Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-12-2013

Dos personas distintas y un solo dios verdadero

Dairo Ruiz
Rebelin


Si el rgimen poltico Colombiano contina en manos de la clase dominante y criminal que lo sustenta, sera muy difcil que los pequeos pasos dados para una paz social digna trasciendan.

Estn muy claras las dificultades de este rgimen, que hoy jura y perjura que transita por los caminos de una paz de la que nunca se preocup, pero que hoy si promueve, y que entendemos, responde, a la creciente crisis de hegemona del bloque tradicional en el poder respecto a las clases populares amenazadas, pero fuertemente movilizadas y consientes de la paz  que vendr, entendiendo el creciente agotamiento de los mecanismos tradicionales de dominacin, entre los que se encuentra el escenario electoral, mismo que hoy ofrecen para la democracia, pero desde las excluyentes instituciones Colombianas, que en una especie de modernizacin de la ultra-derecha, pretenden firmar una paz neo-patrimonial, sin aflojar nada de sus funestos mecanismos de poder, que mutan cada vez que la movilizacin autnoma del pueblo asciende.

De tal manera que el pueblo llano seguir pensando y actuando, ms all de las propuestas electoreras que promueven los medios oligrquicos, y que intentan sujetar o subordinar la paz y el proceso electoral, a dos personas distintas y un solo dios verdadero, que con Santos, o el Uribato fascista no detendrn el carcter terrorista del Estado Colombiano, o unas condiciones sociales que parecen inmodificables, pues mientras continua el sufrimiento y el dolor del pueblo, que exige y debe construir salidas polticas para conquistar la paz, el Estado promueve mayor capitalismo y contina una guerra fratricida en la cual los factores internos adversos son fuerzas antagnicas que deben ser militarmente eliminadas, y sobre-todo, cuando adquieran la forma de verdadera oposicin al rgimen.

Si el Estado persiste desde su contexto ideolgico en resolver la paz por medio del capitalismo, con ms terror, con violencia o el aniquilamiento de las diversas manifestaciones de la protesta popular, como ocurre hoy, o en el pasado contra el Frente Popular, A luchar o la UP, entre otros, entonces para lo que realmente el poder se prepara, es para de no ser posible su paz -, darle salida a mecanismos de abiertamente dictatoriales, para mantener la reparticin del Estado entre los mismos agentes dominantes, y su autoritarismo de narco-socios, del que dependen las elecciones, y claro, la economa; y la paz

Entonces, si la determinacin de paz del pueblo es traicionada pese al esfuerzo digno de este, y el Estado sigue recurriendo a la NO PAZ, a la preservacin del injusto orden existente, o a una estrategia ofensiva y criminal de recomposicin del bloque en el poder, a partir de alianzas electorales oligrquicas y criminales cambiantes, o acentan la violencia y la muerte; sern nuevamente las grandes mayoras en su legtima defensa, quienes que con la forma de lucha y organizacin que autnoma y unitariamente definan, tendrn la responsabilidad y el deber de conquistar su definitiva independencia, y la paz con justicia social.


 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter