Portada :: Europa :: Las bombas de Oriente Medio explotan en Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-07-2005

Despus de Londres, Roma?

Ignacio Ramonet
La Voz de Galicia


Llego a Roma al da siguiente de los odiosos atentados de Londres. En todas las calles ya hay grandes carteles que proclaman: Todos somos londinenses, S a la democracia, no al terror. Tengo cita con el alcalde, Walter Veltroni, para precisar detalles sobre un ciclo de conferencias que sobre el tema Las nuevas vas alternativas vamos a organizar en comn en febrero del ao prximo. En l participarn algunos de los principales intelectuales del planeta altermundialista, como Arundhati Roy, Angela Davis, Toni Negri, Howard Zinn, Joao Stedile y Aminata Traor.

La cita es en su despacho de la alcalda de Roma, situada en la colina del Capitolio, desde donde se domina el immenso campo de ruinas del antiguo Foro romano con la impresionante masa del Coliseo al fondo. Veltroni llega tarde porque se prolong una reunin de urgencia sobre la seguridad despus de los atentados de Londres en la que han participado todos los responsables de los servicios de proteccin. Todos tememos -nos dice- que despus de Nueva York, Madrid y Londres, Roma se encuentre en cabeza de la lista de los prximos objetivos de los terroristas. Aunque no tenemos ningn indicio, debemos tomar medidas como si tuviramos la certeza de que el atentado se va a producir. Muchos especialistas nos dicen ahora lo que algunos britnicos afirmaban antes de los atentados del 7 de julio: el problema no consiste en preguntarse si habr un atentado, sino cundo se producir. Muchos especialistas estiman que es inevitable. Estamos haciendo todo lo posible para que eso no ocurra. Pero Roma es una ciudad que presenta muchos objetivos simblicos. Y tambin atrae no slo a masas de turistas, sino a decenas de miles de peregrinos....

Conversamos sobre los motivos que pueden conducir a algunos exaltados a cometer semejantes crmenes contra personas inocentes. Coincidimos en que ninguna causa, por justa que sea, justifica esas barbaridades. Sin embargo, ese mismo da, en el diario romano Il Manifesto, y en primera plana, el periodista y cineasta britnico John Pilger publica un artculo titulado Las bombas de Balir que arranca de esta manera: Las bombas que han causado muerte y destruccin en Londres empezaron a llegar el da en que Tony Blair se uni a George Bush para la sangrienta invasin y ocupacin de Irak.

Pilger da informaciones escalofriantes de los crmenes cometidos contra la poblacin civil por las tropas ocupantes en Irak. Informaciones que testigos directos han presentado en el Tribunal Mundial sobre Irak que se celebr hace unos das en Estanbul (Turqua) y del que la prensa internacional casi no ha hecho mencin. En ese tribunal, el reportero independiente Dahr Jamail, libans nacionalizado estadounidense, ha contado lo que ha visto yendo a lugares donde no han estado jams los reporteros occidentales. Y lo que ha visto es espantoso: miles de iraques torturados en las crceles, gente raptada en redadas callejeras y sometida a tortura slo para ver si alguno sabe algo....

A este propsito, en Roma, en el Palazzo Venezia, se puede ver hasta el 25 de septiembre una impresionante exposicin-denuncia del gran pintor colombiano Botero titulada Abu Ghraib en la que, con genio y coraje, el artista protesta contra las torturas que, en nombre de valores democrticos!, se aplican a los presos iraques.

Tanta crueldad produce una inmensa fbrica de rencor y de odio. De donde estn saliendo, afirma John Pilger, nuevas camadas de terroristas dispuestos a sembrar a su vez, en las capitales occidentales, dolor, muerte y destruccin.

Texto relacionado:
Para que no olvidemos: estas fueron las bombas de Blair
John Pilger




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter