Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-07-2005

China-EEUU
Discurso sobre libre mercado a prueba

Emad Mekay
IPS Noticias

Una oferta no solicitada de la empresa china de petrleo Chinese National Offshore Oil Co. (CNOOC) para comprar Unocal, una importante firma petrolera de Estados Unidos, puso a prueba el discurso de Washington sobre libre mercado.


Las normas econmicas internacionales que impusieron los vencedores de la segunda guerra mundial estimulan a los inversores, tpicamente de naciones industrializadas, a presentar ofertas para adquirir empresas en otros pases ricos o en pases pobres, en nombre de la apertura de los mercados y el crecimiento econmico.

Pero la resistencia estadounidense a la oferta de CNOOC demostr que, en las raras ocasiones en que una firma de un pas del Sur ofrece comprar una del Norte, esas normas no se aplican.

Las adquisiciones estadounidenses de empresas en el exterior sumaron 855.500 millones en 2004, frente a 328.400 millones en 2003. Los activos estadounidenses en el extranjero sumaban nueve billones de dlares a fines de 2004, segn la Oficina de Anlisis Econmicos.

Aunque la empresa china ofertante actu de acuerdo con las normas fijadas por Wall Street, el Congreso legislativo estadounidense se puso rpidamente a la defensiva, consider la oferta una amenaza a la seguridad nacional y urgi al gobierno de George W. Bush a rechazarla.

Desde el punto de vista de las polticas pblicas, esta oferta plantea graves asuntos de seguridad nacional, dado que la energa es un asunto de seguridad nacional, advirti Michael Wessel, miembro de la Comisin Chino-Estadounidense de Seguridad Econmica y Comercio, un grupo asesor del Congreso sobre las relaciones con China.

La CNOOOC es una empresa controlada por el Estado. No es una empresa del libre mercado, arguy.

Wessel dijo a IPS que existen grandes probabilidades de que, en momentos de creciente demanda y escasa oferta de energa, una entidad controlada por el Estado pueda adquirir una empresa y luego restringir el acceso de otros pases y otros consumidores a ese activo.

La administracin Bush, que tendr la palabra final sobre el asunto, ha permanecido en silencio hasta ahora.

A fines de junio, miembros del Congreso enviaron una carta al Departamento del Tesoro solicitndole una revisin de la propuesta de CNOOC, que ofreci 18.500 millones de dlares por Unocal, por encima de la oferta de la petrolera estadounidense Chevron, de 16.500 millones.

El grupo de congresistas, encabezado por representantes de los estados de Texas y Louisiana (dos importantes productores de petrleo), advirti que la agresiva estrategia de China para aumentar sus fuentes de energa podran perjudicar a Estados Unidos, porque el gobierno chino posee 70 por ciento de las acciones de CNOOC.

Beijing respondi exhortando al Congreso estadounidense a dejar de politizar cuestiones econmicas y comerciales.

El presidente CNOOOC, Fu Chengyu, seal que Unocal representa apenas uno por ciento de la produccin total de gas y petrleo en Estados Unidos, por lo que de ningn modo su compra constituira una amenaza a la seguridad nacional.

La empresa china tambin prometi vender el petrleo producido por Unocal dentro de Estados Unidos.

Pero esto no apacigu a los crticos del acuerdo. China ya celebr acuerdos especiales con Sudn, con Irn y con otros pases, record Wessel.

El voraz apetito de energa de China est impulsado por su impresionante crecimiento econmico, que alcanz un promedio de nueve por ciento al ao desde 1978.

China no busca competir a largo plazo en el libre mercado por empresas de energa, como Estados Unidos y otros pases, observ Wessel.

Pero Todd Malan, director ejecutivo de la Organizacin para la Inversin Internacional, que representa a inversionistas extranjeros en Estados Unidos, advirti que un bloqueo del acuerdo por parte del Congreso indicara que el discurso de Washington sobre las normas abiertas de inversin es una calle flechada.

Aun el Banco Mundial, considerado por los pases en desarrollo como un instrumento de la poltica econmica estadounidense, consider natural que China procure adquirir activos en el extranjero, incluso en Estados Unidos.

China ha alcanzado una fase de desarrollo en la que tiene sentido que algunas de sus empresas salgan a invertir en el mundo, declar David Dollar, director del Banco Mundial en China, en una entrevista concedida a IPS por correo electrnico.

Como ciudadano estadounidense, me parece bien que empresas chinas inviertan en Estados Unidos, as como empresas estadounidenses lo han hecho en China durante dcadas, agreg.

Las inversiones cruzadas, dijo, hacen que cada pas tenga mayor inters en el buen funcionamiento de la economa del otro, y esto alienta a los gobiernos a trabajar juntos para mantener un sistema de comercio abierto y coordinar sus polticas macroeconmicas.

La integracin entre China y Estados Unidos requiere ciertos ajustes dolorosos de cada lado, pero esta integracin beneficiara los intereses polticos y econmicos a largo plazo de cada pas, concluy.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter