Portada :: Espaa :: Izquierda Unida en el rubicn
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-11-2013

Pacto en el CGPJ: Un aval para la impunidad del PP

Ral Camargo Fernndez
Viento Sur


El reciente pacto a cinco bandas entre el PP, el PSOE, Izquierda Plural (IU+ICV+CHA), CiU y PNV para renovar el mximo rgano de los jueces constituye un acontecimiento de la mxima trascendencia poltica, que va a tener implicaciones jurdico-polticas inmediatas. Intentar desentraar los objetivos perseguidos por el PP con este acuerdo, as como las motivaciones para firmarlo del PSOE e IU, es el objetivo de este sucinto artculo.

Para entender mejor el desenlace de este asunto hay que remontarse a la reciente reforma, de este mismo mes de junio, de la Ley Orgnica del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). El PP modific esta ley introduciendo medidas claramente regresivas en cuanto a la ya de por s mermada independencia del poder judicial se refiere:

1. Permite renovar a los miembros elegidos por una de las cmaras (Congreso y Senado) con independencia de lo que pase en la otra. Antes tenan que renovarse los veinte miembros del CGPJ a la vez, diez por el Congreso y diez por el Senado, por mayora de 3/5 en cada cmara. Si no haba acuerdo en una de ellas, no se renovaba ninguno. Con la nueva Ley, el PP, que tiene mayora de 3/5 en el Senado, podra haber renovado a los diez de esta Cmara sin pacto alguno. Sin duda, este ha sido un factor de presin extra para someter al PSOE y al resto, bajo amenaza de nombrar a los diez del Senado sin acuerdo y tener mayora aplastante en el Consejo.

2. Pero tambin han cambiado las mayoras internas para elegir a los presidentes de Sala de todos los Tribunales y Audiencias: antes eran necesarios 3/5 y ahora basta con mayora simple, que el PP se reserva, como es obvio, con el voto de calidad del presidente. Solo mantienen los 3/5 para los dos magistrados del Tribunal Constitucional que elige el CGPJ. Con esta modificacin, el PP va a ir poniendo al frente de todas las altas magistraturas judiciales a hombres y mujeres de su cuerda, justo en el momento donde tienen frentes importantsimos abiertos (privatizacin de la sanidad madrilea, Gurtel, Brcenas,). Conociendo esta rebaja de las mayoras, no parece muy inteligente que el PSOE haya aceptado el acuerdo, porque para los temas importantes ya era lo mismo que el PP tuviera mayora por un voto o por quince. Pero como el PSOE tiene tambin problemas judiciales en curso, algunos tan relevantes como el caso de los ERE en Andaluca, la sospecha de que el enjuague de unos casos por otros pueda estar detrs de este pacto, no parece una hiptesis descabellada. Al fin y al cabo, son los dos pilares, junto con la Monarqua, sobre los que se sustenta el rgimen del 78.

3. El PSOE estaba muy interesado en meter a IU en el pacto, para no quedarse solo con el PP en este negocio y acentuar as su desgaste, y le ofreci uno de los que le tocaba por la parte de los ocho miembros elegidos que no deben ser jueces. IU no acept al principio, pero una llamada de Gallardn a Lara, desbloque la situacin e IU firm el pacto de renovacin, incorporando a una secretaria judicial, Concepcin Sez Rodrguez, de la plataforma "Otro derecho penal es posible. CiU y PNV tambin entraron, con puestos cedidos por el PP.

3. Los ocho " no jueces" se eligieron la semana del 18 de noviembre. En la que comenz el da 24, se hicieron pblicos los doce nombres de jueces pactados ya solo por PP y PSOE. Entre ellos, se encuentra Francisco Martnez Tristn, presidente de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), marido de una consejera de la Junta de Castilla la Mancha de Cospedal y asiduo visitante de la sede de Gnova. Este juez es el responsable de haber agrupado todos los recursos contra la privatizacin de la sanidad en Madrid para que sea el pleno de esta sala la que decida, donde l cree que puede tener mayora. Esta maniobra jurdica fue una treta, porque sin ella, los recursos se habran alargado ms de un ao y hubieran hecho imposible la entrada en vigor de la privatizacin durante esta legislatura. El Partido Socialista de Madrid recus a este juez y su inclusin entre los doce pactados por los dos partidos ha provocado ya la dimisin como senador de Toms Gmez, en un gesto destinado a presentarse como defensor de la sanidad pblica, incluso por encima de los intereses de aparato de Ferraz.

4. Otro de los cambios introducidos con la nueva ley del CGPJ consiste en que solo tendrn dedicacin exclusiva los seis magistrados que estn en la Comisin Permanente. Parece que Martnez Tristn no estar en ella, as que va a seguir siendo presidente de lo Contencioso del TSJM aunque est en el CGPJ, lo que es sin duda un premio a los servicios prestados.

Esta cadena de favores y pactos inconfesables solo tiene un claro ganador: el PP, que controla frreamente el poder judicial, y tiene ya todas las herramientas a su disposicin para dejar en agua de borrajas los procesos que le acechan. Avalar este cambio de cartas marcadas no tiene nada que ver con luchar contra el rgimen bipartidista, sino todo lo contrario, lo refuerza. PP y PSOE llevan haciendo esto dcadas, pero la reforma de junio es un agravante que por s solo justificara denunciar todo este proceso, organizar una movilizacin social en su contra y tratar de llevarlo al Tribunal Constitucional.

Con los frentes judiciales que tiene abiertos el PP, este acuerdo es un baln de oxgeno para garantizarles impunidad. Lo ms triste de este episodio es la posicin de IU. Tener a una persona en este Consejo trucado es una migaja que palidece al lado de las tropelas realizadas por el PP. La lucha contra el bipartidismo se resiente con este tipo de real politik, que tanto rechazo social crea /1.

La justicia est controlada por el PP, que tiene ya de por s muchos jueces afines desde siempre, pues este poder no se depur ni lo ms mnimo tras el final del franquismo. Un proyecto poltico de ruptura debera denunciar esta gran estafa e, incluso, convocar a la ciudadana para que proteste contra l.

El PP est comprando su impunidad. Con este aval a la reforma de Gallardn, la izquierda parlamentaria se la est vendiendo barata.

Nota:

1/ Como bien seala en este artculo Rafael Escudero http://www.lamarea.com/2013/11/25/i...

Ral Camargo Fernndez es militante de Izquierda Anticapitalista

Fuente: http://www.vientosur.info/spip.php?article8515
 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter