es hacer nuestra propia justicia pues si el gobierno no nos la da? Qu hacemos?.

Hasta medioda continuamos escuchando historias de mujeres que se quedan solas en sus casas por la migracin de sus maridos e hijos, mujeres asesinadas por los maltratos de su esposo, de su novio, repetidas denuncias de los feminicidios que quedan impunes, y la violencia relacionada con el despojo de tierras a las mujeres campesinas. Las tierras son nuestras y el gobierno y las empresas transnacionales quieren arrebatrnoslas. Exigimos justicia y respeto a nuestra dignidad. No queremos violencia. Muchas no sabemos hablar ni escribir y por eso el gobierno discrimina. Ahora defendemos madre tierra como debemos cuidarla como campesinas y trabajadoras, declama un grupo de mujeres que se acerca a conversar mientras en el templete de la plaza de la resistencia siguen las denuncias y las demandas a las autoridades municipales estatales y federales.

Blog de la autora: http://martamoli.wordpress.com/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter