Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-12-2013

Entrevista a Manolo Monereo, autor del libro De la crisis a la revolucin democrtica (Ed. El Viejo Topo)
Las burguesas del Sur han sellado una alianza con el estado alemn para liquidar las conquistas sociales

Enric Llopis
Rebelin


En Vichy se ubicaba la sede del gobierno colaboracionista durante la ocupacin de Francia por el III Reich. La derrota infringida al estado francs no fue nicamente militar, sino que ms an- sirvi a la derecha de este pas para resolver su conflicto secular con la izquierda y el movimiento republicano. Algo muy parecido est ocurriendo 70 aos despus en la Unin Europea, segn el politlogo, miembro del Consejo Poltico Federal de IU y del Frente Cvico, Manolo Monereo. La burguesa, sobre todo la del sur de Europa, ha sellado una alianza con el estado alemn para liquidar las conquistas de las mayoras sociales, explica Monereo. Denomina a este proceso el Vichy global en su ltimo libro, De la crisis poltica a la revolucin democrtica (Ed. El viejo topo). El politlogo desmiente asimismo que los viejos estados-nacionales estn en trance de desaparicin, vctimas de los procesos de integracin supranacional. Estn ms vivos que nunca, afirma.

Entidades supranacionales como la UE, intereses de las grandes transnacionales, Tratados de Libre Comercio, dictados de la Troika Nos enfrentamos ante la defuncin del estado nacional de corte clsico, sobre todo en Europa?

Hay que superar el pensamiento nico postmoderno y globalitario- en relacin con Europa, que consiste en la idea de que los estados nacionales estn obligados a construir marcos supranacionales. Esto es algo que defienden (por sus propios intereses) los estados nacionales imperantes, como Alemania y Estados Unidos. Discutir el problema de los estados al margen de la economa-mundo capitalista y los imperialismos es una barbaridad, tal como se est demostrando en Amrica Latina, donde la principal tarea de los estados ha consistido en recuperar la soberana econmica, poltica y cultural.

Cmo ha evolucionado la Unin Europea en los ltimos aos, en cuanto al rol de los estados y la relacin entre los mismos?

Hay que entender bien lo que ocurre hoy en Europa. Los fundamentos se han ido modificando desde Maastricht hasta la actualidad, y la crisis ha acentuado estos cambios. Podemos hablar en estos momentos de una ruptura. Por un lado, los estados pretendan alinearse para construir un estado federal europeo los Estados Unidos de Europa-, pero esto ha resultado falso. Porque los estados nacionales han continuado existiendo. Adems, se han dado tres elementos nuevos que han cambiado la correlacin de fuerzas: La cada del bloque oriental y la ampliacin al Este de la UE; la unificacin alemana; y el predominio de la poltica neoliberal, cuyo primer paso fue el Tratado de Maastricht.

En qu punto se produce la ruptura? Dnde se encuentra la gran novedad en la relacin entre estados?

Con la crisis, el estado alemn inicia una nueva estrategia de competencia con los dems estados para construir su hegemona poltica y econmica. Es decir, el neomercantilismo. Una estrategia para ser ms competitivo que los dems estados de Europa, mediante dos mecanismos: la devaluacin interna y la reduccin del estado social. Es decir, Alemania devala los salarios y se hace ms competitiva, con lo que genera asimetras permanentes con el resto de economas europeas, especialmente las del sur. Ya no se trata, en resumen, de una integracin regional, sino de la hegemona alemana sobre los dems estados.

Es decir, la crisis del proyecto de una Europa unida

En efecto, el proyecto de construccin de la Unin Europea ha entrado en crisis y se ha consolidado un modelo centro-periferia. Este modelo articula, por un lado, a los pases centrales y poderosos (Alemania, Austria, Holanda, Finlandia), que son exportadores y acreedores. Estn organizados en torno a Alemania. De hecho, se trata de economas que tradicionalmente funcionaban en torno al marco alemn y que, con la consolidacin del euro, consolidaron tambin su posicin de dominio. En el otro lado, dentro de este modelo de divisin internacional del trabajo, se sitan los pases del sur (sobre todo, Grecia, Portugal, Espaa y, con matices, Italia, porque el norte desarrollado se halla en proceso de definicin). La dinmica interna de estos pases es independiente de las aspiraciones del norte rico. Son importadores y estn crecientemente endeudados con los pases centrales.

Qu futuro avizoras para la periferia de Europa?

Ciertamente, la crisis acenta esta deriva centro-periferia. Se desmantelan las estructuras productivas del sur y, del mismo modo, se acentan sus rasgos perifricos: una economa de servicios, dependencia del turismo, industria muy dbil y dependiente. Adems, con derechos sociales y sindicales muy disminuidos. Pero la gente, en todo caso, busca seguridad y proteccin. De esta afirmacin se infieren dos alternativas: por la izquierda, con tendencia al socialismo; o por la derecha, hacia el fascismo.

Por otra parte, Cmo definiras, en trminos sencillos, el neomercantilismo alemn, expresin utilizada por los economistas crticos? 

Se trata, en pocas palabras, de una estrategia estatal para conseguir arruinar al vecino. Alemania, una economa con supervit permanente en la balanza por cuenta corriente, acumula reservas mientras que el resto de pases acumula deudas. Se trata de una estrategia no cooperativa en las relaciones internacionales, dentro de un marco de terica integracin suprarregional. Alemania est imponiendo a los dems su modelo econmico el ordoliberalismo- un capitalismo muy liberal y con fuerte presencia del estado.

En esa correlacin de fuerzas entre estados, hablabas en un artculo en El Viejo Topo (septiembre de 2013) del Vichy global. A qu te refieres?

Es una metfora. Cuando Alemania derrot a Francia en la segunda guerra mundial, le impuso el rgimen de Vichy a los franceses. Lo importante es que Alemania le resolvi entonces a la derecha francesa el problema (pendiente desde haca dcadas) de acabar con la izquierda, el movimiento obrero y el movimiento republicano. Ocurre ahora lo mismo en la Unin Europea. La burguesa, sobre todo la del sur de Europa, ha sellado una alianza con el estado alemn para liquidar las conquistas de las mayoras sociales, y promover las desregulaciones de carcter neoliberal. Es ste el Vichy global. Alemania es el instrumento, se la presenta como a la mala de la pelcula, pero a las burguesas locales les interesa su actuacin para la liquidacin de las conquistas sociales. Se trata, a fin de cuentas, de una alianza de clases.

Por tanto, consideras que existe hoy una hegemona alemana en Europa que no admite discusin.

En la coyuntura actual, el principal obstculo para una Europa alemana es Francia. Es la nica anomala que le queda a Alemania por destrozar. Francia es un estado fuerte y culturalmente republicano. De ah las dificultades germanas. Hollande est de acuerdo con la Europa alemana y la erosin de la soberana poltica, econmica y cultural francesa. Tambin est de acuerdo la patronal. Cul es el problema? Hollande le tiene miedo al pueblo francs. Pero esta contradiccin le lleva a un callejn sin salida. O cambia de poltica y refuerza a la Francia republicana frente a la Unin Europea y Alemania, o convoca elecciones legislativas, que ganara la derecha y aplicara otras reformas.

Parecen los pases de la periferia europea condenados a pagar la factura de la crisis. Condenados a una austeridad calvinista por sus excesos. Consideras que Alemania debera asumir tambin responsabilidades?

El estado alemn ha sido, de hecho, uno de los ms implicados en la crisis de las subprime. El estado alemn ha invertido en reflotar a su banca 500.000 millones de euros y ha conseguido a travs de diferentes mecanismos- que las cajas de ahorro (vinculadas a los lands y donde adems se esconden los grandes pufos) no se sometan a los test del Banco Central Europeo, por los que s tendrn que pasar los bancos del sur de Europa.

Tambin has sealado que la Unin Europea vive actualmente un Estado de Excepcin. En qu sentido?

Es ste un trmino jurdico complejo del que han hablado, entre otros, Carl Schmitt, Walter Benjamn o Giorgio Agamben. El Estado de Excepcin se refiere, por un lado, a la supresin del derecho y adems al predominio de los poderes fcticos. Tras la cada de Lehman Brothers (septiembre de 2008), se produce una declaracin de Estado de Excepcin para los pases del sur de Europa. Como deca Carl Schmitt, el soberano es quien declara el Estado de Excepcin. Pues bien, el soberano actual de la Europa del euro son los poderes econmicos, y las constituciones de los pases del sur (Grecia, Portugal, Espaa y parcialmente Italia) han sido de facto suspendidas. Se produce en estos pases una crisis del rgimen democrtico con emergencia de fenmenos fascistas o neofascistas. Siguiendo a Polanyi, las sociedades buscan, ante la agresin de la economa de mercado, seguridad y proteccin. Los mercados autorregulados capitalistas generan miedo en la gente (es precisamente este miedo el que pretenden para imponer sus dictados).

Puedes citar algn ejemplo?

Recientemente, se ha publicado el libro de memorias de Rodrguez Zapatero en el que se nos da cuenta de algo que ya sabamos: la carta que le remiten Trichet y Fernndez Ordez (ambos, conocidos socialistas). La misiva nos revela lo que los poderes econmicos europeos exigan para comprar bonos espaoles. Zapatero renuncia, as, a su programa electoral y acepta un chantaje increble en un estado democrtico. De hecho, Zapatero traicion la Constitucin espaola y la soberana popular ante el chantaje de los poderes econmicos europeos. Haba alternativa? Pudo denunciar la carta, hacerla pblica y convocar unas elecciones generales en torno a los recortes. Eso habra girado el debate europeo. Pero el PSOE no poda ni quera hacerlo.

Por qu razn?

El PSOE es parte del establishment, la segunda parte del rgimen bipartidista y es, adems, subalterno a los poderes econmicos tanto en Espaa como en Europa. Zapatero no tuvo el coraje moral ni la integridad poltica de defender los intereses de los ciudadanos. Nadie en el partido socialista se levant contra ello. Pero esto ha ocurrido ya en otros pases. La misma carta se la escribieron a Berlusconi, y hubo una conspiracin encabezada por el expresidente de la Repblica italiana, el excomunista Giorgio Napolitano, que puso al frente a Mario Monti (antiguo miembro de Goldman Sachs). A su vez, cuando a Papandreu (PASOC) se le organiz convocar un referndum sobre los ajustes, se cre tal crisis en la UE que finalmente renunci, y se organiz un gobierno de tcnicos con Papademos (otro hombre de Goldman Sachs). Esto es el Estado de Excepcin: la violacin de la legalidad y la legitimidad democrtica en los estados del sur de Europa.

Piensas que configura la Unin Europea un bloque poltico y econmico enfrentado a los Estados Unidos? 

Como afirmaba recientemente ha sealado Chevnement, se da una paradoja decisiva en la UE. La izquierda pensaba que la integracin europea iba a significar una Europa ms fuerte que actuara como sujeto autnomo en las relaciones internacionales, y que buscara adems relaciones preferentes con el tercer mundo. Ahora bien, conforme la integracin europea avanza, Europa es cada vez ms un aliado subalterno de la administracin de Estados Unidos. Es decir, a ms Europa neoliberal, ms subalterna es la UE del imperialismo estadounidense y, por tanto, de la OTAN y de la presencia de bases militares norteamericanas, sobre todo en el Mediterrneo (el Mare Nostrum de Estados Unidos). Existen en Alemania 26 bases militares norteamericanas (la segunda ms importante del mundo se emplaza en este pas). En muchos casos, con armamento nuclear. En sntesis, es imposible compartiendo el marco de la OTAN- que se trate de dos bloques enfrentados.

En la presentacin de tu libro De la crisis a la revolucin democrtica (Ed. El viejo topo), tambin te refieres en un contexto ms amplio- a una segunda crisis de la globalizacin capitalista.

Es esa la tesis que defiendo. Nos hallamos ante el segundo gran intento de crear la vieja utopa liberal del mercado autorregulado, un mercado libre de la injerencia del estado y de la sociedad, y en el que se asegure su predominio. Es aquello que Karl Polanyi escribi en La gran transformacin. A una fase A, de expansin de la economa de mercado capitalista, se sucede (fase B) una reaccin social que se enfrena a esos mecanismos destructivos generados por el mercado. Hoy nos hallamos en la fase B: La sociedad va a reaccionar contra esta globalizacin totalitaria. Esto es algo que ya ocurri, como han puesto de manifiesto diferentes autores (Arrighi, Wallerstein, Samir Amin y ms recientemente Jean-Pierre Chevnement). Existe un antecedente, la primera globalizacin moderna, que comienza en torno a 1870 y acaba en 1914. El periodo comprendido entre 1914 y 1945 (la guerra de los 30 aos) es consecuencia de la crisis de la primera globalizacin. Lo que hay que discutir es si la segunda globalizacin va a terminar con dos guerras mundiales o no. En este punto aparece la vieja tesis de Rosa Luxemburgo. Pens que el capitalismo es siempre imperialista; y que acaba imponindose por la violencia (expropiacin por desposesin, en trminos de Harvey), la militarizacin y la guerra.

La imbricacin europea del estado espaol. Cul es la historia reciente de este encaje?

Si se mira con perspectiva histrica, el gran consenso de la transicin fue la integracin europea. Se trataba, realmente, de una fuga del un estado espaol que presentaba profundas diferencias territoriales y sociales, y que haba vivido dcadas de guerra, con una derecha muy oligrquica y parasitaria. Quien mejor ejemplific todo esto fue el gobierno de Felipe Gonzlez, hasta el punto de que nunca se discuti en serio la integracin europea. Por qu? Se consideraba un bien en s mismo. Slo rompi esta regla la Izquierda Unida de Julio Anguita y su crtica al Tratado de Maastricht. As pues, la Europa que se consideraba la redencin es hoy el problema real de Espaa. La Europa alemana del euro nos hace ms dependientes y nos roba el estado social y de derecho.

Cmo se ha llegado a esta situacin? 

Es la otra cara de tantos aos de fondos FEDER y sumisin a los poderes econmicos dominantes, por parte del PP y del PSOE. El gran descubrimiento de Felipe Gonzlez fue, como seala Fernndez Steinko, la construccin de un estado del bienestar financiarizado por diferentes mecanismos. En Espaa se construyo un estado social basado en el endeudamiento, la llegada de capitales extranjeros y las cuantiosas ayudas que provenan de la Unin Europea. En la poca de Aznar, el capital exterior sirvi para financiar grandes infraestructuras y burbujas inmobiliarias. Podemos hablar, en resumen, de una economa dopada desde el exterior, de donde se obtena la fuente principal de financiacin. Cuando acab la inyeccin de recursos, pudieron observarse las debilidades del modelo.

En numerosos artculos has abordado la cuestin nacional en el estado espaol y el papel de las burguesas nacionalistas. Quedan espacios intermedios entre los nacionalismos espaol y perifrico?

Cuando se habla de nacionalismo en Espaa, hay que considerar al nacionalismo espaol como el actor principal. Es decir, 40 aos de dictadura uniformadora espaola ha generado una resistencia de otro tipo de nacionalismo que ya exista en el estado espaol. Superada la transicin, hemos entrado en una permanente discusin entre vctimas y victimarios en relacin con las libertades nacionales. A mi juicio, desde hace muchos aos ambos nacionalismos se retroalimentan, excepto en el caso de Galicia donde, por tratarse de un nacionalismo plebeyo, simplemente se ha eliminado del debate. La tercera parta del rgimen han sido siempre las burguesas catalana y vasca, antes y despus de la transicin, con el PP y el PSOE. As las cosas, no es casualidad que con la crisis este mapa poltico haya saltado por los aires y, especficamente, en Catalua. En un momento en que la derecha catalana -que en lo fundamental comparte el Vichy global- se dispona a aplicar dursimas medidas de ajuste, usa el espantajo de Madrid y Espaa para culpabilizarlos de la crisis y los recortes.

Por ltimo, has subrayado en artculos y conferencias la mutacin antropolgica que ha generado el capitalismo neoliberal. A qu te refieres?

Soy un viejo lector de Pasolini. Es algo que debo a Juan Ramn Capella y Mariano Maresca, quienes me ensearon la vigencia de las intuiciones pasolinianas. Es suya la expresin mutacin antropolgica. Karl Polanyi tambin sealaba que toda sociedad tiende a producir individuos que se relacionan con las lgicas sociales dominantes. Pues bien, el neoliberalismo est produciendo un nuevo tipo de ser humano. Podramos definirlo como un ser humano convertido en mquina desiderativa y alienada por el mercado y el consumo, de naturaleza inestable y con una bsqueda permanente de la identidad personal. Pero lo cierto es que esta identidad personal no puede construirse al margen de la sociedad. El neoliberalismo genera individuos de estas caractersticas, cada vez ms solos, desprotegidos y con miedo en el cuerpo. De este modo han logrado tambin mutar el imaginario rebelde, es decir, la posibilidad de plantear un modelo social alternativo al dominante. Es este precisamente el gran problema de la izquierda desde la cada del Muro de Berln, en 1989.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter