Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2013

Los generales reciben 23 y 25 aos de crcel; hallan otro centro de tortura en una iglesia
La Justicia de Argentina condena a Bignone y Riveros por desaparicin de lder montonero

Stella Calloni
La Jornada


La justicia de Argentina conden ayer a 23 y 25 aos de prisin a los generales retirados Reynaldo Benito Bignone y Santiago Omar Riveros, ltimo presidente de la junta militar de la pasada dictadura (1976-1983) y ex comandante de Institutos Militares de Campo de Mayo, respectivamente, por el secuestro y desaparicin de un dirigente montonero y la apropiacin de dos nios, actualmente restituidos.

El Tribunal Oral Federal 1 de San Martn, provincia de Buenos Aires, consider que ambos militares son culpables de la desaparicin del dirigente montonero Roberto el Negro Quieto, quien fue visto por ltima vez por sobrevivientes del Centro Clandestino de Detencin que funcion en Campo de Mayo. Quieto fue detenido por fuerzas de seguridad el 28 de diciembre de 1975 y est desaparecido desde entonces.

Fue una figura muy importante en su momento, fund las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), y despus fue miembro de la conduccin de Montoneros. Algunos de sus compaeros dirigentes lo acusaron de haber traicionado bajo tortura, pero no todos sus compaeros estuvieron de acuerdo, lo que produjo posiciones encontradas en esa organizacin.

La sentencia del tribunal impuso adems una pena de cinco aos de prisin a Ada Dusolina Pissoni, Margarita Fernndez y Roberto Cndido Duarte, por apropiacin de nios nacidos en la siniestra maternidad que funcion en Campo de Mayo. El prximo 17 de diciembre el tribunal dar a conocer los fundamentos de estas condenas.

En tanto, el periodista y escritor Horacio Verbistky denunci la existencia de otro centro clandestino en una propiedad de la Iglesia catlica, el Seminario Salesiano Ceferino Namuncur de Funes, una localidad prxima a Rosario, provincia de Santa Fe.

Seal Verbistky que la justicia federal de Rosario detect otro campo clandestino de concentracin que funcion en una propiedad de la Iglesia Catlica Apostlica Romana durante la ltima dictadura cvico-militar, en referencia al Seminario de la Casa Obra Salesiana Ceferino Namuncur, donde fueron torturados al menos tres prisioneros del destacamento de Inteligencia 121, dependiente del Cuerpo de Ejrcito II, que haban sido privados en forma ilegal de su libertad. As se desprende de documentos y de testimonios brindados en la causa conocida como Guerrieri II.

Destaca en este caso que dos sacerdotes estn en el expediente: uno que integraba el grupo de tareas que secuestraba en Rosario, y despus de la dictadura sigui su carrera y fue distinguido por el Vaticano. El otro fue una de las vctimas de la tortura, se alej de la Iglesia y reconoci el lugar de su cautiverio.

Al menos uno de los detenidos que comparti el alojamiento y el martirio con el ex sacerdote, no reapareci luego de su paso por aquel establecimiento de la Iglesia y hasta hoy sigue siendo un detenido-desaparecido.

Tambin recuerda el periodista que el primer campo clandestino conocido que haya funcionado en una propiedad eclesistica es la casa de fin de semana El Silencio, en las afueras de esta capital y el segundo es el que se detect ahora en Rosario.

Esa utilizacin clandestina de los bienes eclesisticos por la dictadura fue mencionada por el ex cura tercermundista Santiago Mac Guire ante la Conapdep (Comisin Nacional sobre la Desaparicin de Personas) pero no haba sido investigada, porque en aquellos aos la Justicia se limitaba a los altos jefes militares. El dato fue confirmado por Roberto Pistacchia, quien comparti el lugar de sometimiento con Mac Guire, de acuerdo a Verbitsky

El periodista seala que en el caso de El Silencio, despus de su uso para la represin, ese sector del seminario Ceferino Namuncur fue vendida para borrar las huellas.

En este ltimo caso se vendi a la Fuerza Area en 1979, y desde entonces es sede del Liceo Aeronutico Militar, instalado sobre la avenida que lleva el nombre del santo aborigen, dice el periodista, quien recoge los desgarradores testimonios del ex sacerdote Mac Guire y otras vctimas.

En el caso de El Silencio fue usado por la Armada argentina, en una de las acciones ms trgicas de la pasada dictadura.

En otro asunto, unos tres mil policas de la central provincia de Crdoba se acuartelaron en demanda de mejoras salariales y laborales. Al menos tres supermercados fueron saqueados al amparo de la ausencia de los uniformados en las afueras de la capital provincial, report la agencia Tlam.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2013/12/04/mundo/033n1mun



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter