Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2013

El Salvador
Fomilenio versus soberania nacional

Julia Evelyn Martnez
Rebelin


El Secretario Tcnico de la Presidencia de la Repblica de El Salvador ha informado que la Corporacin Cuenta del Milenio (MCC) ha decido postergar la firma de un segundo compacto para el pas (FOMILENIO II) hasta que la Asamblea Legislativa cumpla con las condiciones que el gobierno y los inversionistas de Estados Unidos ha establecido para entregar esta ayuda para el desarrollo. Segn sus palabras: "me dijeron formalmente que ya por los tiempos, en diciembre no sera posible la firma, sino que hay que esperar a inicios del prximo ao cuando la Asamblea ojal apruebe estas reformas para reprogramar la fecha".(LPG 03.12.2013)

Solo unos pocos das antes, la cuasi procnsul de Estados Unidos en El Salvador, Mari Carmen haba advertido que la firma de FOMILENIO II proceder hasta cuando el clima de inversiones sea propicio para que el convenio florezca y que solamente una vez se den esas condiciones se hablar de una firma del convenio" (EDH 21.11.2013). Entre las condiciones exigidas por el Gobierno y los inversionistas estadounidenses se encuentra la aprobacin de las reformas a la Ley de Asocios Pblico Privados para adaptarlo a las necesidades del clima de negocios que los inversionistas privados necesitan para ayudar al pas. Las reformas implican reducir al mnimo la intervencin de la Asamblea Legislativa en el proceso de concesiones de bienes y servicios pblicos, y eliminar los obstculos legales a la concesin a inversionistas privados de servicios y bienes pblicos, incluyendo el servicio de acueductos y alcantarillados.

Frente a esta injerencia de Estados Unidos, los sectores ms nacionalistas del pas, representados por el partido ARENA y sus aliados (ANEP, FUSADES, ESEN, El Diario de Hoy, La Prensa Grfica y columnistas asociados) se han apresurado a manifestar su total acuerdo con las reformas impuestas a cambio de los fondos de la MCC. Su sometimiento a los dictados del poder imperial es de tal nivel, que prcticamente consideran que el tema de la soberana nacional no es ms que un molesto obstculo para la creacin del clima de negocios que necesitan los inversionistas extranjeros. En cuanto a la dignidad nacional, pues en opinin de estos sectores debera prevalecer no solo el pragmatismo sino el servilismo, ya que al caballo regalado no solo no se le busca el lado, sino que se le tiene que alimentar y construir el establo, siguiendo al pie de la letra las instrucciones del amo que regala.

Los argumentos que estos grupos hacen de manera explcita o implcita esgrimen frente a quienes se oponen a la injerencia estadounidense en los asuntos nacionales son los siguientes: tienen que comprender que no hay recursos pblicos para financiar estas inversiones en la zona costera marina y por tanto necesitamos de la ayuda de Estados Unidos. Este gobierno y estos inversionistas tienen todo el derecho de exigir condiciones para realizar estas donaciones y estas inversiones, y por tanto, no hay que oponerse a estas reformas. Dicho en otras palabras: no se puede ser limosneros con garrote.

Por varias razones estas posturas no deberan extraarnos.

Qu se puede esperar de un partido cuyos diputados y diputadas aprobaron sin leer ni comprender el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y que no titubearon en aprobar la dolarizacin de la economa salvadorea sin darse cuenta de la trampa de bajo crecimiento a la que estaban condenando a la economa nacional?

Qu se puede esperar de unos empresarios que entregaron a capitales e intereses transnacionales el sistema financiero nacional y dems sectores econmicos estratgicos (telecomunicaciones, energa, pensiones, cemento, transportes areos, etc.) como una simple transaccin financiera que les permiti entrar al exclusivo club de los ultra ricos de Centroamrica y de Amrica Latina?

Qu se puede esperar de unos tanques de pensamiento que hasta ahora han funcionado como una maquinaria ideolgica perfecta para encubrir los intereses privados de sus patronatos bajo el discurso del inters nacional, el desarrollo y la democracia?

De ese partido, de esos empresarios y de esos intelectuales orgnicos ciertamente no podemos esperar ni siquiera un mnimo de sentimiento de dignidad nacional y menos de sentido de pertenencia a un colectivo llamado pueblo salvadoreo. Por eso, es necesario que el partido FMLN y sus aliados polticos y econmicos, se mantengan con la dosis necesaria de dignidad frente al imperialismo estadounidense y resistan a las presiones para avalar con sus votos esta infame reforma a la Ley de Asocios Publico Privados. Ya es tiempo de recordar que existe algo llamado soberana nacional y que es el ltimo recurso que los pueblos tienen para resistir los embates del imperialismo sobre sus recursos y sobre su destino.

 

La autora es profesora de la escuela de economa de la Universidad Centroamericana Jos Simen Caas (UCA) de El Salvador.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter